lunes, octubre 18, 2021
HomeColumnistasUn paso para cada ciudadano, un salto para Colombia

Un paso para cada ciudadano, un salto para Colombia

Logo Camara Ambiental del Plastico
Cámara Ambiental del Plástico
La Cámara Ambiental del Plástico representa a más de 100 empresas del sector polietileno, poliestireno, polipropileno y poliuretano, fabricantes de productos plásticos, maquinaria, equipos y aditivos para la industria y comercio en Colombia.

Todos hemos escuchado diferentes voces en el Congreso propendiendo por la prohibición de los plásticos de un solo uso. Seguramente este proyecto de ley traerá muchos réditos electorales, pero pocos avances en la solución del problema. La única forma real de avanzar en un proceso civilizatorio para nuestro país, no es a través de la inscripción de asociación a la OCDE o pretender parecernos a ellos, que pueden hablar de prohibiciones de plásticos después de 5 décadas de reciclaje y de 40 años imponiendo multas por no separar en la fuente. Los españoles, los alemanes y los suizos no son per se más educados que nosotros; simplemente a ellos les llega una multa  de 500 € por no cumplir con las normas para la disposición final de los residuos sólidos.

Equipararnos a los países de la OCDE no es solamente pretencioso y desinformado, sino que pone en evidencia nuestras verdaderas limitaciones y nuestros grandes errores. Probablemente ningún congresista se atreva a impulsar un proyecto de ley que pretenda imponer multas a los hogares colombianos que no cumplan con la separación en la fuente. Probablemente nunca se haría reelegir, pero, sin lugar a dudas, sería el congresista que proyectaría a Colombia hacia el siglo XXI. Lamentablemente la corrupción del Estado lo primero que nos hace pensar sería en las coimas y en las dádivas extralegales que esto podría generar, salvo que se hiciese de una manera organizada, liderada por agentes privados, como los mismos consorcios, las Cámaras de Comercio, las cajas de compensación familiar o cualquier otro agente no estatal que permita un menor grado de injerencia por parte de la corrupción. Elementos como estos tendrían que ser analizados a fondo, pero sin lugar a dudas si cada colombiano de manera obligatoria separara en la fuente la basura que genera en su hogar, en su negocio o en su empresa, tendríamos varias consecuencias que se generarían de forma inmediata: 

  1. Aumentaríamos la vida útil de los rellenos sanitarios.
  2. Evitaríamos colmatar las cañerías de aguas lluvias en todos los cascos urbanos y rurales del país.
  3. Generaríamos de 250.000 a 500.000 nuevos empleos en el reciclaje y disminuiríamos la informalidad de muchos de los 70.000 recicladores que hoy existen y que solo procesan el 12% de los residuos sólidos que se producen en Colombia. 
  4. Disminuiríamos la contaminación del medio ambiente. 
  5. Aumentaríamos las materias primas vírgenes. 
  6. Aumentaríamos el consumo interno y reduciríamos la importación de materias primas vírgenes.
  7. Aumentaríamos los tributos para el erario público. 
  8. Generaríamos de 2.000 a 5.000 nuevos empleos formales en la transformación de productos recuperados, utilizados como materia prima reciclada para la industria relacionada solo con materiales plásticos, pudiéndose generar otros 5.000 empleos en las empresas transformadoras de papel, cartón, vidrio y metal. 
  9. Generaríamos de 10.000 a 20.000 nuevos empleos formales en las empresas transformadoras de productos industriales de envases o empaques, tanto para productos plásticos como para papel, cartón, vidrio y metal.
  10. Haríamos de la separación en la fuente un principio de relación con el otro, un espacio de cultura ciudadana en todo el territorio nacional. Nos veríamos como los europeos, a quienes pretendemos emular.
  11. Disminuiríamos los focos de infección y de todo tipo de vectores en botaderos de cielo abierto, ríos, lagunas y océanos.
  12. Estructuraríamos una verdadera economía circular, haciendo más competitivos y sustentables a los empresarios colombianos frente al mundo. 
  13. Economizaríamos energía eléctrica, agua, gas y todo tipo de combustibles en transporte y almacenamiento, por la incorporación de materias primas no vírgenes al ciclo productivo de la industria colombiana. 
  14. Ayudaríamos a la conservación de la capa de ozono, a la emisión de menos gases de efecto invernadero por la producción y utilización de materias primas vírgenes. Además, reduciríamos la emisión de metano y otros gases, generada por la descomposición de los residuos sólidos en los rellenos sanitarios. 
  15. Podríamos destinar gran parte de la materia orgánica a la valoración energética, disminuyendo los costos de energía de la industria colombiana en general.
Le puede interesar  Trabajadores de la cultura: entre la pasión y el rebusque
Logo Camara Ambiental del Plastico
Cámara Ambiental del Plástico
La Cámara Ambiental del Plástico representa a más de 100 empresas del sector polietileno, poliestireno, polipropileno y poliuretano, fabricantes de productos plásticos, maquinaria, equipos y aditivos para la industria y comercio en Colombia.

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA