domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  Venta de ISA a Ecopetrol: ¿Transición energética o afán fiscal?

Venta de ISA a Ecopetrol: ¿Transición energética o afán fiscal?

Mientras Ecopetrol y MinMinas aseguran que esta transacción es crucial para la transición energética, otros sectores alertan sobre la privatización y los afanes fiscales que podría haber tras la medida.

9329152430 8dfd3c8748 b

El pasado 23 de febrero se discutió la pertinencia dela venta del 51.4% de las acciones del grupo empresarial Interconexión Eléctrica S.A. (ISA) a Ecopetrol. ISA es uno de los activos más importantes de Colombia: tiene una amplia participación en el sistema de transmisión de energía eléctrica, su actividad se expande hacia los sectores de vías y telecomunicaciones y cuenta con un indicador de confiabilidad del 99%. Pese a que varias empresas se interesaron en adquirirla, Ecopetrol ganó ventaja cuando anunció, el 12 de febrero, la existencia de un pacto de exclusividad con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MinHacienda) para evaluar la oferta.

Para Miguel Lotero, viceministro de Energía, esta transacción comercial permitiría diversificar la canasta energética de Ecopetrol y avanzar en la migración nacional a energías renovables. Lotero enfatizó que el concepto de “transición energética” en Colombia debería entenderse como un balance entre el incremento de las energías limpias y el acceso mayor, más confiable y continuo a la energía. En este sentido, celebró “la idea de que Ecopetrol sea una empresa integral de energía, no solo en explotación y refinación de hidrocarburos, sino en el transporte de energía eléctrica, una actividad importante para la seguridad energética”.

En la misma línea, Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, aseguró que un punto importante en la reducción del calentamiento global es la transmisión eficiente de la electricidad. La compra de ISA, a su juicio, permitiría invertir en ese sector, ya que “con ISA pasaríamos a ser una compañía con transmisión de energía”. Y lo mejor, afirmó, es que Ecopetrol cuenta con tres alternativas de financiación que no ponen en riesgo su balance comercial: la emisión de acciones, la venta de acciones y el endeudamiento. Las primeras dos son viables siempre que el Estado mantenga, como mínimo, el 80% de su participación en la empresa.



Sin embargo, hay quienes ven con reserva esta operación. El senador Jorge Robledo afirmó que la compra de ISA por parte de Ecopetrol no tiene como objetivo avanzar en la transición energética, sino atender las urgencias fiscales del Gobierno. Según Robledo, la transición energética tiene que ver con la producción de energías alternativas y “no con que una empresa productora de energía, como Ecopetrol, compre una transportadora”. En ese mismo sentido, Mario Valencia, economista y docente de la Universidad Nacional y del CESA, señaló: “La movida de ISA y Ecopetrol no tiene nada de Transición Energética. ISA seguir haciendo lo mismo y Ecopetrol también. No se ven en el horizonte proyectos claros de inversión en conocimiento, tecnología y producción de energías alternativas que permitan hablar de Transición Energética”.

El otro tema que genera preocupación es la financiación de esta compra. Tanto la emisión como la venta de acciones, dos de las alternativas de financiación expuestas por Bayón, reducirían aproximadamente en un 8.5% la participación del Estado en Ecopetrol. Esto, para Robledo, constituye un avance en la privatización de la empresa de hidrocarburos más grande del país, con lo cual se recaudarían menos impuestos y se reducirían tanto los ingresos por concepto de regalías como los encadenamientos productivos.