sábado, 24 de septiembre de 2022
Inicio  »  Industria  »  Impuesto de renta se mantendría en 35% para todas las empresas

Impuesto de renta se mantendría en 35% para todas las empresas

Actualmente, las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas pagan la misma tasa de impuesto de renta: 35%. La propuesta de reforma tributaria presentada por el nuevo gobierno no introduce cambios a esto.

impuesto de renta se mantendria en 35 para todas las empresas

A menos de una semana de haber sido presentada en el Congreso de la República la propuesta de reforma tributaria por parte del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, siguen las discusiones sobre el articulado. 

Hasta el momento, han concentrado titulares los llamados impuestos saludables y ambientales que, de aprobarse, gravarían el consumo de bebidas azucaradas (por ejemplo, gaseosas, néctares de fruta y bebidas energizantes), alimentos ultraprocesados (por ejemplo, papas fritas, salchichones y arequipe) y carbono (presente en los combustibles fósiles), entre otros productos. 

Menos atención ha recibido el impuesto de renta, a pesar de ser el que más recaudo le genera al país, después del IVA (Impuesto sobre el Valor Agregado). Mientras el de renta aportó el 44,73% del  recaudo nacional, el IVA aportó el 43,62%. 



Le puede interesar: Impuestos saludables: hay argumentos para todos los gustos

El impuesto de renta se divide en dos categorías: el impuesto a las personas naturales y el impuesto a las personas jurídicas. De acuerdo con el Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo), en 2020 las personas naturales aportaron solo el 18% del recaudo del impuesto de renta, mientras que las personas jurídicas —micro, pequeñas, medianas y grandes empresas— aportaron el 78% (el 4% restante no es clasificable).

¿Qué plantea la propuesta de reforma tributaria en materia de renta a personas jurídicas? 

La propuesta de reforma tributaria que el ministro Ocampo radicó en el Congreso de la República no introduce cambios sustanciales al impuesto de renta a personas jurídicas. Esto significa que, para todas las empresas, sin importar su tamaño, seguirá rigiendo lo aprobado durante el gobierno del expresidente Iván Duque. 

Lo anterior resulta importante, pues las micro, pequeñas y medianas empresas, conocidas como mipymes, representan el 99,9% de las empresas, generan cerca del 80% del empleo y desarrollan el 50% de la producción industrial y comercial, de acuerdo con Datacrédito Empresas. 

El único cambio incluido en el texto consiste en volver permanente la sobretasa del 3% a las empresas del sector financiero. Dicha sobretasa se creó, como medida temporal, en la reforma tributaria del 2021. 

¿Cómo queda, entonces, el impuesto?

La última reforma tributaria que se aprobó durante el gobierno de Iván Duque situó el impuesto de renta a personas jurídicas en 35% (salvo para las empresas del sector financiero, que debían pagar, de manera temporal, 38%). 

Lea también: Se retrasa la aplicación del impuesto de renta a las multinacionales

Esto significó, en la práctica, dos cambios fundamentales: el desmonte del proceso de reducción de la tasa que había comenzado varios años atrás y un aumento de 4 puntos porcentuales en la tarifa.

Hasta la reforma tributaria de 2021, la tarifa del impuesto de renta venía experimentando un proceso de reducción progresiva, con el propósito de incentivar la generación de empleo. Así, la tarifa de renta del año 2017, que era del 40%, bajó al 37% en 2018 y al 33% en 2019. Para el año 2020 se ubicó en 32% y para el 2021 fue del 31%. Si bien debía estacionarse en 30% desde el año 2022, la reforma tributaria que se aprobó el año pasado, conocida como “Ley de inversión social” o  Ley 2155 del 14 de septiembre de 2021, impidió que ello sucediera. En cambio, ordenó elevarla al 35% a partir del 2022. 

Micro, pequeñas, medianas y grandes empresas pagan la misma tarifa de renta

En Colombia las empresas están divididas en cuatro categorías: micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la clasificación está determinada por el número de trabajadores, el valor de las ventas brutas anuales y el valor de los activos totales. 

Desde el 2022, todas las empresas, sin importar si son micro, pequeñas, medianas o grandes, deben pagar un impuesto de renta del 35% sobre sus utilidades. Si bien a las empresas más grandes y con más utilidades les corresponde pagar una suma mayor, no se logra la progresividad, pues la tasa a la cual tributan las empresas no varía.

Siga leyendo: Impuestos directos e indirectos: ¿qué son y en qué se diferencian?