miércoles, enero 26, 2022
HomeIndustriaEntrevista a la ministra de Comercio, Industria y Turismo: ¿Cómo le ha ido al país en materia de exportaciones?

Entrevista a la ministra de Comercio, Industria y Turismo: ¿Cómo le ha ido al país en materia de exportaciones?

En entrevista para Más Colombia, María Ximena Lombana, nueva ministra de Comercio, Industria y Turismo, habló sobre el comportamiento de las exportaciones colombianas en los últimos años e hizo un balance sobre los Tratados de Libre Comercio, en medio de una balanza comercial deficitaria desde 2014.

Cómo va el país frente a los objetivos de aumentar y diversificar tanto las exportaciones no tradicionales como los países de destino? 

Avanzamos por buen camino. La diversificación de la canasta exportadora se refleja en la mayor participación que hoy tienen en ella los bienes no minero energéticos, es decir los agropecuarios, agroindustriales e industriales. Mientras que hace 10 años esa clase de productos representaban el 28% de lo que exportaba el país, hoy esa participación es del 39% (tomamos como referencia el 2019, porque el 2020 fue un año atípico, producto de la pandemia). Somos conscientes de que es necesaria una mayor participación, pero esto refleja que el país ha ganado en diversificación y que tenemos un enorme potencial en productos no minero energéticos.

En lo que respecta a los países de destino también ha cambiado la composición. Si bien Estados Unidos sigue siendo nuestro principal socio comercial, otros países han ganado más terreno en el mapa exportador como por ejemplo China, o Panamá, Ecuador, Turquía, México, Brasil y Países Bajos, entre otros.

Así mismo, las exportaciones no mineras están creciendo y las cifras ratifican la senda de recuperación. Hasta junio, alcanzaron US$8.202 millones, el valor más alto para el primer semestre desde el 2013. Aumentaron 20,4% frente al 2020 y con relación al mismo periodo del 2019, también crecieron y lo hicieron 7,1%.

Un motor importante de la reactivación económica segura es el comercio exterior, y a esto le seguiremos apostando.

En los últimos años, el país ha avanzado en la exportación de productos agrícolas como mango y aguacate. ¿Qué otros subsectores tienen potencial exportador?

El país ha avanzado en la exportación de muchos más productos agrícolas, y esto obedece al trabajo de diplomacia sanitaria que seguimos impulsando en el Gobierno del presidente Iván Duque. Desde agosto del 2018 hasta marzo de este año, el país ha logrado cerca de 47 admisibilidades sanitarias (22 productos agrícolas y 25 productos pecuarios) en 23 países.

Dentro de esos productos -para los que se lograron los avales que permiten el ingreso a otros mercados- están piña, limón Tahití, pitahaya, quinua, pimentón, uchuvas, arándanos, papaya, mango y cítricos dulces.

Lo cierto es que, aún en pandemia, las exportaciones del rubro de agropecuario, alimentos y bebidas han tenido un comportamiento positivo, ratificando la vocación que tiene Colombia de posicionarse como una despensa del mundo.

Hasta junio, varias frutas con potencial exportador ayudaron a impulsar las exportaciones. Por ejemplo, se destacaron los aumentos de las ventas de lima Tahití con un 90,6%, gulupa con 44,6%, arándanos con 81,8%, granadilla con 45,6%, mangos-mangostinos con 76,3%, tomate de árbol con 92,6% y pitahaya con 40,6%.

Por otra parte, se están importando alrededor de 14 millones de toneladas de productos agropecuarios. ¿Qué impacto tiene esto?

En 2020, el país importó cerca de 14,2 millones de toneladas al año en productos agropecuarios, que es cerca del 40% del total. Sin embargo, casi la mitad de esas importaciones corresponden a materias primas y productos intermedios para la agricultura, y una parte mucho menor a bienes de capital. Casi el 50% de lo que importa el sector agropecuario son bienes que no produce el país o que llegan a complementar la oferta existente. Son insumos que requiere el sector en sus procesos productivos para luego poder comercializar dentro del país y hacia el exterior.

Reitero, hemos hecho un esfuerzo enorme en diplomacia sanitaria con el Ministerio de Agricultura, el ICA y nuestras embajadas en otros países para obtener nuevas admisibilidades en productos agropecuarios, de modo que podamos acceder a mercados cada vez más exigentes.

