La agricultura regenerativa: Cosechando un futuro más sostenible | Más Colombia
domingo, 16 de junio de 2024
Inicio  »  Columnistas  »  La agricultura regenerativa: Cosechando un futuro más sostenible

La agricultura regenerativa: Cosechando un futuro más sostenible

Miller Preciado, Columnista, Más Colombia

Miller Preciado

Ingeniero agrónomo, especialista en gerencia, MBA con énfasis en Finanzas y estudios de alta gerencia internacional. Gerente de Operaciones de Elite Blu, empresa exportadora de arándanos.

La agricultura regenerativa responde a muchos de los desafíos actuales de la agricultura, no solo en términos ambientales, sino también sociales y económicos.

En un mundo que enfrenta desafíos ambientales y sociales cada vez más urgentes, la agricultura regenerativa emerge como una práctica agrícola que promete revolucionar la forma en la que cultivamos nuestros alimentos y manejamos la tierra.


Le puede interesar: ¿Es saludable el consumo de café? esto responden varios estudios

Esta innovadora técnica no solo tiene el potencial de aumentar la producción agrícola, sino que también podría desempeñar un papel crucial en la construcción de un futuro más sostenible y resiliente.

Como saben, soy productor de arándanos en condiciones hidropónicas. Pues bien, después de medir los impactos de mantener el equilibro en las zonas boscosas en los alrededores de mi proyecto, quedó clara la importancia de aumentar la presencia de plantas nativas que estimulen el ecosistema y provean de polinizadores naturales.

Esto se debe a que los rendimientos de los cultivos aumentan en la medida en que apoyemos el equilibrio biológico, disminuyendo la dependencia de insumos químicos que atenten contra dicho equilibrio.

Agricultura regenerativa, Miller Preciado, Más Colombia
Agricultura regenerativa. Foto: Miller Preciado

La agricultura regenerativa, en esencia, es un enfoque agrícola que se centra en la mejora continua de la salud del suelo y la biodiversidad, mientras se minimiza el uso de insumos químicos y se reduce el impacto ambiental.

Su objetivo es ir más allá de la sostenibilidad y restaurar los ecosistemas agrícolas a su estado natural o incluso mejorarlos. A medida que crece la conciencia sobre los desafíos ambientales, como el cambio climático y la degradación del suelo, la agricultura regenerativa se destaca como una solución prometedora.


Uno de los aspectos más destacados de la agricultura regenerativa es su enfoque en la salud del suelo. El suelo sano es fundamental para la producción agrícola, ya que proporciona los nutrientes esenciales que las plantas necesitan para crecer.

A través de prácticas como la agricultura de conservación, la agroforestería y la rotación de cultivos, la agricultura regenerativa busca aumentar la materia orgánica en el suelo, mejorar su estructura y promover la vida microbiana beneficiosa.

Esto no solo conduce a suelos más fértiles, sino que también aumenta la capacidad de retención de agua y la resistencia a las sequías.

Lea también: Run Tour 2023 Bogotá: fechas, cómo inscribirse, costos y más detalles

Además de los beneficios para el suelo, la agricultura regenerativa también tiene un impacto positivo en la biodiversidad. Al fomentar prácticas que mimetizan los procesos naturales, como la polinización y la interacción entre las especies, se crea un ambiente propicio para que la vida silvestre prospere.

La diversidad de cultivos y la reintroducción de áreas de hábitat natural pueden ayudar a preservar especies amenazadas y restaurar el equilibrio ecológico en las áreas agrícolas.

Un aspecto esencial de la agricultura regenerativa es la reducción del uso de productos químicos sintéticos, como pesticidas y fertilizantes. En lugar de depender en gran medida de estos productos, los agricultores regenerativos emplean enfoques más naturales para controlar plagas y mejorar la fertilidad del suelo.

Esto no solo reduce la contaminación ambiental, sino que también disminuye los riesgos para la salud humana y animal asociados con la exposición a productos químicos agrícolas.


Un artículo publicado en Agronegocios sobre la producción de café encontró que esta aumentaría en un 20% con la agricultura regenerativa. Asimismo, destacó un ejemplo concreto de cómo esta práctica puede marcar la diferencia.

El café, uno de los cultivos más apreciados en todo el mundo, ha enfrentado desafíos significativos debido al cambio climático y a las prácticas agrícolas insostenibles.

Sin embargo, al adoptar métodos propios de la agricultura regenerativa, los productores de café pueden mejorar la salud del suelo, aumentar la biodiversidad y hacer frente a las condiciones climáticas cambiantes. Esto no solo beneficia a los agricultores al aumentar la producción, sino que también respalda la conservación de los paisajes cafeteros y la calidad del producto.

Además de los beneficios ambientales, la agricultura regenerativa también puede tener un impacto económico positivo.

A medida que los consumidores se vuelven más conscientes de la sostenibilidad y buscan alimentos producidos de manera ética, los productos agrícolas cultivados de forma regenerativa pueden tener una mayor demanda en el mercado. Esto podría abrir oportunidades comerciales para los agricultores y fomentar la adopción generalizada de esta práctica.

La agricultura regenerativa ofrece una visión esperanzadora de un futuro agrícola más sostenible. Al centrarse en la salud del suelo, la biodiversidad y la reducción en el uso de productos químicos, esta técnica tiene el potencial de abordar muchos de los desafíos actuales que enfrenta la agricultura.

La historia del café en Colombia es solo un ejemplo de cómo la agricultura regenerativa ya está marcando una diferencia significativa en la producción de alimentos. A medida que más agricultores y comunidades adoptan esta práctica, podríamos estar en camino de cosechar un futuro más verde y abundante para todos.