HomeTurismo“Hay más de 2000 personas trabajando en la reconstrucción de viviendas en Providencia”: FONTUR

“Hay más de 2000 personas trabajando en la reconstrucción de viviendas en Providencia”: FONTUR

Irvin Pérez, presidente del Fondo Nacional de Turismo (Fontur), habló sobre la reactivación del sector turístico en 2021, los principales proyectos de infraestructura turística terminados y los desafíos en materia de reconstrucción de la Isla de Providencia.

¿Podría contarnos cuál es el papel de Fontur en el desarrollo turístico del país?

El Fondo Nacional de Turismo (Fontur) es la entidad que  ejecuta la Política de Turismo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Esto quiere decir que recibe los recursos que provienen de la Nación, a través del impuesto al turismo y de la contribución parafiscal de los empresarios prestadores de servicios turísticos, y los administra y ejecuta a través de proyectos. 

Los proyectos son presentados ante el Viceministerio de Turismo por parte de empresarios del sector turístico, gremios y entes territoriales de los municipios y departamentos con vocación turística, entre otros, y se dividen en tres líneas: Competitividad turística, Infraestructura turística y Promoción turística nacional e internacional. Esta última es ejecutada por ProColombia.

¿Cuál es el presupuesto actual de Fontur y de dónde obtiene sus fondos?

Fontur maneja un presupuesto al año de más o menos 280 mil millones de pesos, que varía de acuerdo con el comportamiento turístico del país, porque se compone, como decía, de dos fuentes: una del Gobierno Nacional y la otra del recaudo de la parafiscalidad, que se refiere a la contribución que hacen los prestadores turísticos formales al renovar su Registro Nacional de Turismo (RNT) para poder operar. Entonces, el recaudo es variable porque depende del número de prestadores turísticos inscritos con RNT activo en el país. Para 2021, solo por vía de la contribución parafiscal recibimos alrededor de 60 mil millones de pesos, pero en 2019 llegamos a sostener recursos por 100 mil millones de pesos. 

¿Cuántos prestadores turísticos hay en el país y cuántos empleos generan?

Para el 30 de abril de 2021, fecha límite anual para la actualización del Registro Nacional de Turismo (RNT), teníamos cerca de 49.700 prestadores de servicios turísticos formales inscritos en el país. Indudablemente, durante la pandemia, muchos prestadores cesaron sus actividades y otros no pudieron renovar su registro de turismo, y eso implicó una variación en la cifra. 

En materia de empleo, la actividad turística generalmente varía de acuerdo a las regiones. Uno podría decir que, en regiones donde hay gran presencia hotelera, el sector turístico puede generar el 32% de la actividad –no solo hotelera sino gastronómica y de comercio conexa–, de acuerdo con cifras del DANE. Indudablemente, con la pandemia esas cifras bajaron muchísimo. El impacto en el empleo fue importante. Sin embargo, con el proceso de incentivos del Gobierno y los alivios a la nómina, el sector se pudo empezar a reactivar. 

¿Cuál es el aporte del turismo al archipiélago de San Andrés y Providencia, y cuál ha sido el papel de Fontur en la reconstrucción de este?

El archipiélago de San Andrés y de Providencia vive del turismo. Los impuestos más representativos salen de la actividad turística y por lo tanto, este sector es fundamental. San Andrés ha tenido una comportamiento muy importante en ocupación hotelera, que le ha permitido tener una reactivación muy importante. Si miramos las cifras ha sido de los destinos con mayor ocupación hotelera de junio a la fecha, y con un proceso mucho más rápido. 

Providencia, en cambio, está todavía cerrado a la actividad turística porque está en un proceso de reconstrucción, la isla sufrió mucho más daño. A nosotros, como Fontur, nos corresponde la reconstrucción de establecimientos de hospedaje turísticos en la Isla de Providencia con una inversión de más de 48 mil millones de pesos. 

A la fecha, llevamos el 38% de reconstrucción con más de 20 establecimientos terminados y tenemos la intención de que a marzo del 2022 culminemos con el 100% de estos. El Ministerio de Comercio tiene también presencia en la reconstrucción y adecuación del tejido económico, para prestadores de servicio no turísticos sino de la economía normal, a los cuales también se la ha hecho acompañamiento con procesos de dotación que ha permitido su reactivación.

