viernes, octubre 15, 2021
HomeColumnistasSoldado avisado...

Soldado avisado…

WhatsApp Image 2021 06 21 at 12.01.36 PM e1624295463358
María Isabel Henao Vélez
Comunicadora Social y Periodista de la Universidad Javeriana. Especialista en Manejo Integrado del Medio Ambiente de la Universidad de los Andes. Twitter e Instagram: @maisamundoverde

“Cero y van tres” solía decirme cuando niña, con ceja levantada y todo, una tía abuela tras haber recibido advertencias de no hacer algo y una consecuencia se avecinaba por no hacer caso. Pues cero y van seis, nos dice el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, la máxima autoridad científica en este tema en la primera entrega de su Sexto Informe de Evaluación del Cambio Climático. Fue presentada el 9 de agosto, en un momento en que el mundo vive estragos climáticos cada vez más frecuentes: inundaciones, lluvias extremas, olas de calor, incendios o sequías batiendo registros. Y es que… cero y van 1,1 ° C de más en el aumento del promedio de temperatura global en el planeta. 

Al IPCC lo componen representantes de 195 países que en plenarias examinan y aprueban la más reciente bibliografía científica, técnica y socioeconómica relativa al cambio climático producida en todo el mundo de manera voluntaria por miles de científicos. Este reporte le cierra la boca a los negacionistas, pues acepta que es la acción humana la que ha alterado irreversiblemente al planeta y que la ventana de oportunidad para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 ° C para finales de siglo, se está cerrando rápidamente. Hace un llamado urgente e inmediato a gobiernos, sectores productivos y ciudadanos, a reducir las emisiones de carbono y a restaurar y proteger los espacios naturales de los que depende nuestro bienestar, los que además nos ayudan a mitigar efectos del cambio climático. 

No sé por qué pienso en la sillita de Mafalda cada vez que sale un nuevo informe del IPCC. Será el retrato de un grupo de científicos tratando de llamar a la razón a una enorme cantidad de sordos. Soldado advertido no muere en guerra, dice el dicho popular. Y en verdad, necesitamos una toma de consciencia que permee toda la sociedad consumidores, dueños de empresas, sistema financiero y gobiernos legislando para impulsar a los sectores productivos a acercar a cero sus emisiones de carbono.

Habrá consecuencias graves cuando la temperatura promedio llegue a 1,5 ° C. Nos advierten los científicos: no queremos un futuro a 2 o 3 grados más (Ver infografía). Hay que cortar la cloaca de emisiones de gases efecto invernadero (GEI) que lanzamos diariamente al aire: 162 millones de toneladas, una verdadera alcantarilla a cielo abierto. 

Le puede interesar  Las reclamaciones del sector del transporte de carga
Infografia 15C vs 2C 1080x1920
Fuente: Infografía preparada por El Fondo Mundial para la Naturaleza 

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) tendrá lugar del 1 al 12 noviembre en Glasgow, Escocia. Y los ciudadanos tenemos una batalla: presionar a los dirigentes de los países para “aumentar la ambición” trazando una ruta concreta que eleve sus metas en la reducción de GEI. 

¿Cómo va el contador rumbo a Glasgow? 78 países y la Unión Europea presentaron sus metas climáticas por primera vez o actualizadas (muchos no las aumentaron) y 78 países aún no lo han hecho. En abril pasado, en la Cumbre Mundial de Líderes propiciada por el presidente Joe Biden de Estados Unidos, Colombia en cabeza del presidente Iván Duque, planteó 3 acciones ambiciosas: 

Primero, suscribir el Acuerdo de los Líderes Globales por la Protección de la Naturaleza, un conjunto de 10 principios que ya han firmado 88 países. Segundo, capitalizar las entidades de crédito, como el Banco Interamericano de Desarrollo, para financiar grandes políticas hacia escenarios de carbono neutro y la reducción sustancial de GEI. Tercero, establecer mecanismos innovadores para poder hacer canjes de deuda a quienes protejan efectivamente el clima. 

Le puede interesar  Mitos y verdades del plástico

Como ciudadana de a pie, me gustaría saber de dónde saldrá el dinero para esa capitalización, cómo va la agenda para que nuestros legisladores establezcan políticas efectivas y eso de los canjes de deuda cómo va a ser. Porque si Colombia se compromete a bajar las emisiones en un 51% para 2030, nos quedan solo 9 años para descarbonizar el país. Y me pregunto si hablar de economía circular, hacer esfuerzos en promoción de energías renovables y sembrar árboles (en un país donde las mismas entidades estatales reportan cifras distintas pero igualmente alarmantes de deforestación) será suficiente para lograr esa meta. 

Como colombiana y ciudadana del mundo deseo que todos estos compromisos los volvamos realidad. Intento hacer mi parte e invito a otros a aprender e implementar nuevas maneras de bajar nuestra huella de carbono. La alarma del cambio sonó. Si los países no son más ambiciosos con las metas climáticas actuales, a finales de siglo el planeta estará 2,4 grados más caliente, arriesgando cualquier posibilidad de futuro para los seres vivo de la Tierra. 

WhatsApp Image 2021 06 21 at 12.01.36 PM e1624295463358
María Isabel Henao Vélez
Comunicadora Social y Periodista de la Universidad Javeriana. Especialista en Manejo Integrado del Medio Ambiente de la Universidad de los Andes. Twitter e Instagram: @maisamundoverde

VEA TAMBIÉN

Transgénicos: ¿Progreso para la Humanidad o camino a la pérdida de biodiversidad...

Laura Gutiérrez, Doctora en Antropología e investigadora en Biotecnologías agrarias, presenta los diferentes tipos de transgénicos, sus ventajas y los riesgos que conllevan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA