Dólar en Colombia cerró la semana por debajo de los $4.500 y podría bajar más: así impactaría la economía | Más Colombia
jueves, 13 de junio de 2024
Inicio  »  Industria  »  Dólar en Colombia cerró la semana por debajo de los $4.500 y podría bajar más: así impactaría la economía

Dólar en Colombia cerró la semana por debajo de los $4.500 y podría bajar más: así impactaría la economía

La caída en el precio del dólar en Colombia continuó esta semana y cerró por debajo de los $4.500. La tendencia, que podría responder a factores externos, podría impactar en la inflación y aliviar un poco el bolsillo de los colombianos.
globo desinflado, dólar desinflado, Más Colombia

Luego de un mes con tendencia a la baja, el dólar en Colombia continuó su camino en descenso al punto de que la tasa representativa del mercado de hoy, viernes 14 de abril, cerró en $4.425,27 registrando un ligero incremento después de que abriera 34,85 pesos más abajo en comparación con la TRM de ayer de $4.458,87. 

| Le puede interesar: Conozca el plazo máximo para declarar renta en 2023. ¡Evite sanciones!


La caída, que se viene registrando desde el 17 de marzo de 2023 cuando la TRM fue de $4.866,50, ha sido de 441,23 pesos colombianos, por lo que los expertos están hablando de un debilitamiento de la divisa estadounidense, sin embargo, el peso colombiano todavía está lejos de llegar a los niveles de hace un año cuando por cada dólar había $3.737.

Le consultamos al profesor de Economía de la Universidad de la Sabana, Daniel Gómez, sobre las posibles perspectivas para el país en términos inflacionarios, al ver cómo se recupera la moneda nacional frente al dólar estadounidense.  

Para Daniel Gómez, el fortalecimiento del peso colombiano visto en las últimas semanas puede estar relacionado con el aumento de las tasas de interés de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) y la incertidumbre generada por la crisis bancaria de ese país.

El pasado 22 de marzo, la Fed anunció un aumento de 0,25 puntos en sus tasas de interés, pasando de 4,5% a 4,75% anual. Este aumento se realizó en un periodo en el que la Fed, o banco central de los Estados Unidos, viene incrementando las tasas de interés de manera constante, en los últimos meses, y después de que estuvieran cercanas al cero por ciento. 

Junto con el aumento a 4,75%, el banco central estadounidense también advirtió que no sería el último, y ya varios analistas han estimado que las tasas de interés podrían llegar al 5,1%. Como sea, los últimos incrementos ya registraron el nivel más alto desde septiembre de 2007.


De acuerdo con Jerome Powel, presidente de la Fed, la medida busca bajar la inflación para lograr la meta del 2%, “la estabilidad de precios es la responsabilidad de la Reserva Federal. Sin la estabilidad en precios la economía no funciona para nadie y sin estabilidad de precios no lograremos un periodo sostenido de condiciones laborales fuertes del mercado para todos”, aseguró Powel el pasado 22 de marzo. 

| Le puede interesar también: Desde hoy se puede inscribir a Mi Casa Ya: estos son los requisitos

¿Cómo afecta la caída de los precios del dólar a Colombia?

Según el profesor universitario, la devaluación del peso colombiano ha impactado muy fuerte en la inflación de Colombia en los últimos años. Esta explicación también pasa por la gran cantidad de alimentos que importa el país, además de los insumos agropecuarios, que impactan directamente en el precio de los alimentos.

Unas semanas atrás, la ministra de Agricultura, Cecilia López, afirmó que en 2022 Colombia importó cerca del 15% de los alimentos que se consumen en el país, correspondiente a 15,9 millones de toneladas de alimentos importados. Este volumen de importación explica el 65% de la inflación, aseguró la jefe de la cartera ministerial.

En línea con lo anterior, el profesor Gómez resalta que“es posible que la alta inflación registrada en el último año esté relacionada con la devaluación del peso y el encarecimiento de las importaciones”. Por esta razón, “la apreciación [o fortalecimiento] del peso colombiano que se registra actualmente puede traducirse en una reducción a la presión inflacionaria del país, como consecuencia del abaratamiento de las importaciones”, aseguró el académico. 

Y es que en la medida en que el peso colombiano cobre mayor fuerza frente a divisas como la estadounidense, el poder adquisitivo de Colombia en el mundo aumenta. Sin embargo, ese escenario todavía está lejos de ser una realidad.

Gómez estima que es muy poco probable que el dólar baje de los $4.000. Que continúe la tendencia a la baja dependerá en gran medida de los cambios en las tasas de la Fed, pues el fortalecimiento del peso que estamos viendo actualmente está más ligado con la situación de Estados Unidos que con las políticas económicas que está aplicando el gobierno nacional, concluyó.


| Siga leyendo: La industria de alimentos en Colombia sigue creciendo: ya llega a más de 120 países