viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  Tres puntos controversiales de la nueva propuesta de Reforma Tributaria

Tres puntos controversiales de la nueva propuesta de Reforma Tributaria

Los impuestos a las empresas, la amnistía fiscal para quienes hayan ocultado activos o inventado pasivos y el no proponer cambios al IVA ni a los tributos de las personas naturales son algunos de los puntos que generan controversia.

MG 3076 scaled

El 20 de julio, el Gobierno radicará ante el Congreso de la República la nueva Reforma Tributaria, con la que se busca organizar las finanzas públicas del país. Aunque el texto completo no se conoce aún, el ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, anunció algunas de sus líneas generales esta semana. Según Restrepo, la propuesta busca recaudar 15.2 billones de pesos, es decir, la mitad de lo que proponía la Reforma que fue retirada hace unos meses. De estos, el 69% provendría de modificaciones a los impuestos de las empresas y el resto resultaría de medidas antievasión y recortes en el gasto público. 

Los puntos sobre la financiación de esta Reforma que más han generado controversia son la tarifa de renta del 35% para empresas, la normalización fiscal y la no modificación del Impuesto de Valor Agregado (IVA). Conozca aquí las declaraciones del ministro de Hacienda sobre los lineamientos de la nueva propuesta y algunas reflexiones presentadas en el Foro Colombia hacia una reforma fiscal sostenible: reflexiones empresariales, realizado por Analdex. 

Tarifa de renta para empresas de 35%



La nueva Reforma Tributaria frenaría el desescalamiento de la tarifa del impuesto de renta que viene produciéndose desde hace unos años. Mientras en 2017 la tarifa de renta fue de 40%, en 2018 bajó al 37% y en 2019 se situó en 33%, con la nueva propuesta aumentaría al 35%. 

Sin embargo, el ministro de Hacienda dejó claro que se mantendrían los beneficios de la Ley de Crecimiento, dentro de los que se encuentran los derivados de la contratación de jóvenes, la renta exenta de 0% para el sector agropecuario y las inversiones en hoteles y parques. 

Las opiniones al respecto han sido diversas. Javier Díaz, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), reiteró el compromiso del consejo gremial y de algunos empresarios adscritos a la Asociación Nacional de Industriales (ANDI) con la medida. Por su parte, Roberto Insignares, abogado y profesor de la Universidad Externado de Colombia, afirmó que aún es muy pronto para referirse al coste tributario de la medida, pues solo con el texto final se conocerá si se mantendrían las tarifas diferenciales para pymes y mipymes, que había contemplado la Reforma retirada en meses anteriores y que fueron nuevamente solicitadas por la Asociación Colombiana de las Micro, Medianas y Pequeñas Empresas de Colombia (ACOPI) en un comunicado de prensa del 15 de julio. 

Los ponentes del conversatorio convocado por Analdex coincidieron en que la brecha que hay entre la tributación de las personas jurídicas y de las personas naturales debe empezar a cerrarse, lo cual implicaría un aumento en la carga impositiva de estas últimas. Sin embargo, en la presentación de los puntos cruciales que MinHacienda hizo esta semana no hubo ninguna mención sobre este asunto. “Todo apunta, entonces, a que el grueso del recaudo estará sostenido por las empresas. Por eso, aunque esta no es una propuesta despreciable en su recaudo, sí es de muy corto aliento”, afirmó Juan Camilo Restrepo, exministro de Hacienda. 

Normalización fiscal 

Según el documento presentado por el ministro de Hacienda, se les otorgará la posibilidad de normalizar su situación fiscal a quienes hayan omitido activos o presentado pasivos inexistentes. El propósito de esta medida es regularizar los capitales de los colombianos en el exterior, sin congestionar más la administración de justicia. 

Para Andrea Ospina, gerente de Tax and Legal, se trata de una oportunidad importante para que un número considerable de contribuyentes evite largas contiendas con el Estado, las cuales entorpecen la administración de justicia, y pague los impuestos que debe con sanciones reducidas. Al respecto, Insignares señaló que este es un debate sobre el que habría que volver, y con mucha rigurosidad, pues sería la tercera vez en los últimos años que se intenta normalizar la situación de quienes han infringido las normas tributarias, lo que pondría en entredicho la lucha contra la evasión. 

Impuesto de Valor Agregado (IVA): 

Salvo por el anuncio de volver a implementar los 3 días sin IVA, la propuesta no contempla ninguna modificación a este impuesto. Para Juan Camilo Restrepo, “la discusión sobre el IVA no solo radica en si debe extenderse a bienes y servicios de primera necesidad. Sabemos que actualmente en Colombia el 50% de los bienes y servicios, por alguna u otra razón, están excluidos del IVA. Y, esto resulta preocupante en Colombia, donde buena parte del gasto depende de dicho tributo”, señaló. 

Por su parte, ACOPI planteó que es positivo que el gobierno haya decidido no tocar el IVA. Pedro Sarmiento, socio director de Crowe Colombia, fue aún más lejos, e indicó que podría evaluarse la posibilidad de reducir la tarifa de este impuesto a las ventas a un 18% o 17%. “De acuerdo con varios de los estudios que hemos realizado, el aumento en la tarifa no genera mayor recaudo. El problema está entonces en la eficiencia de este impuesto y hacia allí deberían orientarse las medidas”, puntualizó.