¿A qué se deben los retrasos?

Ha sido un proceso traumático desde el comienzo por el tema logístico, entendiendo la dificultad de acceder por falta de infraestructura como un mueble adecuado, para estar manejando muchos proyectos al mismo tiempo. Desde Fontur tenemos más de 26 frentes de obra, y más de 150 trabajadores, y en la isla hay más de 2000 personas trabajando en la reconstrucción de viviendas. Es una logística muy fuerte que además ha mantenido la operación y la economía local para que las personas puedan subsistir de esa misma reconstrucción. Esto puede ir preparando una apertura gradual, que espero se pueda dar en Semana Santa, o a mediados de esas fechas. 

¿Cuáles son las dificultades del muelle?

Entendamos que se trata una isla con un solo muelle como puerto con la capacidad para un desarrollo normal de la actividad de mercancía, de alimentos y de la operación comercial normal propia de una isla. Pero en el momento de comenzar un proceso de reconstrucción hay que llevar materiales, maquinarias y estamos hablando de tráfico pesado y represado para el descargue a través de ese solo muelle, y al mismo tiempo, adelantar la reparación del mismo. Entonces lo que hizo el Gobierno fue establecer un puerto alterno conservando las medidas ambientales, a través de la Unidad de Gestión del Riesgo con unos esfuerzos enormes en logística y tiempo/hombre para poder restablecer ese intercambio de mercancía, y que la operación de reconstrucción llegara a su normalidad. Hoy estamos con unos procesos mucho más ágiles con la mercancía y las obras avanzan más rápido.

¿Ese puerto alterno será permanente?

No, es un puerto alterno y exclusivo solamente para la reconstrucción total de la isla. 

¿Qué tan útil ha sido para los prestadores turísticos la adopción del sello de bioseguridad Check-in Certificado lanzado por el Gobierno a través de Fontur?

Es muy útil. Cuando miramos en términos de imagen internacional, Colombia está muy bien rankeada, porque además fuimos uno de los primeros países en adoptar medidas de bioseguridad en el sector turístico. El sector fue muy juicioso en acoger y adoptar los protocolos mínimos de bioseguridad cuando estábamos en confinamiento, y luego, cuando el Gobierno sacó el sello la respuesta fue inmediata. Este programa continúa en 2022 y a la fecha tenemos más de 200 prestadores certificados y tenemos la meta de llegar a 1.500. Pero también tenemos que reconocer que no son la única herramienta, otros prestadores han adoptado otras medidas de certificación de bioseguridad y les ha ido muy bien.

Le puede interesar  Mompox tiene aeropuerto, pero las aerolíneas no van

¿Cuáles han sido los principales proyectos ejecutados por parte de Fontur en estos tres años y medio de  Gobierno?

Desde el inicio de Gobierno hasta terminar el próximo año, estamos hablando de más de 30 proyectos de infraestructura turística. Al cierre de 2020, se invirtieron cerca de 50 mil millones de pesos, y al cierre de 2021 ejecutamos una cifra cercana a los 104 mil millones. Lo que se prevé para el 2022 son más de 60 mil millones. 

¿Podría nombrarnos algunos proyectos terminados?

Cada región tiene una inversión importante en infraestructura. Obras emblemáticas que representan un valor muy simbólico. Entregamos a finales del año 2021 la restauración del Teatro de Santa Marta, una obra que costó 38 mil millones de pesos, que no solamente implicó esfuerzos de este Gobierno sino de los anteriores. Nosotros desde Fontur aportamos recursos para el 30% de la obra e intervinimos para destrabar ciertos procesos de articulación con la región y con otras dependencias como el Ministerio de Cultura, para que la obra no quedara a medias. Se trata de una obra importante que representa el turismo cultural de la región y específicamente del Magdalena. 

Pronto entregaremos la restauración del Muelle de Puerto Colombia, una obra simbólica por lo que significa y lo que significó ese muelle para el ingreso y desarrollo de la región del Atlántico. Tenemos obras al interior del país, en Tota, en Parques Nacionales, y en San Agustín. Estamos diseñando el Centro de Convenciones de Villa del Rosario (Norte de Santander), a raíz del compromiso del bicentenario, por 40 mil millones de pesos que iniciaremos este año que entra, pero estamos por el momento en fase de estudios y diseño con una inversión de 3000 mil millones de pesos. 

Dos obras también importantes adicionales son, por ejemplo, la segunda fase de la albarrada de Mompox, por más de 12 mil millones de pesos. Iniciamos la obra este mes de enero. Y la segunda, que es la recuperación y adecuación de la ronda del río Sinú en Montería,  una obra muy emblemática por cerca de 9 mil millones de pesos. 

Adicionalmente a eso, hemos hecho inversiones por más de 10 mil millones de pesos para la promoción turística a través de la campaña YOVOY en todo el país. Y hemos apoyado la actividad del turismo de reuniones, con la aprobación de congresos de gremios del sector como Cotelco, Asobares, Acodres, importantes congresos del sector turístico que impulsado  la industria de reuniones pero también han reactivado la presencialidad, y eso ha implicado acelerar el proceso de reactivación. 

¿Qué se ha avanzó en 2021 en relación con la implementación de la Política de Turismo Sostenible?

Lo principal es que no es una política exclusiva o suelta, sino que se articula con dos políticas adicionales que se han venido desarrollando por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo como la Política de  Infraestructura Turística y la Política de Turismo Cultural. Estas tres van enlazadas para que todos estos procesos se puedan ejecutar de manera articulada a través de Fontur. 

Cuando apostamos por la restauración de un teatro en Santa Marta, le apuntamos al turismo cultural, a una política de inversión en infraestructura, que se alía a los objetivos de sostenibilidad, entonces estamos articulando esa actividad turística con actividades culturales que generen sostenibilidad en el territorio. 

Se trata de coger la cultura propia de un territorio y poner un escenario para que se pueda poner en valor. Adicionalmente, se sacó una herramienta muy importante que son los proyectos turísticos especiales que le permiten a los inversionistas proponer desarrollos articulando las políticas de ordenamiento territorial de una manera más fácil. Cuando todo esto se alinea se enfocan las inversiones desde el punto de vista turístico, lo que se genera es un desarrollo más sostenible y más ordenado en materia de turismo. 

A propósito de lo que usted mencionaba sobre la Política de Turismo cultural, a finales del año pasado la DIAN anunció que lanzará la primera medición de Turismo Cultural este año. ¿Podría contarnos algo al respecto?

Esta iniciativa es muy importante esto porque no está suelta. Hace parte de la estrategia del Gobierno para impulsar el sector de la Economía Naranja, que consiste en darle cifras al sector, a las inversiones que se hacían y se están haciendo pero que no se medían antes para que puedan reflejar el avance del desarrollo económico de las industrias creativas. Estas industrias siempre estuvieron ahí y la gran apuesta de este Gobierno ha sido visualizarlas con datos duros. Entonces el esfuerzo que está haciendo el DANE es representarlas en cifras duras para que sea posible reconocer el crecimiento y los avances que se ha tenido en este sector dedicado a la cultura, creatividad, artesanía y turismo. 

¿Podría nombrar los principales desafíos de cara al 2022?

El principal desafío es el tiempo. No podemos desconocer que el proceso de la pandemia ralentizó mucho el proceso y estamos contra el tiempo. No va a ser un obstáculo pero si es un reto, articularnos mucho más. Pero sin duda alguna los resultados que hemos visto es que la decisión de abrir de manera gradual fue la correcta. Los datos estadísticos muestran muy buenos resultados de ocupación hotelera, las cifras de conectividad aérea para actividades turísticas son impresionantes. Entonces hay una buena respuesta del ciudadano sobre todo en el turismo doméstico y para este diciembre no va a ser la excepción. Por supuesto el llamado es a tener mucha prudencia, hay que mantener el distanciamiento y usar el tapabocas y ser muy responsable en los reencuentros familiares en estas temporadas de vacaciones y descanso.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  América Latina le apunta a la autosuficiencia sanitaria

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

“Hay más de 2000 personas trabajando en la reconstrucción de viviendas en Providencia”: FONTUR

Irvin Pérez, presidente del Fondo Nacional de Turismo (Fontur), habló sobre la reactivación del sector turístico en 2021, los principales proyectos de infraestructura turística terminados y los desafíos en materia de reconstrucción de la Isla de Providencia.

¿Podría contarnos cuál es el papel de Fontur en el desarrollo turístico del país?

El Fondo Nacional de Turismo (Fontur) es la entidad que  ejecuta la Política de Turismo del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Esto quiere decir que recibe los recursos que provienen de la Nación, a través del impuesto al turismo y de la contribución parafiscal de los empresarios prestadores de servicios turísticos, y los administra y ejecuta a través de proyectos. 

Los proyectos son presentados ante el Viceministerio de Turismo por parte de empresarios del sector turístico, gremios y entes territoriales de los municipios y departamentos con vocación turística, entre otros, y se dividen en tres líneas: Competitividad turística, Infraestructura turística y Promoción turística nacional e internacional. Esta última es ejecutada por ProColombia.

¿Cuál es el presupuesto actual de Fontur y de dónde obtiene sus fondos?

Fontur maneja un presupuesto al año de más o menos 280 mil millones de pesos, que varía de acuerdo con el comportamiento turístico del país, porque se compone, como decía, de dos fuentes: una del Gobierno Nacional y la otra del recaudo de la parafiscalidad, que se refiere a la contribución que hacen los prestadores turísticos formales al renovar su Registro Nacional de Turismo (RNT) para poder operar. Entonces, el recaudo es variable porque depende del número de prestadores turísticos inscritos con RNT activo en el país. Para 2021, solo por vía de la contribución parafiscal recibimos alrededor de 60 mil millones de pesos, pero en 2019 llegamos a sostener recursos por 100 mil millones de pesos. 

¿Cuántos prestadores turísticos hay en el país y cuántos empleos generan?

Para el 30 de abril de 2021, fecha límite anual para la actualización del Registro Nacional de Turismo (RNT), teníamos cerca de 49.700 prestadores de servicios turísticos formales inscritos en el país. Indudablemente, durante la pandemia, muchos prestadores cesaron sus actividades y otros no pudieron renovar su registro de turismo, y eso implicó una variación en la cifra. 

En materia de empleo, la actividad turística generalmente varía de acuerdo a las regiones. Uno podría decir que, en regiones donde hay gran presencia hotelera, el sector turístico puede generar el 32% de la actividad –no solo hotelera sino gastronómica y de comercio conexa–, de acuerdo con cifras del DANE. Indudablemente, con la pandemia esas cifras bajaron muchísimo. El impacto en el empleo fue importante. Sin embargo, con el proceso de incentivos del Gobierno y los alivios a la nómina, el sector se pudo empezar a reactivar. 

¿Cuál es el aporte del turismo al archipiélago de San Andrés y Providencia, y cuál ha sido el papel de Fontur en la reconstrucción de este?

El archipiélago de San Andrés y de Providencia vive del turismo. Los impuestos más representativos salen de la actividad turística y por lo tanto, este sector es fundamental. San Andrés ha tenido una comportamiento muy importante en ocupación hotelera, que le ha permitido tener una reactivación muy importante. Si miramos las cifras ha sido de los destinos con mayor ocupación hotelera de junio a la fecha, y con un proceso mucho más rápido. 

Providencia, en cambio, está todavía cerrado a la actividad turística porque está en un proceso de reconstrucción, la isla sufrió mucho más daño. A nosotros, como Fontur, nos corresponde la reconstrucción de establecimientos de hospedaje turísticos en la Isla de Providencia con una inversión de más de 48 mil millones de pesos. 

A la fecha, llevamos el 38% de reconstrucción con más de 20 establecimientos terminados y tenemos la intención de que a marzo del 2022 culminemos con el 100% de estos. El Ministerio de Comercio tiene también presencia en la reconstrucción y adecuación del tejido económico, para prestadores de servicio no turísticos sino de la economía normal, a los cuales también se la ha hecho acompañamiento con procesos de dotación que ha permitido su reactivación.

¿A qué se deben los retrasos?

Ha sido un proceso traumático desde el comienzo por el tema logístico, entendiendo la dificultad de acceder por falta de infraestructura como un mueble adecuado, para estar manejando muchos proyectos al mismo tiempo. Desde Fontur tenemos más de 26 frentes de obra, y más de 150 trabajadores, y en la isla hay más de 2000 personas trabajando en la reconstrucción de viviendas. Es una logística muy fuerte que además ha mantenido la operación y la economía local para que las personas puedan subsistir de esa misma reconstrucción. Esto puede ir preparando una apertura gradual, que espero se pueda dar en Semana Santa, o a mediados de esas fechas. 

¿Cuáles son las dificultades del muelle?

Entendamos que se trata una isla con un solo muelle como puerto con la capacidad para un desarrollo normal de la actividad de mercancía, de alimentos y de la operación comercial normal propia de una isla. Pero en el momento de comenzar un proceso de reconstrucción hay que llevar materiales, maquinarias y estamos hablando de tráfico pesado y represado para el descargue a través de ese solo muelle, y al mismo tiempo, adelantar la reparación del mismo. Entonces lo que hizo el Gobierno fue establecer un puerto alterno conservando las medidas ambientales, a través de la Unidad de Gestión del Riesgo con unos esfuerzos enormes en logística y tiempo/hombre para poder restablecer ese intercambio de mercancía, y que la operación de reconstrucción llegara a su normalidad. Hoy estamos con unos procesos mucho más ágiles con la mercancía y las obras avanzan más rápido.

¿Ese puerto alterno será permanente?

No, es un puerto alterno y exclusivo solamente para la reconstrucción total de la isla. 

¿Qué tan útil ha sido para los prestadores turísticos la adopción del sello de bioseguridad Check-in Certificado lanzado por el Gobierno a través de Fontur?

Es muy útil. Cuando miramos en términos de imagen internacional, Colombia está muy bien rankeada, porque además fuimos uno de los primeros países en adoptar medidas de bioseguridad en el sector turístico. El sector fue muy juicioso en acoger y adoptar los protocolos mínimos de bioseguridad cuando estábamos en confinamiento, y luego, cuando el Gobierno sacó el sello la respuesta fue inmediata. Este programa continúa en 2022 y a la fecha tenemos más de 200 prestadores certificados y tenemos la meta de llegar a 1.500. Pero también tenemos que reconocer que no son la única herramienta, otros prestadores han adoptado otras medidas de certificación de bioseguridad y les ha ido muy bien.

Le puede interesar  ¿La ampliación del IVA a más productos de la canasta familiar afectaría el consumo?

¿Cuáles han sido los principales proyectos ejecutados por parte de Fontur en estos tres años y medio de  Gobierno?

Desde el inicio de Gobierno hasta terminar el próximo año, estamos hablando de más de 30 proyectos de infraestructura turística. Al cierre de 2020, se invirtieron cerca de 50 mil millones de pesos, y al cierre de 2021 ejecutamos una cifra cercana a los 104 mil millones. Lo que se prevé para el 2022 son más de 60 mil millones. 

¿Podría nombrarnos algunos proyectos terminados?

Cada región tiene una inversión importante en infraestructura. Obras emblemáticas que representan un valor muy simbólico. Entregamos a finales del año 2021 la restauración del Teatro de Santa Marta, una obra que costó 38 mil millones de pesos, que no solamente implicó esfuerzos de este Gobierno sino de los anteriores. Nosotros desde Fontur aportamos recursos para el 30% de la obra e intervinimos para destrabar ciertos procesos de articulación con la región y con otras dependencias como el Ministerio de Cultura, para que la obra no quedara a medias. Se trata de una obra importante que representa el turismo cultural de la región y específicamente del Magdalena. 

Pronto entregaremos la restauración del Muelle de Puerto Colombia, una obra simbólica por lo que significa y lo que significó ese muelle para el ingreso y desarrollo de la región del Atlántico. Tenemos obras al interior del país, en Tota, en Parques Nacionales, y en San Agustín. Estamos diseñando el Centro de Convenciones de Villa del Rosario (Norte de Santander), a raíz del compromiso del bicentenario, por 40 mil millones de pesos que iniciaremos este año que entra, pero estamos por el momento en fase de estudios y diseño con una inversión de 3000 mil millones de pesos. 

Dos obras también importantes adicionales son, por ejemplo, la segunda fase de la albarrada de Mompox, por más de 12 mil millones de pesos. Iniciamos la obra este mes de enero. Y la segunda, que es la recuperación y adecuación de la ronda del río Sinú en Montería,  una obra muy emblemática por cerca de 9 mil millones de pesos. 

Adicionalmente a eso, hemos hecho inversiones por más de 10 mil millones de pesos para la promoción turística a través de la campaña YOVOY en todo el país. Y hemos apoyado la actividad del turismo de reuniones, con la aprobación de congresos de gremios del sector como Cotelco, Asobares, Acodres, importantes congresos del sector turístico que impulsado  la industria de reuniones pero también han reactivado la presencialidad, y eso ha implicado acelerar el proceso de reactivación. 

¿Qué se ha avanzó en 2021 en relación con la implementación de la Política de Turismo Sostenible?

Lo principal es que no es una política exclusiva o suelta, sino que se articula con dos políticas adicionales que se han venido desarrollando por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo como la Política de  Infraestructura Turística y la Política de Turismo Cultural. Estas tres van enlazadas para que todos estos procesos se puedan ejecutar de manera articulada a través de Fontur. 

Cuando apostamos por la restauración de un teatro en Santa Marta, le apuntamos al turismo cultural, a una política de inversión en infraestructura, que se alía a los objetivos de sostenibilidad, entonces estamos articulando esa actividad turística con actividades culturales que generen sostenibilidad en el territorio. 

Se trata de coger la cultura propia de un territorio y poner un escenario para que se pueda poner en valor. Adicionalmente, se sacó una herramienta muy importante que son los proyectos turísticos especiales que le permiten a los inversionistas proponer desarrollos articulando las políticas de ordenamiento territorial de una manera más fácil. Cuando todo esto se alinea se enfocan las inversiones desde el punto de vista turístico, lo que se genera es un desarrollo más sostenible y más ordenado en materia de turismo. 

A propósito de lo que usted mencionaba sobre la Política de Turismo cultural, a finales del año pasado la DIAN anunció que lanzará la primera medición de Turismo Cultural este año. ¿Podría contarnos algo al respecto?

Esta iniciativa es muy importante esto porque no está suelta. Hace parte de la estrategia del Gobierno para impulsar el sector de la Economía Naranja, que consiste en darle cifras al sector, a las inversiones que se hacían y se están haciendo pero que no se medían antes para que puedan reflejar el avance del desarrollo económico de las industrias creativas. Estas industrias siempre estuvieron ahí y la gran apuesta de este Gobierno ha sido visualizarlas con datos duros. Entonces el esfuerzo que está haciendo el DANE es representarlas en cifras duras para que sea posible reconocer el crecimiento y los avances que se ha tenido en este sector dedicado a la cultura, creatividad, artesanía y turismo. 

¿Podría nombrar los principales desafíos de cara al 2022?

El principal desafío es el tiempo. No podemos desconocer que el proceso de la pandemia ralentizó mucho el proceso y estamos contra el tiempo. No va a ser un obstáculo pero si es un reto, articularnos mucho más. Pero sin duda alguna los resultados que hemos visto es que la decisión de abrir de manera gradual fue la correcta. Los datos estadísticos muestran muy buenos resultados de ocupación hotelera, las cifras de conectividad aérea para actividades turísticas son impresionantes. Entonces hay una buena respuesta del ciudadano sobre todo en el turismo doméstico y para este diciembre no va a ser la excepción. Por supuesto el llamado es a tener mucha prudencia, hay que mantener el distanciamiento y usar el tapabocas y ser muy responsable en los reencuentros familiares en estas temporadas de vacaciones y descanso.

spot_img

VEA TAMBIÉN

“Creemos que al cierre del 2021 las pérdidas superarán los 7 billones de pesos”:...

Para Lupoani Sánchez, presidente del gremio que reúne las empresas de transporte terrestre privado (empresarial, salud, escolar, turístico y grupos específicos), las expectativas de cara al 2022 dependen, en gran medida, de la presencialidad escolar y empresarial.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“45 de los 59 Parques Nacionales enfrentan algún grado de amenaza”: ...

En su primer Informe, Parques Nacionales ¿cómo vamos? reportó que el Sistema de Parques Nacionales cuenta con más de 17 millones de hectáreas protegidas. La mayoría enfrenta algún tipo de riesgo.

COLOMBIA