domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  Asocapitales exige que se defina sobretasa a los combustibles

Asocapitales exige que se defina sobretasa a los combustibles

Para reactivar las ciudades y evitar la afectación a las finanzas de los entes territoriales, Asocapitales le exigió al Gobierno que se fije antes del 20 de junio la sobretasa al ACPM y a la gasolina.

IMG 5814 scaled

La Asociación Colombiana de Capitales (Asocapitales) les exigió al Gobierno y al Congreso definir la sobretasa a la gasolina y al ACPM. La tarifa de este impuesto venía siendo definida por el Ministerio de Minas y Energía (Minminas), de acuerdo con la resolución 10147 de 2017. Sin embargo, la Corte Constitucional, en la sentencia C-030 de 2019, consideró que la liquidación de la tasa no podía depender únicamente de Minminas, pues eso iba en contravía de la seguridad jurídica, y le ordenó al Congreso legislar el asunto antes del 20 de junio de este año. 

Asocapitales insistió en que regular la base gravable de este tributo es un tema urgente, no solo porque se trata de un mandato constitucional, sino porque no hacerlo afectaría las finanzas de los entes territoriales. Las ciudades, por ejemplo, disminuyeron en 2020 su recaudo en casi 7.2 billones de pesos, a raíz de los alivios fiscales que se implementaron durante la pandemia. 

De acuerdo con las cifras de Asocapitales, la sobretasa a la gasolina y al ACPM es la fuente de ingresos más importante para los entes territoriales, después del Impuesto de Industria y Comercio (ICA) y del impuesto predial. En 2019, por ejemplo, este tributo recaudó cerca de 2.7 billones de pesos, que fueron destinados a municipios, ciudades, departamentos y a la nación. 



Según Daniel Escobar, Director de Estudios de Asocapitales, “el dinero recogido a partir de la sobretasa a los combustibles es fundamental para la construcción de Sistemas de Transporte Masivos y para el desarrollo de la infraestructura vial en las ciudades”. 

En Medellín, indicó Escobar, el Metro fue construido a partir de los ingresos generados por este impuesto y, de hecho, están comprometidos hasta 2080. En Bogotá dicho tributo permitió la construcción de algunas troncales de Transmilenio y se espera que financie el Metro. En Cartagena sirvió para construir el Sistema Integrado de Transporte Masivo Transcaribe y, desde hace un tiempo, se busca comprometer dicho impuesto para el mantenimiento de canales y acueductos fluviales. 

Según Escobar, “en aras de garantizar la disponibilidad de recursos y de evitar a toda costa la perturbación de las finanzas de los entes territoriales, se requiere una regulación inmediata que defina el precio de referencia o base gravable de este tributo”. Frente a la desinformación, señaló Escobar, es necesario hacer cuatro precisiones sobre la naturaleza de este impuesto:  

  1. La sobretasa a los combustibles no es un impuesto nuevo. Fue creado por la Ley 86 de 1989 y modificado por la Ley 488 de 1998. Esta última cedió el 90% del dinero recaudado por este a departamentos, municipios y distritos. 
  2. Las propuestas que se encuentran actualmente en el Congreso y que tendrán que ser revisadas no modifican la estructura de los precios de referencia de la gasolina y el ACPM. 
  3. Si los precios de la gasolina o del ACPM aumentan, el impuesto no aumenta porque está estimado y fijado en pesos, no en porcentajes.
  4. La implementación del tributo no aumentará, en términos reales, el precio final del combustible a los ciudadanos.

A raíz de esto, el Director de Estudios de Asocapitales insistió en la disposición de la entidad para conversar con distintos sectores y en la necesidad de una regulación rápida, pues “para reactivar las ciudades no pueden crearse más impuestos, sino ponerse en marcha los que ya existen”.