lunes, octubre 18, 2021
HomeIndustria"Requerimos con urgencia un Plan País para vigorizar el ecosistema del sector textil-confección": gerente de PatPrimo

“Requerimos con urgencia un Plan País para vigorizar el ecosistema del sector textil-confección”: gerente de PatPrimo

Guillermo Criado, gerente comercial de la empresa textil PatPrimo, reflexiona sobre el aumento de las importaciones en el sector de las Confecciones y el Decreto 414 del 16 de julio de 2021. Brinda recomendaciones para salvaguardar el sector.

Según el reporte más reciente de MARO, la plataforma estadística de Colombia Productiva, entidad adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en 2019 las ventas de prendas de vestir en el país alcanzaron los 8,8 billones de pesos. Frente a esto, Guillermo Criado, gerente comercial de la empresa textil PatPrimo y expresidente de la Cámara Colombiana de las Confecciones y Afines (CCCyA), resalta que si bien en Colombia “el consumo de vestuario se ha quintuplicado en comparación con los años 1970-1980”, fomentado por “la fast fashion [moda rápida] y el consumismo”, el crecimiento de este mercado ha sido “absorbido por los países asiáticos y ahora africanos”. 

En opinión del empresario, el sector textil y de confecciones colombiano se caracteriza por contar con “diseño y confección local” y por “atender el mercado nacional y de los países de la región”. Sin embargo, señala que cerca del “35% del mercado de las confecciones en el país está en manos de los importadores y un 30% de los contrabandistas”.

En este punto, Criado señala que las dificultades del sector textil en Colombia resultan especialmente del aumento de las importaciones de prendas de vestir. Entre 2010 y 2019, estas crecieron un 103%, al pasar de USD $304 millones a USD $618 millones (MARO-Colombia Productiva). En 2019, el 48% de las importaciones de prendas de vestir provino de China y el 12% de Bangladesh. En apenas nueve años, las importaciones provenientes de este último país aumentaron un 1.490%, al pasar de USD $4,6 Millones, en 2010, a USD $72,8 millones en 2019. Por su parte, las importaciones chinas subieron un 94%, al pasar de USD $153,1 millones a USD $296,9 millones (MARO-Colombia Productiva).

Para el empresario, las importaciones van “en detrimento de la producción nacional”, pues esta se encuentra sometida a un “costo-país superior al de los países asiáticos”. Criado señala que los menores precios de las prendas asiáticas y africanas se deben sobre todo al bajo costo de la mano de obra, pues estos países pagan lo que considera “salarios de hambre”. En Colombia, en cambio, “la mano de obra vale 4.4 más que en Bangladesh”, advierte. Ante esta situación, señala que para los empresarios colombianos “es muy difícil competir”. 

En lo que respecta al empleo en el sector, Criado manifiesta que “está muy afectado” y plantea que, debido a las importaciones provenientes de países asiáticos y africanos, “se han perdido unos 600.000 empleos en los últimos quince años”, de los cuales la mayoría estaba ocupado por mujeres. 

Asimismo, según el experto, Colombia está perdiendo terreno en la cadena. Criado advierte que por cuenta de las importaciones “prácticamente se acabó el cultivo del algodón”, pues hoy en día el país solo cuenta con “alrededor de 20.000 hectáreas, mientras que a mediados de la década de 1970, Colombia contaba con cerca de 400.000”. Señala, además, que “está pasando lo mismo que sucedió con las hilanderías, pues en esa misma época había once y no quedan sino tres”.

Le puede interesar  Mayo 2021: caen las importaciones, pero aumenta el déficit comercial

Al impacto de las importaciones en el sector, se sumó la crisis generada por la pandemia. Según el DANE, entre 2019 y 2020 la participación del sector manufacturero en el Producto Interno Bruto perdió 0,9 puntos porcentuales. En las confecciones de prendas de vestir, las ventas o ingresos cayeron un 38.8% en el mismo periodo. En relación con “los pequeños talleres, diseñadores, estampadores, cortadores y talleres de servicios y maquila en general” que “han sido diezmados” como consecuencia de ambos factores, el gerente de PatPrimo se pregunta: “De los empleos perdidos, ¿cuántos realmente van a volver?

