viernes, octubre 15, 2021
HomeColumnistasSoy optimista

Soy optimista

IMG 20210706 095141 scaled e1625585101854
Juan Pablo Fernández
Economista. Analista económico, de políticas públicas y problemáticas sociales. Twitter: @FernandezMJP

Colombia llora a más de 110 mil almas. A todos la Pandemia se nos ha llevado un conocido o un ser querido, nos ha cambiado la vida y hecho revisar nuestras prioridades. Ha liberado en cada persona fuerza, resistencia y ganas de salir de adelante. Nos ha unido a la familia y aun no nos une como sociedad.

Las fuentes de riqueza y trabajo siguen sin funcionar a plena capacidad. La vacunación está en marcha, pero hay que sostener a fondo la velocidad. La gente quiere y necesita salir a trabajar y a ganar plata para reanimar las ventas de, ante todo, lo hecho en Colombia. Hay que mover a nuestras empresas.

Se necesita más plata pública e inversión privada, y préstamos con menores tasas de interés. Esos recursos bien gastados propiciarían el empleo, con énfasis en las mujeres y la juventud, y moverían a las empresas de todos los tamaños permitiendo la ampliación de sus capacidades. La rentabilidad y la distribución de utilidades retornarían. Lograríamos acrecentar las riquezas de la nación, protegiendo lo propio y lo que es de todos.

En la Pandemia yo también he perdido seres queridos. Honro su memoria y la de todos los muertos. Espero nunca olvidar. Y por su memoria y porque tenemos que vencer y superar a la Pandemia, estoy convencido de que estamos aprendiendo de la experiencia. Como sociedad ojalá escojamos el mejor camino. Muchas voluntades deberán sumarse para lograrlo.

La gran fortaleza de los nacidos en Colombia se basa en el aguante y la adaptación. Ahora es cuando hay que dejar salir lo positivo de eso que podríamos llamar colombianidad para sacar adelante a la familia, al prójimo y al país. A las colombianas y a los colombianos nos sobra ese ingenio que destilan quienes día tras día trabajan para llevar el pan a la mesa y darle felicidad a la familia.

Le puede interesar  Desplastifíquese Volumen 1

Aguante, adaptación e ingenio, es parte fundamental de la mezcla para reconstruir lo que se pueda reconstruir, y construir una base económica y social más sólida. La Pandemia nos vuelve a enseñar que siempre hay que tener ahorros para los momentos de vacas flacas, y ese ahorro viene de cosechar. Necesitamos sembrar y cosechar en el campo, la industria y el comercio.

Hay que generar recursos para sostener una mejor salud, educación, cultura y vivienda. Crear más ahorro y cuidarlo para reinvertirlo en el país. Diversificar los medios de vida y tener más empresas. Eso dará más puestos de trabajo. Vendrá un mayor gasto, y más ahorro e inversión de las familias. Y se financiará un gasto estatal eficiente del que no debemos seguir permitiendo su robo. Soy optimista sobre que esto lo podemos lograr. Somos una sociedad con la madera para hacerlo.

Le puede interesar  ¿Y usted, ya está eco-despertando?
IMG 20210706 095141 scaled e1625585101854
Juan Pablo Fernández
Economista. Analista económico, de políticas públicas y problemáticas sociales. Twitter: @FernandezMJP

VEA TAMBIÉN

Transgénicos: ¿Progreso para la Humanidad o camino a la pérdida de biodiversidad...

Laura Gutiérrez, Doctora en Antropología e investigadora en Biotecnologías agrarias, presenta los diferentes tipos de transgénicos, sus ventajas y los riesgos que conllevan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA