HomeIndustriaPatentes afectan el acceso a medicamentos esenciales y la industria farmacéutica nacional: Estudio

Patentes afectan el acceso a medicamentos esenciales y la industria farmacéutica nacional: Estudio

Misión Salud lanzó un libro que evalúa el impacto de los derechos de propiedad intelectual en el acceso a medicamentos necesarios, especialmente en países de ingresos bajos.

En días pasados, Misión Salud hizo el lanzamiento oficial del libro Impacto sobre el acceso a medicamentos. Manual para estimar el impacto de cambios en los derechos de propiedad intelectual. El libro fue escrito por Joan Rovira, profesor asociado de la Escuela Andaluza de Salud Pública, y Miguel Cortés-Gamba, vicepresidente del Colegio Nacional de Químicos Farmacéuticos de Colombia.

Este es el primero de dos volúmenes que se proponen analizar los impactos de las patentes y la protección de datos en el acceso a medicamentos necesarios. Según César Moreno, director de Misión Salud y editor del libro, este primer volumen presenta los aspectos conceptuales, las características, la pertinencia y el paso a paso de la implementación del modelo llamado Acuerdo sobre el Impacto de los Derechos de Propiedad Intelectual (IPRIA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es medir el impacto que tienen los cambios en los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) sobre el bienestar de la sociedad. 

En el segundo volumen, que será publicado en el marco del Plan Estratégico 2021-2023 de Misión Salud, los autores del primer volumen y otros investigadores analizarán la implementación y la divulgación de los resultados obtenidos con el IPRIA, con miras a lograr ajustes y mejoras en el modelo. 

Un modelo creado en el marco de las negociaciones del TLC con Estados Unidos

El IPRIA fue un modelo diseñado para evaluar las consecuencias de incorporar los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) en países de bajos ingresos, como los de América Latina y el Caribe. Fue creado entre 2003 y 2005, cuando varios países negociaban la firma de Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea. Estos acuerdos incorporaron una serie de regulaciones a la propiedad intelectual que generaron grandes controversias. 

Por un lado, las empresas farmacéuticas y los representantes de una gran parte de los países desarrollados —sedes de dichas empresas— insistieron en que una fuerte protección del DPI era condición esencial para asegurar la continuidad de la innovación y les permitiría a los países en desarrollo acceder a nuevos medicamentos para tratar ciertas enfermedades. Por el otro, representantes de varios países en desarrollo y organizaciones que trabajan en favor del acceso a los medicamentos se opusieron al reforzamiento de los DPI, por considerar que se elevarían los precios y las restricciones en el acceso a medicamentos esenciales, con lo cual las poblaciones de bajos ingresos resultarían especialmente afectadas.

De acuerdo con los autores del libro Impacto sobre el acceso a medicamentos. Manual para estimar el impacto de cambios en los derechos de propiedad intelectual, quienes se opusieron al aumento indiscriminado de los DPI no tuvieron mucho éxito, pues, para ese momento, la evidencia era limitada y no existían suficientes estudios acerca de los posibles impactos. 

A raíz de esto, varios investigadores, entre ellos Joan Rovira y Miguel Cortés-Gamba, empezaron a diseñar herramientas adecuadas para recoger información sobre el impacto de las regulaciones de los DPI en la competencia entre empresas nacionales y multinacionales, en el desarrollo económico y en la salud de la población. Así fue como surgió el IPRIA.

Para Cortés-Gamba, el IPRIA es una herramienta útil en el diseño de políticas públicas y muy sencilla de usar. “El modelo ya está. Quien quiera usarlo solo debe tener a la mano los datos y la información del mercado farmacéutico que está analizando. El IPRIA arrojará una proyección a 20 años de los efectos económicos que tendría la incorporación de cláusulas asociadas al fortalecimiento de los DPI. Son 20 años porque este es el tiempo nominal que dura una patente para medicamentos. Como sabemos que 20 años es un tiempo muy largo, con el paso del tiempo se pueden ir ajustando las variables”, explicó el autor. 

Por su parte, el director de Misión Salud, César Moreno, afirmó que el modelo ha sido aplicado por varios investigadores en distintos países de América Latina, como Perú, Ecuador, Argentina y Colombia. Los resultados de dichos estudios indican que el reforzamiento del DPI supone grandes réditos económicos para los países desarrollados, porque son los que cuentan con la infraestructura, la tecnología y los recursos suficientes para financiar la investigación y la creación de conocimiento. Por el contrario, en los países en desarrollo este reforzamiento genera perjuicios asociados al detrimento de la industria farmacéutica nacional y al aumento de los precios de los medicamentos esenciales, señaló Moreno.

Le puede interesar  La pandemia dio “un empujón” al sector de reparaciones de computadores en Bogotá

Colombia: alzas en los precios de los medicamentos y en el gasto público para adquirirlos

El libro de Misión Salud y la Fundación IFARMA destacó tres de los estudios realizados en Colombia con el modelo IPRIA. A grandes rasgos, estas investigaciones han encontrado que la introducción de cláusulas de DPI contribuye al deterioro de la industria farmacéutica nacional y al aumento del precio de los medicamentos esenciales, con el consecuente aumento del gasto público.

  1. El primer estudio fue realizado en 2004 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Fundación IFARMA, en el contexto de la discusión del TLC con Estados Unidos. Sus conclusiones fueron las siguientes: (i) La introducción de algunas medidas orientadas al fortalecimiento de los DPI, como la protección de datos de prueba con exclusividad —figura de los DPI que prohíbe a las autoridades sanitarias otorgar el registro sanitario a versiones genéricas del medicamento—, obstaculizaría el acceso a medicamentos de casi 500.000 personas para 2010. (ii) La prolongación de patentes a 20 años, como más tarde lo determinó el TLC con Estados Unidos, reportaría para la industria farmacéutica nacional pérdidas cercanas a los 420 millones de dólares a 2025.
  2. El segundo estudio fue realizado en 2005 por la Universidad Nacional de Colombia. Su objetivo fue evaluar los posibles impactos del fortalecimiento de los DPI en el gasto farmacéutico, la industria farmacéutica de Bogotá y el acceso a medicamentos. El estudio concluyó que, debido a las obligaciones sobre DPI impuestas por el TLC con Estados Unidos, el Distrito tendría que hacer un gran esfuerzo fiscal en aras de evitar que miles de bogotanos perdieran el acceso a medicamentos esenciales. Asimismo, concluyó que habría una pérdida significativa de empleos a raíz de la incapacidad de la industria farmacéutica capitalina para competir con las empresas multinacionales.
  3. El tercer estudio fue realizado en 2012 por Cortés y Colaboradores, un grupo de especialistas en temas farmacéuticos. La investigación reveló que todas las empresas químicas que ingresaron por primera vez al país solicitaron exclusividad para sus datos de prueba (una medida que refuerza los DPI). El 81% de las solicitudes fue aceptada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA). Adicionalmente, el estudio determinó que, al momento de caducar, solo 13 de las 43 protecciones de exclusividad para los datos de prueba (el 30%) contaron con productos competidores registrados ante el INVIMA. Con esto, se concluyó que la emergencia de competidores después del vencimiento de una protección de exclusividad no es inmediata, sino que requiere de varios años. 

Según Cortés-Gamba, los datos disponibles, que abarcan hasta 2018, revelan una tendencia al alza tanto en los precios de los medicamentos como en el gasto público para adquirirlos. 

“Pese a que los análisis realizados con nuestra metodología se acercan mucho a lo que está ocurriendo, han surgido nuevas variables. El fortalecimiento de los DPI a raíz de la firma del TLC con Estados Unidos es apenas una, en algunos casos decisiva, pero hay otras. El modelo que proponemos, además, da indicios para nuevos estudios. Varios de los estudios que lo aplicaron encontraron que, cuando termina una patente o una protección de exclusividad, no entran inmediatamente competidores, sino que se tardan unos años. Esto podría servir para estudiar posteriormente, por ejemplo, el comportamiento de los monopolios”, concluyó el autor. 

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Turismo de salud: "Las oportunidades son innumerables"

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Patentes afectan el acceso a medicamentos esenciales y la industria farmacéutica nacional: Estudio

Misión Salud lanzó un libro que evalúa el impacto de los derechos de propiedad intelectual en el acceso a medicamentos necesarios, especialmente en países de ingresos bajos.

En días pasados, Misión Salud hizo el lanzamiento oficial del libro Impacto sobre el acceso a medicamentos. Manual para estimar el impacto de cambios en los derechos de propiedad intelectual. El libro fue escrito por Joan Rovira, profesor asociado de la Escuela Andaluza de Salud Pública, y Miguel Cortés-Gamba, vicepresidente del Colegio Nacional de Químicos Farmacéuticos de Colombia.

Este es el primero de dos volúmenes que se proponen analizar los impactos de las patentes y la protección de datos en el acceso a medicamentos necesarios. Según César Moreno, director de Misión Salud y editor del libro, este primer volumen presenta los aspectos conceptuales, las características, la pertinencia y el paso a paso de la implementación del modelo llamado Acuerdo sobre el Impacto de los Derechos de Propiedad Intelectual (IPRIA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es medir el impacto que tienen los cambios en los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) sobre el bienestar de la sociedad. 

En el segundo volumen, que será publicado en el marco del Plan Estratégico 2021-2023 de Misión Salud, los autores del primer volumen y otros investigadores analizarán la implementación y la divulgación de los resultados obtenidos con el IPRIA, con miras a lograr ajustes y mejoras en el modelo. 

Un modelo creado en el marco de las negociaciones del TLC con Estados Unidos

El IPRIA fue un modelo diseñado para evaluar las consecuencias de incorporar los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI) en países de bajos ingresos, como los de América Latina y el Caribe. Fue creado entre 2003 y 2005, cuando varios países negociaban la firma de Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Unión Europea. Estos acuerdos incorporaron una serie de regulaciones a la propiedad intelectual que generaron grandes controversias. 

Por un lado, las empresas farmacéuticas y los representantes de una gran parte de los países desarrollados —sedes de dichas empresas— insistieron en que una fuerte protección del DPI era condición esencial para asegurar la continuidad de la innovación y les permitiría a los países en desarrollo acceder a nuevos medicamentos para tratar ciertas enfermedades. Por el otro, representantes de varios países en desarrollo y organizaciones que trabajan en favor del acceso a los medicamentos se opusieron al reforzamiento de los DPI, por considerar que se elevarían los precios y las restricciones en el acceso a medicamentos esenciales, con lo cual las poblaciones de bajos ingresos resultarían especialmente afectadas.

De acuerdo con los autores del libro Impacto sobre el acceso a medicamentos. Manual para estimar el impacto de cambios en los derechos de propiedad intelectual, quienes se opusieron al aumento indiscriminado de los DPI no tuvieron mucho éxito, pues, para ese momento, la evidencia era limitada y no existían suficientes estudios acerca de los posibles impactos. 

A raíz de esto, varios investigadores, entre ellos Joan Rovira y Miguel Cortés-Gamba, empezaron a diseñar herramientas adecuadas para recoger información sobre el impacto de las regulaciones de los DPI en la competencia entre empresas nacionales y multinacionales, en el desarrollo económico y en la salud de la población. Así fue como surgió el IPRIA.

Para Cortés-Gamba, el IPRIA es una herramienta útil en el diseño de políticas públicas y muy sencilla de usar. “El modelo ya está. Quien quiera usarlo solo debe tener a la mano los datos y la información del mercado farmacéutico que está analizando. El IPRIA arrojará una proyección a 20 años de los efectos económicos que tendría la incorporación de cláusulas asociadas al fortalecimiento de los DPI. Son 20 años porque este es el tiempo nominal que dura una patente para medicamentos. Como sabemos que 20 años es un tiempo muy largo, con el paso del tiempo se pueden ir ajustando las variables”, explicó el autor. 

Por su parte, el director de Misión Salud, César Moreno, afirmó que el modelo ha sido aplicado por varios investigadores en distintos países de América Latina, como Perú, Ecuador, Argentina y Colombia. Los resultados de dichos estudios indican que el reforzamiento del DPI supone grandes réditos económicos para los países desarrollados, porque son los que cuentan con la infraestructura, la tecnología y los recursos suficientes para financiar la investigación y la creación de conocimiento. Por el contrario, en los países en desarrollo este reforzamiento genera perjuicios asociados al detrimento de la industria farmacéutica nacional y al aumento de los precios de los medicamentos esenciales, señaló Moreno.

Le puede interesar  Fortalecer el sector de las confecciones mejora la participación laboral de las mujeres

Colombia: alzas en los precios de los medicamentos y en el gasto público para adquirirlos

El libro de Misión Salud y la Fundación IFARMA destacó tres de los estudios realizados en Colombia con el modelo IPRIA. A grandes rasgos, estas investigaciones han encontrado que la introducción de cláusulas de DPI contribuye al deterioro de la industria farmacéutica nacional y al aumento del precio de los medicamentos esenciales, con el consecuente aumento del gasto público.

  1. El primer estudio fue realizado en 2004 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Fundación IFARMA, en el contexto de la discusión del TLC con Estados Unidos. Sus conclusiones fueron las siguientes: (i) La introducción de algunas medidas orientadas al fortalecimiento de los DPI, como la protección de datos de prueba con exclusividad —figura de los DPI que prohíbe a las autoridades sanitarias otorgar el registro sanitario a versiones genéricas del medicamento—, obstaculizaría el acceso a medicamentos de casi 500.000 personas para 2010. (ii) La prolongación de patentes a 20 años, como más tarde lo determinó el TLC con Estados Unidos, reportaría para la industria farmacéutica nacional pérdidas cercanas a los 420 millones de dólares a 2025.
  2. El segundo estudio fue realizado en 2005 por la Universidad Nacional de Colombia. Su objetivo fue evaluar los posibles impactos del fortalecimiento de los DPI en el gasto farmacéutico, la industria farmacéutica de Bogotá y el acceso a medicamentos. El estudio concluyó que, debido a las obligaciones sobre DPI impuestas por el TLC con Estados Unidos, el Distrito tendría que hacer un gran esfuerzo fiscal en aras de evitar que miles de bogotanos perdieran el acceso a medicamentos esenciales. Asimismo, concluyó que habría una pérdida significativa de empleos a raíz de la incapacidad de la industria farmacéutica capitalina para competir con las empresas multinacionales.
  3. El tercer estudio fue realizado en 2012 por Cortés y Colaboradores, un grupo de especialistas en temas farmacéuticos. La investigación reveló que todas las empresas químicas que ingresaron por primera vez al país solicitaron exclusividad para sus datos de prueba (una medida que refuerza los DPI). El 81% de las solicitudes fue aceptada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA). Adicionalmente, el estudio determinó que, al momento de caducar, solo 13 de las 43 protecciones de exclusividad para los datos de prueba (el 30%) contaron con productos competidores registrados ante el INVIMA. Con esto, se concluyó que la emergencia de competidores después del vencimiento de una protección de exclusividad no es inmediata, sino que requiere de varios años. 

Según Cortés-Gamba, los datos disponibles, que abarcan hasta 2018, revelan una tendencia al alza tanto en los precios de los medicamentos como en el gasto público para adquirirlos. 

“Pese a que los análisis realizados con nuestra metodología se acercan mucho a lo que está ocurriendo, han surgido nuevas variables. El fortalecimiento de los DPI a raíz de la firma del TLC con Estados Unidos es apenas una, en algunos casos decisiva, pero hay otras. El modelo que proponemos, además, da indicios para nuevos estudios. Varios de los estudios que lo aplicaron encontraron que, cuando termina una patente o una protección de exclusividad, no entran inmediatamente competidores, sino que se tardan unos años. Esto podría servir para estudiar posteriormente, por ejemplo, el comportamiento de los monopolios”, concluyó el autor. 

spot_img

VEA TAMBIÉN

En la práctica, tarifa del 35% a las empresas no aplicará igual para todas

Maria Fernanda Valdés, economista y coordinadora de la Friedrich Ebert Stiftung Colombia (FESCOL), analiza el efecto en la producción y el empleo de la tarifa del 35% en el Impuesto sobre la Renta.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA