sábado, 24 de septiembre de 2022
Inicio  »  Industria  »  De 40 horas a 30 minutos, así de eficiente puede ser la tecnología 4.0

De 40 horas a 30 minutos, así de eficiente puede ser la tecnología 4.0

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad Nacional de Colombia, las pequeñas empresas pueden dar un salto en la eficiencia con la aplicación de tecnologías 4.0.

de 40 horas a 30 minutos asi de eficiente puede ser la tecnologia 4 0

El estudio, liderado por la profesora Sandra Patricia Rojas, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia, evaluó  el nivel de implementación de tecnologías 4.0 por parte de las pymes (pequeñas y medianas empresas) de los sectores manufacturero (diseños de dispositivos de seguridad y textiles, entre otros) y agrícola, con el fin de identificar los beneficios y las dificultades asociados al uso de estas tecnologías.

Los resultados son promisorios. De acuerdo con la profesora Rojas, al implementar tecnologías 4.0 las “empresas han logrado mayor eficiencia, ya que labores que se hacían manualmente en 40 horas, ahora la realizan en media hora”. Es así como este tipo de tecnologías se convierten en una pieza clave para aumentar los niveles de productividad y de calidad de las pequeñas y medianas empresas, mediante la optimización de costos, tiempos y riesgos.

Le puede interesar: Las industrias colombianas están adoptando nuevas tecnologías para seguir siendo competitivas

La cuarta revolución industrial, o industria 4.0, es un término que hace referencia al proceso de transformación en las cadenas globales que crean de valor en la producción industrial, a través de tecnologías digitales totalmente automatizadas. 



De acuerdo con el reporte, el concepto de industria 4.0 reúne tres condiciones importantes en la labor empresarial actual: “la inteligencia artificial, los dispositivos construidos y manipulados a partir de ella, y la actividad –en este caso económica– del ser humano”.

Eficiencia en los procesos

Uno de los hallazgos del estudio fue que la productividad agrícola puede ser mucho mayor con la aplicación de este tipo de tecnologías. Un caso que ejemplifica esto es el reemplazo del riego manual en los cultivos por la instalación de sensores en el suelo, los cuales aportan información relacionada con el nivel de humedad del terreno y la cantidad de lluvia. Estos datos determinan en qué momentos y en qué cantidades es necesario el riego, según las necesidades específicas de las plantas monitoreadas.

En el caso analizado se observó que con la instalación de los sensores en el suelo se redujeron los defectos de los frutos, gracias a que el sistema logró optimizar el suministro de nutrientes. Las mejoras en la producción le permitieron a la pequeña empresa involucrada posicionarse en el mercado, pues el 70% del cultivo resultó con las cualidades exigidas para su exportación. 

Sobre el estudio

Para el proceso de captura de la información, el estudio eligió 25 pequeñas empresas que estaban implementando tecnologías 4.0. A través de entrevistas de entre 30 y 40 minutos, los gerentes generales de las empresas respondieron por qué utilizaron estas herramientas, cuáles fueron los retos que implicó su aplicación y qué beneficios obtuvieron. 

En lo correspondiente a los obstáculos que enfrentaron las empresas, la profesora Rojas detalla que los apoyos ofrecidos por las entidades se dieron a través de concursos que, en la mayoría de los casos, no lograron ser implementados —al menos no de manera completa—.

Esto se debió, en parte, a que los tiempos establecidos en los concursos fueron inadecuados. Según indicó la académica, en 20 o 30 días no se logran alcanzar los objetivos, como establecer alianzas con expertos de universidades o incluir a personal capacitado con pleno conocimiento de las dinámicas de la tecnología 4.0.

Siga leyendo: Fedearroz inaugura Centro para mejorar la productividad del cultivo