Exportaciones de café colombiano: actualmente ni las variedades especiales logran impulsar su crecimiento | Más Colombia
domingo, 16 de junio de 2024
Inicio  »  Colombia Exporta  »  Exportaciones de café colombiano: actualmente ni las variedades especiales logran impulsar su crecimiento

Exportaciones de café colombiano: actualmente ni las variedades especiales logran impulsar su crecimiento

En Colombia siguen teniendo una gran importancia las exportaciones de café. Las variedades especiales tienen fama mundial y son apreciadas por un público exigente, pero no alcanzan para promover un mayor desarrollo.
Exportaciones de café, Café, Café verde, Más Colombia

A raíz del cuestionamiento del presidente Gustavo Petro a la elección del nuevo gerente de la Federación Nacional de Cafeteros y de la posterior llegada al cargo de Germán Alberto Bahamón, surge el interrogante sobre el futuro de las exportaciones de café. 

En décadas pasadas, los constantes ingresos por concepto de exportaciones de café contribuyeron a crear una clase media rural y garantizaron una estabilidad económica en vastas zonas del país. Sin embargo, hoy en día una gran parte de los cultivadores tiene pequeñas propiedades, tiene condiciones de vida precarias y la prosperidad del sector parece ser cosa del pasado.

Le puede interesar: Mañana se podría radicar la reforma pensional: Ministra del Trabajo

Colombia llegó a ser un gran jugador en el mercado mundial del grano. Aunque países como Vietnam, Indonesia y Etiopía han incrementado su producción, Colombia sigue siendo el tercer exportador mundial de café según la Organización Internacional del Café y la producción representa el 13% del PIB agropecuario, según las cifras del DANE. 

Según el exministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, en 2022 las exportaciones de café representaron el 7% de las ventas externas de Colombia. Al ser la bebida más consumida en el mundo después del agua, el papel de Colombia en el mercado mundial podría ser más significativo.

Exportaciones de café: se agrega poco valor al producto

La mayor parte de las exportaciones de café colombianas son de café verde. El volumen de exportaciones de este tipo de café se ha mantenido relativamente constante en los últimos 10 años, al pasar de 10,3 millones de sacos, en 2014, a 10,6 millones en 2021, con una caída a 9,4 millones en 2022, de acuerdo con el DANE.

Las exportaciones de café procesado (de diferentes variedades) son comparativamente menores, lo cual significa que, en esta cadena de valor, Colombia se sitúa en los lugares iniciales, caracterizados por la poca agregación de valor. 

Lea también: Aproveche! todavía hay 50.000 cupos disponibles para estudiar en el SENA: educación presencial, a distancia y en distintos niveles

Muchas empresas extranjeras, principalmente de Europa y Estados Unidos, se especializan en tostarlo y prepararlo para el consumo final, para lo cual los productores colombianos les venden la materia prima.

Colombia es importante en la producción, pero no en la transformación

Según la Federación Nacional de Cafeteros, en 2022 las exportaciones de café descafeinado fueron 46 mil sacos, de café tostado 66 mil y de café tostado y molido 95 mil. Estas son significativamente menores que las de café verde. 

Statista registra que Colombia es el tercer productor mundial de café, después de Brasil y Vietnam. En cuanto a las exportaciones de café, llama la atención que se ubica en cuarto lugar, después de Brasil, Alemania y Suiza. 

Países como Italia, Francia y Estados Unidos, que no producen ni un grano pero que tienen un acceso mayor a los centros de consumo y un músculo financiero enorme, se encuentran entre los 10 exportadores más grandes.

La situación que afronta Colombia, de ser un gran productor pero no disfrutar de las ganancias de la transformación del producto para el consumidor final, tiene múltiples causas. 

Entre ellas, se destacan la gran concentración de la industria tostadora y de las cadenas de distribución, la mayor adaptación de los comercializadores a las nuevas tendencias del consumo y cierta pasividad de los gobiernos y de la dirigencia cafetera. 

Situación asimétrica en el mercado mundial

El país no ha logrado procesar el producto de una forma atractiva a los consumidores y se ha resignado a ser marginal en el proceso tecnológico que se da alrededor del grano.

El rompimiento del Pacto Internacional del Café, en 1989, dejó el mercado en una situación en la cual millones de productores compiten entre sí y los precios son determinados por los compradores, quienes obtienen las mayores ganancias.

En una competencia abierta Colombia compite con su calidad, pero la industria ha impuesto el predominio de mezclas de cafés de diferentes orígenes, de manera que la excelente calidad llega a nichos limitados y conocedores, pero no al consumo masivo. Incluso en Colombia, apenas se está transitando hacia la preferencia por la calidad.

El mercado mundial es altamente competitivo, con jugadores de la talla de Nestlé, JM Smucker Company, Kraft Heinz Company y Starbucks Coffee Company, entre otros, que no solo comercializan este producto sino una gran variedad de productos alimenticios, lo cual les permite un acceso preferencial a los grandes supermercados.