viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  Colombia es uno de los países con más peajes y podrían aumentar

Colombia es uno de los países con más peajes y podrían aumentar

photo 2021 06 13 14 57 34

El aumento en las tarifas de los peajes es uno de los temas más criticados en Colombia, en especial por el sector de Transporte de Carga y Logística. Según cifras de Defencarga, gremio que agrupa a varios empresarios del transporte automotor terrestre, para finales de 2020 los peajes representaron el 11.5% del Índice de Precios al Transportador (IPC), y su incremento con respecto a 2019 fue de 5.45%. 

Nidia Hernández Jiménez, presidenta de la Federación Colombiana de Transportadores (Colfecar), señaló que de los 144 peajes que operan actualmente, 45 son administrados por el Instituto Nacional de Vías (Invías) y 99 fueron concesionados por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI). Los precios de los primeros aumentan anualmente en la misma proporción de la inflación, es decir, en un 1.61%. En cambio, sobre los precios de los segundos no existe un parámetro único; el incremento de las tarifas depende de las cláusulas contractuales de cada concesión. 

Según Hernández, para hacer frente a esta situación se requiere una propuesta que congregue a las autoridades municipales, departamentales y nacionales. La ausencia de esta articulación es la que ha permitido que “existan varias estaciones en menos de 100 kilómetros, se instalen nuevas casetas cuando las obras ni siquiera han terminado, se ajusten los precios por encima de la inflación o se sigan cobrando las tarifas después de que la concesión haya logrado su tasa de retorno, tal como ocurrió con los peajes urbanos de Cartagena, los nuevos peajes de Cundinamarca, la Concesión Rumichaca-Pasto, la Concesión Vías del Nus en Antioquia y los peajes del corredor vial Bogotá-Villavicencio”, afirmó la presidenta del gremio.



Por su parte, para José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional de Colombia, el sistema de peajes es viable, pero requiere de una fórmula favorable para los transportadores de carga, a partir de la cual se establezcan las tarifas de los peajes. En su concepto, esto no debería ser solo una demanda del sector del Transporte, sino de todos los sectores productivos, pues “colocar peajes altos afecta el turismo, el precio de las mercancías y, en últimas, la competitividad del país”. 

Con el número actual de peajes y la distancia que existe entre estos, Colombia se posiciona como uno de los países con más peajes en el mundo, señaló Rojas. Pese a que estos datos son conocidos por el Gobierno, aún se escuchan propuestas de crear otros en vías primarias que conectan ciudades, y en vías secundarias que unen cabeceras municipales.

Sin embargo, para Rojas, la propuesta más problemática —incluida en la Reforma Tributaria que el Gobierno presentó y después retiró— es la creación de peajes urbanos. A su juicio, estos resultan nocivos tanto para la actividad económica como para la movilidad. “Las grandes ciudades de Colombia no cuentan con una planificación urbana óptima ni con vías alternas que permitan crear peajes en su interior sin colapsar el tráfico vehicular”, afirmó. 

En este aspecto coincidió Nidia Hernández, quien además señaló que la creación de peajes urbanos “encarecería la distribución de mercancías en las ciudades y obstaculizaría el abastecimiento”.