viernes, octubre 15, 2021
HomeColumnistasEl superávit comercial del agro debe ser el motor del cambio

El superávit comercial del agro debe ser el motor del cambio

WhatsApp Image 2021 07 16 at 1.02.05 PM
Alejandro Vélez
Economista Agrícola de la Universidad de Kansas, con especialización en Mercados de Futuros y Fletamento de Naves. Las opiniones planteadas por el autor son de su entera responsabilidad y no comprometen en ningún sentido a la Institución para la cual labora.

El sector agropecuario colombiano está aquejado por diferentes problemas, muchos de difícil solución, dónde más que la eterna letanía del desamparo al campo y de la lucha de clases entre “campesinos y empresarios del campo”, el agro está aquejado por dos grandes problemas:

  • La falta de decisión política para volver a generar iniciativas de desarrollo subsectorial, donde las más reconocidas y casi únicas existentes han sido las orientadas al desarrollo del café con más de 70 años, las flores y el banano estimulados en los años 70 y en los 80 y 90 la palma de aceite.
  • La eficiencia en el gasto sectorial

Se han hecho algunos “pinitos” de política para la producción más recientes pero más limitados en cacao, algunos frutales y caucho, como alternativas de diversificación, que aún no muestran plenamente sus resultados.

A pesar de la baja inversión en vías terciarias, manejo inadecuado del recurso hídrico, falta de ajustes institucionales para desarrollar la comercialización y el estímulo al abastecimiento local y las exportaciones, el desempeño del sector parece evidenciar la tenacidad sectorial, cuando el tema se analiza por el lado del comercio exterior.

En efecto, si se miran las exportaciones colombianas desde 2010, estas crecen sin pausa año por año y pasan de USD$5.727 millones a USD$7.824 millones, algo más del 36% en la década, cifra nada despreciable (Ver cuadros y gráficas).

image 4
Fuente: DANE
image
Fuente: DANE

Obviamente y como dirán algunos, ¡pero las importaciones también crecen! y sí, es cierto, pasaron de USD$4.194 millones USD$6.926 con un incremento superior al 65% en la década, lo cual es preocupante y debe ser el punto de inflexión para el desarrollo de producciones que contrarresten la dinámica importadora, pues ese crecimiento evidencia, entre otros, una importante fortaleza de la demanda de productos agropecuarios.

image 5
Fuente: DANE
image 6
Fuente: DANE

Con todo, lo que es innegable es que el sector agropecuario sigue generando superávit del orden de USD$1.000 anuales y que la meta, debe ser aún muy superior a base de diversificación, pues otrora el superávit sectorial llego incluso a bordear los USD$ 3.000 millones en sus mejores años.

Le puede interesar  El plástico flota

Además de llorar por el sustento de los precios o quejarse de la invalidez de los productores y su incapacidad y la pobrería del discurso, el sector debe luchar por el desarrollo de capacidad productiva como el recurso hídrico, para que, por ejemplo, las CAR permitan el uso de agua en verano, que es cuando se necesita y no invierno cuando llueve a raudales.

Luchar para que el gasto vaya a pagos específicos sólo en casos extremos, y para que el gobierno gaste mucho más en planes de desarrollo de productos con la debida verificación de la eficiencia en el gasto y la fuerte penalización de la ineficiencia y el despilfarro.

Nunca se ha visto que esas entidades investigadoras de tanto prestigio en el país, que salen de primeras a justificar la necesidad de reformas tributarias y democratización de los déficits del Estado salgan alguna vez a presentar un estudio de evaluación de la eficiencia del gasto público y creo que en agricultura eso ni se piensa.

Le puede interesar  Y si revisamos los TLC

En infraestructura todo está por hacer, redes de frío, plantas de sacrificio, desarrollo de producción de piensos y cosas que dependen de políticas certeras para que los productores generen la producción, de lo contrario se seguirá en la “teoría del apocalipsis agraria” a la espera de centavos para algunos, sin generar condiciones productivas generales que sirvan a todos los productores.

Esperemos pues que las noticias del desempeño comercial y el superávit anual que continúa generando el agro, sirvan para que este sector comience a exigir condiciones reales para producir y no reciba migajas a través de pagos esporádicos y a unos u otros.     

WhatsApp Image 2021 07 16 at 1.02.05 PM
Alejandro Vélez
Economista Agrícola de la Universidad de Kansas, con especialización en Mercados de Futuros y Fletamento de Naves. Las opiniones planteadas por el autor son de su entera responsabilidad y no comprometen en ningún sentido a la Institución para la cual labora.

VEA TAMBIÉN

Transgénicos: ¿Progreso para la Humanidad o camino a la pérdida de biodiversidad...

Laura Gutiérrez, Doctora en Antropología e investigadora en Biotecnologías agrarias, presenta los diferentes tipos de transgénicos, sus ventajas y los riesgos que conllevan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA