HomeEmpleoTrabajo en casa: un año de dolores de cabeza para empresarios y trabajadores

Trabajo en casa: un año de dolores de cabeza para empresarios y trabajadores

Al iniciar los confinamientos, alrededor de 6 millones de colombianos comenzaron a trabajar desde sus casas (MinTrabajo). Este cambio ha sido difícil para las empresas, al tiempo que ha propiciado el aumento de enfermedades laborales en los trabajadores.

Según una encuesta de Confecámaras realizada en octubre de 2020 a 11.000 compañías, cerca del 55% estaba operando de manera remota o semipresencial. Así mismo, según la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) del DANE, para diciembre de 2020 los colombianos dedicaron apenas 16 horas semanales a actividades personales. Este panorama ha evidenciado las dificultades por las que han pasado tanto empresarios como trabajadores, al tiempo que ha obligado al Congreso a regular el trabajo en casa.

De acuerdo con María Clemencia Rueda, médica fisiatra, ergónoma experta en riesgos ocupacionales y empresaria del sector salud, la incidencia de enfermedades osteomusculares en personas que trabajan desde sus casas ha aumentado durante la pandemia. Sandra Ruiz, presidenta de la Sociedad Colombiana de Ergonomía (Capítulo Bogotá), señala que se han identificado otros problemas de índole laboral, como la procrastinación por parte de los trabajadores y la dificultad de separar la vida privada y la vida laboral, los cuales conllevan jornadas de trabajo extenuantes y riesgos para la salud mental.

Según Rueda, lo anterior se explica por dos razones principales. Por un lado, “en la mayoría de los casos, los espacios y el mobiliario del hogar no son adecuados para sostener jornadas de trabajo de ocho horas”, lo que fomenta una tendencia a asumir posturas incómodas que, a su vez, aumentan el riesgo de lesión. Por otro lado, dado que trabajar desde casa es “algo nuevo para millones de personas”, el país “no cuenta con la experiencia ni con las leyes pertinentes” para proteger la salud de quienes laboran desde sus casas. A este respecto, Ruiz expresa que es fundamental que “las instituciones del Estado trabajen conjuntamente con la academia para reglamentar el trabajo en casa”, de manera que se proteja la salud de los trabajadores con base en la evidencia científica. 

En atención a esta situación, el Senado aprobó el proyecto de ley 352 del 2020, por medio del cual se busca definir y regular el trabajo en casa, teniendo en mente que no es equiparable a la normatividad vigente de teletrabajo (Ley 1221 de 2008, reglamentada mediante el decreto 884 de 2012). Para convertirse en ley, el proyecto debe ser sancionado por el presidente Duque. 

Le puede interesar  ¿Será la Feria de las flores un motor de reactivación económica para Medellín?

Y es que el teletrabajo y el trabajo en casa son dos modalidades muy diferentes. Mientras que el primero se da en el marco de un contrato que obliga al empleador a proveerles a sus empleados todos los equipos, insumos y capacitaciones necesarias para desempeñar su labor, el segundo consiste en la prestación de servicios y la realización de labores o funciones en un lugar distinto a las instalaciones de la empresa, de manera ocasional, temporal o excepcional. Por consiguiente, lo que busca el proyecto de ley, entre otras cuestiones, es fortalecer el trabajo en casa con reglamentaciones que hasta el momento solo aplican al teletrabajo: derecho a la desconexión laboral, jornada laboral diaria de máximo ocho horas, disposiciones para evitar la sobrecarga laboral, promoción de pausas activas, conciliación del tiempo de trabajo con el tiempo de descanso y la vida personal y creación de auxilios de conectividad digital para personas que ganen hasta dos salarios mínimos. 

A este respecto, María Clemencia Rueda considera que, a pesar de que es necesario que las empresas inviertan en la conectividad y la adecuación de los espacios de trabajo de sus empleados para mejorar su calidad de vida, también se debe tener en cuenta que esto implica una inversión cuantiosa de tiempo y recursos. Según ella, “sobre todo en el caso de las pymes”, la compra de equipos electrónicos, sillas y escritorios ergonómicos, así como la capacitación de los trabajadores, implica gastos que muchos empresarios no pueden cubrir. No obstante, asegura que, mediante asesorías expertas, las empresas pueden cumplir con la reglamentación del teletrabajo o del trabajo en casa “sin incurrir en gastos imposibles de costear”. Además, argumenta que la situación actual es una buena oportunidad para que se reconozca “la importancia de contar con políticas sólidas de salud ocupacional que redunden en una mejor calidad de vida para los trabajadores, pero también en un aumento en la productividad para las empresas”.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  En 2022, Colombia debe apostarle a reducir el déficit de la balanza comercial

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Trabajo en casa: un año de dolores de cabeza para empresarios y trabajadores

Al iniciar los confinamientos, alrededor de 6 millones de colombianos comenzaron a trabajar desde sus casas (MinTrabajo). Este cambio ha sido difícil para las empresas, al tiempo que ha propiciado el aumento de enfermedades laborales en los trabajadores.

Según una encuesta de Confecámaras realizada en octubre de 2020 a 11.000 compañías, cerca del 55% estaba operando de manera remota o semipresencial. Así mismo, según la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT) del DANE, para diciembre de 2020 los colombianos dedicaron apenas 16 horas semanales a actividades personales. Este panorama ha evidenciado las dificultades por las que han pasado tanto empresarios como trabajadores, al tiempo que ha obligado al Congreso a regular el trabajo en casa.

De acuerdo con María Clemencia Rueda, médica fisiatra, ergónoma experta en riesgos ocupacionales y empresaria del sector salud, la incidencia de enfermedades osteomusculares en personas que trabajan desde sus casas ha aumentado durante la pandemia. Sandra Ruiz, presidenta de la Sociedad Colombiana de Ergonomía (Capítulo Bogotá), señala que se han identificado otros problemas de índole laboral, como la procrastinación por parte de los trabajadores y la dificultad de separar la vida privada y la vida laboral, los cuales conllevan jornadas de trabajo extenuantes y riesgos para la salud mental.

Según Rueda, lo anterior se explica por dos razones principales. Por un lado, “en la mayoría de los casos, los espacios y el mobiliario del hogar no son adecuados para sostener jornadas de trabajo de ocho horas”, lo que fomenta una tendencia a asumir posturas incómodas que, a su vez, aumentan el riesgo de lesión. Por otro lado, dado que trabajar desde casa es “algo nuevo para millones de personas”, el país “no cuenta con la experiencia ni con las leyes pertinentes” para proteger la salud de quienes laboran desde sus casas. A este respecto, Ruiz expresa que es fundamental que “las instituciones del Estado trabajen conjuntamente con la academia para reglamentar el trabajo en casa”, de manera que se proteja la salud de los trabajadores con base en la evidencia científica. 

En atención a esta situación, el Senado aprobó el proyecto de ley 352 del 2020, por medio del cual se busca definir y regular el trabajo en casa, teniendo en mente que no es equiparable a la normatividad vigente de teletrabajo (Ley 1221 de 2008, reglamentada mediante el decreto 884 de 2012). Para convertirse en ley, el proyecto debe ser sancionado por el presidente Duque. 

Le puede interesar  “El sector edificador será el de mayor dinamismo el próximo año”: Camacol

Y es que el teletrabajo y el trabajo en casa son dos modalidades muy diferentes. Mientras que el primero se da en el marco de un contrato que obliga al empleador a proveerles a sus empleados todos los equipos, insumos y capacitaciones necesarias para desempeñar su labor, el segundo consiste en la prestación de servicios y la realización de labores o funciones en un lugar distinto a las instalaciones de la empresa, de manera ocasional, temporal o excepcional. Por consiguiente, lo que busca el proyecto de ley, entre otras cuestiones, es fortalecer el trabajo en casa con reglamentaciones que hasta el momento solo aplican al teletrabajo: derecho a la desconexión laboral, jornada laboral diaria de máximo ocho horas, disposiciones para evitar la sobrecarga laboral, promoción de pausas activas, conciliación del tiempo de trabajo con el tiempo de descanso y la vida personal y creación de auxilios de conectividad digital para personas que ganen hasta dos salarios mínimos. 

A este respecto, María Clemencia Rueda considera que, a pesar de que es necesario que las empresas inviertan en la conectividad y la adecuación de los espacios de trabajo de sus empleados para mejorar su calidad de vida, también se debe tener en cuenta que esto implica una inversión cuantiosa de tiempo y recursos. Según ella, “sobre todo en el caso de las pymes”, la compra de equipos electrónicos, sillas y escritorios ergonómicos, así como la capacitación de los trabajadores, implica gastos que muchos empresarios no pueden cubrir. No obstante, asegura que, mediante asesorías expertas, las empresas pueden cumplir con la reglamentación del teletrabajo o del trabajo en casa “sin incurrir en gastos imposibles de costear”. Además, argumenta que la situación actual es una buena oportunidad para que se reconozca “la importancia de contar con políticas sólidas de salud ocupacional que redunden en una mejor calidad de vida para los trabajadores, pero también en un aumento en la productividad para las empresas”.

spot_img

VEA TAMBIÉN

1 de cada 3 mujeres no tiene ingresos propios

María Fernanda Valdés, economista y coordinadora de la Friedrich Ebert Stiftung Colombia (FESCOL), explica cuáles son las mayores brechas económicas de género en Colombia.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Ningún país con una política pensional seria tiene dos regímenes que compiten e...

Kevin Hartmann, abogado y estudiante de doctorado de la Universidad de Lovaina, se refiere a la reforma pensional y aborda las principales problemáticas del sistema de pensiones en Colombia.

COLOMBIA