lunes, octubre 18, 2021
HomeColumnistasViolencia y discriminación

Violencia y discriminación

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

El pasado 18 de julio un grupo de neonazis que se autodenomina Comando Radical Nacionalista, vandalizaron las escaleras de la calle 89 con carrera séptima en Bogotá. Allí, en conmemoración al día del orgullo Gay, se había pintado a lo largo de las escalinatas la bandera representativa de los colores de la comunidad LGBTI. Con consignas al estilo de “fuera maricas”, dejaron huella de la profunda discriminación y violencia simbólica de la cual son víctimas miles de colombianos.

Algunos considerarán que se trata de un hecho menor. Que en nada pone en riesgo la vida de las personas que hacen parte de la comunidad Gay en Colombia que se realicen algunos grafitis o que se tiña de blanco su bandera. Pero la realidad es otra. Las cifras, tanto oficiales como extra oficiales, son escandalosas. Si bien nuestro país avanza lentamente por la senda del respeto, la inclusión y la tolerancia, persiste aún una violencia muy marcada en contra de dicha comunidad.

Según una reciente investigación de la organización Colombia Diversa, sólo entre 2019 y 2020, más de 448 colombianos habrían sido objeto de violencia por su orientación sexual. Esos delitos serían motivados por el odio y la intolerancia. Muchos de esos casos habrían incluso terminado en asesinatos y desapariciones. No en vano se estima que ese mismo año más de 226 personas pertenecientes a la comunidad LGBTI, fueron masacradas, eso sin contar los cientos de colombianos torturados y amenazados. En lo que llevamos de pandemia, se han denunciado unos 35 asesinatos directamente motivados por la intolerancia.

La Defensoría del Pueblo se preguntaba hace ya unos meses si la población LGBTI en Colombia “vive o sobrevive” tras registrar cientos de casos de violencia sexual, física y psicológica en su contra. En todas las regiones de nuestro país se reportan casos y denuncias. Pero quizás, lo más grave aún, es el subregistro de delitos que se cometen. Muchas personas, aún siendo víctimas, se abstienen de denunciar por miedo a que los discriminen por su orientación sexual; o peor aún, por temor a la violencia por parte de las mismas autoridades.

Le puede interesar  Los 30 años de la Constitución del 91

No se puede olvidar que, durante las manifestaciones, pero también antes, se denunciaron decenas de abusos por parte de la fuerza pública en contra de la población LGBTI. Según Colombia Diversa, el 2020 fue el año con el mayor número de casos de violencia policial. Con un aumento de casi el 70% respecto al 2019, se cuentan 175 hechos de violencia. Una parte de esos casos, justamente, en el marco de las protestas pacíficas que iniciaron el 28 de abril.

No se trata entonces de la vandalización de unas escaleras. Ese es un hecho ya de por sí grave en cuanto encarna un vil sentimiento de intolerancia y representa un acto de violencia simbólica. Lo que está detrás es la indiferencia de una gran parte de la población civil que aún no se ha percatado de que a miles de colombianos los siguen matando, abusando, amenazando y discriminando por su orientación sexual. Amar libremente en nuestro país para muchos ha representado la pena de muerte.

Le puede interesar  Sistemas de gestión ambiental

Hace falta mucho en el proceso de maduración como sociedad. Nadie debería morir por sus ideas o por sus sentimientos. Nadie debería sentirse inseguro por lo que es o quiera ser. Nada justifica la violencia, la muerte o el abuso. Es momento de reflexionar y de rechazar al unísono como sociedad cualquier acto de discriminación en contra de una comunidad que por décadas ha tenido que batallar por sus más básicos derechos.

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA