HomeComercio InternacionalA los exportadores colombianos los está dejando el barco

A los exportadores colombianos los está dejando el barco

Por escasa participación en el mercado y bajas exportaciones, a las compañías navieras les resulta más rentable recoger y llevar mercancía a Estados Unidos y Europa que a Latinoamérica.

Mónica María Olarte, magíster en Administración de Empresas, máster en Marketing y Comunicación Digital y Profesora de negocios en la Universidad de La Salle, aseguró que los precios de los fletes y la escasez de contenedores han afectado la coordinación y la llegada de las diferentes materias primas, lo que ha generado dificultades en el desarrollo industrial al interior del país.

Lo descrito por Olarte concuerda con lo que ha venido señalando la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), en el sentido de que mientras el costo del flete de un contenedor entre China y América del Sur antes de la pandemia rondaba los US$1.700, en promedio, ahora ha aumentado a más de US$13.000. 

Además de los altos costos de los fletes, los exportadores colombianos han tenido que lidiar con una menor confiabilidad del servicio, causada por el incumplimiento en los itinerarios y la dificultad para conseguir espacio en los buques. Esto, a su vez, los ha llevado a incumplir los tiempos de entrega de pedidos e incluso a tener que cancelar algunos de ellos. 

En efecto, se viene registrando una menor recalada (es decir, la llegada de embarcaciones grandes a los puertos) en puertos como el de Buenaventura, lo que se ha convertido en una barrera a la exportación de productos colombianos. 

Las líneas navieras (compañías dueñas de los barcos que se movilizan a través de las rutas marítimas mundiales) no están ofreciendo espacio en los próximos meses y prefieren enviar contenedores vacíos a Asia, aseguró ANALDEX. Para estas compañías, resulta más atractivo recoger carga en China que recogerla en Latinoamérica, debido, entre otras cosas, a los elevados precios que se están pagando por los envíos desde ese país hacia Estados Unidos y Europa. 

Latinoamérica es un mercado poco atractivo

ANALDEX aseguró que la preferencia de las líneas navieras por otros mercados se debe a “la baja participación de la región en el mercado internacional y a que las rutas desde China a los países de América del Sur no cuentan con carga de retorno. Los países sudamericanos importan más productos manufacturados de los que exportan, resultando más costoso devolver contenedores vacíos a China en las rutas largas”.

Como resultado de este desbalance, y teniendo en cuenta que Latinoamérica representa alrededor del 4% del mercado de las navieras, para estas firmas resulta atractivo enviar sus buques a otros mercados en lugar de esperar a cargar algunos de ellos en la región, lo cual está afectando a los exportadores nacionales.

Le puede interesar  "Si se saca al crimen organizado de las Zonas Francas, se va a ir para otro lado". Parte 3

Esta situación se ve reflejada en lo que está ocurriendo con las reservas de los exportadores de Colombia y, en general, de Latinoamérica. ANALDEX explicó que, por un lado, las que ya han realizado los empresarios locales están siendo canceladas o pospuestas entre 10 y 20 días por las navieras. Por otro lado, no logran realizar reservas nuevas, pues no hay líneas navieras disponibles.

Ganancias históricas

La preferencia de las navieras por mercados como los de Europa y Estados Unidos y el incremento en los precios cobrados por el traslado de mercancía les están dando frutos, al punto de que este año estarán cercanas a doblar las ganancias que obtuvieron entre el 2000 y 2019, según informó BBC Mundo.

Un informe publicado por la BBC Mundo destacó que las ganancias estimadas de la industria naviera en 2021 serán de al menos US$150.000 millones. Esto constituye casi el doble de los resultados alcanzados entre el año 2000 y 2019, periodo en el que las compañías del sector registraron ganancias por US$83.500 millones, antes de intereses e impuestos.

La crisis de los contenedores se suma a la de la pandemia

El impacto que dejó a su paso la pandemia del Covid-19 en las empresas se evidenció en que los ingresos operacionales de las 1.000 empresas más grandes del país alcanzaron $697 billones en 2020, lo que representó una disminución de 7,6% frente al 2019, cuando ascendieron a $754 billones, según datos de la Superintendencia de Sociedades.

Además, de las 1.000 empresas más grandes del 2020, 208 registraron pérdidas por un total de $15,2 billones, mientras que en el 2019 fueron 172 compañías las que registraron pérdidas, y estas fueron por $12,1 billones. El sector más afectado fue el Manufacturero, en el que 66 compañías presentaron pérdidas. De acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, le siguieron los sectores de Comercio, con 53; Servicios, con 51; Minero-Hidrocarburos, con 18; Agropecuario, con 11, y Construcción con 9.

Tras afrontar dicho golpe, los industriales locales se enfrentan actualmente al encarecimiento de las materias primas, los cambios del consumidor, la transformación digital y la ya famosa “crisis de los contenedores”, destacó Mónica María Olarte.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Bajas exportaciones latinoamericanas han contribuido al encarecimiento de los fletes marítimos en la región

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

A los exportadores colombianos los está dejando el barco

Por escasa participación en el mercado y bajas exportaciones, a las compañías navieras les resulta más rentable recoger y llevar mercancía a Estados Unidos y Europa que a Latinoamérica.

Mónica María Olarte, magíster en Administración de Empresas, máster en Marketing y Comunicación Digital y Profesora de negocios en la Universidad de La Salle, aseguró que los precios de los fletes y la escasez de contenedores han afectado la coordinación y la llegada de las diferentes materias primas, lo que ha generado dificultades en el desarrollo industrial al interior del país.

Lo descrito por Olarte concuerda con lo que ha venido señalando la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), en el sentido de que mientras el costo del flete de un contenedor entre China y América del Sur antes de la pandemia rondaba los US$1.700, en promedio, ahora ha aumentado a más de US$13.000. 

Además de los altos costos de los fletes, los exportadores colombianos han tenido que lidiar con una menor confiabilidad del servicio, causada por el incumplimiento en los itinerarios y la dificultad para conseguir espacio en los buques. Esto, a su vez, los ha llevado a incumplir los tiempos de entrega de pedidos e incluso a tener que cancelar algunos de ellos. 

En efecto, se viene registrando una menor recalada (es decir, la llegada de embarcaciones grandes a los puertos) en puertos como el de Buenaventura, lo que se ha convertido en una barrera a la exportación de productos colombianos. 

Las líneas navieras (compañías dueñas de los barcos que se movilizan a través de las rutas marítimas mundiales) no están ofreciendo espacio en los próximos meses y prefieren enviar contenedores vacíos a Asia, aseguró ANALDEX. Para estas compañías, resulta más atractivo recoger carga en China que recogerla en Latinoamérica, debido, entre otras cosas, a los elevados precios que se están pagando por los envíos desde ese país hacia Estados Unidos y Europa. 

Latinoamérica es un mercado poco atractivo

ANALDEX aseguró que la preferencia de las líneas navieras por otros mercados se debe a “la baja participación de la región en el mercado internacional y a que las rutas desde China a los países de América del Sur no cuentan con carga de retorno. Los países sudamericanos importan más productos manufacturados de los que exportan, resultando más costoso devolver contenedores vacíos a China en las rutas largas”.

Como resultado de este desbalance, y teniendo en cuenta que Latinoamérica representa alrededor del 4% del mercado de las navieras, para estas firmas resulta atractivo enviar sus buques a otros mercados en lugar de esperar a cargar algunos de ellos en la región, lo cual está afectando a los exportadores nacionales.

Le puede interesar  Paneleros acuden al Gobierno ante caída abrupta de precios

Esta situación se ve reflejada en lo que está ocurriendo con las reservas de los exportadores de Colombia y, en general, de Latinoamérica. ANALDEX explicó que, por un lado, las que ya han realizado los empresarios locales están siendo canceladas o pospuestas entre 10 y 20 días por las navieras. Por otro lado, no logran realizar reservas nuevas, pues no hay líneas navieras disponibles.

Ganancias históricas

La preferencia de las navieras por mercados como los de Europa y Estados Unidos y el incremento en los precios cobrados por el traslado de mercancía les están dando frutos, al punto de que este año estarán cercanas a doblar las ganancias que obtuvieron entre el 2000 y 2019, según informó BBC Mundo.

Un informe publicado por la BBC Mundo destacó que las ganancias estimadas de la industria naviera en 2021 serán de al menos US$150.000 millones. Esto constituye casi el doble de los resultados alcanzados entre el año 2000 y 2019, periodo en el que las compañías del sector registraron ganancias por US$83.500 millones, antes de intereses e impuestos.

La crisis de los contenedores se suma a la de la pandemia

El impacto que dejó a su paso la pandemia del Covid-19 en las empresas se evidenció en que los ingresos operacionales de las 1.000 empresas más grandes del país alcanzaron $697 billones en 2020, lo que representó una disminución de 7,6% frente al 2019, cuando ascendieron a $754 billones, según datos de la Superintendencia de Sociedades.

Además, de las 1.000 empresas más grandes del 2020, 208 registraron pérdidas por un total de $15,2 billones, mientras que en el 2019 fueron 172 compañías las que registraron pérdidas, y estas fueron por $12,1 billones. El sector más afectado fue el Manufacturero, en el que 66 compañías presentaron pérdidas. De acuerdo con la Superintendencia de Sociedades, le siguieron los sectores de Comercio, con 53; Servicios, con 51; Minero-Hidrocarburos, con 18; Agropecuario, con 11, y Construcción con 9.

Tras afrontar dicho golpe, los industriales locales se enfrentan actualmente al encarecimiento de las materias primas, los cambios del consumidor, la transformación digital y la ya famosa “crisis de los contenedores”, destacó Mónica María Olarte.

spot_img

VEA TAMBIÉN

“El patrimonio audiovisual es un activo cultural muy vulnerable”: Pa...

En el día mundial del Patrimonio audiovisual, Rito Alberto Torres, subdirector técnico de Patrimonio Fílmico Colombiano, analiza los desafíos actuales de conservar un archivo audiovisual a largo plazo. Señala que los archivos digitales no garantizan la misma longevidad demostrada que los soportes analógicos.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA