HomeComercio InternacionalEl peso no para de devaluarse

El peso no para de devaluarse

En estos días de compras navideñas los consumidores han visto los precios de muchos productos, especialmente los importados, por las nubes.

El peso colombiano es una de las monedas que más se han devaluado en el último año y la tendencia viene de tiempo atrás. Consultamos a tres expertos en el tema para entender las razones de esta devaluación.

Edward Moya, analista senior de mercados en OANDA, se refirió a los factores que han llevado a que el dólar haya registrado un aumento en su cotización en los últimos días. En su concepto, “el nerviosismo y la incertidumbre generada por la aparición de una nueva variante del Covid-19 preocupa a los inversionistas, por lo que han optado por buscar refugio en activos muy seguros, lo cual frena el flujo de dólares en el mercado”. 

Con esta visión estuvo de acuerdo José Pedro Giráz, director de Skilling para América Latina, quien agregó que los inversionistas han mostrado que los activos de refugio seguro, como los bonos de deuda pública, los bienes inmuebles o el oro, son atractivos en momentos de incertidumbre. Asimismo, se ha visto que han optado por frenar la circulación de dólares o dejar de lado al Bitcoin por unos días, lo cual favorece al dólar en el mediano plazo

José Luis Mojica, analista de investigaciones de Corficolombiana, coincide con este punto de vista y añade que es necesario ir un poco más lejos, pues la devaluación del peso colombiano ha sido una constante en lo corrido del año. De acuerdo con Mojica, para entender las razones que han llevado a que la moneda local pierda su valor frente al dólar hay que tener en cuenta algunos factores nacionales e internacionales.

“En las últimas semanas, hemos visto una mayor fortaleza del dólar en el mundo, producto de la incertidumbre que ha generado la nueva variante del Covid-19. Pero, más allá de eso, el peso colombiano ha tenido otros choques a nivel local, como el que se registró hacia el segundo trimestre de este año y que tuvo que ver con las movilizaciones para rechazar la primera propuesta de reforma tributaria. Esto generó un incremento en las primas de riesgo para Colombia, porque adicional a la inestabilidad que había en los mercados, se configuró un entorno mucho más difícil para sanear las finanzas públicas después del choque que tuvimos en 2020”, dijo Mojica.

Dicho panorama generó un “incremento en las primas de riesgo para Colombia. Ahora, lo que uno ve es que en aquellos países donde las primas de riesgo aumentaron más este año, fueron también las naciones donde las monedas se debilitaron más frente al dólar. Eso explica el motivo por el que el peso colombiano ha estado en el top cinco de las monedas emergentes más devaluadas en lo que va del año”, aseguró Mojica.

Le puede interesar  Alianza del Pacífico: 9 años de déficit comercial

Asimismo, Mojica compartió que en los últimos años las monedas emergentes han perdido valor frente al dólar, debido a que la economía de los Estados Unidos ha tenido un mayor crecimiento que el que han presentado economías como la colombiana. “En los últimos cinco años se ve una tendencia de devaluación, pero no solo para el peso colombiano, sino en general para todas las monedas emergentes frente al dólar”, señaló.

El analista agregó que “es muy difícil saber qué hubiera pasado si Colombia no fuera Colombia, pero, en general, lo que uno ve es que si hay una mayor diversificación de la canasta exportadora, más allá de que una moneda se devalúa más o menos, porque depende de factores internacionales, lo que se genera es una menor volatilidad. Si uno diversifica sus fuentes de divisas, no solo en petróleo sino en otros productos, uno tiene más certeza de esos flujos que entran, pero eso no significa una menor devaluación ya que las monedas responden a ciclos de largo plazo”.

Para Mario Valencia, analista económico y profesor de la Universidad Nacional de Colombia y del CESA, las razones que explican por qué se ha devaluado tanto el peso colombiano son más complejas. Valencia señaló que la moneda colombiana ha perdido valor sistemáticamente en las últimas décadas. “Piense que para esta misma fecha hace dos años un dólar costaba unos $ 3.400. Si se mira desde el índice de tipo de cambio real con base en 2010, ha perdido el 56 % de su valor”, explicó.

El analista planteó que, además de la coyuntura, hay razones estructurales que explican la devaluación del peso colombiano. En su concepto, “esto tiene que ver con la reducida capacidad del país de atraer y mantener dólares como resultado de su comercio global y de su inversión. Dicho de otra forma: como producimos poco y estamos poco diversificados, los dólares que recibimos por nuestras exportaciones no alcanzan para pagar las importaciones. Si tuviéramos más capacidad productiva seríamos menos vulnerables a los cambios coyunturales en el dólar”.

Para Valencia, una economía más sólida tendría como resultado una moneda nacional más sólida y menos voluble. “La gran tragedia de esta situación es que con un dólar tan caro no somos capaces de aprovechar las exportaciones porque tenemos muy poco que vender. Considero que esta es la gran oportunidad para plantearnos la necesidad de aumentar la producción nacional”, puntualizó.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Ni la pandemia pudo con el pan francés

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

El peso no para de devaluarse

En estos días de compras navideñas los consumidores han visto los precios de muchos productos, especialmente los importados, por las nubes.

El peso colombiano es una de las monedas que más se han devaluado en el último año y la tendencia viene de tiempo atrás. Consultamos a tres expertos en el tema para entender las razones de esta devaluación.

Edward Moya, analista senior de mercados en OANDA, se refirió a los factores que han llevado a que el dólar haya registrado un aumento en su cotización en los últimos días. En su concepto, “el nerviosismo y la incertidumbre generada por la aparición de una nueva variante del Covid-19 preocupa a los inversionistas, por lo que han optado por buscar refugio en activos muy seguros, lo cual frena el flujo de dólares en el mercado”. 

Con esta visión estuvo de acuerdo José Pedro Giráz, director de Skilling para América Latina, quien agregó que los inversionistas han mostrado que los activos de refugio seguro, como los bonos de deuda pública, los bienes inmuebles o el oro, son atractivos en momentos de incertidumbre. Asimismo, se ha visto que han optado por frenar la circulación de dólares o dejar de lado al Bitcoin por unos días, lo cual favorece al dólar en el mediano plazo

José Luis Mojica, analista de investigaciones de Corficolombiana, coincide con este punto de vista y añade que es necesario ir un poco más lejos, pues la devaluación del peso colombiano ha sido una constante en lo corrido del año. De acuerdo con Mojica, para entender las razones que han llevado a que la moneda local pierda su valor frente al dólar hay que tener en cuenta algunos factores nacionales e internacionales.

“En las últimas semanas, hemos visto una mayor fortaleza del dólar en el mundo, producto de la incertidumbre que ha generado la nueva variante del Covid-19. Pero, más allá de eso, el peso colombiano ha tenido otros choques a nivel local, como el que se registró hacia el segundo trimestre de este año y que tuvo que ver con las movilizaciones para rechazar la primera propuesta de reforma tributaria. Esto generó un incremento en las primas de riesgo para Colombia, porque adicional a la inestabilidad que había en los mercados, se configuró un entorno mucho más difícil para sanear las finanzas públicas después del choque que tuvimos en 2020”, dijo Mojica.

Dicho panorama generó un “incremento en las primas de riesgo para Colombia. Ahora, lo que uno ve es que en aquellos países donde las primas de riesgo aumentaron más este año, fueron también las naciones donde las monedas se debilitaron más frente al dólar. Eso explica el motivo por el que el peso colombiano ha estado en el top cinco de las monedas emergentes más devaluadas en lo que va del año”, aseguró Mojica.

Le puede interesar  "Exportamos prácticamente lo mismo que hace 100 años"

Asimismo, Mojica compartió que en los últimos años las monedas emergentes han perdido valor frente al dólar, debido a que la economía de los Estados Unidos ha tenido un mayor crecimiento que el que han presentado economías como la colombiana. “En los últimos cinco años se ve una tendencia de devaluación, pero no solo para el peso colombiano, sino en general para todas las monedas emergentes frente al dólar”, señaló.

El analista agregó que “es muy difícil saber qué hubiera pasado si Colombia no fuera Colombia, pero, en general, lo que uno ve es que si hay una mayor diversificación de la canasta exportadora, más allá de que una moneda se devalúa más o menos, porque depende de factores internacionales, lo que se genera es una menor volatilidad. Si uno diversifica sus fuentes de divisas, no solo en petróleo sino en otros productos, uno tiene más certeza de esos flujos que entran, pero eso no significa una menor devaluación ya que las monedas responden a ciclos de largo plazo”.

Para Mario Valencia, analista económico y profesor de la Universidad Nacional de Colombia y del CESA, las razones que explican por qué se ha devaluado tanto el peso colombiano son más complejas. Valencia señaló que la moneda colombiana ha perdido valor sistemáticamente en las últimas décadas. “Piense que para esta misma fecha hace dos años un dólar costaba unos $ 3.400. Si se mira desde el índice de tipo de cambio real con base en 2010, ha perdido el 56 % de su valor”, explicó.

El analista planteó que, además de la coyuntura, hay razones estructurales que explican la devaluación del peso colombiano. En su concepto, “esto tiene que ver con la reducida capacidad del país de atraer y mantener dólares como resultado de su comercio global y de su inversión. Dicho de otra forma: como producimos poco y estamos poco diversificados, los dólares que recibimos por nuestras exportaciones no alcanzan para pagar las importaciones. Si tuviéramos más capacidad productiva seríamos menos vulnerables a los cambios coyunturales en el dólar”.

Para Valencia, una economía más sólida tendría como resultado una moneda nacional más sólida y menos voluble. “La gran tragedia de esta situación es que con un dólar tan caro no somos capaces de aprovechar las exportaciones porque tenemos muy poco que vender. Considero que esta es la gran oportunidad para plantearnos la necesidad de aumentar la producción nacional”, puntualizó.

spot_img

VEA TAMBIÉN

¿En qué consiste la crisis global de contenedores?

Para Alejandro Molins, consultor en Logística y Transporte Internacional, factores como la sobredemanda de contenedores y el oportunismo de las empresas navieras, que concentran más del 70% del transporte y gestión global de mercancías, dificulta la perspectivas económicas de los países en el mediano plazo.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

TLC con la Unión Europea: Colombia ha exportado menos

Con ocasión de los ocho años de vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y la Unión Europea, presentamos un panorama de sus intercambios comerciales. No se han logrado los resultados esperados.

COLOMBIA