HomeColumnistasHay que recuperar la capacidad colombiana de producción

Hay que recuperar la capacidad colombiana de producción

IMG 20210706 095141 scaled e1625585101854
Juan Pablo Fernández
Economista. Analista económico, de políticas públicas y problemáticas sociales. Twitter: @FernandezMJP

La Pandemia ha afectado la capacidad de producción y distribución nacional de bienes y servicios. Recientemente el Banco de la República explicó que “la brecha del producto permanece negativa y se mantienen excesos de capacidad en la economía…en un contexto de alta incertidumbre”. Para 2021 el Banco proyecta un aumento del déficit de la cuenta corriente del 3,4% al 4,5% del PIB, evidenciando que el mayor consumo será cubierto en parte con importaciones, efecto de una producción interna menor a la demanda (Sarmiento, 2021).

Diferentes sectores tienen menguada su capacidad de generar riqueza. En el petrolero, por la doble caída de precios internacionales (2014 y 2020), la extracción de crudo ha bajado en una tercera parte y la actividad de búsqueda de reservas está mermada. Al cierre de mayo, el Índice de Producción Industrial (IPI) seguía en terreno negativo comparado con 2019, y aunque el uso de la capacidad instalada de la industria (ANDI, 2021), viene subiendo, el aumento en la producción es la tercera parte del de las ventas.

La producción cultural y de entretenimiento el año pasado bajó en 20% (-$10,75 billones). En materia de micronegocios, donde hay una gran capacidad de resiliencia, 43% reporta disminución en el flujo de efectivo ‒se viene de un 62%‒ y los apoyos gubernamentales han cubierto al 20,5% (DANE, Pulso Empresarial, jul.2021). La falta de efectivo toca a todo el tejido empresarial, lo cual, además de desacelerar el despegue de la actividad económica incrementa la cartera riesgosa, que sigue deteriorándose. Aunque el sistema financiero ha elevado su capacidad de absorción de nuevas perturbaciones, la rentabilidad del activo cae y la fragilidad de los hogares y de las firmas está en máximos históricos, de acuerdo con criterios de insolvencia, morosidad, alto pago de intereses y quebranto patrimonial.

Le puede interesar  Seguridad alimentaria en el centro occidente de Colombia: La República I

La economía sigue con una demanda por trabajo restringida. Comparado el primer semestre del 2021 con el segundo semestre del 2020, la ocupación total creció 1%. En la agricultura y la industria, donde se genera la cuarta parte del empleo sin contar efectos por encadenamientos, la ocupación bajó en 9 y 4%, respectivamente (DANE, jul.2021). Las actividades de dinamismo positivo en el empleo reflejan el proceso de apertura y reducción de las cuarentenas, en paralelo con el ritmo de vacunación, de creciente aceleración.

Las destorcidas y caídas abruptas, como sucede en los deportes, son sucesos de corta duración mientras la recuperación suele ser larga. La Pandemia afectó a las capacidades económicas y superar este estado cosas implica elevar el ahorro nacional para financiar las necesidades de inversión de las empresas. En las tres últimas décadas el país ha cerrado la brecha entre el ahorro y la inversión con ahorro foráneo. Es momento de permitir que esa brecha se cierre con una creciente proporción de ahorros colombianos. Continuarán llegando los recursos de afuera, los cuales son bienvenidos, pero lo local debe elevar los bríos para impulsar y consolidar la diversificación del tejido empresarial.

Le puede interesar  Sistemas de gestión ambiental
IMG 20210706 095141 scaled e1625585101854
Juan Pablo Fernández
Economista. Analista económico, de políticas públicas y problemáticas sociales. Twitter: @FernandezMJP

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA