Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia | Más Colombia
jueves, 23 de mayo de 2024
Inicio  »  Columnistas  »  Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia

Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia

Patricia Téllez Chavarro, Columnista, Más Colombia

Patricia Téllez Chavarro

Magíster en gerencia de la innovación empresarial, especialista en Propiedad Industrial, derechos de autor y nuevas tecnologías, e ingeniera química. Coordinadora de Patentes de la Firma Muñoz Abogados.

Para conocer la importancia de la mujer en las actividades de Propiedad Intelectual (PI) —específicamente en la presentación de patentes—, en la economía y en el desarrollo de los países podemos iniciar por revisar cómo es la proyección de la pirámide poblacional mundial de hombres y mujeres.

Es así que se inicia este análisis con el dato de población mundial para abril de 2023, con un valor de 7.976.000 millones de personas, y luego con las proyecciones para el año 2043, según las cuales la población mundial será de 9.341.000 millones de personas. 


Le puede interesar: Presidente, su camisa es importada: la frase y la reacción de Petro que ilustra la situación de la industria colombiana de textiles y confecciones

Adicionalmente, se debe tener en cuenta que, al modelarse en periodos de 5 años la población mundial, se forma una pirámide, en la que la base —mucho más ancha— es el número de nacidos hasta la edad de 5 años y la punta es el rango que va de los 96 a los 100 años. 

Según la pirámide poblacional mundial, este año el porcentaje de mujeres en el mundo es del 49,6%, mientras que para el año 2043 será del 49,7%. Esto es así a pesar de que en el mundo nacen más hombres que mujeres, y se debe a que la expectativa de vida de las mujeres es mayor, por eso en ciertos rangos de edades la cantidad de mujeres a nivel mundial es mayor.  

Para el año 2023, esto se evidencia a partir de los 51 años y continúa hasta los 100 años. En la proyección de 2043 este comportamiento también se evidencia, solo que el rango de edad en el que la cantidad de mujeres es mayor ya no inicia a los 51 años sino a los 56.

Lo anterior aplica a nivel mundial. Ahora, revisemos el comportamiento específico de la pirámide poblacional de Colombia, también para el año 2023 y su proyección al 2043.

image 10
Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia 5

En esta gráfica se observa casi el mismo comportamiento de la pirámide poblacional mundial, en el sentido que nacen más hombres que mujeres y, por lo tanto, su número es mayor en los primeros rangos de edades.


Sin embargo, en Colombia el cambio de tendencia de mayor número de hombres a mayor número de mujeres para el año 2023 ocurre a una edad más temprana, en el rango de los 39 años. Para el año 2043, también se espera que este cambio de tendencia se retrase y ocurra de nuevo a una edad más temprana que la que se espera a nivel mundial: a partir de los 44 años.

Algo interesante que muestra la pirámide poblacional de Colombia es que, en promedio, hay más mujeres que hombres, ya que para el año 2023 los hombres son el 49,3% de la población y las mujeres el 50,7%. Para el año 2043, la proyección muestra que las mujeres representarán el 50,9% de la población colombiana.

Lea también: Pobreza en Colombia 2022: cerró en 12,9%, pero en 5 departamentos superó el 30%

Lo anterior muestra que las mujeres son una fuerza laboral, intelectual y empresarial indispensable con la que cuenta un país para su desarrollo y crecimiento económico, y más aún cuando en ciertos periodos de tiempo las mujeres son más de la mitad de la población de un país.

Es así como el potencial innovador y creativo de las mujeres muchas veces está subutilizado. Es decir, ellas se centran en dar soluciones a problemas cotidianos, soluciones que quedan en el anonimato o en un territorio particular, sin poder tener el provecho económico ni brindar la posibilidad de que esas soluciones mejoren la vida de otras personas, ya que estas no son divulgadas ni protegidas.

Ello refuerza la importancia de incentivar y fortalecer el papel de las mujeres en la innovación y el emprendimiento, lo cual debe abarcar varios frentes. Entre ellos sobresale el acercamiento y/o la ampliación del conocimiento del sistema de propiedad intelectual, ya que por medio de este se puede lograr dar promoción a sus desarrollos y lograr algún tipo de retribución económica que incentive a seguir invirtiendo tiempo y recursos para continuar desarrollando productos innovadores.

En el sector de la innovación, sabemos que históricamente a las mujeres científicas se les ha negado una igualdad de oportunidades. Y hoy en día, como lo muestra el reciente estudio “Participación de la Mujer en la Actividad Inventiva: La Prueba según los Datos de la EPO”, elaborado por la Oficina de Patentes Europea (EPO) y publicado en noviembre del 2022, las mujeres siguen estando subrepresentadas en la titularidad y el reconocimiento como inventoras entre las personas nombradas como titulares o inventoras en solicitud de patentes.

Este estudio se enfocó en todas las solicitudes de patentes europeas presentadas entre 1978 y 2019, con extensiones hasta 2021. Los resultados del análisis realizado por la EPO aportan pruebas sobre la presencia de mujeres inventoras a través de diferentes países, períodos de tiempo, campos tecnológicos y perfiles de solicitantes de patentes. No obstante, concluye que si bien las contribuciones de las mujeres a la ciencia y la tecnología han ido en aumento en las últimas décadas, la paridad con los hombres todavía no se ha alcanzado.


La siguiente gráfica muestra el porcentaje de mujeres inventoras en las cinco principales oficinas de patentes del mundo, conocidas como las IP5: Estados Unidos (US), China, República de Corea, Oficina Europea de Patentes (EPO) y Japón. 

En ella se observa que, en el periodo de tiempo evaluado, se tiene una tendencia al aumento de las solicitudes de patentes que tienen como inventoras a las mujeres, destacándose países asiáticos como la República de Corea y China, con porcentajes del 28% y 26%, respectivamente, y muy por debajo Estados Unidos, con el 15%; la Oficina Europea de Patentes, con 13%, y Japón, sobre el 9%. 

image 11
Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia 6

Estos resultados muestran que la paridad en este campo entre hombres y mujeres aún está muy lejos, y son coherentes con lo indicado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Según la OMPI, solo 16% de mujeres son inventoras a través del Tratado de Cooperación de Patentes (PCT) para el año 2022. Además, sus proyecciones indican que, según los datos actuales, solo hasta el año 2053 habrá paridad entre inventores hombres e inventoras mujeres.

Ahora bien, en Colombia para el año 2021 el porcentaje de mujeres inventoras de solicitudes de patentes de invención fue del 7.4% y para el año 2022 del 8%. Por su parte, para las solicitudes de patentes de modelo de utilidad el porcentaje es mayor, al ser de 10,7% y 10,6% para los años 2021 y 2022, respectivamente.

Solicitudes de patentes
Las solicitudes de patentes de mujeres, una realidad a superar con urgencia 7

De lo anterior se observa que Colombia aún está muy lejos de las grandes economías del mundo con respecto a las mujeres inventoras. Dado que una invención se convierte en una innovación cuando tiene éxito en el mercado, la baja actividad inventiva de ellas afecta los demás indicadores de productividad e innovación de un país.

Entonces, ¿qué camino queda para mejorar estos datos? Hay varias soluciones, entre ellas la de dar las mismas posibilidades de educación a las mujeres que a los hombres en el campo de las tecnologías de STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics. Es decir, ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Si es del caso, también se puede ofrecer becas y otros beneficios que hagan que las mujeres se motiven a estudiar carreras relacionadas con estos campos de la tecnología, que son los que producen avances tecnológicos con potencial de protección mediante patentes, dado que una patente es una solución técnica a un problema.


Además, privilegiar a los grupos de investigación liderados por mujeres y se den tasas preferenciales en la presentación y trámite de las solicitudes de patentes que tengan a una mujer como inventora.

Finalmente, crear programas que promocionen y comercialicen las patentes de las mujeres, para que el ciclo I+D+i, continúe y que, llegado su momento, el proteger los desarrollos tecnológicos de las mujeres sea algo natural y común, cerrando así la brecha de género en esta área.

Siga leyendo: Ofertas de empleo en Bogotá: son más de 12 mil