HomeAgropecuarioIndustria de alimentos para mascotas: un mercado en expansión

Industria de alimentos para mascotas: un mercado en expansión

Ante el boom de la industria alimentaria para mascotas, Pixie y Pet Gourmet, empresas del sector, y un productor de arroz que abastece la industria, comparten su experiencia.

Ante el boom de la industria alimentaria para mascotas, Pixie y Pet Gourmet, empresas del sector, y un productor de arroz que abastece la industria, comparten su experiencia.

En nuestro país, son cada vez más numerosos los hogares con mascotas. Euromonitor registró que el gasto en el cuidado de mascotas ha crecido un 63,1% entre 2015 y 2020, al pasar de US $726,2 millones (2,7 billones de pesos) a US $1.184,5 millones (4,4 billones de pesos). Según esta misma fuente, en 2020 la comida ocupó el 90% del presupuesto que los dueños invirtieron en el cuidado de sus mascotas. Ese año, los colombianos gastaron US $1.065,1 millones (3,9 billones de pesos) en la compra de comida para su mascota, es decir, un 62,8% más que en 2015, cuando fue de US $654,2 millones (2,4 billones de pesos). En este contexto favorable, las empresas de alimentos para mascotas se han beneficiado con el alza de la demanda. 

Desde que Óscar Nemogá abrió Pet Gourmet en 2012, una empresa bogotana dedicada a la alimentación canina natural y saludable, ha notado “un incremento claro de la demanda”. En su opinión, este fenómeno se debe a los cambios demográficos y de estilo de vida, pues, “desde hace unos años, muchos jóvenes ya no quieren tener hijos sino mascotas: las familias unicelulares y las personas solas con una mascota son una realidad”. 

Camilo Raigoso, médico veterinario y fundador de Pixie, una empresa dedicada a la producción de comidas para perros y gatos, coincide con Nemogá y enfatiza la relación emocional que vincula a los dueños con su mascota. En su opinión, los dueños de mascotas ya no tienen perros “con el fin de que cuiden la casa”, sino que, al considerarlos “un miembro más de la familia, se preocupan mucho por la alimentación de su mascota”. 

Según Raigoso, el incremento de las ventas de la empresa también está relacionado con la “ola de bienestar” que hace que “los humanos nos cuidemos mucho más, busquemos etiquetas más limpias, ingredientes más naturales, de mejor calidad y sin componentes químicos. Y queremos lo mismo para nuestras mascotas”. Asimismo, explica que esta tendencia va de la mano con la popularización en Colombia, hace unos 12 años, de la dieta BARF, como se le conoce a la alimentación canina que se basa en alimentos naturales y crudos.

Como resultado de estas tendencias, Raigoso pasó de preparar comidas para unos 15 perros en una olla y un molino casero, en 2012, a formalizar su negocio en 2016 y producir actualmente unas 2,2 toneladas al día de alimento fresco, que abastecen a 25.000 clientes. Para ello, utiliza maquinaria especializada (clipadoras, embutidoras y mezcladoras), lo que requirió una estandarización previa de los tiempos, movimientos y temperaturas. “Ha sido un gran desafío y un aprendizaje escalar la producción artesanal a la industrial”, puntualiza.

Productos premium 100% colombianos

Óscar Nemogá, de Pet Gourmet, resalta que todas sus recetas se elaboran con ingredientes locales. La empresa se abastece de verduras en el sector de Paloquemao, en Bogotá, y compra las carnes y los pollos a proveedores de la capital. 

Privilegiar a los productores nacionales también fue la apuesta de Raigoso, aunque su empresa se ve obligada a importar “algunos productos que no se consiguen en Colombia o aquellos cuya producción no alcanza los volúmenes necesarios”. Este es el caso de la avena, importada de Chile y Canadá, y de la premezcla de vitaminas y minerales, que se trae de Francia. Sin embargo, Raigoso enfatiza que “todos los componentes frescos son nacionales”. 

Además de recurrir a productos colombianos, el fundador de Pet Gourmet señala que sus recetas han sido elaboradas con base en “productos premium”, los cuales podrían ser “utilizados por el humano para preparar su almuerzo”. En esto mismo concuerda Raigoso, quien explica que “no quería usar ningún tipo de subproductos”.

Según indica el fundador de Pixie, la comida de buena calidad requiere una composición alta en micro y macronutrientes, no contener conservantes y ser digerible en más del 90%, lo cual significa que casi todo lo que ingiere el perro es absorbido por su organismo. Además, debe estar elaborada con ingredientes frescos y naturales, tener alrededor de un 70% de humedad y estar empacada en un material de alta barrera, que impida la hiperoxidación de las grasas y la oxidación de las vitaminas. Es recomendable, asimismo, que las recetas estén guiadas por los estándares de la Association of American Feed Control Officials (AAFCO) y de la National Research Council (NRC), entidades estadounidenses encargadas de proveer información acerca de los requerimientos nutricionales para perros y gatos.

Además de prestar una particular atención a la calidad de la comida, ambas empresas trabajan en pro de una mayor palatabilidad de la dieta y variedad en las presentaciones. Óscar Nemogá advierte que “a veces los perros se aburren de comer todos los días lo mismo” e invita a brindar al amigo de cuatro patas “productos con sabores nuevos y texturas nuevas”. Para ello, empresas como las mencionadas ofrecen tortas de varios sabores, productos liofilizados (deshidratados para conservarse más tiempo), “salchichones”, galletas, donuts, helados y hasta tortas de cumpleaños. 

Le puede interesar  Crecen exportaciones del sector Manufacturas en primer bimestre de 2021

La industria de alimentos para mascotas, un cliente marginal de los productores

Detrás de los platos naturales hay un extenso listado de productos como carnes (cerdo, conejo, pavo, pollo, res), cereales (arroz, avena, quinoa), vegetales (acelgas, arveja, batata espinaca, habichuela, zanahoria) y aceites vegetales. Óscar Nemogá señala que la venta de materias primas para la industria de alimentación de mascotas “es una particularidad dentro de la cadena de distribución de los productores, más bien dirigida a la venta para consumo humano”. Camilo Raigoso concuerda con lo anterior y añade que “fue difícil cambiarles el chip a los productores sobre el hecho de que sus productos eran necesarios para elaborar alimentos para mascotas que [exigían] la misma calidad que los destinados a humanos”. 

Para varios de los productores, esta colaboración ha sido la ocasión de mejorar y diversificar sus prácticas. José Luis Figueroa, agricultor y proveedor de arroz integral para Pixie, recuerda haberse sorprendido ante la propuesta comercial de esta empresa. Figueroa llevaba cuatro generaciones en el cultivo de arroz blanco en el Tolima, en una finca de 106 hectáreas, y su colaboración con Pixie lo llevó a producir por primera vez arroz integral. Explica que lo usual era “vender el salvado de arroz y las cascarillas de arroz blanco como subproductos para realizar harinas y tortas dirigidas a la alimentación animal”, subproductos que representan alrededor de 200kg de una tonelada de arroz, aproximadamente. 

Con el manejo del arroz integral el proceso fue muy diferente. El arroz integral requiere “mucho cuidado” y una “muy buena calidad de grano seleccionado en el lote”, señala Figueroa. Se trata de un “grano 100% entero”, que “conserva más nutrientes, vitamina A y B” que el arroz blanco. Como resultado, cada mes le vende alrededor de 6 toneladas de arroz integral a Pixie, equivalentes al 50% de su producción.

A través de Figueroa, Pixie también se abastece de quinoa producida por la comunidad indígena de La Estrella, en el departamento del Cauca. Mediante el sistema de trueque, Figueroa le entrega parte de su producción de arroz blanco a la comunidad y a cambio recibe quinoa. Para la comunidad indígena, que siembra este cereal en el marco de un programa de restitución de tierras, el vínculo con Pixie representa una oportunidad de ventas. En efecto, Figueroa advierte que “la quínoa hasta ahora es un producto que se está dando a conocer. No hay muchas personas que la compren, pues el cultivo no es tan industrializado como el del arroz y es más costoso”. 

Con respecto al abastecimiento de conejos, Camilo Raigoso relata cómo se unieron treinta productores de la cadena cunícola (cría y producción de conejos), un sector “poco tecnificado” en el país, para lograr volúmenes suficientes que pudieran ser sacrificados en mataderos certificados y así vender la producción a empresas de alimentación para mascotas. 

¿Un producto al alcance de todos?

Con un precio unitario promedio de 6.500 pesos por una porción de torta de 80 gramos, los clientes de Pet Gourmet apuntan a clientes “de estrato cuatro y para arriba”. Por otra parte, los productos de la marca están pensados para ser administrados como complemento de las dietas convencionales de relleno o BARF, con lo que los dueños pueden decidir con qué frecuencia compran dichos productos. Nemogá recomienda, en efecto, no limitarse a “una sola fuente de alimentación”, ya que “los concentrados tienen unas cargas químicas importantes”. En consecuencia, sugiere complementar este tipo de dieta “con productos más naturales, sin conservantes o ingredientes artificiales”.

En contraste, Raigoso explica que sus productos son solicitados en todos los estratos, sobre todo por personas entre los 25 y los 40 años, y añade que el presupuesto dedicado a la alimentación varía en función del tamaño del perro. “Un perro pequeño de unos 2 kilos puede comer una dieta de 30.000 pesos al mes, mientras que un perro gigantesco, tipo Fila Brasileiro, puede comer dietas de entre 550.000 y 600.000 pesos al mes”, puntualiza. La empresa cuenta entre sus clientes a propietarios de perros que buscan una alimentación más sana o cuyas mascotas tienen requerimientos especiales, por tener insuficiencia renal o hepática, o enfermedades de la piel que necesitan “una alternativa a las dietas médicas que no son tan palatables”.

Más crónicas

  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de chócolo

    Arepa de chócolo o choclo. Esta arepa se hace con granos de maíz amarillo. Su preparación lleva cuajada o queso campesino y para endulzarla se utiliza azúcar o panela.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa boyacense

    Arepa boyacense. Se prepara con harina de trigo y maíz. Tiene un sabor dulce, debido a que su relleno es una mezcla de cuajada molida, panela, sal y mantequilla.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa paisa

    Arepa paisa. Antioquia es una de las regiones del país que más consume arepa. Esta, en particular, se prepara con maíz blanco trillado con sal, y se caracteriza por ser delgada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de huevo

    Arepa 'e huevo. Es una arepa típica de la región Caribe. Se prepara con harina de maíz, sal y mantequilla. Además de huevo, el relleno puede llevar carne desmechada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa santandereana

    Arepa santandereana. Preparada con maíz amarillo, chicharrón molido y ceniza disuelta en agua, se cocina a fuego lento.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa rellena

    Arepa rellena. Es la arepa de maíz blanco o amarillo con relleno de carne, queso, pollo, vegetales o cualquier combinación de preferencia.

  • IMG 4224 scaled

    Arepas diversas. En los últimos años, han surgido nuevas preparaciones, como esta de yuca u otras con semillas de chía o de quinua.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina,

    Preparada en casa, en pequeños comercios e incluso en restaurantes elegantes, la arepa conquista a (casi) todos. ¿Cuál te falta por probar?

Arepa: la diversidad en un plato

La arepa es uno de las principales recetas de la gastronomía colombiana. Existen más de 70 preparaciones de este alimento de origen indígena. ¡Celebremos el día de la arepa!
  • Informalidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes, Ventas

    Aunque en los últimos diez años la informalidad ha caído un 6,9%, sigue siendo significativamente alta. En el periodo abril-junio de este año fue de 48,5%.

  • Recicladores, Informalidad,

    Según la Organización Mundial del Trabajo, el empleo informal abarca a “las personas ocupadas que por ley o en la práctica, no se encuentran cubiertas por la legislación laboral nacional”.

  • Informalidad, Ventas, Ruralidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Tal vez la cara más reconocida de la informalidad es la de los vendedores ambulantes. No obstante, no es la única.

  • Informalidad, Ventas, Libros, Librería

    Es común que los trabajadores de pequeños comercios laboren en condiciones de informalidad, así como muchos de los ocupados en oficios domésticos, de construcción y de reparación, entre otros.

  • Paseador de perros, Perros, Informalidad

    En el periodo abril-junio de este año, el 65,8% de los “cuenta propia” eran ocupados informales (DANE).

  • Vendedor ambulante, Ventas, Informalidad,

    La informalidad afecta más a los hombres. Según los datos del DANE para el periodo abril-junio, esta se situó en un 44,4% en el caso de las mujeres y ascendió al 55,6% en el de los hombres (DANE).

  • Venta de minutos, Informalidad, Ventas ambulantes, Vendedor ambulante

    De las 23 capitales departamentales y Áreas Metropolitanas encuestadas por el DANE, Manizales tuvo la menor informalidad en el periodo abril-junio, con 38,8%. En Santa Marta, Valledupar, Sincelejo, Riohacha y Cúcuta A.M., la informalidad estuvo entre el 60 y el 70%.

  • Reparación de vehículos, Informalidad, Taller, Vehículos, Carros

    Comercio y reparación de vehículos es la actividad económica que más informalidad concentra. 1 de cada 3 ocupados en esta actividad es informal.

  • Trabajador rural, Informalidad, Campesino, Jornalero, Obrero agrícola

    En el campo hay una alta informalidad. Esta prevalece, por ejemplo, entre los campesinos y los jornaleros u obreros agrícolas.

  • Informalidad, Lotería, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Entre los ocupados informales, solo el 37,4% cotiza a pensión. Al sistema de salud cotiza el 91,1%.

Le puede interesar  FAO lanza acción global "Un país, un producto prioritario"

Informalidad: mucho más que ventas ambulantes

En Colombia, la informalidad tiene muchas caras. Conozca los datos más relevantes sobre este fenómeno.
  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.
spot_img

Industria de alimentos para mascotas: un mercado en expansión

Ante el boom de la industria alimentaria para mascotas, Pixie y Pet Gourmet, empresas del sector, y un productor de arroz que abastece la industria, comparten su experiencia.

Ante el boom de la industria alimentaria para mascotas, Pixie y Pet Gourmet, empresas del sector, y un productor de arroz que abastece la industria, comparten su experiencia.

En nuestro país, son cada vez más numerosos los hogares con mascotas. Euromonitor registró que el gasto en el cuidado de mascotas ha crecido un 63,1% entre 2015 y 2020, al pasar de US $726,2 millones (2,7 billones de pesos) a US $1.184,5 millones (4,4 billones de pesos). Según esta misma fuente, en 2020 la comida ocupó el 90% del presupuesto que los dueños invirtieron en el cuidado de sus mascotas. Ese año, los colombianos gastaron US $1.065,1 millones (3,9 billones de pesos) en la compra de comida para su mascota, es decir, un 62,8% más que en 2015, cuando fue de US $654,2 millones (2,4 billones de pesos). En este contexto favorable, las empresas de alimentos para mascotas se han beneficiado con el alza de la demanda. 

Desde que Óscar Nemogá abrió Pet Gourmet en 2012, una empresa bogotana dedicada a la alimentación canina natural y saludable, ha notado “un incremento claro de la demanda”. En su opinión, este fenómeno se debe a los cambios demográficos y de estilo de vida, pues, “desde hace unos años, muchos jóvenes ya no quieren tener hijos sino mascotas: las familias unicelulares y las personas solas con una mascota son una realidad”. 

Camilo Raigoso, médico veterinario y fundador de Pixie, una empresa dedicada a la producción de comidas para perros y gatos, coincide con Nemogá y enfatiza la relación emocional que vincula a los dueños con su mascota. En su opinión, los dueños de mascotas ya no tienen perros “con el fin de que cuiden la casa”, sino que, al considerarlos “un miembro más de la familia, se preocupan mucho por la alimentación de su mascota”. 

Según Raigoso, el incremento de las ventas de la empresa también está relacionado con la “ola de bienestar” que hace que “los humanos nos cuidemos mucho más, busquemos etiquetas más limpias, ingredientes más naturales, de mejor calidad y sin componentes químicos. Y queremos lo mismo para nuestras mascotas”. Asimismo, explica que esta tendencia va de la mano con la popularización en Colombia, hace unos 12 años, de la dieta BARF, como se le conoce a la alimentación canina que se basa en alimentos naturales y crudos.

Como resultado de estas tendencias, Raigoso pasó de preparar comidas para unos 15 perros en una olla y un molino casero, en 2012, a formalizar su negocio en 2016 y producir actualmente unas 2,2 toneladas al día de alimento fresco, que abastecen a 25.000 clientes. Para ello, utiliza maquinaria especializada (clipadoras, embutidoras y mezcladoras), lo que requirió una estandarización previa de los tiempos, movimientos y temperaturas. “Ha sido un gran desafío y un aprendizaje escalar la producción artesanal a la industrial”, puntualiza.

Productos premium 100% colombianos

Óscar Nemogá, de Pet Gourmet, resalta que todas sus recetas se elaboran con ingredientes locales. La empresa se abastece de verduras en el sector de Paloquemao, en Bogotá, y compra las carnes y los pollos a proveedores de la capital. 

Privilegiar a los productores nacionales también fue la apuesta de Raigoso, aunque su empresa se ve obligada a importar “algunos productos que no se consiguen en Colombia o aquellos cuya producción no alcanza los volúmenes necesarios”. Este es el caso de la avena, importada de Chile y Canadá, y de la premezcla de vitaminas y minerales, que se trae de Francia. Sin embargo, Raigoso enfatiza que “todos los componentes frescos son nacionales”. 

Además de recurrir a productos colombianos, el fundador de Pet Gourmet señala que sus recetas han sido elaboradas con base en “productos premium”, los cuales podrían ser “utilizados por el humano para preparar su almuerzo”. En esto mismo concuerda Raigoso, quien explica que “no quería usar ningún tipo de subproductos”.

Según indica el fundador de Pixie, la comida de buena calidad requiere una composición alta en micro y macronutrientes, no contener conservantes y ser digerible en más del 90%, lo cual significa que casi todo lo que ingiere el perro es absorbido por su organismo. Además, debe estar elaborada con ingredientes frescos y naturales, tener alrededor de un 70% de humedad y estar empacada en un material de alta barrera, que impida la hiperoxidación de las grasas y la oxidación de las vitaminas. Es recomendable, asimismo, que las recetas estén guiadas por los estándares de la Association of American Feed Control Officials (AAFCO) y de la National Research Council (NRC), entidades estadounidenses encargadas de proveer información acerca de los requerimientos nutricionales para perros y gatos.

Además de prestar una particular atención a la calidad de la comida, ambas empresas trabajan en pro de una mayor palatabilidad de la dieta y variedad en las presentaciones. Óscar Nemogá advierte que “a veces los perros se aburren de comer todos los días lo mismo” e invita a brindar al amigo de cuatro patas “productos con sabores nuevos y texturas nuevas”. Para ello, empresas como las mencionadas ofrecen tortas de varios sabores, productos liofilizados (deshidratados para conservarse más tiempo), “salchichones”, galletas, donuts, helados y hasta tortas de cumpleaños. 

Le puede interesar  El duelo entre la Federación Nacional de Departamentos y FENALCO por las bebidas azucaradas

La industria de alimentos para mascotas, un cliente marginal de los productores

Detrás de los platos naturales hay un extenso listado de productos como carnes (cerdo, conejo, pavo, pollo, res), cereales (arroz, avena, quinoa), vegetales (acelgas, arveja, batata espinaca, habichuela, zanahoria) y aceites vegetales. Óscar Nemogá señala que la venta de materias primas para la industria de alimentación de mascotas “es una particularidad dentro de la cadena de distribución de los productores, más bien dirigida a la venta para consumo humano”. Camilo Raigoso concuerda con lo anterior y añade que “fue difícil cambiarles el chip a los productores sobre el hecho de que sus productos eran necesarios para elaborar alimentos para mascotas que [exigían] la misma calidad que los destinados a humanos”. 

Para varios de los productores, esta colaboración ha sido la ocasión de mejorar y diversificar sus prácticas. José Luis Figueroa, agricultor y proveedor de arroz integral para Pixie, recuerda haberse sorprendido ante la propuesta comercial de esta empresa. Figueroa llevaba cuatro generaciones en el cultivo de arroz blanco en el Tolima, en una finca de 106 hectáreas, y su colaboración con Pixie lo llevó a producir por primera vez arroz integral. Explica que lo usual era “vender el salvado de arroz y las cascarillas de arroz blanco como subproductos para realizar harinas y tortas dirigidas a la alimentación animal”, subproductos que representan alrededor de 200kg de una tonelada de arroz, aproximadamente. 

Con el manejo del arroz integral el proceso fue muy diferente. El arroz integral requiere “mucho cuidado” y una “muy buena calidad de grano seleccionado en el lote”, señala Figueroa. Se trata de un “grano 100% entero”, que “conserva más nutrientes, vitamina A y B” que el arroz blanco. Como resultado, cada mes le vende alrededor de 6 toneladas de arroz integral a Pixie, equivalentes al 50% de su producción.

A través de Figueroa, Pixie también se abastece de quinoa producida por la comunidad indígena de La Estrella, en el departamento del Cauca. Mediante el sistema de trueque, Figueroa le entrega parte de su producción de arroz blanco a la comunidad y a cambio recibe quinoa. Para la comunidad indígena, que siembra este cereal en el marco de un programa de restitución de tierras, el vínculo con Pixie representa una oportunidad de ventas. En efecto, Figueroa advierte que “la quínoa hasta ahora es un producto que se está dando a conocer. No hay muchas personas que la compren, pues el cultivo no es tan industrializado como el del arroz y es más costoso”. 

Con respecto al abastecimiento de conejos, Camilo Raigoso relata cómo se unieron treinta productores de la cadena cunícola (cría y producción de conejos), un sector “poco tecnificado” en el país, para lograr volúmenes suficientes que pudieran ser sacrificados en mataderos certificados y así vender la producción a empresas de alimentación para mascotas. 

¿Un producto al alcance de todos?

Con un precio unitario promedio de 6.500 pesos por una porción de torta de 80 gramos, los clientes de Pet Gourmet apuntan a clientes “de estrato cuatro y para arriba”. Por otra parte, los productos de la marca están pensados para ser administrados como complemento de las dietas convencionales de relleno o BARF, con lo que los dueños pueden decidir con qué frecuencia compran dichos productos. Nemogá recomienda, en efecto, no limitarse a “una sola fuente de alimentación”, ya que “los concentrados tienen unas cargas químicas importantes”. En consecuencia, sugiere complementar este tipo de dieta “con productos más naturales, sin conservantes o ingredientes artificiales”.

En contraste, Raigoso explica que sus productos son solicitados en todos los estratos, sobre todo por personas entre los 25 y los 40 años, y añade que el presupuesto dedicado a la alimentación varía en función del tamaño del perro. “Un perro pequeño de unos 2 kilos puede comer una dieta de 30.000 pesos al mes, mientras que un perro gigantesco, tipo Fila Brasileiro, puede comer dietas de entre 550.000 y 600.000 pesos al mes”, puntualiza. La empresa cuenta entre sus clientes a propietarios de perros que buscan una alimentación más sana o cuyas mascotas tienen requerimientos especiales, por tener insuficiencia renal o hepática, o enfermedades de la piel que necesitan “una alternativa a las dietas médicas que no son tan palatables”.

spot_img

VEA TAMBIÉN

Ojo al contrabando técnico de llantas: podrían frenar mal

En menos de 5 minutos, Jesús Rojas, Director del Comité de Llantas de la ANDI, explica por qué el contrabando técnico de llantas, además de ser un problema fiscal, puede afectar la seguridad vial y el medio ambiente.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA