Mercados de carbono: pros y contras | Más Colombia
jueves, 23 de mayo de 2024
Inicio  »  Comercio Internacional  »  Mercados de carbono: pros y contras

Mercados de carbono: pros y contras

Los mercados de carbono, una apuesta de agenda global. Ante los desafíos ambientales se presentan los pros y contras.

Mercados de carbono, contaminación, Más Colombia

El mundo enfrenta un desafío sin precedentes: limitar el calentamiento global a 1,5°C para evitar los impactos más devastadores del cambio climático. Precisamente en medio de lo que muchos califican como un panorama desalentador, surgen los mercados de carbono.

Las transacciones de estos mercados consisten en vender y comprar emisiones de CO2. Allí los países/firmas emisoras tienen asignado un cupo de emisiones, en el que cada bono/crédito representa una tonelada de CO2 emitida.


Los mercados de carbono trata de compensar las emisiones de los países y firmas que exceden su cupo frente a la bolsa de emisiones global. Esas compensaciones se materializan en proyectos y actividades específicas diseñadas para reducir las emisiones, denominados proyectos Gases de Efecto Invernadero – GEI-. 

Los proyectos GEI pueden abarcar una amplia gama de sectores y actividades. Algunas son la generación de energía renovable (solar, eólica, hidroeléctrica), mejoras en la eficiencia energética en industrias y edificios, reforestación y forestación, así como la captura y almacenamiento de metano en vertederos.

América Latina genera el 20% de todos los créditos de carbono del mundo. La región es un actor clave en los mercados de carbono, un sector que crece a pasos agigantados.

Puede interesarle: https://mascolombia.com/petroleo-por-turismo-en-colombia/

Mercados de Carbono: una apuesta de agenda global

El año 2022 despertó la preocupación de la comunidad científica pues la concentración de gases de efecto invernadero, alcanzó niveles sin precedentes, así lo confirmaron las Naciones Unidas.


Precisamente para mitigar el impacto negativo del cambio climático se propuso implementar los denominados créditos/bonos de carbono. Sin embargo, desde la academia existen voces que cuestionan esta estrategia.

Laura Gutiérrez profesora de la Universidad Javeriana nos explica: “No se pueden compensar las emisiones que se producen en los países del norte global con la protección de bosques que generalmente están en el sur global. Esta lógica de compensación ha justificado el rezago de las grandes firmas al invertir en proyectos efectivos para la reducción de GEI.”

Por otro lado, la organización Climate Trade define los mercados de carbono y la transacción de bonos como una herramienta que incentiva la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Mediante la financiación de proyectos y actividades que contribuyan a la mitigación del calentamiento global.

Sin embargo, la Red Indigena por el Medio Ambiente señaló en la COP25 que los mercados de carbono no incentivan la reducción de las emisiones, y por el contrario, han venido acarreando fuertes presiones contra los pueblos indígenas y comunidades ubicadas en zonas preservadas.

Los mercados de carbono ha tomado fuerza en los últimos años, de modo que se ha convertido en una inversión con alto potencial, lo que alimenta el apetito de los mercados bursátiles sobre los proyectos GEI. 

También puede leer: https://mascolombia.com/agricultores-denuncian-que-los-tlc-favorecen-la-competencia-desigual/

Brasil y Chile lideran los mercados de carbono

América Latina es una región apetecida en los mercados de créditos de carbono. Su matriz energética, basada principalmente en fuentes renovables, y la presencia de la Amazonía ofrecen oportunidades para ese mercado.


América Latina genera aproximadamente el 20% de los créditos de carbono globales, lo que la convierte en la segunda fuente más grande del mundo, según Bill Udell, CEO de Control Risks para las Américas.

Entre los países destacados en los mercados de carbono en América Latina se encuentran Brasil y Chile. Estas naciones han liderado el camino en la emisión de bonos verdes, con montos significativos destinados a proyectos de sostenibilidad ambiental.

Por ejemplo, Brasil ha puesto en marcha programas de incentivos fiscales para atraer empresas interesadas en los mercados de créditos de carbono, mientras que Chile ha desarrollado una sólida infraestructura para la emisión y negociación de bonos verdes.

Las empresas también están desempeñando un papel fundamental en los mercados de carbono. Sectores como la minería, el petróleo y el gas son particularmente activos en la búsqueda de proyectos GEI que les permitan mitigar los costos de sus emisiones. Ejemplos como la adquisición de créditos de carbono por parte de Petrobras S.A. en Brasil demuestran el interés en este mercado.

Pros y contras en los mercados de los créditos de carbono

Amazonas
Amazonas

El caso de Vaupés: el lado oscuro de los créditos de carbono

En el sur de Vaupés, las autoridades del Territorio Indígena del Pirá Paraná enfrentan un litigio ante la Corte Constitucional para proteger su gobierno propio y la autonomía territorial. 

El conflicto surge por un proyecto GEI, REDD+ Baka Rokarire ia tir+, implementado sin su consentimiento. Las comunidades del Territorio Indígena del Pirá Paraná denuncian que este proyecto se implementó sin respetar sus mecanismos de participación y gobierno propio.

El debate en torno al proyecto supone dos vertientes. Por un lado, el uso de créditos de carbono representa desafíos en materia ambiental, pues la medida puede ser vista como una estrategia que beneficia a los grupos con suficiente poder económico para por medio de recursos imponer cambios en las lógicas de relacionamiento de las comunidades.


En este caso particular, el debate está enfocado en la autonomía del grupo indígena del Pirá Paraná. Por lo que la Universidad Javeriana, a través de su Clínica Jurídica sobre Derecho y Territorio, adelanta la defensa en torno al territorio índigena. 

Por ahora, el caso será revisado por la Corte Constitucional, de modo que la expectativa en torno al uso de bonos/créditos de carbono en este contexto, se mantiene.

El futuro de los mercados de carbono

A medida que el mercado de carbono continúa expandiéndose, es crucial que América Latina discuta los impactos de esta política en la región. 

Acciones conjuntas para la conservación ambiental que permitan políticas efectivas contra la deforestación, la protección de fuentes hídricas y la conservación de la fauna y flora resultan claves en la lucha contra el cambio climático.

Se necesita un compromiso firme por parte de los actores gubernamentales y privados para invertir en desarrollo de tecnologías que reduzcan efectivamente las emisiones y contribuyan con la transición hacia una economía baja en carbono.

En paralelo, la región, debe encaminarse a la conservación de la Amazonía, conforme lo afirma la Organización de Naciones Unidas, al destacar que la Amazonía desempeña un papel vital en la absorción de carbono y la regulación del clima global.

La academia y el activismo global llaman la atención sobre la importancia de respetar a las comunidades indígenas, campesinas y afros que habitan las regiones sobre las que existe especial interés de establecer proyectos GEI.


La profesora Gutiérrez señala: “Estas comunidades han protegido los bosques tradicionalmente. La lógica neoliberal de mercantilización de la naturaleza los ha llevado a monetizar su relación con el entorno. De repente las comunidades se ven enfrentadas a contratos en inglés con firmas transnacionales, que les imponen cargas excesivas. Al final, los resultados son marginales ante la necesidad de una estrategia de reducción estructural de emisiones.” 

En la actualidad, la deforestación y otras actividades humanas representan una amenaza significativa para este ecosistema único. Es fundamental que los países de la región profundicen en la defensa de sus propios intereses y en estrategias que atiendan de forma estructural las principales afectaciones contra la Amazonía.