domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  “Ni en la pandemia se reportaron tantas pérdidas”: Defencarga

“Ni en la pandemia se reportaron tantas pérdidas”: Defencarga

Clarita María García Rúa, directora ejecutiva de Defencarga, compartió con Más Colombia la situación que enfrenta el Sector de Transporte de Carga y Logística.

WhatsApp Image 2021 06 11 at 3.07.49 PM
  1. ¿Es cierto que el Sector de Transporte de Carga y Logística se encuentra en crisis desde hace unos años? 

Creo que no existe una crisis del sector. Como es usual, tenemos épocas muy buenas y otras de baja productividad. Lo que sucede es que, cuando la actividad no es tan rentable, el golpe es mayor por la alta informalidad. Para poner un ejemplo, entre 2008 y 2013, tuvimos un crecimiento impresionante. En primer lugar, porque se presentó un incremento en el transporte de líquidos, especialmente de combustibles, a raíz del boom del petróleo. Y, en segundo lugar, porque tuvimos un ingreso exagerado de vehículos al parque automotor. Muchas personas y sociedades de inversión, que no eran del sector, compraron vehículos y los pusieron a trabajar en el transporte de combustible. 

  1. ¿Qué sucedió después del 2013? ¿Se mantuvo el crecimiento?

El panorama cambió, entre 2014 y 2017, con la construcción del Oleoducto Bicentenario y con la reducción del precio internacional del petróleo. Esto tuvo dos efectos: se redujo la demanda de camiones porque gran parte del combustible empezó a ser transportado por el Oleoducto y se presentó un fenómeno de sobreoferta vehicular de casi el 30%, según un estudio que hizo Defencarga en 2017. La recuperación, sin embargo, fue rápida porque, a partir del segundo semestre de 2018, aumentó el volumen de movilización de la carga. Y el 2019 fue un gran año. De hecho, en ese año empezó a presentarse escasez vehicular. 

  1. ¿Cuál fue la afectación del Sector con la pandemia?

En 2020, a raíz de la pandemia y de las medidas de confinamiento, varias empresas afiliadas a Defencarga bajaron los niveles de ejecución de presupuestos. Otras, por el contrario, aumentaron su productividad y presupuesto; por ejemplo, las que producen y comercializan alimentos, productos sanitarios y medicamentos. Digamos que el mes en el que más tuvimos afectaciones fue abril. El decrecimiento del nivel de toneladas movilizadas en ese mes fue de casi el 40%. Pero, a partir de mayo, se empezó a registrar mayor actividad y para diciembre, por ejemplo, reportamos un movimiento económico superior al de diciembre de 2019, lo que fue absolutamente positivo porque 2019 fue un muy buen año.



  1. ¿Cómo los ha afectado el Paro Nacional?

Según el Registro Nacional de Carga (RNDC), para el cierre de mayo se reportó una variación del -39% en el número de viajes realizados y del -41% en las toneladas movilizadas con respecto al mismo mes de 2019. Además, tenemos otros problemas. Primero, el incremento de los pagos de bodegaje en los Puertos. No es culpa de nadie que no hayamos podido salir de la zona portuaria y que las mercancías sigan allá represadas. Segundo, el tema de los contenedores. Las empresas de transporte tienen que devolver los contenedores una vez hayan descargado las mercancías y, como no lo han podido hacer en los plazos estipulados, por los bloqueos, se están generando moras altísimas en dólares. A raíz de esto, varias empresas afiliadas a Defencarga han reportado más pérdidas en este Paro que en la misma pandemia.   

  1. ¿Cuáles son las vías más afectadas por los bloqueos?

Todas las vías de acceso a los departamentos del Valle del Cauca, Cauca y Nariño, la vía Calarcá–Cajamarca y La Romelia, en el eje cafetero.

  1. ¿Cómo afecta la situación actual de los Puertos al Sector Transporte?

Con los puertos del Caribe no hemos tenido tantos problemas. Las afectaciones en estos han sido especialmente durante las jornadas de movilización nacional. De hecho, gran parte de la mercancía, aún no nacionalizada, ha sido reembarcada y movilizada del Puerto de Buenaventura al Puerto de Cartagena para su distribución en el país. Obviamente esto genera un extra-costo, pero es lo que hay. El problema realmente está en el Puerto de Buenaventura, que representa el 65% del comercio exterior. 

  1. ¿Cuáles son los requerimientos actuales de Defencarga?

Primero, esperamos que las vías se desbloqueen pronto. Segundo, creemos importante llegar a acuerdos con las sociedades portuarias y con las navieras para que las tarifas de bodegaje no sean tan altas y que no nos cobren moras. Y, tercero, le solicitamos al Gobierno la eliminación de las restricciones vehiculares durante los fines de semana, con el fin de movilizar más mercancía.

  1. En términos generales, ¿qué permitiría hacer más eficiente al Sector de Transporte de Carga y Logística colombiano?

Desde Defencarga hemos venido trabajando varias propuestas que podrían mejorar el sector. En primer lugar, estamos intentando fomentar entre los afiliados buenas prácticas de contratación. En segundo lugar, queremos optimizar los tiempos logísticos. Las esperas para cargue y descargue son uno de los problemas más grandes del sector. En Defencarga hicimos un piloto de medición de tiempos logísticos para ver cuánto nos estamos demorando en estas operaciones y qué podemos hacer para optimizar el tiempo y, con este, los costos. Y, en tercer lugar, estamos diseñando un modelo de macro-red logística que permita disminuir la descompensación de carga —es decir, de viajes vacíos— en el país, que es aproximadamente del 40%.

  1. ¿Por qué la cifra de viajes vacíos en Colombia es tan alta?

La razón principal es el desbalance comercial. Nosotros importamos más de lo que exportamos. En esa medida, la mercancía que va desde los Puertos al interior es mayor que la que va desde el interior hacia los Puertos. Los principales destinos de importación son Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla y Bucaramanga. La proporción es más o menos la siguiente: mientras tres viajes salen cargados de Buenaventura a Bogotá, solo un viaje sale de Bogotá a Buenaventura; y mientras dos viajes salen cargados de Buenaventura a Medellín, solo un viaje sale de Medellín a Buenaventura.