lunes, octubre 18, 2021
HomeColumnistasEn el país de las maravillas

En el país de las maravillas

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

El pasado 20 de julio el presidente Iván Duque hizo su habitual discurso ante la plenaria del Congreso. En su intervención de 16 páginas pintó una realidad muy distinta a la que se vive en las calles y en los campos de Colombia. Demostró, una vez más, que anda desconectado de la ciudadanía y que vive en el país de las maravillas.

En vez de fijar una hoja de ruta clara para su último año de gobierno, el presidente prefirió hacer una grandilocuente pero imprecisa rendición de cuentas de su gestión. Era previsible que en un espacio tan importante expusiera los logros de su administración, pero lo que resulta llamativo es que mucho de lo dicho no se compagina con la actual coyuntura y que, además de eso, no haya dejado claramente planteada una estrategia para hacerle frente a los enormes retos que enfrentamos.

No se puede negar que se hayan logrado cosas muy importantes, como por ejemplo la transformación de la matriz energética en un 10%, dando un paso en materia de las energías renovables. O también que durante este año se logrará la matrícula cero para los estratos 1, 2 y 3, beneficiando así a más de 700 mil estudiantes. Incluso, es preciso aplaudir que, a pesar de las críticas, se haya ampliado en tiempo y alcance el subsidio solidario, más que necesario en momentos de crisis social y desempleo.

Sorprende, sin embargo, que haya adoptado como banderas asuntos frente a los cuales su gobierno ha sido deficitario. Es imposible mencionarlos todos, así que nos concentraremos únicamente en algunos particularmente preocupantes. En materia de seguridad, si bien la tasa de homicidios es la más baja en 40 años –tendencia que comenzó a marcarse en la era de Santos–, en Colombia cada 36 horas asesinan un líder social, cada 4 días se presenta una masacre y proliferan bandas criminales y disidencias tanto guerrilleras como paramilitares. Más aún, en cuanto se refiere a narcotráfico, durante su gobierno los cultivos no han bajado como se esperaba y la producción de cocaína y las tasas de resiembra están disparadas. Eso sin mencionar la inseguridad ciudadana desbordada en las mayores capitales.

Le puede interesar  La cultura, herramienta de guerra y negocio jugoso

Se ufana el presidente en materia económica. Celebra que este año se espera crecer a tasas superiores al 6%. Ojalá así sea. Pero aún en el escenario más optimista, olvida que el desempleo ha llegado a casi el 20%, que 6 de cada 10 colombianos vive en la informalidad y que durante su gobierno –en gran parte por el covid– la pobreza llegó al 42% y la pobreza extrema al 17%. Allí no hay nada que celebrar, en materia social se retrocedió más de dos décadas.

Ni que decir sobre los pobres avances en materia de implementación de los acuerdos de paz. Señala que su gobierno ha sido el que más resultados ha dado sobre ese frente, mientras omite que echó para atrás la jurisdicción agraria, se opuso a las curules para las víctimas, objetó la JEP y bajo su administración los asesinatos, amenazas y desapariciones de los firmantes de paz se disparó.

Le puede interesar  100.000 Muertos. ¿Cuántos Años de Vida Perdidos?

Se podría también revisar lo dicho en materia ambiental, teniendo en cuenta que este gobierno embolató el acuerdo de Escazú, dio vía libre a los pilotos del fracking y autorizó fumigaciones aéreas de glifosato. Pero tal vez, lo más sorprendente es la posición de Duque frente a Providencia. Su gobierno no sólo incumplió la meta de los 100 días para su reconstrucción, dejando a la intemperie a más de 6000 raizales, sino que busca sacar pecho con la promesa de que antes de que se acabe su gobierno habrá saneado la isla. He ahí la mayor muestra de la desconexión y exceso de fantasía en su grandilocuente discurso.

¿Si no hemos sido capaces de garantizarle lo básico a esos 6000 isleños, qué podemos esperar para el resto de los 50 millones de colombianos?

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA