Lecheros colombianos están al límite con las importaciones de productos lácteos | Más Colombia
domingo, 14 de julio de 2024
Inicio  »  Colombia Exporta  »  Lecheros colombianos están al límite con las importaciones de productos lácteos

Lecheros colombianos están al límite con las importaciones de productos lácteos

En el marco de los TLC con la Unión Europea y con Estados Unidos, se acordaron contingentes arancelarios para las importaciones de productos lácteos por algunos años, hasta que se permita el libre acceso de estas importaciones. Ese día se acerca y los productores nacionales están en vilo.

Lecheros colombianos, Productos lácteos, Importaciones, Más Colombia

En 2024, los contingentes arancelarios de productos lácteos, que se refieren a las cantidades máximas de ciertas mercancías que pueden entrar sin pagar arancel en un período de tiempo determinado, se establecieron en 10.700 toneladas para la Unión Europea y 28.308 toneladas para los Estados Unidos. 

Los contingentes arancelarios no significan que solo puede entrar a Colombia esa cantidad de productos lácteos desde la Unión Europea y Estados Unidos, sino que el resto debe pagar aranceles para ingresar a nuestro país. Los aranceles son impuestos que encarecen los productos importados, como una manera de proteger a los productores nacionales.  

Le puede interesar: ¿Los barcos se reciclan? Esto pasa con los navíos cuando dejan de trabajar

Cada año, hasta el 2026 en el caso de Estados Unidos y hasta el 2028 en el de la Unión Europea, la cantidad de productos que deben pagar arancel será menor, hasta que puedan entrar a Colombia cantidades ilimitadas de productos lácteos sin arancel. 

Esta eliminación de aranceles plantea desafíos significativos para los productores nacionales de leche y sus derivados, ya que tendrán que competir con sus pares europeos y estadounidenses en condiciones desiguales, al estar estos últimos altamente subsidiados. 

Lecheros colombianos, Productos lácteos, Importaciones, Más Colombia
.

En Estados Unidos el Departamento de Agricultura (USDA), a través del Programa de Apoyo al Precio de los Productos Lácteos, garantiza un precio mínimo para la leche usada como insumo para la industria de productos lácteos, lo que beneficia a los productores de ese país y les permite competir en mejores condiciones con los productores extranjeros.

La Unión Europea, por su parte, ofrece subsidios directos a agricultores y ganaderos a través de la Política Agraria Común (PAC).

Según la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), la leche en polvo de bajo costo proveniente de Europa y de Estados Unidos reduce los precios internos. Eso explica por qué en medio de la escasez de leche líquida por el verano, el pago al productor ha caído.

La polémica por los contingentes arancelarios de productos lácteos pone de relieve el reto de compaginar los acuerdos comerciales con políticas que fomenten la competitividad del campo colombiano, como es el caso del apoyo estatal para enfrentar la creciente competencia externa.

Importación de productos lácteos en Colombia

Los datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) muestran una amplia variedad de productos lácteos importados a Colombia. Estos productos son esenciales para industrias como la repostería y la galletería. 

La leche en polvo descremada encabeza la lista con un 45,9% de las importaciones de lácteos, seguida de cerca por la leche en polvo entera, con un 30,9%. Otros productos importados incluyen queso fresco (8%), lactosueros (5,3%), otros tipos de queso (4%), queso rallado o en polvo (3,6%) y queso fundido (1,3%).

Además, existe una variedad de productos lácteos que representan un 0,9% del total importado, entre los que se incluyen leches con adición de azúcar, leche condensada, yogur, mantequilla, queso de pasta azul y otros derivados lácteos. 

Lea también: Gobierno intenta maquillaje verde y las obras en Gorgona sí tienen fines militares: Comité Salvemos Gorgona

Esta diversidad en la importación de productos lácteos refleja la creciente demanda y consumo de estos productos en Colombia y muestra que, con las condiciones adecuadas, los productores nacionales podrían ampliar su portafolio de productos.

Según los datos proporcionados por el Mapa Regional de Oportunidades (MARO), entre enero y noviembre del 2023, Colombia importó un total de 72.054 toneladas de productos lácteos, con un valor estimado de USD $236,5 millones. Este es el segundo valor más alto de importaciones registrado en los últimos años desde 2012, después de las importaciones del 2022.

Entre enero y noviembre de 2023, Estados Unidos (USD $127 millones), Bolivia (USD $26 millones), Chile (USD $14,5 millones), Polonia (USD $12,3 millones) e Irlanda (USD $11,4 millones) se destacaron como los principales vendedores de productos lácteos a Colombia.

Consumo de los contingentes arancelarios

En el caso de la Unión Europea, el contingente de 2024 es de 10.700 toneladas al año, distribuidas de la siguiente manera: 8.400 para leche en polvo y 2.300 para preparaciones lácteas procesadas.

Según datos de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) sobre el consumo y reserva de los cupos para lácteos europeos, durante enero de 2024 Colombia importó alrededor de 650 toneladas de productos lácteos provenientes de la Unión Europea dentro de los contingentes arancelarios establecidos en el acuerdo comercial con ese bloque.

Del total de productos lácteos importados, la leche en polvo europea sumó 396 toneladas en el mismo periodo. Esto representa el 4,7% del cupo total para este producto durante 2024, que es de 8.400 toneladas libres de arancel.

Las importaciones de preparaciones lácteas procesadas, como fórmulas infantiles y complementos alimenticios, llegaron a 250,3 toneladas, el 10,8% de un contingente de 2.310 toneladas asignado para estos productos lácteos.

Esto significa que el contingente podría ser utilizado a cabalidad para final de año con este ritmo, lo que podría continuar afectando los precios internos y la remuneración al productor nacional que cada vez es menor. 

En el caso de los Estados Unidos, el contingente de 2024 es de 28.308 toneladas al año, distribuidas de la siguiente manera: 17.261 para leche en polvo, 345 para yogurt, 7.250 para queso y 3.452 para productos lácteos procesados. 

En enero de este año, los productos lácteos estadounidenses importados ascendieron a 3.536 toneladas en enero de este año, el 12% del contingente de estos bienes.

De las 3.536 toneladas, 2.614,5 toneladas fueron de leche en polvo procedentes de Estados Unidos, lo que corresponde al 15% del contingente arancelario disponible para este producto en 2024, que es de 17.261 toneladas.

El bajo consumo de los contingentes arancelarios este año contrasta con años anteriores por cuenta de los altos inventarios de leche en polvo que se adquirieron frente a la previsión del Fenómeno de El Niño. 

Normalmente, el contingente estadounidense se consume completamente en el primer mes del año. Incluso, en 2020 se agotó a las dos semanas de comenzado el año. 

Este 2024, en cambio,los contingentes se han consumido más lentamente y se estima que, de continuar este ritmo, se alcanzarán los topes en septiembre.