lunes, octubre 18, 2021
HomeColumnistasEl deporte y el subdesarrollo

El deporte y el subdesarrollo

WhatsApp Image 2021 06 14 at 1.08.30 PM e1623697801990
Manuel Guillermo Sarmiento García
Profesor Emérito de la Universidad Externado de Colombia. Director del Departamento de Derecho del Transporte e Infraestructura de Transporte.

Terminaron los juegos olímpicos de Tokio, con una actuación regular de la representación colombiana si se compara con las cumplidas en las olimpiadas pasadas Londres 2.012 y  Río de Janeiro 2.016, entre los muchos aspectos que caracterizaron estos juegos, vale la pena destacar que los países que ocuparon las primeras diez posiciones en el orden de medallas olímpicas obtenidas, pertenecen al llamado G7, con exclusión de China y Rusia, que igualmente ocuparon el segundo y quinto lugares, respectivamente, lo que quiere decir que son los países más ricos del mundo los que se destacan en el ámbito deportivo.

Estos resultados nos llevan a reflexionar sobre la relación que existe entre el deporte y el subdesarrollo, especialmente en los países de la región latinoamericana, donde con excepción de Brasil y Cuba que obtuvieron el doceavo y catorceavos puestos, los demás países lograron resultados poco alentadores, precisamente porque el subdesarrollo no es sólo de carácter económico sino también cultural y el deporte constituye una manifestación esencial de la cultura de un país.

No obstante que el constituyente del 91 consagró en el artículo 52 de la constitución política como derecho fundamental de los ciudadanos el derecho a la recreación y a la práctica del deporte, y con la reforma que se introdujo mediante el acto legislativo número 2 de 2.000 se declaró que el deporte y la recreación forman parte de la educación y constituyen gasto público social, la verdad es que esta disposición constitucional, como muchas otras de la carta política son letra muerta, ya que no existe una política pública clara que fomente la práctica del deporte en nuestro país.

Los triunfos nacionales e internacionales obtenidos por los deportistas y atletas colombianos son en su mayor parte el resultado de un esfuerzo individual que exigen altos costos personales y económicos para cada uno de ellos, no existe una coordinación armónica entre el Gobierno y las diferentes federaciones deportivas que impulse especialmente el deporte de base, con verdaderas escuelas de formación, donde los niños, niñas y jóvenes adolescentes de todas las condiciones económicas y sociales, encuentren en la práctica del deporte no sólo un medio de recreación sino una opción de vida.

Son muy escasas las federaciones deportivas que han hecho un esfuerzo para masificar la práctica del deporte, con excepciones importantes como es el caso de la Federación Colombiana de Golf, que de ser un deporte elitista, cuya práctica se reducía a los exclusivos clubes sociales, hoy es un deporte que está al alcance de todos los bogotanos, con la creación    de un centro de alto rendimiento y un campo público para la formación y práctica de este deporte, que se construyó y se mantiene con recursos propios de este ente privado, el cual funciona perfectamente desde hace diez y siete años y ya tuvo un resultado muy importante en las olimpiadas de Tokio con un honroso séptimo lugar y diploma olímpico obtenido por el golfista bogotano Juan Sebastián Muñoz. 

Le puede interesar  Hay que recuperar la capacidad colombiana de producción

Se dirá que el presupuesto para el deporte en Colombia ha aumentado considerablemente en los últimos años, pero ese esfuerzo fiscal no corresponde a los resultados obtenidos por nuestros deportistas en los recientes juegos olímpicos donde realmente se mide el potencial deportivo de un país, hace falta una verdadera política pública en esta materia, especialmente en el campo de la educación, tanto primaria, secundaria como universitaria, que es donde vemos que se pueden hacer inversiones importantes para el fomento y desarrollo del deporte, el ejemplo más diciente de una política pública del deporte enfocada en la educación, es precisamente el caso de los Estados Unidos, que ocupó el primer lugar en las olimpiadas de Tokio, donde el deporte universitario es la base fundamental del deporte olímpico y profesional, los grandes atletas de los Estados Unidos han surgido de las universidades tanto públicas como privadas, donde los apoyan con becas que cubren totalmente sus estudios, mantenimiento personal y práctica deportiva durante su época de estudiantes, en este orden de ideas propongo que una parte del presupuesto nacional para el deporte se destine al apoyo a las universidades públicas y privadas en Colombia para que estas fomenten la práctica del deporte con el otorgamiento de becas y la disposición de la infraestructura deportiva necesaria, que les permitan a los jóvenes colombianos una formación integral y la posibilidad de obtener los triunfos olímpicos que tanto anhelamos.         

Le puede interesar  Si se calla el cantor
WhatsApp Image 2021 06 14 at 1.08.30 PM e1623697801990
Manuel Guillermo Sarmiento García
Profesor Emérito de la Universidad Externado de Colombia. Director del Departamento de Derecho del Transporte e Infraestructura de Transporte.

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA