miércoles, enero 26, 2022
HomeComercio InternacionalLas oportunidades de Colombia en el comercio internacional

Las oportunidades de Colombia en el comercio internacional

La Organización Mundial del Comercio (OMC) reportó que las proyecciones del comercio mundial en 2021 y 2022 mejoraron. Según estas, el intercambio de mercancías crecerá un 10,8% en 2021 y un 4,7% en 2022, lo que refleja un aumento con respecto a lo proyectado en marzo de este año, cuando señaló que el crecimiento sería del 8% y 4%, respectivamente.

La OMC señaló que el comportamiento del comercio mundial depende de varios factores. Entre ellos se destacan el comportamiento del mercado de materias primas —que de momento es muy positivo— y el avance de la vacunación a nivel mundial. 

Ahora bien, “las dificultades relacionadas con la oferta, como la escasez de semiconductores [componentes electrónicos necesarios para fabricar microcircuitos que, por ejemplo, sirven para garantizar el funcionamiento de la parte eléctrica de los carros] y los retrasos en los puertos, pueden someter a tensiones a las cadenas de suministro y afectar el comercio en determinadas esferas. [Sin embargo], es poco probable que tengan repercusiones importantes en los agregados mundiales. Los mayores riesgos de deterioro provienen de la propia pandemia”, explicó el documento de la OMC.

De acuerdo con Julio César Botero, docente investigador en comercio y cadenas globales de valor de la Facultad de Agronegocios y Comercio de Lincoln University en Nueva Zelanda, las proyecciones de la OMC “radican en los bajos niveles de consumo que se vieron durante estos dos años de pandemia. Los hogares estuvieron ahorrando y cuentan con un excedente que se espera se utilice en consumo e inversión. Un ejemplo de esto es lo que está pasando en Estados Unidos, donde el comercio electrónico está en su máximo histórico”.

No obstante, la OMC resaltó que el repunte del comercio se está observando especialmente en las economías más avanzadas. Esto se debe a los estímulos fiscales y monetarios que han sumado más de US$26 billones, indicó el Informe.

El futuro del intercambio de mercancías en Colombia

En el caso de Colombia, entre enero y agosto de este año, las exportaciones ascendieron a US$24.879,0 millones FOB. Esto equivale a un aumento de 22,5% frente a las exportaciones del mismo periodo de 2020. No obstante, aún no alcanzan los niveles prepandemia. Con respecto al mismo intervalo de 2019, el DANE reportó una variación negativa de -7,2%. 

Al analizar cómo se comportaron algunas de las categorías de las exportaciones en entre enero y agosto de 2021, en comparación con el mismo periodo de 2020, se observa que los envíos del grupo de Combustibles y productos de las industrias extractivas alcanzaron los US$11.282 millones FOB, lo que equivale a un aumento de 21,3%. Por su parte, los despachos al exterior del grupo de Manufacturas alcanzaron un valor de US$5.535 millones FOB, con una variación positiva de 29,5% (DANE).

Exportaciones DANE
Las oportunidades de Colombia en el comercio internacional 2

Yamile Andrea Montenegro, docente del programa de Negocios Internacionales de la Universidad El Bosque, prevé que las exportaciones colombianas continúen por una senda de crecimiento.

Por su parte, Julio César Botero explicó que “el futuro de Colombia en materia de comercio depende de cómo el país se vincule con las cadenas globales de valor, en un momento en el que Estados Unidos ya está pensando en reubicar los centros de producción en China para disminuir su dependencia y, a su vez, China está buscando socios comerciales en todo el mundo”.

Por el lado de China, el experto explicó que se debe pensar cómo atender las necesidades de los consumidores y desarrollar estrategias de largo plazo para proveer alimentos, servicios, entretenimiento y turismo a ese país, que tiene más de 1.412 millones de habitantes. Sugirió, asimismo, invertir en la región Pacífica. 

En cuanto a los Estados Unidos, Botero destacó que este país “ya comenzó a reubicar plantas de producción en México para reducir su dependencia con China. Esto es una muestra de que está rediseñando todas sus cadenas productivas y le está apostando a hacerlas más cortas. Aunque empezó en México, es clave entender que este país centroamericano no tiene la capacidad instalada para absorber todas las plantas que se tiene proyectado que salgan de China en los próximos años. Ahí es donde Colombia, desde ya, debe tener lista la infraestructura para ofrecer esos espacios a socios americanos y europeos”.

Le puede interesar  Fuerte alza en los costos del transporte de carga por carretera

De acuerdo con Botero, para atender las necesidades de las fábricas estadounidenses que se están trasladando se deben ampliar y modernizar las Zonas Francas, más que todo las que están cerca a puertos marítimos. “Colombia tiene muy buenas zonas francas, pero alrededor de aeropuertos. A su vez, la infraestructura portuaria no permite operar con grandes buques, así que es necesario actualizarla también. Por ejemplo, se podría pensar en desarrollar un puente de comercio que una el norte y el sur y el Atlántico y el Pacífico”, agregó.

Al respecto, Mario Valencia, economista y profesor en el CESA y la Universidad Nacional de Colombia, señaló que en una economía abierta es imposible no pensar en cómo insertarse en las cadenas globales de valor, pero que esa es apenas una de las discusiones necesarias en términos comerciales. En su concepto, “no debe perderse de vista que el éxito globalizador de países como Estados Unidos y China no es principalmente sus exportaciones sino su comercio interno. El milagro chino es el que ha logrado meter en la clase media a más de 400 millones de personas y esto es lo que le permite al país ser hoy en día una potencia exportadora”. 

El experto consideró que es allí en lo que falla Colombia, porque piensa más en exportar que en vender internamente. “Si Colombia quiere participar de manera provechosa en las cadenas globales de valor, debe crear la infraestructura necesaria para atraer fábricas de alto valor agregado, con mano de obra capacitada y bien remunerada y con capacidad de asimilar y replicar tecnología avanzada. Sería absurdo pensar que la ventaja de Colombia es la misma de la mano de obra barata de Bangladesh. Nuestra ventaja debe ser mano de obra productiva y procesos complejos de producción. Ahí sí vale la pena la inversión extranjera; de lo contrario, sería perpetuar enclaves como La Guajira y Cesar. Allí hay mucha inversión extranjera, pero poca ganancia para el país, puntualizó.

Los desafíos que tiene Colombia

Además de las oportunidades anteriores, Yamile Andrea Montenegro aseguró que en medio del panorama mundial que enfrenta el comercio, “Colombia tiene importantes desafíos relacionados con la infraestructura y en materia digital. Si se mejoran ambos aspectos, se logrará reducir costos y facilitar el acceso al mercado a pequeños empresarios. Además, la adopción de procesos digitales en el comercio crearía estándares competitivos en el escenario internacional, promovería el desarrollo de habilidades de tecnología digital dentro las empresas e impulsaría la conectividad regional”.

En su concepto, dentro de estas apuestas no se debe dejar de lado el apoyo del Gobierno Nacional a las Pymes, ya que de esto depende que puedan superar las secuelas de la emergencia sanitaria. Ello se traduciría en la consolidación de la actividad empresarial y la promoción a la exportación, aseguró Montenegro.

En línea con esto, Montenegro recordó que la CEPAL identificó que “Latinoamérica en general venía teniendo un proceso de desintegración comercial que perjudica el comercio en la región y con terceros Estados”. Por tal razón, consideró necesario “aumentar los esfuerzos en mejorar la capacidad regional para el comercio, haciendo hincapié en abrir espacios para las exportaciones a las Pymes y promover los encadenamientos productivos regionales, permitiendo consolidar y fortalecer relaciones y sistemas de producción a nivel local y regional”.  

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Mayo 2021: caen las importaciones, pero aumenta el déficit comercial

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Las oportunidades de Colombia en el comercio internacional

La Organización Mundial del Comercio (OMC) reportó que las proyecciones del comercio mundial en 2021 y 2022 mejoraron. Según estas, el intercambio de mercancías crecerá un 10,8% en 2021 y un 4,7% en 2022, lo que refleja un aumento con respecto a lo proyectado en marzo de este año, cuando señaló que el crecimiento sería del 8% y 4%, respectivamente.

La OMC señaló que el comportamiento del comercio mundial depende de varios factores. Entre ellos se destacan el comportamiento del mercado de materias primas —que de momento es muy positivo— y el avance de la vacunación a nivel mundial. 

Ahora bien, “las dificultades relacionadas con la oferta, como la escasez de semiconductores [componentes electrónicos necesarios para fabricar microcircuitos que, por ejemplo, sirven para garantizar el funcionamiento de la parte eléctrica de los carros] y los retrasos en los puertos, pueden someter a tensiones a las cadenas de suministro y afectar el comercio en determinadas esferas. [Sin embargo], es poco probable que tengan repercusiones importantes en los agregados mundiales. Los mayores riesgos de deterioro provienen de la propia pandemia”, explicó el documento de la OMC.

De acuerdo con Julio César Botero, docente investigador en comercio y cadenas globales de valor de la Facultad de Agronegocios y Comercio de Lincoln University en Nueva Zelanda, las proyecciones de la OMC “radican en los bajos niveles de consumo que se vieron durante estos dos años de pandemia. Los hogares estuvieron ahorrando y cuentan con un excedente que se espera se utilice en consumo e inversión. Un ejemplo de esto es lo que está pasando en Estados Unidos, donde el comercio electrónico está en su máximo histórico”.

No obstante, la OMC resaltó que el repunte del comercio se está observando especialmente en las economías más avanzadas. Esto se debe a los estímulos fiscales y monetarios que han sumado más de US$26 billones, indicó el Informe.

El futuro del intercambio de mercancías en Colombia

En el caso de Colombia, entre enero y agosto de este año, las exportaciones ascendieron a US$24.879,0 millones FOB. Esto equivale a un aumento de 22,5% frente a las exportaciones del mismo periodo de 2020. No obstante, aún no alcanzan los niveles prepandemia. Con respecto al mismo intervalo de 2019, el DANE reportó una variación negativa de -7,2%. 

Al analizar cómo se comportaron algunas de las categorías de las exportaciones en entre enero y agosto de 2021, en comparación con el mismo periodo de 2020, se observa que los envíos del grupo de Combustibles y productos de las industrias extractivas alcanzaron los US$11.282 millones FOB, lo que equivale a un aumento de 21,3%. Por su parte, los despachos al exterior del grupo de Manufacturas alcanzaron un valor de US$5.535 millones FOB, con una variación positiva de 29,5% (DANE).

Exportaciones DANE
Las oportunidades de Colombia en el comercio internacional 4

Yamile Andrea Montenegro, docente del programa de Negocios Internacionales de la Universidad El Bosque, prevé que las exportaciones colombianas continúen por una senda de crecimiento.

Por su parte, Julio César Botero explicó que “el futuro de Colombia en materia de comercio depende de cómo el país se vincule con las cadenas globales de valor, en un momento en el que Estados Unidos ya está pensando en reubicar los centros de producción en China para disminuir su dependencia y, a su vez, China está buscando socios comerciales en todo el mundo”.

Por el lado de China, el experto explicó que se debe pensar cómo atender las necesidades de los consumidores y desarrollar estrategias de largo plazo para proveer alimentos, servicios, entretenimiento y turismo a ese país, que tiene más de 1.412 millones de habitantes. Sugirió, asimismo, invertir en la región Pacífica. 

En cuanto a los Estados Unidos, Botero destacó que este país “ya comenzó a reubicar plantas de producción en México para reducir su dependencia con China. Esto es una muestra de que está rediseñando todas sus cadenas productivas y le está apostando a hacerlas más cortas. Aunque empezó en México, es clave entender que este país centroamericano no tiene la capacidad instalada para absorber todas las plantas que se tiene proyectado que salgan de China en los próximos años. Ahí es donde Colombia, desde ya, debe tener lista la infraestructura para ofrecer esos espacios a socios americanos y europeos”.

Le puede interesar  Pandemia acelera cambio en la dinámica de estreno y recaudo de películas colombianas

De acuerdo con Botero, para atender las necesidades de las fábricas estadounidenses que se están trasladando se deben ampliar y modernizar las Zonas Francas, más que todo las que están cerca a puertos marítimos. “Colombia tiene muy buenas zonas francas, pero alrededor de aeropuertos. A su vez, la infraestructura portuaria no permite operar con grandes buques, así que es necesario actualizarla también. Por ejemplo, se podría pensar en desarrollar un puente de comercio que una el norte y el sur y el Atlántico y el Pacífico”, agregó.

Al respecto, Mario Valencia, economista y profesor en el CESA y la Universidad Nacional de Colombia, señaló que en una economía abierta es imposible no pensar en cómo insertarse en las cadenas globales de valor, pero que esa es apenas una de las discusiones necesarias en términos comerciales. En su concepto, “no debe perderse de vista que el éxito globalizador de países como Estados Unidos y China no es principalmente sus exportaciones sino su comercio interno. El milagro chino es el que ha logrado meter en la clase media a más de 400 millones de personas y esto es lo que le permite al país ser hoy en día una potencia exportadora”. 

El experto consideró que es allí en lo que falla Colombia, porque piensa más en exportar que en vender internamente. “Si Colombia quiere participar de manera provechosa en las cadenas globales de valor, debe crear la infraestructura necesaria para atraer fábricas de alto valor agregado, con mano de obra capacitada y bien remunerada y con capacidad de asimilar y replicar tecnología avanzada. Sería absurdo pensar que la ventaja de Colombia es la misma de la mano de obra barata de Bangladesh. Nuestra ventaja debe ser mano de obra productiva y procesos complejos de producción. Ahí sí vale la pena la inversión extranjera; de lo contrario, sería perpetuar enclaves como La Guajira y Cesar. Allí hay mucha inversión extranjera, pero poca ganancia para el país, puntualizó.

Los desafíos que tiene Colombia

Además de las oportunidades anteriores, Yamile Andrea Montenegro aseguró que en medio del panorama mundial que enfrenta el comercio, “Colombia tiene importantes desafíos relacionados con la infraestructura y en materia digital. Si se mejoran ambos aspectos, se logrará reducir costos y facilitar el acceso al mercado a pequeños empresarios. Además, la adopción de procesos digitales en el comercio crearía estándares competitivos en el escenario internacional, promovería el desarrollo de habilidades de tecnología digital dentro las empresas e impulsaría la conectividad regional”.

En su concepto, dentro de estas apuestas no se debe dejar de lado el apoyo del Gobierno Nacional a las Pymes, ya que de esto depende que puedan superar las secuelas de la emergencia sanitaria. Ello se traduciría en la consolidación de la actividad empresarial y la promoción a la exportación, aseguró Montenegro.

En línea con esto, Montenegro recordó que la CEPAL identificó que “Latinoamérica en general venía teniendo un proceso de desintegración comercial que perjudica el comercio en la región y con terceros Estados”. Por tal razón, consideró necesario “aumentar los esfuerzos en mejorar la capacidad regional para el comercio, haciendo hincapié en abrir espacios para las exportaciones a las Pymes y promover los encadenamientos productivos regionales, permitiendo consolidar y fortalecer relaciones y sistemas de producción a nivel local y regional”.  

spot_img

VEA TAMBIÉN

“Los zapatos chinos no les dan ni al tobillo a los que hacemos aquí”...

Más Colombia hizo un recorrido por el barrio El Restrepo de Bogotá, conocido por sus fábricas y almacenes de zapatos. Tres empresarios del sector compartieron su experiencia durante la pandemia y sus estrategias para enfrentar la competencia de los productos importados y de contrabando.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA