HomeEmpleoEl salario mínimo debería superar el millón de pesos en 2022: expertos

El salario mínimo debería superar el millón de pesos en 2022: expertos

En el marco de las conversaciones sobre el salario mínimo, Más Colombia habló con dos expertos sobre el panorama actual de la negociación.

El pasado viernes, 3 de diciembre, la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales (CPCPSL) definió el cronograma para la concertación del salario mínimo para 2022. La CPCPSL aseguró que hoy, 10 de diciembre, se analizarán los informes del Banco de la República, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el Ministerio de Hacienda (MinHacienda) y el Ministerio de Trabajo (MinTrabajo), que serán los documentos base para establecer el incremento del salario mínimo en 2022. Las propuestas de los empresarios y los trabajadores no se conocerán hasta el 14 de diciembre. 

En el marco de estas conversaciones, presentamos las opiniones de Iván Jaramillo, integrante del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, y Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia, sobre el posible incremento del salario mínimo y sus efectos en la economía nacional.

¿Cuál es el panorama general para la concertación de salario mínimo este año?

Según Iván Jaramillo, este año, al igual que el pasado, es especial. “En 2021 hemos visto cifras de recuperación frente a la crisis de 2020 y de crecimiento frente a 2019. Esto otorga un panorama alentador para una buena negociación. El reto ahora está en alinear la política del aumento del salario mínimo a la de recuperación y crecimiento. Si logramos un buen aumento que mejore la demanda agregada y la capacidad de compra de los trabajadores, seguramente podremos avanzar hacia un crecimiento sostenido”, explicó el investigador.

Stefano Farné, por su parte, señaló que no encuentra mucha diferencia entre las negociaciones de este año y las de los años pasados. A su juicio, es muy probable que empresarios y trabajadores, representados por gremios y sindicatos, no se pongan de acuerdo en los próximos días y que sea el Gobierno el que fije el incremento del salario mínimo para 2022. 

“Un tema importante, que seguro tendrá repercusión en las negociaciones, es la nueva reforma tributaria. Hemos visto que, cuando las reformas tributarias bajan los impuestos a las empresas, las negociaciones resultan favorables para los trabajadores”, afirmó Farné. Este año ocurriría lo contrario, según explicó el experto en asuntos laborales. La reforma tributaria que fue aprobada en septiembre aumentó el impuesto de renta para las empresas al 35%. Entonces, el panorama se vuelve más difícil para los trabajadores, pues seguramente los empresarios, en aras de reducir los costos asociados al empleo, no estarán dispuestos a acordar un incremento alto.

¿Cuánto podría subir el salario mínimo para 2022?

Jaramillo explicó que, por ahora, solo hay estimaciones. Las propuestas de los gremios y los trabajadores solo se conocerán hasta el 14 de diciembre y aún hace falta definir algunas cifras importantes para la concertación. Según el economista, es muy probable que el Gobierno termine fijando el salario mínimo, como ha ocurrido el 70% de las veces desde 1996, año en el que se estableció ese sistema. 

En ese caso, los criterios legales a tener en cuenta para definir el incremento salarial del próximo año son: la inflación causada en 2021, que parece superar el 5%; la inflación proyectada por el Banco de la República para el año siguiente; el Producto Interno Bruto (PIB); la contribución de los salarios al ingreso nacional, y la productividad establecida por el Ministerio de Trabajo.

Además de esos cinco criterios, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, declaró públicamente que quiere tener en cuenta el índice de pobreza, el índice Gini de desigualdad y la informalidad. 

En concepto de Jaramillo, esto contribuiría a la fijación de un incremento del salario mínimo más justo y equitativo para 2022. “Yo añadiría la información sobre oferta y demanda laboral y la tasa de sindicalización”, señaló el integrante del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario. Aun sin todos los criterios, el panorama de concertación, para Jaramillo, parece indicar que el salario mínimo —actualmente de $908.526— puede superar el millón para 2022

Para Farné, aunque el panorama de negociación del salario mínimo no parece distar mucho de los años pasados, para 2022 se podría registrar un incremento del 9%. De acuerdo con sus estimaciones, el ajuste de la inflación sería de alrededor del 6%, los puntos de productividad serían del 2% y, en las negociaciones entre trabajadores sindicalizados y empresarios agremiados, se podrían lograr uno o dos puntos porcentuales de incremento adicionales. “Con esto, se podría obtener, para el año siguiente, un aumento del 9% o incluso del 10% si todo sale bien”, afirmó el director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia. 

Le puede interesar  Ni estudian ni trabajan: 26,6% de los jóvenes colombianos

¿A quiénes afecta el salario mínimo?

De acuerdo con Jaramillo, el incremento del salario mínimo en principio aumentaría la capacidad de compra y los ingresos de los trabajadores formales, que representan cerca del 50% de la población. No obstante, dicho aumento podría tener otros dos efectos deseables sobre la economía nacional

En primer lugar, se fortalecería la demanda agregada, es decir, el total de bienes y servicios demandados por un país. “Al mejorar la capacidad adquisitiva de los trabajadores formales, el consumo aumentaría y con este la producción. Eso sería lo conveniente para los empresarios y, en general, para un país que tiene como propósito recuperarse de una crisis económica y crecer de forma sostenida”, señaló Jaramillo. 

En segundo lugar, el incremento salarial podría reducir los niveles de informalidad. “La posición de muchos analistas, y también de los empresarios, es que un incremento salarial representa un costo laboral para los empleadores y podría aumentar el desempleo y, en consecuencia, la informalidad. Sin embargo, esta perspectiva no tiene en cuenta el punto de vista de los trabajadores. Si el salario mínimo no aumenta, los trabajadores formales empezarán a mirar hacia otras actividades informales para completar sus ingresos”, explicó Jaramillo. 

Al respecto, Farné señaló que, en Colombia, muchos bienes y servicios actualizan sus precios de acuerdo con el salario mínimo. Eso podría generar la percepción de que un incremento salarial no tiene mayores consecuencias sobre el aumento en los ingresos y en la capacidad de compra de los trabajadores. “Sin embargo, lo que se ha visto desde hace unos años es que el salario mínimo viene aumentando en términos reales, y no nominales. Si el aumento del salario mínimo para 2022 es del 9% o del 10%, seguramente el poder adquisitivo aumentará el 1% o 2%”, afirmó Farné. 

Para el director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia, hay que buscar un equilibrio a la hora de fijar el incremento del salario mínimo, de forma que no haya efectos negativos sobre el empleo. El analista afirmó que “lo que ocurre usualmente cuando los salarios aumentan es que empiezan a desaparecer los empleos improductivos. Eso puede verse en países desarrollados, cuyo salario mínimo es muy alto. En Holanda, por ejemplo, el salario mínimo es de 1.700 euros al mes y allá no existen cajeros en los supermercados, no existen personas que atienden en las bombas de gasolina y, en general, no existen muchos empleos poco productivos. En Colombia deberíamos apuntar en esa dirección de forma paulatina. Un aumento del 9% o 10% no tendrá mayores efectos sobre el empleo, y uno muy por encima de este porcentaje ya podría generar problemas”. 

Jaramillo, en cambio, señaló que las consecuencias sobre el empleo están dadas más por el crecimiento económico que por el incremento salarial. A su juicio, “lo que genera empleo y desempleo es la capacidad o incapacidad de la economía para producir demanda. Por ejemplo, si yo tengo un negocio, la necesidad de tener trabajadores dependerá de qué tanto se demande el producto o servicio que ofrezco. Así que lo importante es fortalecer la demanda agregada”.

El escenario ideal para la fijación del salario mínimo

Para Farné, el problema del salario mínimo en Colombia es que se ha vuelto el referente de todos los salarios. A su juicio, el salario mínimo debería fijarse para defender a los trabajadores más vulnerables del mercado laboral, como es el caso de los jóvenes y los trabajadores menos calificados. En Colombia, en cambio, ocurre justamente lo contrario: los trabajadores ricos definen sus sueldos en salarios mínimos. “El salario mínimo solo debería otorgar un piso legal por encima del cual se negocien los otros salarios”, afirmó el analista. 

En esto coincidió Jaramillo, para quien el problema más grande de la negociación son los pocos canales de representatividad. “En Colombia, solo el 4,6% de la población ocupada hace parte del diálogo social sobre el aumento salarial. Lo ideal sería aumentar la tasa de sindicalización y fortalecer la negociación diferenciada en cada sector económico. Así es como ocurre en la mayoría de los países: el salario mínimo constituye solo un piso legal y por encima de este se negocian los salarios en otros sectores. En Francia y en Alemania, por ejemplo, una cosa es el salario mínimo y otra el salario del sector metalmecánico, o del sector de turismo o del sector educativo”, concluyó el investigador.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  “La mayor barrera al crecimiento de la productividad es la informalidad”

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

El salario mínimo debería superar el millón de pesos en 2022: expertos

En el marco de las conversaciones sobre el salario mínimo, Más Colombia habló con dos expertos sobre el panorama actual de la negociación.

