domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Empleo  »  Matrícula Cero para estratos 1, 2, 3: ¿una medida coyuntural o estructural?

Matrícula Cero para estratos 1, 2, 3: ¿una medida coyuntural o estructural?

Luis Jaime Piñeros, economista y asesor del Ministerio de Educación, afirmó que esta propuesta podría solucionar, a muy corto plazo, el problema del acceso a la educación, pero no la permanencia.

MG 3005 scaled

Tras un acuerdo con el Ministerio de Hacienda sobre la asignación presupuestal, el presidente Iván Duque informó que el segundo semestre de 2021 se garantizará educación superior, técnica y tecnológica gratuita a las personas de estratos 1, 2 y 3 que estudien en instituciones públicas. Con esto, según el mandatario, se espera cubrir las matrículas de cerca del 97% de los estudiantes y mitigar los efectos negativos de la pandemia.

La ministra de educación, María Victoria Angulo, señaló que esta medida, por ahora vigente solo para el segundo semestre de 2021, deberá convertirse en política de Estado. Solo así se contribuirá a que más jóvenes de estratos vulnerables ingresen, permanezcan y, sobre todo, se gradúen como profesionales y técnicos. 

Luis Jaime Piñeros, economista y asesor del Ministerio de Educación, se refirió a la propuesta y afirmó que esta “resulta favorable para la coyuntura, pero no atiende los problemas estructurales de financiamiento, acceso y calidad de la educación”. En su concepto, esta medida repite uno de los problemas que han tenido hasta ahora todas las políticas públicas en materia de educación: la separación entre educación básica y media, por un lado, y educación superior, por el otro. 



Piñeros afirma que, especialmente desde 2017, la educación básica y media ha reportado un déficit en su financiación. Las políticas de financiamiento y aumento del gasto público se han centrado poco en este problema y, más bien, han buscado en su mayoría ampliar el acceso a la educación superior, técnica y tecnológica. Esto se evidencia en la creación de programas como Ser Pilo Paga, que resultó insostenible en términos económicos y fue duramente criticado por concentrar una alta suma de recursos en pocos jóvenes y terminar financiando a las universidades privadas, y Generación E, que ha obligado a muchos estudiantes a asumir deudas.  

En este sentido, Piñeros afirma que, aunque la propuesta Matrícula Cero es un buen gesto por parte del Gobierno, no tiene en cuenta que el problema estructural de la educación es de demanda y no oferta. “Debemos garantizar la calidad de la educación básica y media, con el fin de que los estudiantes no solo accedan a educación superior, técnica y tecnológica, sino que permanezcan y se gradúen”, puntualiza. 

Piñeros recoge las cifras de MinEducación, según las cuales la deserción de los estudiantes en Colombia es de casi el 60%, y plantea que la propuesta no apunta a resolver este problema. Según el economista, esto está relacionado con la ausencia de recursos para el sostenimiento personal y, especialmente, con la falta de habilidades y conocimientos requeridos para un buen desempeño. Muchas universidades han tenido que diseñar una serie de estrategias para estudiantes cuya educación básica y media fue deficiente y, sin embargo, estas parecen no ser suficientes. 

Por último, Piñeros lamenta que la propuesta del Gobierno se base en la focalización por estratos. “La medida de focalización idónea para la asignación de gasto es el puntaje del Sisbén”, señala. En su concepto, el problema con los estratos es que, por ser una medida determinada según las características de la vivienda y de su entorno próximo, no necesariamente coincide con el nivel de ingresos. Por esta razón, señala que garantizar educación superior, técnica y tecnológica gratuita para estratos 1, 2 y 3 podría beneficiar a personas con ingresos suficientes para asumir las matrículas. 

En este sentido, Piñeros plantea que las políticas de educación deberían, primero, otorgar primacía a la calidad de la educación básica y media y, segundo, focalizar el gasto en educación superior, técnica y tecnológica de acuerdo con el puntaje del Sisbén. Esto contribuiría a enfrentar acertadamente los problemas estructurales, afirma.