sábado, 24 de septiembre de 2022
Inicio  »  Campo  »  FAO, Gobierno y DANE: quién dice qué sobre seguridad alimentaria

FAO, Gobierno y DANE: quién dice qué sobre seguridad alimentaria

La FAO reconoció “el error del informe que ubicó a Colombia como un país con riesgo de inseguridad alimentaria para 2022”. Sin embargo, alrededor del 30% de los hogares consumió menos de tres comidas diarias en diciembre de 2021 (DANE).

Seguridad alimentaria, hambre, FAO

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) y el Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) publicaron la semana pasada el informe Puntos críticos de hambruna, alertas tempranas sobre inseguridad alimentaria. En este, Colombia aparece como el único país de América del sur con riesgo alimentario para 2022.

El resultado del informe no fue bien visto por el Gobierno colombiano, que exigió evaluar otros parámetros y revisar los programas gubernamentales que se están adelantando en materia de seguridad alimentaria. A raíz de esta situación, la FAO reconoció errores en el informe, hizo algunas precisiones sobre la metodología de análisis y resaltó que el informe pretendía llamar la atención sobre la inseguridad alimentaria en algunas poblaciones del territorio nacional, como los migrantes venezolanos.

A continuación, presentamos cuáles fueron los resultados del informe de la FAO, los reparos del Gobierno colombiano, las aclaraciones del organismo internacional y las cifras oficiales del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) sobre inseguridad alimentaria en el país.

¿Qué dice el informe de la FAO sobre la inseguridad alimentaria en Colombia?

En su informe, la FAO advirtió que, entre febrero y mayo de 2022, es muy probable que la inseguridad alimentaria aguda aumente en varios países, sobre todo en aquellos que se conocen como “focos del hambre”. Según el organismo internacional, esta situación responde a factores como violencia organizada, conflictos, perturbaciones económicas, efectos de la pandemia por COVID-19, migración, climas y plagas, entre otros. Etiopía, Nigeria, Sudán del Sur y Yemén figuran como los países con el mayor nivel de riesgo.

El informe resaltó que la pandemia produjo un incremento en los precios de los combustibles, la energía y las cadenas de suministro, que a su vez generó un aumento significativo en los precios mundiales de los alimentos y una reducción del poder adquisitivo de los hogares. 

Si bien el Banco Mundial registró un crecimiento económico global cercano al 5,9% en 2021, no todos los países pudieron recuperarse satisfactoriamente. A diferencia de las economías desarrolladas y emergentes, el rebote económico de 2021 fue más débil en la mayoría de países de bajos ingresos, cuyas economías crecieron en promedio un 3%, indicó el organismo internacional. Además, el proceso de recuperación económica podría retrasarse aún más por la aparición de la nueva variante Omicrón.

De acuerdo con el informe de la FAO, América Latina sigue siendo la región que ha experimentado las mayores pérdidas económicas, en términos de Producto Interno Bruto (PIB), a raíz de la pandemia de COVID-19 y de las medidas adoptadas para contener su propagación. Según indicó, los países con riesgo de inseguridad alimentaria aguda en la región son Haití, Honduras y Colombia. 

La actual crisis económica de Haití se caracteriza por el debilitamiento de la moneda, el incremento de la inflación y la consecuente reducción del poder adquisitivo de muchos hogares pobres y vulnerables. “En Honduras y en  Colombia, si bien se ha registrado una gradual recuperación, las oportunidades de empleo siguen siendo reducidas y el aumento de los precios, junto con la disminución del poder adquisitivo, está exacerbando las pérdidas económicas causadas por la pandemia”, destacó el informe.

En términos de inseguridad alimentaria, la FAO advirtió que es probable que, en los próximos meses, aumente la inseguridad alimentaria en Colombia, debido a una combinación de varios factores: inestabilidad política, retos económicos, el impacto actual de la crisis migratoria regional y el desplazamiento interno. 

“Los retrasos en la implementación del Acuerdo de Paz de 2016 entre el Gobierno y los grupos armados no estatales han provocado nuevas oleadas de ataques violentos. Entre enero y septiembre de 2021 se registraron 61.000 nuevos desplazados internos. Adicionalmente, Colombia continúa acogiendo un mayor número de migrantes venezolanos. En agosto de 2021, a pesar del cierre oficial de las fronteras, se reportaron más de 1,8 millones de migrantes venezolanos en el territorio colombiano, es decir, 100.000 personas más con respecto a enero del mismo año”, recalcó el informe.

Según el organismo internacional, la apertura de las fronteras entre Colombia y Venezuela, ocurrida en octubre de 2021, podría impulsar un nuevo aumento de los flujos migratorios en los próximos meses. Además, destacó la FAO, el número de personas que transitan por el Paso del Darién hacia Panamá aumentó considerablemente en 2021. Cerca de 91.000 migrantes cruzaron este Paso entre enero y septiembre de 2021, cifra que triplica la registrada en 2020, cuando se reportaron 30.000 migrantes. En 2022, se espera que este número crezca aún más.

A partir de estas cifras, el informe de la FAO estimó que, en 2022, 7,3 millones de colombianos y aproximadamente el 64% —1,1 millones— de los migrantes sufrirán inseguridad alimentaria.

¿Cuál fue el reclamo del Gobierno colombiano y la respuesta de la FAO?

A través de una nota diplomática en la que se presentaron algunos avances y logros alcanzados por Colombia en materia de seguridad alimentaria y reactivación económica, el Gobierno rechazó el informe de la FAO y el PMA y solicitó su rectificación. Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta y canciller, afirmó que “el documento carece de soporte fáctico, definición metodológica y claridad en las fuentes”. En contraste, la funcionaria presentó algunos de los avances que ha tenido el país en los últimos años:

  1. De acuerdo con las cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), mientras que la región registró una tasa de crecimiento económico de 6.2%, Colombia reportó una de 9.5%.
  2. Desde 2019 se viene impulsando la “Gran Alianza por la Nutrición”, cuyo objetivo principal es trabajar en favor de la nutrición de la niñez, mejorar la práctica de la lactancia materna, reducir la tasa de mortalidad por desnutrición y disminuir la prevalencia de la malnutrición y la inseguridad alimentaria.
  3. Según el Reporte Nacional Voluntario sobre los avances en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, presentado por Colombia en 2021, “el porcentaje de niños y niñas menores de cinco años que recuperaron su estado nutricional fue de 96,4% en La Guajira y de 100% en el departamento de Chocó, lo cual implica un avance significativo para atender a los niños y las niñas con mayores riesgos de desnutrición”.

Frente a este reclamo, la FAO reconoció el trabajo del país en materia de seguridad alimentaria. Alan Bojanic, representante de la FAO en Colombia, afirmó: “Sin duda alguna este informe tenía otras intencionalidades. Este era un informe para llamar la atención sobre la inseguridad alimentaria aguda de algunas poblaciones en el territorio nacional colombiano, principalmente de migrantes venezolanos. El mapa en el que se ubicaba a Colombia, junto con países como Etiopía, Nigeria, Sudán del Sur, Yemén, Haití y Honduras, no ayudó mucho. Nuestra intención era atraer recursos para, justamente, apoyar el tema de la alimentación de los migrantes, pero la forma en la que fue presentado no fue la mejor. De ninguna manera, se está hablando de la seguridad alimentaria nacional”.

¿Qué dicen las últimas cifras de seguridad alimentaria del DANE?

Más allá del informe de la FAO que ubicó a Colombia como uno de los 20 países del mundo con riesgo de inseguridad alimentaria, y de la controversia que generó, Más Colombia consultó las últimas cifras oficiales. 

El 25 de enero de 2022, el DANE publicó la Encuesta mensual de Pulso Social, que ha buscado “tomarle el pulso” a la sociedad colombiana desde el inicio de la emergencia generada por el COVID-19. Estos fueron los principales hallazgos sobre seguridad alimentaria para el período de diciembre de 2021: 

  • El 69,1% de los hogares consumió tres comidas diarias. Esto representó una disminución de -1,5 puntos porcentuales (pp) con respecto a diciembre de 2020, cuando esta cifra se ubicó en 70,6%. La situación es alarmante, especialmente si se tiene en cuenta que, según las cifras del DANE, en el mismo período de 2019, antes de la llegada de la pandemia, el 85,5% de los hogares recibía tres comidas. Esto significa que, entre diciembre de 2019 y diciembre de 2021, 19,3% de los hogares dejaron de consumir tres comidas diarias. 
  • Aumentó el porcentaje de hogares que consumió una o dos comidas diarias. De acuerdo con las cifras del DANE, para diciembre de 2021, el 2,8% de los hogares consumió una comida al día. Esto representa un crecimiento de 1pp con respecto al mismo mes de 2020, cuando la cifra fue de 1,8%. Asimismo, el 27,9% de los hogares manifestó comer dos veces al día, lo que significa un incremento de 0,6pp frente al mismo período de 2020, año en el que dicha cifra se ubicó en 27,4%.
  • Se mantuvo la cifra de hogares que manifestaron consumir menos de una comida al día. De acuerdo con los reportes del DANE, en diciembre de 2021 el 0,3% de los hogares no consumió ninguna comida al día. La cifra registrada en el mismo mes del año anterior fue la misma: 0,3%.
  • En Cartagena y Barranquilla 2 de cada 3 hogares no consumen las tres comidas diarias. Según la Encuesta Pulso Social, entre octubre y diciembre de 2021 solo el 31% de los hogares de Cartagena reportó haber comido tres o más comidas diarias, un porcentaje que contrasta con lo que ocurría antes de la pandemia. En el mismo periodo de 2019, el porcentaje de hogares que consumía más de tres comidas ascendió a 60,5%. Por su parte, en Barranquilla el 33,9% de los hogares consumieron tres o más comidas diarias entre octubre y diciembre de 2021. En el mismo periodo de 2019, el 76.7% de los hogares barranquilleros manifestó consumir tres o más comidas diarias.
Salir de la versión móvil