La evolución de la Maquinaria agrícola | Más Colombia
miércoles, 17 de julio de 2024
Inicio  »  Columnistas  »  La evolución de la Maquinaria agrícola

La evolución de la Maquinaria agrícola

Miller Preciado, Columnista, Más Colombia

Miller Preciado

Ingeniero agrónomo, especialista en gerencia, MBA con énfasis en Finanzas y estudios de alta gerencia internacional. Gerente de Operaciones de Elite Blu, empresa exportadora de arándanos.

De acuerdo con los historiadores y los antropólogos, se estima que aproximadamente hace 10.000 años nació la agricultura. Este hecho histórico revolucionó la historia para siempre del desarrollo de la humanidad, transformando por completo el modo de vida y la supervivencia de la especie.

Desde ese momento y con el uso inicial de herramientas enfocadas a labrar la tierra, se ha hablado de mecanismos y/o maquinarias que puedan servir para hacer la vida más fácil del agricultor y potenciar el desarrollo agrícola de sus campos.


Le puede interesar: Reforma pensional: MinTrabajo hizo aclaración sobre la mesada adicional de diciembre para todos los pensionados

En el marco de la evolución agrícola, la maquinaria ha sido un pilar fundamental para el desarrollo y la mejora de las prácticas agrícolas.

Desde los inicios de la agricultura, hace miles de años, hasta la actualidad, cuando la tecnología y la innovación se están robando buena parte del protagonismo, hemos sido testigos del surgimiento de máquinas cada vez más sofisticadas que han revolucionado la forma en que cultivamos y producimos alimentos.

Recientemente, encontré un fascinante artículo titulado «Máquinas que hace 10 años eran utopías y hoy son realidad«, publicado en MAQUINAC.

Este artículo destaca cómo la robótica, la automatización y la Inteligencia Artificial han tomado protagonismo en el sector agropecuario, y cómo han pasado de ser conceptos futuristas para convertirse en herramientas reales y eficaces para los agricultores.

El avance tecnológico en el campo de la maquinaria agrícola ha permitido optimizar las tareas y aumentar la productividad, al tiempo que ha reducido el impacto negativo en el medio ambiente.


La aplicación de la robótica y la automatización ha permitido desarrollar máquinas que pueden realizar labores específicas con precisión y sin intervención humana, lo que a su vez disminuye la necesidad de mano de obra y aumenta la eficiencia de las operaciones agrícolas.

Uno de los aspectos más destacados del artículo es la evolución en el control de las malas hierbas. Las máquinas autónomas pueden detectar y eliminar selectivamente estas hierbas utilizando herbicidas focalizados. De esta manera, reducen la necesidad de aplicar productos químicos en toda el área y minimizan el impacto ambiental (la agricultura de precisión en todo su esplendor).

Esta tecnología representa un avance significativo en la búsqueda de prácticas agrícolas más sostenibles y amigables con el medio ambiente.

En este momento, mi equipo de I+D en la compañía Elite Blu trabaja, con la ayuda de la empresa Space AG —un emprendimiento de base tecnológica centrado en Inteligencia Artificial—, en predecir las cosechas de arándanos en nuestros campos. Esto permite mejorar las estimaciones y, en consecuencia, la comercialización de la producción.

Solo imaginemos si esta tecnología se aplica más ampliamente en los cultivos y a su vez se integra a la maquinaria agrícola que recorre nuestros campos de manera frecuente.

La implementación de estas tecnologías no solo ha sido beneficiosa para el rendimiento y la productividad en el campo, sino que también ha abierto oportunidades para una mayor investigación y desarrollo en el sector agrícola.

Es emocionante ver cómo la robótica, la automatización y la inteligencia artificial están generando un ambiente propicio para la creación de centros especializados en el análisis y el desarrollo de tecnología aplicada a la agricultura.


En mi opinión, estos avances representan una oportunidad única para el sector agropecuario. Como ingeniero agrónomo y apasionado del campo, reconozco el potencial de estas tecnologías para impulsar el desarrollo sostenible de la agricultura.

Lea también: Nuevo uso de la sábila recién protegido con patente podría beneficiar a cientos de miles de personas

La colaboración entre los distintos actores, tanto públicos como privados, es esencial para seguir avanzando en la implementación de estas soluciones y lograr una agricultura más eficiente, productiva y amigable con el medio ambiente.

La maquinaria agrícola ha recorrido un largo camino desde los inicios de la agricultura y, en la actualidad, nos encontramos ante una nueva era en la que la tecnología nos brinda herramientas más poderosas y sofisticadas para enfrentar los desafíos de la producción de alimentos a nivel mundial.

Es hora de mirar hacia adelante y aprovechar al máximo el potencial de la robótica, la automatización e inteligencia artificial en el campo.

El futuro de la maquinaria agrícola es emocionante, y estoy convencido de que, con el uso adecuado de estas tecnologías, lograremos una agricultura más productiva, eficiente y sostenible.

Debemos seguir promoviendo la investigación, la colaboración y la inversión en el desarrollo de soluciones tecnológicas que impulsen el crecimiento y la competitividad del sector agropecuario, y así asegurar la seguridad alimentaria y el bienestar de la población en el presente y en las generaciones futuras.

El sueño de una agricultura tecnológicamente avanzada se está haciendo realidad, y debemos abrazar este cambio con entusiasmo y responsabilidad.


La evolución de la maquinaria agrícola es una muestra de que el progreso y la sostenibilidad pueden ir de la mano, y nos ofrece la oportunidad de construir un mundo mejor para las generaciones venideras.

A continuación, relaciono hitos de la maquinaria agrícola en la historia de la humanidad.

dgGLRrVZ0QcOqB5sUkIgowMtPU6MlPqh4ayj83ohXDX7SCWVQf5W

Muchos se preguntarán qué de todo ese listado se está utilizando en Colombia y Latinoamérica y me temo que no es mucho. En muchas zonas de nuestra geografía continental aún se utilizan métodos antiguos, pero en muchas ocasiones prácticos, de acuerdo con la realidad de cada zona.

No puedo criticar los lugares que aún utilizan animales para arar los campos, debido a las condiciones socioeconómicas y también por el enfoque de producto, ya que como sabemos existen mercados dispuestos a pagar por prácticas que, de acuerdo con su criterio, son más sostenibles.

En todo caso, estamos atravesando una época histórica y con más conciencia ambiental, así que confío en que esta nueva era de maquinaria agrícola siga construyéndose, con practicas más responsables con el medio ambiente y el futuro de la humanidad y el planeta.