domingo, 29 de enero de 2023
Inicio  »  Campo  »  Mujeres en la caficultura colombiana: mayor participación, pero también más vulnerabilidad

Mujeres en la caficultura colombiana: mayor participación, pero también más vulnerabilidad

La participación de caficultoras colombianas ha aumentado en comités y cooperativas cafeteras, sin embargo, enfrentan sobrecarga en trabajo doméstico y cultivos, baja representación en órganos directivos y en propiedad de cultivos.

mujeres cafeteras, caficultura, mujeres campesinas, Más Colombia

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dio a conocer un estudio sobre el perfil de la mujer productora de café en Colombia. Los hallazgos del estudio muestran que, “si bien la participación de la mujer en la caficultura colombiana ha tenido un importante crecimiento en las décadas recientes, todavía su participación es baja, tanto en cargos directivos como en el manejo de las fincas”. 


Le puede interesar: Mujeres rurales: 7 preguntas y respuestas para quedar ‘dateado’

La Dirección de Desarrollo Social de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC) estima que, actualmente, el 30% del total de los productores de café en el país son mujeres. Estas son responsables del 25% de la producción nacional y del 26% del área de café sembrada en el país. Además, el tamaño promedio de sus cultivos es de 1,3 hectáreas, mientras que en los cultivos a cargo de hombres  el promedio asciende a 1,5 hectáreas. 

Aumenta la participación de mujeres cafeteras pero se mantienen algunas barreras

El estudio analizó la participación de las mujeres en distintos ámbitos del sector cafetero. En el componente agrícola, se encontró que el 24,9% de las fincas son de propiedad de mujeres. Además, las mujeres caficultoras en el país tienen fincas en promedio más pequeñas que las de sus pares masculinos. 

Para más Noticias como esta síguenos en: TwitterFacebookInstagramYoutube

Llama la atención que algunos departamentos con alta tradición cafetera presentan las tasas de jefatura femenina más bajas. Estos son Caldas, con 19%; Huila, con 21,6; Antioquia, con 21,9% y Tolima, con 22,1%.


Por otra parte, mientras la participación de las mujeres en los Comités Departamentales de Cafeteros pasó del 8% al 15% entre 2014 y 2018, en los Comités Municipales de Cafeteros ascendió del 16% al 24%. 

En lo que respecta a las Cooperativas de Caficultores, las cifras son más alentadoras. El 37,7% de sus asociados son mujeres, porcentaje que se redujo al 24,8% para los cargos directivos, de acuerdo con cifras de la Federación Nacional de Cafeteros de 2020, citadas por el estudio. 

En las organizaciones de productores la participación femenina es mayor. Esta asciende al 73%, un porcentaje alto comparado, por ejemplo, con el de México, donde es del 68%. No obstante, el estudio de la OIT señala que las mujeres siguen enfrentando barreras, “relacionadas especialmente con la sobrecarga de trabajo en sus hogares y en sus fincas, y la falta de tiempo”.

Hábitos saludables, pero riesgos de salud mental

La falta de tiempo podría impactar tanto en los hábitos de vida como en la salud física y mental de las mujeres caficultoras.


Le puede interesar también: Propiedad de la tierra en Colombia: las mujeres rurales siguen rezagadas

El estudio de la OIT, que analizó los indicadores de estilo de vida, muestra que a pesar de los hábitos saludables – como las bajas tasas de consumo de cigarrillo, licor y sustancias psicoactivas–, el ejercicio físico de carácter deportivo o recreativo es muy bajo. 

Para más Noticias como esta síguenos en: TwitterFacebookInstagramYoutube

Además, sus hábitos alimentarios son deficientes, lo que explica problemas como el sobrepeso en la mayoría de mujeres caficultoras.

Por su parte, los indicadores de salud mental y bienestar señalan que el 67% de estas mujeres se siente optimista, el 65% está satisfecha con su trabajo y el 61% disfruta del tiempo libre.

No obstante, el 80% de las mujeres afirmó sufrir momentos de tensión o estrés, el 54% problemas de sueño, el 61% dice tener sentimientos de enojo o agresividad y el 50% de tristeza o depresión. 


Por resultados como estos, el estudio señala que debe haber mayor atención a la salud mental de esta población.

¿A qué se dedican las mujeres en el sector?

El estudio de la OIT evidencia una división sexual de trabajo en las familias caficultoras. Por ejemplo, mientras el 83% de hombres desempeña labores de aplicación de agroquímicos, la preparación de alimentos queda en manos del 92% de mujeres.

Según una encuesta a líderes cafeteros de la FNC, la mayor parte de las tareas cafeteras ejercidas por mujeres se centra en la preparación de alimentos, secado del café, manejo de protocolos de bioseguridad, recolección, manejo de registros, manejo de la pasilla y despulpado del café. Labores como estas se caracterizan por ser menos peligrosas que otras.

Por su parte, las tareas que representan un alto nivel de peligro suelen ser practicadas por los hombres, como la aplicación de agroquímicos, alistamiento y deshierbe, manejo de aguas mieles, siembra y fertilización.


Siga leyendo: Moneda de $10.000 conmemora la muerte de Policarpa Salavarrieta