domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Empleo  »  La pandemia está empeorando la salud mental de los jóvenes

La pandemia está empeorando la salud mental de los jóvenes

Los confinamientos han afectado la salud mental de los jóvenes colombianos. Bernardo Useche, psicólogo y experto en salud pública y salud mental juvenil, aduce que las acciones del Gobierno han sido insuficientes para lidiar con este problema.

MG 2953 scaled

De acuerdo con una investigación de la Universidad Autónoma de Barcelona que está en proceso de publicación, alrededor del 40% de los jóvenes colombianos presentó estados depresivos debido al estrés ocasionado por la situación epidemiológica actual. Así mismo, según un sondeo de UNICEF realizado en Colombia, Argentina y Perú y publicado en febrero de este año, el 27% de los consultados reportó que ha sentido ansiedad en los últimos siete días.

Bernardo Useche señala que el empeoramiento de la salud mental de los jóvenes se debe en parte a que, durante la juventud, pasar tiempo con los pares es fundamental. Con los confinamientos y el distanciamiento social, la socialización se ha reducido al mínimo y los jóvenes están teniendo dificultades para acceder a referentes en la construcción de su propia identidad.

Pese a que el Gobierno ha ampliado la capacidad de respuesta de la línea 192 y ha lanzado campañas mediáticas como ¡Vive plenamente, cuida tu salud mental!, el experto afirma que no existe una estrategia integral que permita atender los problemas de esta población. Para Useche, prueba de esto es que “el Ministerio de Salud ni siquiera cuenta con una división independiente de salud mental y todas las políticas públicas a este respecto son responsabilidad de la Dirección de Enfermedades No Transmisibles”, una oficina que está a cargo de enfermedades tan disímiles como la diabetes, el cáncer y las patologías cardiovasculares.



Así mismo, señala que el manejo de la salud mental por parte del Ministerio de Salud se fundamenta en un documento CONPES que fue publicado antes de la pandemia y que el exceso de centralización en la estructuración de los planes de atención en salud mental hace que estos pasen por alto las necesidades locales. Por último, plantea que la estrategia del gobierno ha puesto el énfasis en el autocuidado, lo cual, según él, es “una forma de zafarse de la responsabilidad”.