HomeEmpleo"El trabajo infantil es indicador de atraso y pobreza"

“El trabajo infantil es indicador de atraso y pobreza”

Según el DANE, el 4,9% de los niños entre 5 y 17 años trabajó el año pasado. En el campo la cifra fue mayor. Ximena Pachón, Doctora en antropología, y Mariángela Niño, Magíster en en psicología clínica y de la salud, analizaron el fenómeno.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo infantil se define como “todo trabajo que priva a los niños, niñas y adolescentes de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico”. En los últimos años, la incidencia del trabajo infantil en el país ha venido disminuyendo. Mientras en el último trimestre de 2012 el 10,2% de los niños de 5 a 17 años trabajó, entre octubre y diciembre de 2020 esta cifra se situó en el 4,9%. Según el DANE, los sectores que registraron más trabajo infantil fueron Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (44,1%) y Comercio y reparación de vehículos (20,7%).

El DANE evidencia la existencia de una brecha rural-urbana en materia de trabajo infantil. Entre octubre y diciembre de 2020, el 10,1% de los niños entre 5 y 17 años que habitan en las zonas rurales trabajó, a diferencia del 3% en el entorno urbano. Asimismo, el DANE reporta que los niños de las zonas rurales trabajaron desde edades más tempranas y en promedio más tiempo a la semana (entre 15 y 29 horas, mientras que en el entorno urbano laboraron por menos de 15 horas). Las cifras del DANE muestran que en el último semestre de 2020 el 5,6% de los niños rurales entre 5 y 14 años trabajó, contra el 1,4% en zonas urbanas. En el caso de los jóvenes entre los 15 y 17 años, la cifra de ocupados fue de 27,1%, comparado con un 8,8% en las zonas urbanas. 

El trabajo infantil tiene un impacto negativo en la educación. Según el DANE, en el último trimestre de 2020 el 89,5% de la población infantil asistió a clase, cifra que se redujo a 68,5% en el caso de los niños entre 5 y 17 años que trabajaban. 

Para Mariángela Niño, Magíster en psicología clínica y de la salud y directora del Centro Psicológico Waleker, son claras las consecuencias del trabajo infantil en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. La experta explica que esta situación los enfrenta a “situaciones no acordes a su ciclo vital”, lo cual les genera “preocupación” además de “sentimientos de minusvalía”. Si bien Niño entiende que el trabajo “se mezcle con la posibilidad de socializar o aprender”, considera que “enviar un doble mensaje en que el niño pueda trabajar y estudiar, solo por tratarse de un ambiente rural, es maquillar el trabajo infantil”. En su concepto, el aprendizaje “puede ocurrir en otros contextos y de una manera más sana”. 

Le puede interesar  A la aprobación del proyecto de profundización del Canal de acceso a Buenaventura le faltaría alrededor de un año

Por su parte, Ximena Pachón, Doctora en antropología y experta en el tema, condena el trabajo infantil, pero invita a adoptar “una visión más amplia de lo que puede ser”. En su concepto, “el trabajo no necesariamente es una cuestión degradante”, por lo que hay que poner especial atención a “las condiciones en las que se da”. En ciertas ocasiones es difícil establecer “la diferencia entre el trabajo y el juego”, explica la experta. Por ejemplo, en el campo “cuidar las vacas puede ser una actividad lúdica” para el niño, aunque esté trabajando. Adicionalmente, la antropóloga señala que el trabajo está vinculado a la socialización y la transmisión de saberes. Eso se da especialmente en las actividades que requieren un saber hacer, pues “el niño trabaja, pero está aprendiendo también”.

Para las expertas, el trabajo infantil no es solo una cuestión de explotación o de transmisión de saberes. Para Ximena Pachón, “el niño trabajador es un índice de atraso y pobreza”. En efecto, el DANE registra que, en 2020, el 34% y el 43% de los niños entre 5 y 17 años de zonas urbanas y rurales, respectivamente, trabajó porque debía “participar en la actividad económica de la familia”. Ese año, la incidencia de la pobreza monetaria entre la población colombiana fue superior al 40%.

Las expertas consultadas son pesimistas en cuanto a la reducción del trabajo infantil, dados los niveles de pobreza del país y la difícil coyuntura de pandemia. Como consecuencia de lo anterior, “se mantendrá la tendencia de trabajo infantil y con más fuerza en los siguientes años”, advierte Mariángela Niño.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  En Colombia, el 10% de la población más rica recibe 11 veces más ingresos que el 10% más pobre: Banco Mundial

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

“El trabajo infantil es indicador de atraso y pobreza”

Según el DANE, el 4,9% de los niños entre 5 y 17 años trabajó el año pasado. En el campo la cifra fue mayor. Ximena Pachón, Doctora en antropología, y Mariángela Niño, Magíster en en psicología clínica y de la salud, analizaron el fenómeno.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el trabajo infantil se define como “todo trabajo que priva a los niños, niñas y adolescentes de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico”. En los últimos años, la incidencia del trabajo infantil en el país ha venido disminuyendo. Mientras en el último trimestre de 2012 el 10,2% de los niños de 5 a 17 años trabajó, entre octubre y diciembre de 2020 esta cifra se situó en el 4,9%. Según el DANE, los sectores que registraron más trabajo infantil fueron Agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca (44,1%) y Comercio y reparación de vehículos (20,7%).

El DANE evidencia la existencia de una brecha rural-urbana en materia de trabajo infantil. Entre octubre y diciembre de 2020, el 10,1% de los niños entre 5 y 17 años que habitan en las zonas rurales trabajó, a diferencia del 3% en el entorno urbano. Asimismo, el DANE reporta que los niños de las zonas rurales trabajaron desde edades más tempranas y en promedio más tiempo a la semana (entre 15 y 29 horas, mientras que en el entorno urbano laboraron por menos de 15 horas). Las cifras del DANE muestran que en el último semestre de 2020 el 5,6% de los niños rurales entre 5 y 14 años trabajó, contra el 1,4% en zonas urbanas. En el caso de los jóvenes entre los 15 y 17 años, la cifra de ocupados fue de 27,1%, comparado con un 8,8% en las zonas urbanas. 

El trabajo infantil tiene un impacto negativo en la educación. Según el DANE, en el último trimestre de 2020 el 89,5% de la población infantil asistió a clase, cifra que se redujo a 68,5% en el caso de los niños entre 5 y 17 años que trabajaban. 

Para Mariángela Niño, Magíster en psicología clínica y de la salud y directora del Centro Psicológico Waleker, son claras las consecuencias del trabajo infantil en el desarrollo cognitivo y emocional de los niños. La experta explica que esta situación los enfrenta a “situaciones no acordes a su ciclo vital”, lo cual les genera “preocupación” además de “sentimientos de minusvalía”. Si bien Niño entiende que el trabajo “se mezcle con la posibilidad de socializar o aprender”, considera que “enviar un doble mensaje en que el niño pueda trabajar y estudiar, solo por tratarse de un ambiente rural, es maquillar el trabajo infantil”. En su concepto, el aprendizaje “puede ocurrir en otros contextos y de una manera más sana”. 

Le puede interesar  La pandemia está empeorando la salud mental de los jóvenes

Por su parte, Ximena Pachón, Doctora en antropología y experta en el tema, condena el trabajo infantil, pero invita a adoptar “una visión más amplia de lo que puede ser”. En su concepto, “el trabajo no necesariamente es una cuestión degradante”, por lo que hay que poner especial atención a “las condiciones en las que se da”. En ciertas ocasiones es difícil establecer “la diferencia entre el trabajo y el juego”, explica la experta. Por ejemplo, en el campo “cuidar las vacas puede ser una actividad lúdica” para el niño, aunque esté trabajando. Adicionalmente, la antropóloga señala que el trabajo está vinculado a la socialización y la transmisión de saberes. Eso se da especialmente en las actividades que requieren un saber hacer, pues “el niño trabaja, pero está aprendiendo también”.

Para las expertas, el trabajo infantil no es solo una cuestión de explotación o de transmisión de saberes. Para Ximena Pachón, “el niño trabajador es un índice de atraso y pobreza”. En efecto, el DANE registra que, en 2020, el 34% y el 43% de los niños entre 5 y 17 años de zonas urbanas y rurales, respectivamente, trabajó porque debía “participar en la actividad económica de la familia”. Ese año, la incidencia de la pobreza monetaria entre la población colombiana fue superior al 40%.

Las expertas consultadas son pesimistas en cuanto a la reducción del trabajo infantil, dados los niveles de pobreza del país y la difícil coyuntura de pandemia. Como consecuencia de lo anterior, “se mantendrá la tendencia de trabajo infantil y con más fuerza en los siguientes años”, advierte Mariángela Niño.

spot_img

VEA TAMBIÉN

¿Cómo funciona la Ley de borrón y cuenta nueva?

Se estima que esta Ley, sancionada el 29 de octubre, podría beneficiar a 10 millones de personas en Colombia.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

Cali en cifras

“Ningún país con una política pensional seria tiene dos regímenes que compiten e...

Kevin Hartmann, abogado y estudiante de doctorado de la Universidad de Lovaina, se refiere a la reforma pensional y aborda las principales problemáticas del sistema de pensiones en Colombia.

COLOMBIA