viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  Pandemia acelera cambio en la dinámica de estreno y recaudo de películas colombianas

Pandemia acelera cambio en la dinámica de estreno y recaudo de películas colombianas

Ante el cierre total de las salas de cine en marzo de 2020, directores y productores colombianos encontraron en las plataformas digitales una opción para el estreno de sus películas, con resultados positivos.

Industria_Cierre_Salas_de_Cine_Nota_corta_CLM_Nota_larga_25_abr

Diego Ramírez, reconocido productor caleño, tenía programado estrenar la película Lavaperros, del director Carlos Moreno, en el Festival Internacional de Cartagena el 13 de marzo, y en salas de cine el 16 de abril de 2020. Sin embargo, con el decreto de Emergencia Sanitaria “no solo se canceló el Festival, sino el estreno en salas y la estrategia de promoción de la película horas antes de salir al aire”. Luego de varios meses de reprogramaciones, la reapertura nunca llegó: “Nadie tenía datos reales para tomar decisiones, hasta que Cine Colombia informó que no iba a abrir ni a fin de año ni en el primer trimestre de 2021”, explica Ramírez.

Para ese momento Lavaperros ya había firmado con Netflix derechos de estreno y emisión en territorios de América, España y Estados Unidos, sin incluir Colombia. A finales del año, la plataforma dio un paso más y propuso renegociar para poder estrenar en el país. “El nuevo acuerdo fue no comprometer las dos ventanas de exhibición que ya se habían acordado antes de la pandemia, una con Caracol y la otra con Cine Colombia. Y Netflix aceptó”, puntualizó el productor. 

Según Ramírez, en medio de tanta incertidumbre, el resultado ha sido muy positivo, porque “si antes de la pandemia la proyección era exhibir en 30 o 40 salas en Colombia, y tener entre 100 mil y 150 mil espectadores, a la fecha se ha multiplicado la cifra de audiencias, llegando al primer lugar y top diez de películas más vistas en Netflix, no solo en Colombia sino en España, México y Brasil, entre otros”.



En el caso de Óscar Ruiz Navia, también reconocido director y productor de cine, la situación fue similar. Tenía programado estrenar su último largometraje, Fait Vivir, en salas de Cine Colombia el 23 de abril. Ante la situación, decidió “hacer promoción en línea a través de Facebook Lives, Zoom y Google Meet”, y aprovechar el discurso anti-Covid del documental para generar más expectativa: “se trata de una banda gitana llamada La Gypsy Kumbia Orchestra, que baila, canta, se abraza y viaja sin un rumbo fijo por países como Colombia y Canadá,” señaló el director. 

El estreno fue en Colombia en agosto de 2020 en la recién creada Sala Virtual de la Cinemateca Distrital de Bogotá. Meses después esta se podía encontrar en Cinema Paraíso on Demand (también recién creada) y en Mowies para unpúblico internacional. Para diciembre de 2020, el documental ya había logrado 3000 espectadores en línea, y 2000 más en taquilla por exhibición en algunas salas de cine alternas, para un total de 5000 espectadores, una cifra que cumplió con las modestas proyecciones iniciales, dado el tipo de película y temática.

Ambos cineastas son optimistas y creen que es necesario acomodarse a la nueva realidad, para lo cual sugieren combinar las múltiples ventanas de exhibición que hay y alternar la presencialidad con la virtualidad. En su opinión, la pandemia aceleró el cambio en la dinámica histórica de estreno y recaudo en salas de cine. Hoy puede darse de manera simultánea e incluso primero en plataformas online. Sin embargo, se muestran convencidos de que, si bien la virtualidad permite llegar a audiencias en los lugares más diversos de Colombia y del mundo por períodos muy prolongados, la asistencia a salas de cine continuará.