HomeIndustria“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suárez

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suárez

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

El 8 de octubre llegó a las librerías Saqueo, Estudio de la economía colombiana 1990-2020. Soluciones Alternativas, el más reciente libro del analista económico, Aurelio Suárez Montoya. En este se exponen hechos históricos, políticos y sociales que llevan al autor a concluir que Colombia es un país estancado y vulnerable en términos económicos. 

El libro consta de cuatro capítulos: el primero presenta un recuento histórico desde la apertura económica, en la década de 1990, hasta la actualidad. El segundo y el tercero analizan cómo la política económica del país en las últimas tres décadas ha permitido la creación de una estructura empresarial altamente concentrada, en la que el capital extranjero tiene un lugar central. Finalmente, el cuarto capítulo recopila 27 soluciones de académicos y economistas reconocidos a la crisis económica que vive el país, y plantea una propuesta con tres ejes temáticos.

El miércoles pasado se hizo el lanzamiento oficial del libro, en el Gimnasio Moderno en Bogotá. En este, Aurelio Suárez Montoya conversó con Juan Manuel Ospina, economista y presidente del Partido Dignidad, sobre las consecuencias de las políticas económicas que se han adoptado en las últimas tres décadas y los retos que enfrenta Colombia en la actualidad. Aquí le contamos todos los detalles. 

Deuda y desnacionalización de la producción

Según Suárez, el libro fue titulado “Saqueo” porque es la palabra que describe lo que le ha ocurrido a Colombia en las últimas tres décadas, tras la política de apertura económica. “Hemos entregado la producción, la industria, el mercado interno y el trabajo del país al sistema global financiero. Lo que hemos tenido aquí, desde hace un poco más de tres décadas, no es un modelo extractivista, como muchos creen, sino el predominio del sistema financiero internacional. Sin bancos no hay petróleo ni minería”, señaló. 

A su juicio, los analistas y economistas han pasado por alto que, detrás del modelo de extracción minero-energético, hay otro que lo sostiene: el modelo financiero o bancario. Según Juan Pablo Fernández, economista y colaborador en el libro, son tres los papeles que ha tenido el capital financiero en la potenciación de la extracción minera y petrolera en Colombia: primero, el capital financiero ha sido fundamental en la fijación de los precios en la bolsa de valores. Segundo, las grandes empresas que se han constituido en Colombia son parte del sector financiero. Y, tercero, quienes aportan el capital e invierten en las actividades de extracción minero-energética hacen parte de la élite financiera, que en últimas es la beneficiaria del sistema económico actual. 

Según Suárez, el análisis de las políticas económicas en las últimas tres décadas arroja cuatro etapas fundamentales para la comprensión de la crisis que atraviesa el país en la actualidad: 1) la apertura económica; 2) el boom de los commodities; 3) la firma de varios Tratados de Libre Comercio (TLC) y 4) el predominio de un modelo de capital extranjero. El conjunto de estas medidas ha generado el mayor endeudamiento en la historia de Colombia. 

“Mientras en el año 2000 el Gobierno tenía una deuda de 70 billones de pesos, en 2019 esta ascendió a 600 billones de pesos. Esto significa que por cada habitante se deben, en promedio, 13 millones de pesos”, señaló Suárez. Adicionalmente, las importaciones son mucho mayores que las exportaciones y las rentas en el exterior de los capitales nacionales son inferiores a las rentas extranjeras del país. 

En cuanto a la estructura empresarial, el consultor económico y político afirmó que, como en cualquier mercado, hay ganadores. Su análisis de 103 subsectores económicos, entre 2003 y 2018, arrojó tres grandes conclusiones al respecto:

  1. Desnacionalización de la producción: por lo menos el 50% de la economía colombiana está en manos del capital extranjero. 
  2. Concentración de los ingresos en muy pocas empresas. 
  3. Predominio del capital financiero en la economía nacional. 
Le puede interesar  Tiendas virtuales de cosméticos podrán acceder a proveedores coreanos

Juan Manuel Ospina agregó que la alta participación del capital financiero en una economía resulta preocupante, pues este, en vez de crear industrias y promover el desarrollo, genera concentración de la riqueza. “La particularidad del capital financiero es que es rentista y especulativo. En este sentido, está al servicio de los intereses de unos pocos y no genera beneficios para la población. Muchos creen que la solución a toda esta situación es la protección del mercado interno, pero debemos tener en cuenta antes cómo se compone y qué es lo que está ocurriendo con el capital financiero”, afirmó. 

Propuestas para solucionar la crisis económica y financiera

Para Suárez, las soluciones adoptadas hasta ahora por los gobiernos son ineficientes. “Todos los choques externos se han corregido con reformas fiscales; de ahí que ya llevemos 19 en las últimas tres décadas”, afirmó. Todas estas, además, se han caracterizado por dos aspectos: primero, son regresivas y se han concentrado en aumentar la tributación indirecta —impuestos sobre el trabajo y el consumo—, y no en la tributación directa —impuestos al capital—. Y, segundo, cada reforma tributaria ha introducido beneficios tributarios a ciertos sectores económicos que, con el paso del tiempo, resultan insostenibles. Entre 2001 y 2019, estos suman un valor de 196 billones de pesos. 

Teniendo en cuenta esta situación, Suárez propone tres soluciones: 

  1. Hacia el pleno empleo. Según el autor, el crecimiento económico es igual a la suma del crecimiento de la productividad y del empleo. En Colombia, se requieren medidas en ambas direcciones. 

En cuanto a la productividad, señaló que, mientras se mantengan las cláusulas de los TLC, ni la industria ni la agricultura van a prosperar. En consecuencia, propuso llevar a cabo una revisión y renegociación de estos. Adicionalmente, los recursos deben enfocarse hacia sectores productivos que generen muchos encadenamientos. “Debemos recuperar, por ejemplo, el nodo automotriz del país. Producir un carro ocupa más de 20 industrias”, afirmó. 

En cuanto al empleo, Suárez propone un plan de empleo público. A su juicio, el mercado laboral por sí solo no puede solucionar el problema del desempleo y se requiere intervención del Estado. Según señaló, esta podría financiarse con una reforma fiscal progresiva que grave a las empresas cuyo patrimonio sea superior a un billón de pesos. De acuerdo con sus cálculos, “un impuesto a la riqueza para las personas jurídicas pondría a pagar impuestos a varias empresas, entre las cuales 21 son del sector financiero y, de estas, 10 pertenecen al Grupo Aval”. 

  1. Corregir la política monetaria. Para Suárez, la política monetaria que se ocupó de conservar el poder adquisitivo de la moneda fracasó. Esta política, que se ha centrado en la regulación de la tasa de interés y en la valorización de la inversión extranjera, es la que ha permitido un crecimiento del sector financiero del 7% entre 2006 y 2019. “Lo preocupante es que, para el mismo período, la economía nacional solo creció al 4%”, señaló el autor del libro.
  2. Política ambiental. Por último, Suárez propone una política ambiental que incluya una plan de reforestación y un plan de legalización del cultivo de hoja de coca. 

Más crónicas

  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de chócolo

    Arepa de chócolo o choclo. Esta arepa se hace con granos de maíz amarillo. Su preparación lleva cuajada o queso campesino y para endulzarla se utiliza azúcar o panela.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa boyacense

    Arepa boyacense. Se prepara con harina de trigo y maíz. Tiene un sabor dulce, debido a que su relleno es una mezcla de cuajada molida, panela, sal y mantequilla.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa paisa

    Arepa paisa. Antioquia es una de las regiones del país que más consume arepa. Esta, en particular, se prepara con maíz blanco trillado con sal, y se caracteriza por ser delgada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de huevo

    Arepa 'e huevo. Es una arepa típica de la región Caribe. Se prepara con harina de maíz, sal y mantequilla. Además de huevo, el relleno puede llevar carne desmechada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa santandereana

    Arepa santandereana. Preparada con maíz amarillo, chicharrón molido y ceniza disuelta en agua, se cocina a fuego lento.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa rellena

    Arepa rellena. Es la arepa de maíz blanco o amarillo con relleno de carne, queso, pollo, vegetales o cualquier combinación de preferencia.

  • IMG 4224 scaled

    Arepas diversas. En los últimos años, han surgido nuevas preparaciones, como esta de yuca u otras con semillas de chía o de quinua.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina,

    Preparada en casa, en pequeños comercios e incluso en restaurantes elegantes, la arepa conquista a (casi) todos. ¿Cuál te falta por probar?

Arepa: la diversidad en un plato

La arepa es uno de las principales recetas de la gastronomía colombiana. Existen más de 70 preparaciones de este alimento de origen indígena. ¡Celebremos el día de la arepa!
  • Informalidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes, Ventas

    Aunque en los últimos diez años la informalidad ha caído un 6,9%, sigue siendo significativamente alta. En el periodo abril-junio de este año fue de 48,5%.

  • Recicladores, Informalidad,

    Según la Organización Mundial del Trabajo, el empleo informal abarca a “las personas ocupadas que por ley o en la práctica, no se encuentran cubiertas por la legislación laboral nacional”.

  • Informalidad, Ventas, Ruralidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Tal vez la cara más reconocida de la informalidad es la de los vendedores ambulantes. No obstante, no es la única.

  • Informalidad, Ventas, Libros, Librería

    Es común que los trabajadores de pequeños comercios laboren en condiciones de informalidad, así como muchos de los ocupados en oficios domésticos, de construcción y de reparación, entre otros.

  • Paseador de perros, Perros, Informalidad

    En el periodo abril-junio de este año, el 65,8% de los “cuenta propia” eran ocupados informales (DANE).

  • Vendedor ambulante, Ventas, Informalidad,

    La informalidad afecta más a los hombres. Según los datos del DANE para el periodo abril-junio, esta se situó en un 44,4% en el caso de las mujeres y ascendió al 55,6% en el de los hombres (DANE).

  • Venta de minutos, Informalidad, Ventas ambulantes, Vendedor ambulante

    De las 23 capitales departamentales y Áreas Metropolitanas encuestadas por el DANE, Manizales tuvo la menor informalidad en el periodo abril-junio, con 38,8%. En Santa Marta, Valledupar, Sincelejo, Riohacha y Cúcuta A.M., la informalidad estuvo entre el 60 y el 70%.

  • Reparación de vehículos, Informalidad, Taller, Vehículos, Carros

    Comercio y reparación de vehículos es la actividad económica que más informalidad concentra. 1 de cada 3 ocupados en esta actividad es informal.

  • Trabajador rural, Informalidad, Campesino, Jornalero, Obrero agrícola

    En el campo hay una alta informalidad. Esta prevalece, por ejemplo, entre los campesinos y los jornaleros u obreros agrícolas.

  • Informalidad, Lotería, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Entre los ocupados informales, solo el 37,4% cotiza a pensión. Al sistema de salud cotiza el 91,1%.

Le puede interesar  Televisión abierta vs. Plataformas de suscripción: ¿competencia o colaboración?

Informalidad: mucho más que ventas ambulantes

En Colombia, la informalidad tiene muchas caras. Conozca los datos más relevantes sobre este fenómeno.
  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.
spot_img

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suárez

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

El 8 de octubre llegó a las librerías Saqueo, Estudio de la economía colombiana 1990-2020. Soluciones Alternativas, el más reciente libro del analista económico, Aurelio Suárez Montoya. En este se exponen hechos históricos, políticos y sociales que llevan al autor a concluir que Colombia es un país estancado y vulnerable en términos económicos. 

El libro consta de cuatro capítulos: el primero presenta un recuento histórico desde la apertura económica, en la década de 1990, hasta la actualidad. El segundo y el tercero analizan cómo la política económica del país en las últimas tres décadas ha permitido la creación de una estructura empresarial altamente concentrada, en la que el capital extranjero tiene un lugar central. Finalmente, el cuarto capítulo recopila 27 soluciones de académicos y economistas reconocidos a la crisis económica que vive el país, y plantea una propuesta con tres ejes temáticos.

El miércoles pasado se hizo el lanzamiento oficial del libro, en el Gimnasio Moderno en Bogotá. En este, Aurelio Suárez Montoya conversó con Juan Manuel Ospina, economista y presidente del Partido Dignidad, sobre las consecuencias de las políticas económicas que se han adoptado en las últimas tres décadas y los retos que enfrenta Colombia en la actualidad. Aquí le contamos todos los detalles. 

Deuda y desnacionalización de la producción

Según Suárez, el libro fue titulado “Saqueo” porque es la palabra que describe lo que le ha ocurrido a Colombia en las últimas tres décadas, tras la política de apertura económica. “Hemos entregado la producción, la industria, el mercado interno y el trabajo del país al sistema global financiero. Lo que hemos tenido aquí, desde hace un poco más de tres décadas, no es un modelo extractivista, como muchos creen, sino el predominio del sistema financiero internacional. Sin bancos no hay petróleo ni minería”, señaló. 

A su juicio, los analistas y economistas han pasado por alto que, detrás del modelo de extracción minero-energético, hay otro que lo sostiene: el modelo financiero o bancario. Según Juan Pablo Fernández, economista y colaborador en el libro, son tres los papeles que ha tenido el capital financiero en la potenciación de la extracción minera y petrolera en Colombia: primero, el capital financiero ha sido fundamental en la fijación de los precios en la bolsa de valores. Segundo, las grandes empresas que se han constituido en Colombia son parte del sector financiero. Y, tercero, quienes aportan el capital e invierten en las actividades de extracción minero-energética hacen parte de la élite financiera, que en últimas es la beneficiaria del sistema económico actual. 

Según Suárez, el análisis de las políticas económicas en las últimas tres décadas arroja cuatro etapas fundamentales para la comprensión de la crisis que atraviesa el país en la actualidad: 1) la apertura económica; 2) el boom de los commodities; 3) la firma de varios Tratados de Libre Comercio (TLC) y 4) el predominio de un modelo de capital extranjero. El conjunto de estas medidas ha generado el mayor endeudamiento en la historia de Colombia. 

“Mientras en el año 2000 el Gobierno tenía una deuda de 70 billones de pesos, en 2019 esta ascendió a 600 billones de pesos. Esto significa que por cada habitante se deben, en promedio, 13 millones de pesos”, señaló Suárez. Adicionalmente, las importaciones son mucho mayores que las exportaciones y las rentas en el exterior de los capitales nacionales son inferiores a las rentas extranjeras del país. 

En cuanto a la estructura empresarial, el consultor económico y político afirmó que, como en cualquier mercado, hay ganadores. Su análisis de 103 subsectores económicos, entre 2003 y 2018, arrojó tres grandes conclusiones al respecto:

  1. Desnacionalización de la producción: por lo menos el 50% de la economía colombiana está en manos del capital extranjero. 
  2. Concentración de los ingresos en muy pocas empresas. 
  3. Predominio del capital financiero en la economía nacional. 
Le puede interesar  Investigan a cuatro sociedades portuarias del país por irregularidades en el control de mercancías

Juan Manuel Ospina agregó que la alta participación del capital financiero en una economía resulta preocupante, pues este, en vez de crear industrias y promover el desarrollo, genera concentración de la riqueza. “La particularidad del capital financiero es que es rentista y especulativo. En este sentido, está al servicio de los intereses de unos pocos y no genera beneficios para la población. Muchos creen que la solución a toda esta situación es la protección del mercado interno, pero debemos tener en cuenta antes cómo se compone y qué es lo que está ocurriendo con el capital financiero”, afirmó. 

Propuestas para solucionar la crisis económica y financiera

Para Suárez, las soluciones adoptadas hasta ahora por los gobiernos son ineficientes. “Todos los choques externos se han corregido con reformas fiscales; de ahí que ya llevemos 19 en las últimas tres décadas”, afirmó. Todas estas, además, se han caracterizado por dos aspectos: primero, son regresivas y se han concentrado en aumentar la tributación indirecta —impuestos sobre el trabajo y el consumo—, y no en la tributación directa —impuestos al capital—. Y, segundo, cada reforma tributaria ha introducido beneficios tributarios a ciertos sectores económicos que, con el paso del tiempo, resultan insostenibles. Entre 2001 y 2019, estos suman un valor de 196 billones de pesos. 

Teniendo en cuenta esta situación, Suárez propone tres soluciones: 

  1. Hacia el pleno empleo. Según el autor, el crecimiento económico es igual a la suma del crecimiento de la productividad y del empleo. En Colombia, se requieren medidas en ambas direcciones. 

En cuanto a la productividad, señaló que, mientras se mantengan las cláusulas de los TLC, ni la industria ni la agricultura van a prosperar. En consecuencia, propuso llevar a cabo una revisión y renegociación de estos. Adicionalmente, los recursos deben enfocarse hacia sectores productivos que generen muchos encadenamientos. “Debemos recuperar, por ejemplo, el nodo automotriz del país. Producir un carro ocupa más de 20 industrias”, afirmó. 

En cuanto al empleo, Suárez propone un plan de empleo público. A su juicio, el mercado laboral por sí solo no puede solucionar el problema del desempleo y se requiere intervención del Estado. Según señaló, esta podría financiarse con una reforma fiscal progresiva que grave a las empresas cuyo patrimonio sea superior a un billón de pesos. De acuerdo con sus cálculos, “un impuesto a la riqueza para las personas jurídicas pondría a pagar impuestos a varias empresas, entre las cuales 21 son del sector financiero y, de estas, 10 pertenecen al Grupo Aval”. 

  1. Corregir la política monetaria. Para Suárez, la política monetaria que se ocupó de conservar el poder adquisitivo de la moneda fracasó. Esta política, que se ha centrado en la regulación de la tasa de interés y en la valorización de la inversión extranjera, es la que ha permitido un crecimiento del sector financiero del 7% entre 2006 y 2019. “Lo preocupante es que, para el mismo período, la economía nacional solo creció al 4%”, señaló el autor del libro.
  2. Política ambiental. Por último, Suárez propone una política ambiental que incluya una plan de reforestación y un plan de legalización del cultivo de hoja de coca. 
spot_img

VEA TAMBIÉN

“Si se saca al crimen organizado de las Zonas Francas, se va a ir para otr...

Daniel Rico, director de C-Análisis, advierte sobre la importancia de encontrar un equilibrio entre los incentivos y las medidas restrictivas en la lucha contra el contrabando y el crimen organizado en las Zonas Francas.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Los balones de Colombia podrían liderar el mercado de América Latina̶...

La producción de balones en Monguí, Boyacá, comenzó en 1934 y, pese a las dificultades, aún continúa. Los fabricantes exigen subir los aranceles a las importaciones chinas y pakistaníes.

COLOMBIA