domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  “El futuro es prometedor”: Empresario del sector de bares en Nueva York

“El futuro es prometedor”: Empresario del sector de bares en Nueva York

Freddy Castiblanco, pequeño empresario colombiano que sobresale en el sector de bares, gastrobares y restaurantes en Nueva York, habló con el Portal Más Colombia sobre las ayudas públicas que ha recibido para hacer frente a la crisis generada por la pandemia de Covid-19.

DSCN5083 scaled

¿Qué es una pequeña empresa en el contexto estadounidense?

La definición de pequeña empresa es muy diferente a la de Colombia. Aquí es simplemente aquella que tiene menos de 500 empleados. La pequeña empresa es fundamental para el desarrollo económico de cualquier nación, pero en los Estados Unidos es bien relevante. No solo genera el 64% del nuevo empleo al año, sino que es muy importante también para la redistribución de la riqueza. 

¿Cuál fue el impacto de la pandemia en el sector de gastrobares, que es tan propio de pequeños empresarios, en Nueva York?



Hasta ahora, después de un año, es difícil decirlo. No se sabe a ciencia cierta cuántos negocios se han cerrado. Es importante entender que Nueva York es uno de los lugares donde más negocios se abren cada año y donde más negocios se cierran, pero definitivamente se han perdido muchísimos. Hay estimados que sitúan en un 40%, y los últimos hasta en un 60%, los restaurantes y bares perdidos. 

En el caso de Terraza 7, que es un gastrobar con música en vivo todos los días, ¿qué ayudas ha recibido tanto del Gobierno federal como del Estado y la ciudad de Nueva York?

Nosotros cerramos en marzo 15 y fue deletéreo; las deudas crecieron y la economía del negocio y de los trabajadores se vio profundamente afectada en los primeros meses, desde marzo 15 hasta junio 26 del año pasado, cuando abrimos de nuevo. Sin embargo, la rápida respuesta del gobierno local y federal fue efectiva. Lo que hizo inicialmente la ciudad fue permitirnos usar el espacio de la calle. De esa manera, Terraza pasó de ser uno de los lugares de conciertos más pequeños de Nueva York, a uno de los lugares con mayor capacidad para alojar visitantes. Eso fue fundamental. Ese sería el primer apoyo importante y desde luego el préstamo que nos dieron para garantizar el pago de salarios una vez abriéramos. 

¿Esa subvención al pago de la nómina de cuánto fue y cuáles fueron las condiciones?

Antes de la pandemia Terraza era más pequeño y tenía de seis a ocho trabajadores a tiempo parcial, que trabajaban de 15 a 20 horas a la semana. El préstamo que me dieron, en el marco del Paycheck Protection Program (PPP), estaba basado en los salarios que uno había pagado el año anterior, entonces fueron solo 14.000 dólares, condonables en un 100% en la medida que uno demostrara que lo había destinado para eso. Una vez abrimos, rápidamente aumentó la capacidad de ofrecer servicios en Terraza, debido a que el gobierno federal aprobó un seguro de desempleo de unos 650 dólares (o 700 si no se pagaban los impuestos inmediatamente) por semana, que garantizaba el poder de compra de la gente en nuestras localidades. Entonces, apenas abrimos, el 26 de junio de 2020, encontramos espacio para trabajar y también gente que tenía capacidad de compra. 

Me decía que el préstamo condonable de 14.000 dólares había sido fijado dependido de la nómina que tenía en 2019. ¿Qué pasó con eso?

Me llegó una carta hace un mes, en la que me informaron que me condonan esos 14.000 dólares. Por otra parte, mi nómina se agrandó y pasé a tener 7 u 8 empleados de tiempo completo. Debido a que en los últimos seis meses mi nómina costó alrededor de 86.000 dólares, el gobierno me dio un segundo préstamo en el marco del PPP, pero esta vez de 56.000 dólares, que voy a poder condonar fácilmente.

Además del subsidio a la nómina, ¿de qué otro tipo de ayudas estamos hablando?

El gran apoyo económico fue un préstamo de 150.000 dólares a 30 años y con bajo interés, de alrededor del 3,7% anual, que me fue otorgado el 7 de julio de 2020. Recibí esos 150.000 dólares dentro de un programa que se llama el Economic Injury Dissaster Loan (EIDL). Ese es básicamente el monto máximo de ese programa para las pequeñas empresas. 

¿Cuál es, entonces, el balance de las ayudas públicas en este primer año de pandemia y cómo ve el panorama a futuro?

Vemos un primer PPP de 14.000 dólares para pagar nómina inicialmente, luego 150.000 dólares en un préstamo pagadero a 30 años y de bajo interés, y otro PPP de 56.000 dólares, que es condonable enteramente si demuestro que mi nómina costó más que eso en seis meses. Por otra parte, el alcalde decidió extender el tiempo que podremos usar el espacio de la calle a 3 años, y ya habla de que seguramente será permanente. Entonces, vemos un futuro brillante, prometedor.