Ante la difícil situación, Guillermo Criado plantea que se “requiere con urgencia un Plan País para vigorizar todo el ecosistema del sector textil-confección”. En su opinión, “es imperativo revertir la pérdida del empleo y la disminución de la producción nacional, por el crecimiento económico y por el bienestar de los Colombianos”. Para lograrlo, le pide al Gobierno ponerse “a favor de la industria nacional” y lograr “el equilibrio en el campo de juego internacional”, mediante la adopción de “condiciones igualitarias” que “restablezcan la equidad” con los países asiáticos y africanos. 

El gerente de PatPrimo afirmó que el Decreto 414 del 16 de abril de 2021, que el Gobierno expidió ante la crisis que atraviesa el sector, “es insuficiente”. Este Decreto impuso al menos por dos años un arancel mixto del 15% más 1,5 dólares por kilogramo para las importaciones con un valor superior a los 10 dólares por kilogramo bruto y un arancel del 40% para aquellas con un valor inferior o igual a los 10 dólares. Uno de los aspectos que considera negativos del Decreto consiste en que, si bien “el sector importa el 92% del hilo que necesita la industria nacional”, el Decreto “deja por fuera el arancel a las materias primas, como los hilos que no se producen en el país o que son de escaso abasto”. Al respecto, sugiere “eliminar los aranceles a los hilos importados”, pues “le restan competitividad a las prendas elaboradas en Colombia” en la medida en que ese costo no es asumido por los países asiáticos. 

Adicionalmente, recomienda que las prendas importadas incluyan “descripciones mínimas para evitar el contrabando técnico” y plantea que es necesario brindarle al sector “incentivos y apoyo financiero para aumentar las exportaciones y restablecer los empleos perdidos”. De “generar estas condiciones adecuadas para la industria”, el expresidente de la CCCyA  asegura que el sector de Confecciones “será un dinamizador del crecimiento económico del país” y “el empleo del sector textil-confección contribuirá a la reactivación económica”. “El Gobierno debe tomar decisiones; no es algo para posponer”, puntualiza.

Confecciones, Importaciones
"Requerimos con urgencia un Plan País para vigorizar el ecosistema del sector textil-confección": gerente de PatPrimo 2

Más crónicas

  • Informalidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes, Ventas

    Aunque en los últimos diez años la informalidad ha caído un 6,9%, sigue siendo significativamente alta. En el periodo abril-junio de este año fue de 48,5%.

  • Recicladores, Informalidad,

    Según la Organización Mundial del Trabajo, el empleo informal abarca a “las personas ocupadas que por ley o en la práctica, no se encuentran cubiertas por la legislación laboral nacional”.

  • Informalidad, Ventas, Ruralidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Tal vez la cara más reconocida de la informalidad es la de los vendedores ambulantes. No obstante, no es la única.

  • Informalidad, Ventas, Libros, Librería

    Es común que los trabajadores de pequeños comercios laboren en condiciones de informalidad, así como muchos de los ocupados en oficios domésticos, de construcción y de reparación, entre otros.

  • Paseador de perros, Perros, Informalidad

    En el periodo abril-junio de este año, el 65,8% de los “cuenta propia” eran ocupados informales (DANE).

  • Vendedor ambulante, Ventas, Informalidad,

    La informalidad afecta más a los hombres. Según los datos del DANE para el periodo abril-junio, esta se situó en un 44,4% en el caso de las mujeres y ascendió al 55,6% en el de los hombres (DANE).

  • Venta de minutos, Informalidad, Ventas ambulantes, Vendedor ambulante

    De las 23 capitales departamentales y Áreas Metropolitanas encuestadas por el DANE, Manizales tuvo la menor informalidad en el periodo abril-junio, con 38,8%. En Santa Marta, Valledupar, Sincelejo, Riohacha y Cúcuta A.M., la informalidad estuvo entre el 60 y el 70%.

  • Reparación de vehículos, Informalidad, Taller, Vehículos, Carros

    Comercio y reparación de vehículos es la actividad económica que más informalidad concentra. 1 de cada 3 ocupados en esta actividad es informal.

  • Trabajador rural, Informalidad, Campesino, Jornalero, Obrero agrícola

    En el campo hay una alta informalidad. Esta prevalece, por ejemplo, entre los campesinos y los jornaleros u obreros agrícolas.

  • Informalidad, Lotería, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Entre los ocupados informales, solo el 37,4% cotiza a pensión. Al sistema de salud cotiza el 91,1%.

Informalidad: mucho más que ventas ambulantes

En Colombia, la informalidad tiene muchas caras. Conozca los datos más relevantes sobre este fenómeno.
  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.
  • Sillas, Madera, Mueble

    Colombia tiene una larga tradición en la fabricación de muebles de madera.

  • Muebles, Maderas

    En el Barrio 12 de Octubre, en Bogotá, se encuentra uno de los principales centros de producción de muebles de madera del país, con más de 600 comerciantes y fabricantes.

  • Don Luis

    Luis Jesús Rueda, conocido como don Luis, comenzó hace más de 50 años en la fabricación de muebles para el hogar. Diseña y fabrica comedores, salas y alcobas.

  • Muebles colombianos

    “Antes de la pandemia vendía mensualmente 50 millones más o menos, y luego llegó el Paro y acabo de afectar las cosas. Hoy en día las ventas no superan los 10 millones, y ahí vamos recuperándonos lentamente”, afirma don Luis.

  • Muebles, Madera, 12 de Octubre

    Don Luis no accedió a las ayudas que ofreció el gobierno para proteger el empleo, pues trabaja en la informalidad, por pieza terminada. Asegura que este fue el caso de la mayoría de empresarios del barrio.

  • Muebles, Maderas

    En los últimos meses ha acudido a redes sociales como Instagram para promocionar sus muebles. Sin embargo, don Luis señala que “a la gente le gusta es mirar el producto, mirarlo a ver cómo es la calidad”.

  • Sofa

    La mayoría de las telas que utiliza son importadas. Lo mismo sucede con las pinturas y las espumas.

  • Muebles, Madera, Carpintería, 12 de Octubre

    Don Luis no se muestra preocupado por la competencia de empresas como Ikea, la cual tiene estimado llegar al país en 2023. Argumenta que, como artesano de la madera, puede construir cualquier mueble que el cliente desee, a partir del diseño o fotografía que este provea.

  • Carpintero

    "En el sector generamos mucho empleo: ebanistas, pintores, carpinteros, transportadores, vendedores. Somos un sector bien importante”, puntualiza don Luis.

  • Muebles, madera, Carpintería, 12 de Octubre

    Después de 50 años de fabricar y comercializar sus productos en el 12 de Octubre, don Luis está convencido de que los empresarios del barrio “tienen madera”.

Le puede interesar  En Oceanía se tomará café cultivado por más de 540.000 familias cafeteras colombianas

El barrio 12 de Octubre tiene madera

Más Colombia conversó con don Luis, fabricante de muebles. Contó cómo ha cambiado el sector en los últimos años y se mostró confiado ante la entrada de grandes empresas como Ikea.
  • En el barrio El Restrepo, al sur de Bogotá, se empezaron a asentar fabricantes artesanales de zapatos y productos de cuero desde la década de 1960.

    En el barrio El Restrepo, al sur de Bogotá, se empezaron a asentar fabricantes artesanales de zapatos y productos de cuero desde la década de 1960.

  • IMG 6739

    Cuando comenzó la Pandemia, a don Tulio le tocó despedir a todos sus obreros. Mientras las ventas se recuperan, se encarga de la fabricación de los zapatos y de la comercialización.

  • IMG 6787 scaled

    En los talleres de Elegancia 17 se especializan en zapatos elegantes y de novia, en los que la competencia de los zapatos importados y de contrabando es menor.

  • IMG 6745 scaled

    Preparando las suelas.

  • IMG 6718 scaled

    Desde hace varios meses, Yeimi solo trabaja dos días a la semana. Espera que todo mejore y que los clientes regresen para que el barrio vuelva a ser como antes.

  • IMG 6669 scaled

    En El Restrepo se fabrican y se venden zapatos para todos los gustos.

  • IMG 6663 scaled

    En Calzado Jhorban se especializan en zapatos a la medida de diferentes estilos. Población trans, clowns y drag queens se benefician con los diseños de tallas grandes.

  • IMG 6661 1 scaled

    Bota de plataforma en cuero sintético, especialmente diseñada para la población drag.

  • IMG 6643 1 scaled

    Hormas, plataformas y suelas dan cuenta del proceso de manufactura, made in Colombia, de los zapatos que se comercializan en El Restrepo.

spot_img

“Requerimos con urgencia un Plan País para vigorizar el ecosistema del sector textil-confección”: gerente de PatPrimo

Guillermo Criado, gerente comercial de la empresa textil PatPrimo, reflexiona sobre el aumento de las importaciones en el sector de las Confecciones y el Decreto 414 del 16 de julio de 2021. Brinda recomendaciones para salvaguardar el sector.

Según el reporte más reciente de MARO, la plataforma estadística de Colombia Productiva, entidad adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, en 2019 las ventas de prendas de vestir en el país alcanzaron los 8,8 billones de pesos. Frente a esto, Guillermo Criado, gerente comercial de la empresa textil PatPrimo y expresidente de la Cámara Colombiana de las Confecciones y Afines (CCCyA), resalta que si bien en Colombia “el consumo de vestuario se ha quintuplicado en comparación con los años 1970-1980”, fomentado por “la fast fashion [moda rápida] y el consumismo”, el crecimiento de este mercado ha sido “absorbido por los países asiáticos y ahora africanos”. 

En opinión del empresario, el sector textil y de confecciones colombiano se caracteriza por contar con “diseño y confección local” y por “atender el mercado nacional y de los países de la región”. Sin embargo, señala que cerca del “35% del mercado de las confecciones en el país está en manos de los importadores y un 30% de los contrabandistas”.

En este punto, Criado señala que las dificultades del sector textil en Colombia resultan especialmente del aumento de las importaciones de prendas de vestir. Entre 2010 y 2019, estas crecieron un 103%, al pasar de USD $304 millones a USD $618 millones (MARO-Colombia Productiva). En 2019, el 48% de las importaciones de prendas de vestir provino de China y el 12% de Bangladesh. En apenas nueve años, las importaciones provenientes de este último país aumentaron un 1.490%, al pasar de USD $4,6 Millones, en 2010, a USD $72,8 millones en 2019. Por su parte, las importaciones chinas subieron un 94%, al pasar de USD $153,1 millones a USD $296,9 millones (MARO-Colombia Productiva).

Para el empresario, las importaciones van “en detrimento de la producción nacional”, pues esta se encuentra sometida a un “costo-país superior al de los países asiáticos”. Criado señala que los menores precios de las prendas asiáticas y africanas se deben sobre todo al bajo costo de la mano de obra, pues estos países pagan lo que considera “salarios de hambre”. En Colombia, en cambio, “la mano de obra vale 4.4 más que en Bangladesh”, advierte. Ante esta situación, señala que para los empresarios colombianos “es muy difícil competir”. 

En lo que respecta al empleo en el sector, Criado manifiesta que “está muy afectado” y plantea que, debido a las importaciones provenientes de países asiáticos y africanos, “se han perdido unos 600.000 empleos en los últimos quince años”, de los cuales la mayoría estaba ocupado por mujeres. 

Asimismo, según el experto, Colombia está perdiendo terreno en la cadena. Criado advierte que por cuenta de las importaciones “prácticamente se acabó el cultivo del algodón”, pues hoy en día el país solo cuenta con “alrededor de 20.000 hectáreas, mientras que a mediados de la década de 1970, Colombia contaba con cerca de 400.000”. Señala, además, que “está pasando lo mismo que sucedió con las hilanderías, pues en esa misma época había once y no quedan sino tres”.

Le puede interesar  Diseños industriales y marcas: ¿Cómo está Colombia?

Al impacto de las importaciones en el sector, se sumó la crisis generada por la pandemia. Según el DANE, entre 2019 y 2020 la participación del sector manufacturero en el Producto Interno Bruto perdió 0,9 puntos porcentuales. En las confecciones de prendas de vestir, las ventas o ingresos cayeron un 38.8% en el mismo periodo. En relación con “los pequeños talleres, diseñadores, estampadores, cortadores y talleres de servicios y maquila en general” que “han sido diezmados” como consecuencia de ambos factores, el gerente de PatPrimo se pregunta: “De los empleos perdidos, ¿cuántos realmente van a volver?

Ante la difícil situación, Guillermo Criado plantea que se “requiere con urgencia un Plan País para vigorizar todo el ecosistema del sector textil-confección”. En su opinión, “es imperativo revertir la pérdida del empleo y la disminución de la producción nacional, por el crecimiento económico y por el bienestar de los Colombianos”. Para lograrlo, le pide al Gobierno ponerse “a favor de la industria nacional” y lograr “el equilibrio en el campo de juego internacional”, mediante la adopción de “condiciones igualitarias” que “restablezcan la equidad” con los países asiáticos y africanos. 

El gerente de PatPrimo afirmó que el Decreto 414 del 16 de abril de 2021, que el Gobierno expidió ante la crisis que atraviesa el sector, “es insuficiente”. Este Decreto impuso al menos por dos años un arancel mixto del 15% más 1,5 dólares por kilogramo para las importaciones con un valor superior a los 10 dólares por kilogramo bruto y un arancel del 40% para aquellas con un valor inferior o igual a los 10 dólares. Uno de los aspectos que considera negativos del Decreto consiste en que, si bien “el sector importa el 92% del hilo que necesita la industria nacional”, el Decreto “deja por fuera el arancel a las materias primas, como los hilos que no se producen en el país o que son de escaso abasto”. Al respecto, sugiere “eliminar los aranceles a los hilos importados”, pues “le restan competitividad a las prendas elaboradas en Colombia” en la medida en que ese costo no es asumido por los países asiáticos. 

Adicionalmente, recomienda que las prendas importadas incluyan “descripciones mínimas para evitar el contrabando técnico” y plantea que es necesario brindarle al sector “incentivos y apoyo financiero para aumentar las exportaciones y restablecer los empleos perdidos”. De “generar estas condiciones adecuadas para la industria”, el expresidente de la CCCyA  asegura que el sector de Confecciones “será un dinamizador del crecimiento económico del país” y “el empleo del sector textil-confección contribuirá a la reactivación económica”. “El Gobierno debe tomar decisiones; no es algo para posponer”, puntualiza.

Confecciones, Importaciones
"Requerimos con urgencia un Plan País para vigorizar el ecosistema del sector textil-confección": gerente de PatPrimo 4
spot_img

VEA TAMBIÉN

“Tuvimos la mala suerte de no ser un destino durante 50 años. Hoy tenemos ...

Julián Guerrero, exviceministro de Turismo del MinCIT, se retiró del cargo el 1 de junio de este año. En entrevista con Más Colombia, habló sobre los aportes más significativos en materia de sostenibilidad, calidad, formalización y reactivación a partir de la Ley General de Turismo de 2020.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Los balones de Colombia podrían liderar el mercado de América Latina̶...

La producción de balones en Monguí, Boyacá, comenzó en 1934 y, pese a las dificultades, aún continúa. Los fabricantes exigen subir los aranceles a las importaciones chinas y pakistaníes.

Colombia y nación

Y si revisamos los TLC

El sainete de la APP

COLOMBIA