El pasado viernes, 3 de diciembre, la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales (CPCPSL) definió el cronograma para la concertación del salario mínimo para 2022. La CPCPSL aseguró que hoy, 10 de diciembre, se analizarán los informes del Banco de la República, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el Ministerio de Hacienda (MinHacienda) y el Ministerio de Trabajo (MinTrabajo), que serán los documentos base para establecer el incremento del salario mínimo en 2022. Las propuestas de los empresarios y los trabajadores no se conocerán hasta el 14 de diciembre. 

En el marco de estas conversaciones, presentamos las opiniones de Iván Jaramillo, integrante del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, y Stefano Farné, director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia, sobre el posible incremento del salario mínimo y sus efectos en la economía nacional.

¿Cuál es el panorama general para la concertación de salario mínimo este año?

Según Iván Jaramillo, este año, al igual que el pasado, es especial. “En 2021 hemos visto cifras de recuperación frente a la crisis de 2020 y de crecimiento frente a 2019. Esto otorga un panorama alentador para una buena negociación. El reto ahora está en alinear la política del aumento del salario mínimo a la de recuperación y crecimiento. Si logramos un buen aumento que mejore la demanda agregada y la capacidad de compra de los trabajadores, seguramente podremos avanzar hacia un crecimiento sostenido”, explicó el investigador.

Stefano Farné, por su parte, señaló que no encuentra mucha diferencia entre las negociaciones de este año y las de los años pasados. A su juicio, es muy probable que empresarios y trabajadores, representados por gremios y sindicatos, no se pongan de acuerdo en los próximos días y que sea el Gobierno el que fije el incremento del salario mínimo para 2022. 

“Un tema importante, que seguro tendrá repercusión en las negociaciones, es la nueva reforma tributaria. Hemos visto que, cuando las reformas tributarias bajan los impuestos a las empresas, las negociaciones resultan favorables para los trabajadores”, afirmó Farné. Este año ocurriría lo contrario, según explicó el experto en asuntos laborales. La reforma tributaria que fue aprobada en septiembre aumentó el impuesto de renta para las empresas al 35%. Entonces, el panorama se vuelve más difícil para los trabajadores, pues seguramente los empresarios, en aras de reducir los costos asociados al empleo, no estarán dispuestos a acordar un incremento alto.

¿Cuánto podría subir el salario mínimo para 2022?

Jaramillo explicó que, por ahora, solo hay estimaciones. Las propuestas de los gremios y los trabajadores solo se conocerán hasta el 14 de diciembre y aún hace falta definir algunas cifras importantes para la concertación. Según el economista, es muy probable que el Gobierno termine fijando el salario mínimo, como ha ocurrido el 70% de las veces desde 1996, año en el que se estableció ese sistema. 

En ese caso, los criterios legales a tener en cuenta para definir el incremento salarial del próximo año son: la inflación causada en 2021, que parece superar el 5%; la inflación proyectada por el Banco de la República para el año siguiente; el Producto Interno Bruto (PIB); la contribución de los salarios al ingreso nacional, y la productividad establecida por el Ministerio de Trabajo.

Además de esos cinco criterios, el ministro de Trabajo, Ángel Custodio Cabrera, declaró públicamente que quiere tener en cuenta el índice de pobreza, el índice Gini de desigualdad y la informalidad. 

En concepto de Jaramillo, esto contribuiría a la fijación de un incremento del salario mínimo más justo y equitativo para 2022. “Yo añadiría la información sobre oferta y demanda laboral y la tasa de sindicalización”, señaló el integrante del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario. Aun sin todos los criterios, el panorama de concertación, para Jaramillo, parece indicar que el salario mínimo —actualmente de $908.526— puede superar el millón para 2022

Para Farné, aunque el panorama de negociación del salario mínimo no parece distar mucho de los años pasados, para 2022 se podría registrar un incremento del 9%. De acuerdo con sus estimaciones, el ajuste de la inflación sería de alrededor del 6%, los puntos de productividad serían del 2% y, en las negociaciones entre trabajadores sindicalizados y empresarios agremiados, se podrían lograr uno o dos puntos porcentuales de incremento adicionales. “Con esto, se podría obtener, para el año siguiente, un aumento del 9% o incluso del 10% si todo sale bien”, afirmó el director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia. 

Le puede interesar  "Los países que optaron por sistemas privados de pensiones, han reversado la decisión"

¿A quiénes afecta el salario mínimo?

De acuerdo con Jaramillo, el incremento del salario mínimo en principio aumentaría la capacidad de compra y los ingresos de los trabajadores formales, que representan cerca del 50% de la población. No obstante, dicho aumento podría tener otros dos efectos deseables sobre la economía nacional

En primer lugar, se fortalecería la demanda agregada, es decir, el total de bienes y servicios demandados por un país. “Al mejorar la capacidad adquisitiva de los trabajadores formales, el consumo aumentaría y con este la producción. Eso sería lo conveniente para los empresarios y, en general, para un país que tiene como propósito recuperarse de una crisis económica y crecer de forma sostenida”, señaló Jaramillo. 

En segundo lugar, el incremento salarial podría reducir los niveles de informalidad. “La posición de muchos analistas, y también de los empresarios, es que un incremento salarial representa un costo laboral para los empleadores y podría aumentar el desempleo y, en consecuencia, la informalidad. Sin embargo, esta perspectiva no tiene en cuenta el punto de vista de los trabajadores. Si el salario mínimo no aumenta, los trabajadores formales empezarán a mirar hacia otras actividades informales para completar sus ingresos”, explicó Jaramillo. 

Al respecto, Farné señaló que, en Colombia, muchos bienes y servicios actualizan sus precios de acuerdo con el salario mínimo. Eso podría generar la percepción de que un incremento salarial no tiene mayores consecuencias sobre el aumento en los ingresos y en la capacidad de compra de los trabajadores. “Sin embargo, lo que se ha visto desde hace unos años es que el salario mínimo viene aumentando en términos reales, y no nominales. Si el aumento del salario mínimo para 2022 es del 9% o del 10%, seguramente el poder adquisitivo aumentará el 1% o 2%”, afirmó Farné. 

Para el director del Observatorio del Mercado Laboral de la Universidad Externado de Colombia, hay que buscar un equilibrio a la hora de fijar el incremento del salario mínimo, de forma que no haya efectos negativos sobre el empleo. El analista afirmó que “lo que ocurre usualmente cuando los salarios aumentan es que empiezan a desaparecer los empleos improductivos. Eso puede verse en países desarrollados, cuyo salario mínimo es muy alto. En Holanda, por ejemplo, el salario mínimo es de 1.700 euros al mes y allá no existen cajeros en los supermercados, no existen personas que atienden en las bombas de gasolina y, en general, no existen muchos empleos poco productivos. En Colombia deberíamos apuntar en esa dirección de forma paulatina. Un aumento del 9% o 10% no tendrá mayores efectos sobre el empleo, y uno muy por encima de este porcentaje ya podría generar problemas”. 

Jaramillo, en cambio, señaló que las consecuencias sobre el empleo están dadas más por el crecimiento económico que por el incremento salarial. A su juicio, “lo que genera empleo y desempleo es la capacidad o incapacidad de la economía para producir demanda. Por ejemplo, si yo tengo un negocio, la necesidad de tener trabajadores dependerá de qué tanto se demande el producto o servicio que ofrezco. Así que lo importante es fortalecer la demanda agregada”.

El escenario ideal para la fijación del salario mínimo

Para Farné, el problema del salario mínimo en Colombia es que se ha vuelto el referente de todos los salarios. A su juicio, el salario mínimo debería fijarse para defender a los trabajadores más vulnerables del mercado laboral, como es el caso de los jóvenes y los trabajadores menos calificados. En Colombia, en cambio, ocurre justamente lo contrario: los trabajadores ricos definen sus sueldos en salarios mínimos. “El salario mínimo solo debería otorgar un piso legal por encima del cual se negocien los otros salarios”, afirmó el analista. 

En esto coincidió Jaramillo, para quien el problema más grande de la negociación son los pocos canales de representatividad. “En Colombia, solo el 4,6% de la población ocupada hace parte del diálogo social sobre el aumento salarial. Lo ideal sería aumentar la tasa de sindicalización y fortalecer la negociación diferenciada en cada sector económico. Así es como ocurre en la mayoría de los países: el salario mínimo constituye solo un piso legal y por encima de este se negocian los salarios en otros sectores. En Francia y en Alemania, por ejemplo, una cosa es el salario mínimo y otra el salario del sector metalmecánico, o del sector de turismo o del sector educativo”, concluyó el investigador.

spot_img

VEA TAMBIÉN

¿El sistema tributario colombiano genera un país más desarrollado y equitativo?

Jairo Orlando Villabona, explica por qué el sistema tributario en Colombia no cumple tres condiciones fundamentales para impulsar el crecimiento, la equidad y el desarrollo: no es progresivo, no genera redistribución de los ingresos y tampoco es eficiente.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Ningún país con una política pensional seria tiene dos regímenes que compiten e...

Kevin Hartmann, abogado y estudiante de doctorado de la Universidad de Lovaina, se refiere a la reforma pensional y aborda las principales problemáticas del sistema de pensiones en Colombia.

COLOMBIA