HomeMinería“No existen soluciones para gestionar adecuadamente los residuos nucleares”

“No existen soluciones para gestionar adecuadamente los residuos nucleares”

Entrevista a Charlotte Mijeon, vocera de “Réseau Sortir du nucléaire”, una red francesa de asociaciones en pro del fin de la producción de energía eléctrica nuclear.

La Red para Salir de la Energía Nuclear (Réseau Sortir du nucléaire) se opone a la energía nuclear. ¿Cuáles son sus principales argumentos?

Más allá de que no se puede descartar el riesgo de accidentes, como los de Chernobyl y Fukushima, incluso con un funcionamiento normal la energía nuclear implica contaminación. Esta se genera desde la extracción de uranio en las minas, que provoca la contaminación de las aguas subterráneas y de la superficie. Luego, se generan emisiones de radiactividad en el medio ambiente, acompañadas de liberaciones de ácido sulfúrico y ácido clorhídrico. Adicionalmente, las plantas nucleares provocan contaminación térmica, pues las cuencas utilizadas para enfriar los reactores liberan agua a una temperatura varios grados superior al medio ambiente, lo que repercute en la biodiversidad, sobre todo en verano. 

La gestión de los desechos radiactivos y su peligrosidad es otra razón para oponerse a la energía nuclear. Las sustancias radioactivas siguen siendo peligrosas por períodos de tiempo que van más allá de las civilizaciones humanas. El plutonio, por ejemplo, tarda 24.000 años en perder la mitad de su radiactividad. 

Además, está presente el riesgo de que estas sustancias se utilicen con fines militares. Otro argumento es el del costo, pues la energía nuclear es extremadamente cara, lo cual representa un obstáculo a la inversión en opciones más sostenibles, económicas y efectivas en la lucha por reducir nuestras emisiones.

Actualmente, ¿cómo se manejan los desechos nucleares?

Los residuos radiactivos abarcan una variedad muy amplia de sustancias y materiales, pero no hay consenso en cuanto a lo que se considera desecho. Por ejemplo, en Francia no se consideran como tal los desechos generados por las minas de uranio ni el uranio empobrecido, que resulta del enriquecimiento de este elemento. 

Estimo que, actualmente, no existen soluciones para gestionar adecuadamente estos residuos. El combustible (uranio y plutonio) usado se trata, pero esta operación no disminuye su carga radiactiva. A menudo, el agua contaminada que sirvió para enfriar los reactores acaba en el océano. Esto ocurre en la planta de La Hague (Francia); el agua de las cuencas de enfriamiento se diluye en el océano y se observa hasta en las costas noruegas. 

Los residuos más peligrosos, que resultan de la fisión nuclear, se vierten en vidrio y se guardan para enterrarlos. Por último, los residuos generados en el desmonte de las instalaciones nucleares son enviados a instalaciones de acondicionamiento y almacenamiento. Todo lo que se relaciona con el mantenimiento (por ejemplo los trajes de trabajo de los interventores) es enviado a centros de almacenamiento. 

¿Es riesgoso para la salud vivir cerca de una planta nuclear?

Cuando la planta funciona, los ribereños corren el riesgo asociado a los vertimientos de agua contaminada con sustancias radioactivas. Sin embargo, resulta difícil establecer de manera indiscutible un vínculo causal entre la cercanía a una planta nuclear y el desarrollo de cáncer, no solamente porque la enfermedad podría estar relacionada con otro factor, sino también porque estos cánceres se desarrollan después de muchos años. En Chernobyl vimos que se multiplicaron los cánceres de tiroides en la zona de la planta tras el accidente y en Alemania se registró un aumento de la leucemia infantil en un radio de 5 km alrededor de los sitios nucleares.

Académicos y políticos afirman que la energía nuclear es una forma eficiente y barata de producir energía. ¿Qué opina al respecto?

En Francia, como en la mayoría de los países que han desarrollado la energía nuclear, este sector se ha beneficiado de un apoyo estatal extremadamente fuerte, por lo que en la factura el precio es muy barato. Sin embargo, en realidad, observamos que cada generación de planta nuclear cuesta más que la anterior. Además, si bien se incluye el costo del desmantelamiento de las plantas nucleares, este suele ser totalmente subestimado. 

A lo largo de los años, se observa un incremento del costo de la energía nuclear. Según el Informe Mundial de la Industria Nuclear (World Nuclear Industry Status Report), entre 2010 y 2020 el costo de la energía nuclear aumentó un 33%, mientras que el costo de la energía solar disminuyó un 90% y el de las turbinas eólicas un 70%. Actualmente, el precio del megavatio/hora para los reactores en construcción se ubica alrededor de 110-120 euros, el doble del precio de la energía eólica terrestre.

Alemania tomó la decisión de abandonar la energía nuclear, pero está prendiendo de nuevo sus plantas de carbón y este es un combustible fósil altamente contaminante. ¿Qué opina al respecto?

Le puede interesar  5.600 millones de dólares ha perdido el país con la facturación fraudulenta de oro

Hay muchos conceptos erróneos al respecto. El cierre de plantas nucleares no se ha compensado con la reapertura de centrales eléctricas de carbón. Si bien es cierto que en 2013 aumentó el uso del carbón, esto está relacionado con el bajo costo del derecho de emisión de CO2 en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea, el cual favoreció el carbón sobre la energía nuclear. De la misma manera, la apertura de la planta de Datteln, en 2020, resulta de una decisión anterior a la de cerrar definitivamente la flota nuclear y no está vinculada a la necesidad de compensar. 

En contraste, Alemania ha cerrado plantas de carbón, ha reducido su dependencia de los combustibles fósiles y ha promovido las energías renovables. El desarrollo de estas últimas ha prácticamente duplicado lo que se producía con energía nuclear. Ahora, el desafío que le espera a Alemania es salir del carbón antes del plazo anunciado, es decir, antes del año 2038. 

Francia es uno de los países del mundo que tiene más plantas nucleares para la producción de electricidad. ¿Cuántas plantas tiene el país y qué porcentaje de la energía que consume Francia producen?

Francia cuenta con 18 plantas nucleares, lo que representa 56 reactores en funcionamiento. Estas instalaciones aportan el 70% de la electricidad que produce el país.

En términos económicos, ¿cuál sería el impacto para Francia de dejar de producir energía nuclear? 

Desde el punto de vista económico, la energía nuclear representa un buque insignia de la industria, pues el país cuenta con un gran mercado de componentes para plantas nucleares y combustibles. Sin embargo, se observa que Francia tiene mucha dificultad para exportar y vender sus reactores nucleares. 

En términos de empleos, si bien se plantea la cuestión de la reconversión laboral, por lo menos en Francia los trabajadores del sector nuclear se benefician de un estatuto protector que le impide a Électricité de France (EDF), una empresa estatal en un 80%, despedirlos. En contraste, las energías renovables y las profesiones de transición energética en sentido amplio crean no solamente más puestos de trabajo que la energía nuclear sino también que generan riqueza de manera uniforme por todo el país y permiten crear puestos de trabajo que no se pueden deslocalizar.

La producción de energías renovables requiere materiales raros que implican su extracción del subsuelo, en condiciones ambientales y sociales lamentables que suelen ocurrir en países pobres. ¿Cuál es su postura al respecto? 

Es cierto que el uso de energías renovables no es del todo neutral. Sin embargo, es necesario poner en perspectiva estas implicaciones. Por ejemplo, solamente ciertos modelos de turbinas eólicas –las marinas– utilizan neodimio (metal raro). Además, sectores como el electrónico, audiovisual y de armamento, entre otros, utilizan metales raros en mayores cantidades y no están destinados para servir durante décadas, como sucede en el sector de las energías renovables. 

Con la tecnología actual y las crecientes necesidades de energía, ¿el planeta está en condiciones de realizar una transición energética que prescinda de la energía nuclear?

Técnicamente es posible realizarlo, siempre y cuando no se sustituya una sobreproducción de energía por otra sobreproducción para responder a un sobreconsumo. Es necesario reflexionar sobre nuestras necesidades, en aras de eliminar consumos innecesarios. Debemos pensar cómo utilizar la energía de manera más eficiente y, de esta manera, responder a los mismos servicios con menos energía. 

¿Cómo ve usted el futuro de la producción de energía en el mundo?

Para ser posible, el futuro solo puede ser 100% renovable. Esto es realizable en una gran diversidad de territorios. Para ello, necesitamos decisiones políticas que dejen de apostarle a la energía fósil y nuclear. Además, necesitamos avanzar hacia modelos energéticos cada vez más resilientes al aumento de fenómenos meteorológicos extremos como las olas de calor, los huracanes y las inundaciones. 

A futuro, la construcción de reactores nucleares no es una opción pertinente, pues su implantación cerca la costa aumenta los riesgos de inmersión y, de instalarse en tierras cercanas a fuentes de agua, aumenta el riesgo de competencia en periodos de sequía entre los usos de este recurso para agricultura y para suministro de energía. 

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Pandora Papers: “La legalidad de las sociedades offshore no es una razón suficiente”

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

“No existen soluciones para gestionar adecuadamente los residuos nucleares”

Entrevista a Charlotte Mijeon, vocera de “Réseau Sortir du nucléaire”, una red francesa de asociaciones en pro del fin de la producción de energía eléctrica nuclear.