A la fecha, ¿cuál es el balance de los Tratados de Libre Comercio en los sectores industrial y agropecuario? 

Los acuerdos de libre comercio han sido el instrumento a través del cual Colombia ha avanzado en la internacionalización de la economía y en la diversificación de la canasta exportadora, que son factores que impulsan la reactivación económica segura.

Le puede interesar  Colombia fortalece relaciones con Corea del Sur

Al evaluar el comportamiento de las exportaciones totales de bienes de Colombia al mundo, entre 2005 y 2020 (teniendo en cuenta que 2020 fue un año atípico por la pandemia) estas crecieron a un promedio anual de 2,6% en valor y 2,3% en volumen. Mientras tanto, en el mismo periodo de análisis, las exportaciones a los países con acuerdo comercial crecieron a una tasa promedio anual de 9,9% en valor y 17% en volumen.

Adicionalmente, el análisis del Ministerio de Comercio muestra que los acuerdos comerciales impulsaron a más empresas a exportar.

Un ejemplo es el caso de Estados Unidos, cuyo acuerdo entró en vigor en 2012. Un año antes las empresas que exportaban a ese destino eran 3.102 y el año pasado eran 3.220, un aumento del 3,8%. Para el caso de la Unión Europea, cuyo acuerdo está en vigor desde 2013, las empresas exportadoras en 2012  eran 1.606 y en 2020 llegaron a 1.959, un aumento del 22%.

Si miramos la situación de los más antiguos como México, cuyo TLC está en vigor desde 1995, el número de empresas que exportan hacia allá ha crecido en 191,5% (De 387 pasaron a 1.128).

Así mismo, aumenta, sin excepción, el número de productos no minero energéticos que se exportan a los países con TLC. Al comparar el número de bienes mayores a US$10.000 que se comercializaba un año antes de la entrada en vigor de cada acuerdo con los que se exportaron el año pasado, en todos hay un incremento que oscila entre el 6,3% y el 263,8%. Los destinos con acuerdos más antiguos reportan mejores resultados.

Los acuerdos comerciales dan frutos, son instrumentos de política que permiten regular el comercio, manteniendo estabilidad y certeza en las reglas de juego para todos los actores de la economía. Pero su aprovechamiento está directamente relacionado con los años de vigencia del mismo.

Desde 2014, Colombia ha tenido una balanza comercial negativa. ¿A qué se debe esto y qué impacto está teniendo en las finanzas del país?

La balanza comercial es el resultado de la diferencia entre las exportaciones y las importaciones que hace el país y, desde el 2014, estas últimas superan a las exportaciones. Sin embargo, de esas compras más de la mitad (cerca del 65%) corresponde a materias primas, productos intermedios y bienes de capital para la industria y para la agricultura, que no se producen en Colombia y complementan la producción nacional. Todo esto es usado por la industria y por el agro para producir bienes, buena parte de los cuales se destinan a la exportación.

¿Cuáles fueron las razones para no fijar los máximos aranceles permitidos por la OMC?

El Gobierno Nacional implementó el máximo arancel consolidado permitido por la OMC. Desde abril se expidió el Decreto 414 que establece el arancel máximo consolidado del 40% para las importaciones de confecciones que ingresen al país por un valor igual o inferior a US$10 por kilo.

En el caso de que las importaciones de confecciones ingresen con valores superiores se definió el arancel mixto del 15% ad valorem más US$1,5 por kilo. Esa es la medida vigente en el momento y por dos años, la cual se adoptó tomando en cuenta criterios técnicos y por recomendación del Comité de Asuntos Aduaneros,  Arancelarios y de Comercio Exterior.

Con el decreto mencionado, el arancel promedio ponderado para las confecciones aumentó de 15% a 22,3%, superando el promedio de América Latina (19%), marginalmente inferior al de México (23%), y bastante superior al de los otros países de la Alianza del Pacífico: Perú (11%) y Chile (6%). Así mismo, el componente específico lleva a que el arancel, en términos ad valorem, varíe de 30% a 22,5% para el rango de precios entre US$10/kilo – US$20/kilo. En este intervalo de precios el arancel sigue siendo mayor que el promedio de América Latina y marginalmente inferior al de México (23%).

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Colombia respalda impuesto del 15% a multinacionales

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Entrevista a la ministra de Comercio, Industria y Turismo: ¿Cómo le ha ido al país en materia de exportaciones?

En entrevista para Más Colombia, María Ximena Lombana, nueva ministra de Comercio, Industria y Turismo, habló sobre el comportamiento de las exportaciones colombianas en los últimos años e hizo un balance sobre los Tratados de Libre Comercio, en medio de una balanza comercial deficitaria desde 2014.

Cómo va el país frente a los objetivos de aumentar y diversificar tanto las exportaciones no tradicionales como los países de destino? 

Avanzamos por buen camino. La diversificación de la canasta exportadora se refleja en la mayor participación que hoy tienen en ella los bienes no minero energéticos, es decir los agropecuarios, agroindustriales e industriales. Mientras que hace 10 años esa clase de productos representaban el 28% de lo que exportaba el país, hoy esa participación es del 39% (tomamos como referencia el 2019, porque el 2020 fue un año atípico, producto de la pandemia). Somos conscientes de que es necesaria una mayor participación, pero esto refleja que el país ha ganado en diversificación y que tenemos un enorme potencial en productos no minero energéticos.

En lo que respecta a los países de destino también ha cambiado la composición. Si bien Estados Unidos sigue siendo nuestro principal socio comercial, otros países han ganado más terreno en el mapa exportador como por ejemplo China, o Panamá, Ecuador, Turquía, México, Brasil y Países Bajos, entre otros.

Así mismo, las exportaciones no mineras están creciendo y las cifras ratifican la senda de recuperación. Hasta junio, alcanzaron US$8.202 millones, el valor más alto para el primer semestre desde el 2013. Aumentaron 20,4% frente al 2020 y con relación al mismo periodo del 2019, también crecieron y lo hicieron 7,1%.

Un motor importante de la reactivación económica segura es el comercio exterior, y a esto le seguiremos apostando.

En los últimos años, el país ha avanzado en la exportación de productos agrícolas como mango y aguacate. ¿Qué otros subsectores tienen potencial exportador?

El país ha avanzado en la exportación de muchos más productos agrícolas, y esto obedece al trabajo de diplomacia sanitaria que seguimos impulsando en el Gobierno del presidente Iván Duque. Desde agosto del 2018 hasta marzo de este año, el país ha logrado cerca de 47 admisibilidades sanitarias (22 productos agrícolas y 25 productos pecuarios) en 23 países.

Dentro de esos productos -para los que se lograron los avales que permiten el ingreso a otros mercados- están piña, limón Tahití, pitahaya, quinua, pimentón, uchuvas, arándanos, papaya, mango y cítricos dulces.

Lo cierto es que, aún en pandemia, las exportaciones del rubro de agropecuario, alimentos y bebidas han tenido un comportamiento positivo, ratificando la vocación que tiene Colombia de posicionarse como una despensa del mundo.

Hasta junio, varias frutas con potencial exportador ayudaron a impulsar las exportaciones. Por ejemplo, se destacaron los aumentos de las ventas de lima Tahití con un 90,6%, gulupa con 44,6%, arándanos con 81,8%, granadilla con 45,6%, mangos-mangostinos con 76,3%, tomate de árbol con 92,6% y pitahaya con 40,6%.

Por otra parte, se están importando alrededor de 14 millones de toneladas de productos agropecuarios. ¿Qué impacto tiene esto?

En 2020, el país importó cerca de 14,2 millones de toneladas al año en productos agropecuarios, que es cerca del 40% del total. Sin embargo, casi la mitad de esas importaciones corresponden a materias primas y productos intermedios para la agricultura, y una parte mucho menor a bienes de capital. Casi el 50% de lo que importa el sector agropecuario son bienes que no produce el país o que llegan a complementar la oferta existente. Son insumos que requiere el sector en sus procesos productivos para luego poder comercializar dentro del país y hacia el exterior.

Reitero, hemos hecho un esfuerzo enorme en diplomacia sanitaria con el Ministerio de Agricultura, el ICA y nuestras embajadas en otros países para obtener nuevas admisibilidades en productos agropecuarios, de modo que podamos acceder a mercados cada vez más exigentes.

A la fecha, ¿cuál es el balance de los Tratados de Libre Comercio en los sectores industrial y agropecuario? 

Los acuerdos de libre comercio han sido el instrumento a través del cual Colombia ha avanzado en la internacionalización de la economía y en la diversificación de la canasta exportadora, que son factores que impulsan la reactivación económica segura.

Le puede interesar  ¿Se puede vivir del arte urbano?

Al evaluar el comportamiento de las exportaciones totales de bienes de Colombia al mundo, entre 2005 y 2020 (teniendo en cuenta que 2020 fue un año atípico por la pandemia) estas crecieron a un promedio anual de 2,6% en valor y 2,3% en volumen. Mientras tanto, en el mismo periodo de análisis, las exportaciones a los países con acuerdo comercial crecieron a una tasa promedio anual de 9,9% en valor y 17% en volumen.

Adicionalmente, el análisis del Ministerio de Comercio muestra que los acuerdos comerciales impulsaron a más empresas a exportar.

Un ejemplo es el caso de Estados Unidos, cuyo acuerdo entró en vigor en 2012. Un año antes las empresas que exportaban a ese destino eran 3.102 y el año pasado eran 3.220, un aumento del 3,8%. Para el caso de la Unión Europea, cuyo acuerdo está en vigor desde 2013, las empresas exportadoras en 2012  eran 1.606 y en 2020 llegaron a 1.959, un aumento del 22%.

Si miramos la situación de los más antiguos como México, cuyo TLC está en vigor desde 1995, el número de empresas que exportan hacia allá ha crecido en 191,5% (De 387 pasaron a 1.128).

Así mismo, aumenta, sin excepción, el número de productos no minero energéticos que se exportan a los países con TLC. Al comparar el número de bienes mayores a US$10.000 que se comercializaba un año antes de la entrada en vigor de cada acuerdo con los que se exportaron el año pasado, en todos hay un incremento que oscila entre el 6,3% y el 263,8%. Los destinos con acuerdos más antiguos reportan mejores resultados.

Los acuerdos comerciales dan frutos, son instrumentos de política que permiten regular el comercio, manteniendo estabilidad y certeza en las reglas de juego para todos los actores de la economía. Pero su aprovechamiento está directamente relacionado con los años de vigencia del mismo.

Desde 2014, Colombia ha tenido una balanza comercial negativa. ¿A qué se debe esto y qué impacto está teniendo en las finanzas del país?

La balanza comercial es el resultado de la diferencia entre las exportaciones y las importaciones que hace el país y, desde el 2014, estas últimas superan a las exportaciones. Sin embargo, de esas compras más de la mitad (cerca del 65%) corresponde a materias primas, productos intermedios y bienes de capital para la industria y para la agricultura, que no se producen en Colombia y complementan la producción nacional. Todo esto es usado por la industria y por el agro para producir bienes, buena parte de los cuales se destinan a la exportación.

¿Cuáles fueron las razones para no fijar los máximos aranceles permitidos por la OMC?

El Gobierno Nacional implementó el máximo arancel consolidado permitido por la OMC. Desde abril se expidió el Decreto 414 que establece el arancel máximo consolidado del 40% para las importaciones de confecciones que ingresen al país por un valor igual o inferior a US$10 por kilo.

En el caso de que las importaciones de confecciones ingresen con valores superiores se definió el arancel mixto del 15% ad valorem más US$1,5 por kilo. Esa es la medida vigente en el momento y por dos años, la cual se adoptó tomando en cuenta criterios técnicos y por recomendación del Comité de Asuntos Aduaneros,  Arancelarios y de Comercio Exterior.

Con el decreto mencionado, el arancel promedio ponderado para las confecciones aumentó de 15% a 22,3%, superando el promedio de América Latina (19%), marginalmente inferior al de México (23%), y bastante superior al de los otros países de la Alianza del Pacífico: Perú (11%) y Chile (6%). Así mismo, el componente específico lleva a que el arancel, en términos ad valorem, varíe de 30% a 22,5% para el rango de precios entre US$10/kilo – US$20/kilo. En este intervalo de precios el arancel sigue siendo mayor que el promedio de América Latina y marginalmente inferior al de México (23%).

spot_img

VEA TAMBIÉN

¿Cómo se esconde el dinero?

En entrevista con Mario Valencia, Diego Alejandro Hernández Rivera, abogado especialista en Derecho Tributario y profesor de la Universidad del Rosario, explica cómo se esconden los grandes capitales en los paraísos fiscales.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA