viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  El debate sobre la nueva reforma tributaria prende motores

El debate sobre la nueva reforma tributaria prende motores

MinHacienda presentó el Informe de Marco Fiscal a Mediano Plazo, que incluye un plan para ajustar las finanzas públicas del país sin desatender las necesidades generadas por la pandemia. Servirá de base para la nueva reforma tributaria.

MG 3081 scaled e1625779161507

El Gobierno ha anunciado que el 20 de julio presentará la nueva reforma tributaria ante el Congreso de la República, con el propósito de poner en orden las finanzas públicas. Según lo dio a conocer el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MinHacienda) en el Informe del Marco Fiscal a Mediano Plazo (MFMP), dentro de las fuentes principales de recaudo se encuentran el aplazamiento de beneficios para las empresas, la creación de un plan de austeridad del gasto público, la reducción de la evasión y elusión de impuestos y el incremento de tributos para las personas con más ingresos. 

El Informe del Marco Fiscal a Mediano Plazo presenta un balance general de la situación fiscal del país, que presentamos a continuación. 

Estrategias expansionistas para superar la crisis pandémica (2020 – 2021)



La pandemia y las medidas adoptadas para enfrentarla ocasionaron grandes afectaciones al crecimiento económico, el mercado laboral, el comercio internacional y las finanzas públicas del país. En 2020 el Producto Interno Bruto (PIB) cayó -6.8%, la tasa de desempleo llegó al 16%, casi cuatro millones de personas entraron en pobreza monetaria y la deuda pública pasó del 50.3% al 64.7%. 

Según José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda, la crisis habría sido más profunda sin la política contracíclica adoptada por el Gobierno. Esta consistió principalmente en la exención o reducción de impuestos sobre algunos bienes y servicios esenciales; en la reducción o flexibilización de los plazos que tienen las empresas para pagar los impuestos correspondientes y, sobre todo, en la creación del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME). Este Fondo destinó cerca de 40 billones de pesos a fortalecer el sistema de salud y a apoyar a los hogares más vulnerables, el empleo y las empresas. Según el Ministerio de Hacienda, gracias a estas intervenciones Colombia logró una contracción menor a la que tuvo Perú, Argentina y México, que fue de -11.1%, -10% y -8.5%, respectivamente, e incluso menor a la de América Latina, correspondiente al -7%. 

Tres asuntos fueron determinantes para las cifras de ingresos y gastos en 2020 y 2021, de acuerdo con el informe MFMP. Primero, los cierres de los sectores económicos, que tuvieron un fuerte impacto en la economía. Solo en abril del año pasado ascendieron al 30% y causaron una contracción del 20.8% en el PIB de ese mes. Segundo, la caída de la demanda externa, que fue de 21%, en un contexto de disminución de los precios de los commodities, ocasionada por la crisis económica global. Y, tercero, la reducción de los precios del petróleo, especialmente en la referencia Brent. 

Con este panorama, MinHacienda definió una estrategia de corto, mediano y largo plazo:

  • A corto plazo: una estrategia fiscal expansiva centrada en el aumento del gasto público y en la flexibilización de impuestos, sobre todo para atender el impacto de la pandemia. 
  • A mediano plazo: un ancla fiscal fuerte que permita retornar a las cifras prepandemia, especialmente en materia de deuda pública. 
  • A largo plazo: una política fiscal que permita elevar el recaudo.  

Desmonte gradual de medidas expansionistas (2021 – 2022)

Para 2021, según las cifras de MinHacienda, se prevé un crecimiento de la economía nacional de 6%. Al respecto, el ministro Restrepo señaló: “Si mantenemos una estrategia fiscal expansionista centrada en la generación de empleo, es posible que crezcamos por encima de ese número. Los sectores que podrían tener mayor participación, según las proyecciones, son: el hotelero, con un 12%; la construcción, con un 11.1%, y el manufacturero, con un 10.6%”. 

De acuerdo con el informe MFMP, el gasto público para este año será de 134 billones de pesos. De estos, el 46% deberá destinarse a la atención de la emergencia sanitaria, el 37% a las ayudas a la población vulnerable, el 16% a la reactivación económica y al empleo y el 1% a otras actividades. Para 2022, el panorama cambiaría un poco, pues se espera, por un lado, que se reduzca parcialmente el porcentaje destinado a los proyectos de inversión social y a la mitigación de la emergencia y, por el otro, que aumenten los ingresos tributarios a raíz de la implementación de medidas contra la evasión, la modernización de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y el aumento de ingresos en las actividades petroleras. 

A partir de dichas estrategias, se proyecta para 2022 una disminución del déficit fiscal en 1.8 puntos porcentuales —de 5.3% a 3.5%— y una reducción de 5 billones en el gasto público, con respecto a 2021. En esta misma línea, el gasto público se financiaría de tres maneras: Una deuda de 102 billones, de los cuales 39 billones provendrían de deuda externa y 62 billones de deuda interna; 14 billones con “otros recursos” y 10 billones disponibles inicialmente.

Con respecto al empleo, el MFMP señaló que la recuperación de la actividad económica y el avance en la vacunación permitirían llevar la tasa de desempleo al 11.9%, 4 puntos porcentuales por debajo de lo observado en 2020. Esto iría acompañado de dos medidas de estimulación al empleo: la Estrategia de generación y apoyo al empleo para jóvenes (EGAEJ), que incentivaría la contratación formal de más de 260 mil jóvenes, y el programa Nuevo Compromiso por el Futuro de Colombia, que crearía cerca de 4 millones de empleos formales en infraestructura e incentivaría al sector hotelero y a las industrias creativas y culturales.

Estrategia fiscal a mediano plazo (2021 – 2032)

Entre 2021 y 2032, de acuerdo con las proyecciones de MinHacienda, la expansión de la economía será en promedio del 3.7%. El Ministro de Hacienda afirmó que esta es la primera vez que Colombia se compromete con la deuda pública y con la sostenibilidad de las finanzas a mediano plazo. Para esto, propone un ajuste fiscal enfocado en la creación de ingresos permanentes y en la disminución de los gastos. 

Según el MFMP, el primer paso para poner en marcha dicho objetivo es el Proyecto de Ley de Inversión Social, la nueva reforma tributaria que será presentada ante el Congreso en unos días y que espera recaudar alrededor de 14 billones de pesos. Con este, el Gobierno se propone como meta fiscal aumentar los ingresos con relación al PIB del 16.2% al 17%, a partir de la modernización de la DIAN y del incremento de impuestos. “Lo que el Gobierno sí dejó claro es que este Proyecto de Ley no recaerá sobre la clase media del país ni sobre los más vulnerables”, adujo Restrepo.

En materia de exportaciones, el informe contempló un crecimiento del 4.9% en promedio para el período 2023-2032. Asimismo, destacó el comportamiento de las exportaciones no tradicionales que, de acuerdo con la proyección, tendrían un crecimiento de 8.8% en el mediano plazo. Según MinHacienda, esto se explica por varias razones: el alto dinamismo de los socios comerciales, el incentivo a las exportaciones con mayor complejidad e intensidad tecnológica y el estímulo de los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) hacia sectores no minero-energéticos. Con todo esto, las exportaciones no tradicionales pasarían de representar el 4.5% del PIB en 2021 al 7.1% en 2032