La Red para Salir de la Energía Nuclear (Réseau Sortir du nucléaire) se opone a la energía nuclear. ¿Cuáles son sus principales argumentos?

Más allá de que no se puede descartar el riesgo de accidentes, como los de Chernobyl y Fukushima, incluso con un funcionamiento normal la energía nuclear implica contaminación. Esta se genera desde la extracción de uranio en las minas, que provoca la contaminación de las aguas subterráneas y de la superficie. Luego, se generan emisiones de radiactividad en el medio ambiente, acompañadas de liberaciones de ácido sulfúrico y ácido clorhídrico. Adicionalmente, las plantas nucleares provocan contaminación térmica, pues las cuencas utilizadas para enfriar los reactores liberan agua a una temperatura varios grados superior al medio ambiente, lo que repercute en la biodiversidad, sobre todo en verano. 

La gestión de los desechos radiactivos y su peligrosidad es otra razón para oponerse a la energía nuclear. Las sustancias radioactivas siguen siendo peligrosas por períodos de tiempo que van más allá de las civilizaciones humanas. El plutonio, por ejemplo, tarda 24.000 años en perder la mitad de su radiactividad. 

Además, está presente el riesgo de que estas sustancias se utilicen con fines militares. Otro argumento es el del costo, pues la energía nuclear es extremadamente cara, lo cual representa un obstáculo a la inversión en opciones más sostenibles, económicas y efectivas en la lucha por reducir nuestras emisiones.

Actualmente, ¿cómo se manejan los desechos nucleares?

Los residuos radiactivos abarcan una variedad muy amplia de sustancias y materiales, pero no hay consenso en cuanto a lo que se considera desecho. Por ejemplo, en Francia no se consideran como tal los desechos generados por las minas de uranio ni el uranio empobrecido, que resulta del enriquecimiento de este elemento. 

Estimo que, actualmente, no existen soluciones para gestionar adecuadamente estos residuos. El combustible (uranio y plutonio) usado se trata, pero esta operación no disminuye su carga radiactiva. A menudo, el agua contaminada que sirvió para enfriar los reactores acaba en el océano. Esto ocurre en la planta de La Hague (Francia); el agua de las cuencas de enfriamiento se diluye en el océano y se observa hasta en las costas noruegas. 

Los residuos más peligrosos, que resultan de la fisión nuclear, se vierten en vidrio y se guardan para enterrarlos. Por último, los residuos generados en el desmonte de las instalaciones nucleares son enviados a instalaciones de acondicionamiento y almacenamiento. Todo lo que se relaciona con el mantenimiento (por ejemplo los trajes de trabajo de los interventores) es enviado a centros de almacenamiento. 

¿Es riesgoso para la salud vivir cerca de una planta nuclear?

Cuando la planta funciona, los ribereños corren el riesgo asociado a los vertimientos de agua contaminada con sustancias radioactivas. Sin embargo, resulta difícil establecer de manera indiscutible un vínculo causal entre la cercanía a una planta nuclear y el desarrollo de cáncer, no solamente porque la enfermedad podría estar relacionada con otro factor, sino también porque estos cánceres se desarrollan después de muchos años. En Chernobyl vimos que se multiplicaron los cánceres de tiroides en la zona de la planta tras el accidente y en Alemania se registró un aumento de la leucemia infantil en un radio de 5 km alrededor de los sitios nucleares.

Académicos y políticos afirman que la energía nuclear es una forma eficiente y barata de producir energía. ¿Qué opina al respecto?

En Francia, como en la mayoría de los países que han desarrollado la energía nuclear, este sector se ha beneficiado de un apoyo estatal extremadamente fuerte, por lo que en la factura el precio es muy barato. Sin embargo, en realidad, observamos que cada generación de planta nuclear cuesta más que la anterior. Además, si bien se incluye el costo del desmantelamiento de las plantas nucleares, este suele ser totalmente subestimado. 

A lo largo de los años, se observa un incremento del costo de la energía nuclear. Según el Informe Mundial de la Industria Nuclear (World Nuclear Industry Status Report), entre 2010 y 2020 el costo de la energía nuclear aumentó un 33%, mientras que el costo de la energía solar disminuyó un 90% y el de las turbinas eólicas un 70%. Actualmente, el precio del megavatio/hora para los reactores en construcción se ubica alrededor de 110-120 euros, el doble del precio de la energía eólica terrestre.

Alemania tomó la decisión de abandonar la energía nuclear, pero está prendiendo de nuevo sus plantas de carbón y este es un combustible fósil altamente contaminante. ¿Qué opina al respecto?

Le puede interesar  Así avanzan el mercado laboral y las habilidades demandadas

Hay muchos conceptos erróneos al respecto. El cierre de plantas nucleares no se ha compensado con la reapertura de centrales eléctricas de carbón. Si bien es cierto que en 2013 aumentó el uso del carbón, esto está relacionado con el bajo costo del derecho de emisión de CO2 en el Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea, el cual favoreció el carbón sobre la energía nuclear. De la misma manera, la apertura de la planta de Datteln, en 2020, resulta de una decisión anterior a la de cerrar definitivamente la flota nuclear y no está vinculada a la necesidad de compensar. 

En contraste, Alemania ha cerrado plantas de carbón, ha reducido su dependencia de los combustibles fósiles y ha promovido las energías renovables. El desarrollo de estas últimas ha prácticamente duplicado lo que se producía con energía nuclear. Ahora, el desafío que le espera a Alemania es salir del carbón antes del plazo anunciado, es decir, antes del año 2038. 

Francia es uno de los países del mundo que tiene más plantas nucleares para la producción de electricidad. ¿Cuántas plantas tiene el país y qué porcentaje de la energía que consume Francia producen?

Francia cuenta con 18 plantas nucleares, lo que representa 56 reactores en funcionamiento. Estas instalaciones aportan el 70% de la electricidad que produce el país.

En términos económicos, ¿cuál sería el impacto para Francia de dejar de producir energía nuclear? 

Desde el punto de vista económico, la energía nuclear representa un buque insignia de la industria, pues el país cuenta con un gran mercado de componentes para plantas nucleares y combustibles. Sin embargo, se observa que Francia tiene mucha dificultad para exportar y vender sus reactores nucleares. 

En términos de empleos, si bien se plantea la cuestión de la reconversión laboral, por lo menos en Francia los trabajadores del sector nuclear se benefician de un estatuto protector que le impide a Électricité de France (EDF), una empresa estatal en un 80%, despedirlos. En contraste, las energías renovables y las profesiones de transición energética en sentido amplio crean no solamente más puestos de trabajo que la energía nuclear sino también que generan riqueza de manera uniforme por todo el país y permiten crear puestos de trabajo que no se pueden deslocalizar.

La producción de energías renovables requiere materiales raros que implican su extracción del subsuelo, en condiciones ambientales y sociales lamentables que suelen ocurrir en países pobres. ¿Cuál es su postura al respecto? 

Es cierto que el uso de energías renovables no es del todo neutral. Sin embargo, es necesario poner en perspectiva estas implicaciones. Por ejemplo, solamente ciertos modelos de turbinas eólicas –las marinas– utilizan neodimio (metal raro). Además, sectores como el electrónico, audiovisual y de armamento, entre otros, utilizan metales raros en mayores cantidades y no están destinados para servir durante décadas, como sucede en el sector de las energías renovables. 

Con la tecnología actual y las crecientes necesidades de energía, ¿el planeta está en condiciones de realizar una transición energética que prescinda de la energía nuclear?

Técnicamente es posible realizarlo, siempre y cuando no se sustituya una sobreproducción de energía por otra sobreproducción para responder a un sobreconsumo. Es necesario reflexionar sobre nuestras necesidades, en aras de eliminar consumos innecesarios. Debemos pensar cómo utilizar la energía de manera más eficiente y, de esta manera, responder a los mismos servicios con menos energía. 

¿Cómo ve usted el futuro de la producción de energía en el mundo?

Para ser posible, el futuro solo puede ser 100% renovable. Esto es realizable en una gran diversidad de territorios. Para ello, necesitamos decisiones políticas que dejen de apostarle a la energía fósil y nuclear. Además, necesitamos avanzar hacia modelos energéticos cada vez más resilientes al aumento de fenómenos meteorológicos extremos como las olas de calor, los huracanes y las inundaciones. 

A futuro, la construcción de reactores nucleares no es una opción pertinente, pues su implantación cerca la costa aumenta los riesgos de inmersión y, de instalarse en tierras cercanas a fuentes de agua, aumenta el riesgo de competencia en periodos de sequía entre los usos de este recurso para agricultura y para suministro de energía. 

spot_img

VEA TAMBIÉN

“La energía nuclear es costosa a corto plazo, pero muy económica a largo p...

Diego Alejandro Torres, doctor en Física Nuclear de la Universidad Nacional, explica por qué considera que la energía nuclear es una opción viable para obtener energía barata en Colombia y enfrentar el cambio climático.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

Plantas nucleares en Colombia: podrían ser una realidad

El presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros, Ismael E. Arenas, advirtió sobre las posibles consecuencias medioambientales y económicas del desarrollo de la energía nuclear en el país.

COLOMBIA