HomeIndustriaEmpresarios cuentan qué se necesita para que una empresa supere los primeros años

Empresarios cuentan qué se necesita para que una empresa supere los primeros años

Más Colombia habló con tres empresarios sobre los obstáculos que existen para crear las empresas y, sobre todo, para llevarlas al punto de equilibrio.

Según la última actualización del informe Dinámica de Creación de Empresas, que realizó Confecámaras en los primeros seis meses de este año, entre enero y junio de 2021 se crearon 166.338 empresas, lo que representa un aumento del 26,2% con respecto al mismo período del año anterior, cuando se crearon 131.848. “Del total de unidades registradas, 74,7% corresponden a personas naturales y 25,3% a sociedades”, declaró el informe. En cuanto a las sociedades, se reportó un crecimiento del 27% con respecto al mismo periodo de 2020, al pasar de 33.139 a 42.075. Y, en el caso de las personas naturales, el crecimiento fue del 25,9%, al pasar de 98.709 a 124.263. 

Las anteriores cifras contrastan con los últimos datos del Atlas de Insolvencia, presentado por la Superintendencia de Sociedades, que analiza los primeros seis meses de 2021. Según este documento, el número de cierres de compañías se incrementó en un 36% con respecto al mismo período de 2020. Este resultado se debe, en parte, a que los procesos de cierre de empresas pueden demorar hasta 18 meses, de manera que todavía se estarían viendo los efectos de la crisis económica producida por la pandemia, en 2020. 

Al respecto, Rosmery Quintero, directora de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ACOPI), señaló que entre enero y agosto de 2021 cerca de 169.603 empresas han cancelado su matrícula mercantil, frente a las 166.338 empresas que se crearon en el mismo periodo. 

Más Colombia habló con tres empresarios de los segmentos de construcción, chocolate y vidrios sobre su experiencia en la creación y el sostenimiento financiero de las empresas. Le contamos todos los detalles.

El principal obstáculo para crear empresas es la financiación

Luis Aurelio Díaz es gerente general de Oikos Constructora. La compañía, según cuenta Díaz, inició en 1970 con varios jesuitas que se retiraron del seminario, estudiaron ingeniería civil y decidieron crear una empresa de construcción con enfoque social. Hoy en día, cuenta con 586 empleados y varias unidades de negocio: Oikos Inmobiliaria, Oikos Constructora, Oikos Avalúos y Oikos Gestión de Propiedades. 

En su concepto, el principal problema al que se enfrentan los empresarios es la financiación. “El asunto no tiene que ver solo con la financiación inicial, sino con el sostenimiento en el tiempo. Eso explica que sean muchas las empresas que cierren durante los primeros años”, afirmó. En el caso de OIKOS, el problema principal al que se enfrentaron sus creadores en los primeros años de creación de la empresa fue el acceso a créditos de gran envergadura, que les permitieran entrar en el mercado mobiliario. 

En esto coincidió David Serna, empresario del sector chocolatero, que comenzó su trayectoria empresarial con la marca Kakaw Company y actualmente se encuentra en el proceso de creación de una nueva. A su juicio, acceder a financiación y a créditos de bajo costo resulta fundamental para que las empresas superen los primeros tres años de creación, que es el tiempo en el que las utilidades suelen ser negativas. 

Serna señaló que, si no es posible acceder a financiación externa o a créditos, el capital necesariamente tiene que provenir de los recursos propios de los empresarios. Ello es problemático, pues la inversión inicial es usualmente cuantiosa. Esta “debe permitir la adquisición de las máquinas, la compra de las materias primas y la puesta en funcionamiento de la empresa, mientras se garantiza un flujo de caja adecuado”, afirmó Serna.

Orlando Martínez, empresario del sector de vidrios y profesor de la Universidad del Rosario, también señaló que el primer obstáculo es la financiación, pero insistió en que conseguirla no garantiza el éxito. Su empresa, Soluciones MG Ltda, comenzó en 2006 a partir de sus propios recursos. “No obtuve ayuda de ninguna entidad, ni pública ni privada. Mi empresa surgió como hija de otra”. Martínez agregó que, además de financiación, se requieren planes comerciales y de mercadeo que permitan a los empresarios conocer las necesidades del mercado y apostarles a productos que definitivamente tengan salida. “Para que el negocio sea exitoso se necesita no solo tener una buena idea o montar el negocio, sino tener claro un modelo de comercialización y de retorno de ingresos. Esto es lo que permite que la empresa subsista financieramente”. 

Las empresas no formalizadas están prácticamente por fuera de los mercados

Según Orlando Martínez, formalizar las empresas es una obligación legal consagrada en el artículo 19 del Código de Comercio y, en este sentido, se trata de un compromiso con el país. “La creación de empresas formales es un avance en términos de contratación laboral y de generación de empleos de calidad. En mi empresa, por ejemplo, tenemos tres trabajadores de planta, pero gracias a las alianzas con otras empresas —que solo son posibles porque ambas partes contractuales estamos legalizadas— tenemos dos contratos corporativos: uno con las personas que arman las puertas y las instalan, y otro con el personal que dobla las láminas”, señaló. Su recomendación es que, desde el principio, se evite la creación de sociedades de hecho —aquellas que se constituyen por hechos y no por acciones legales— y se creen sociedades formalizadas que son las que, posteriormente, reportarán mayores beneficios y permitirán la creación de planes de comercio y ventas. 

Le puede interesar  “En Colombia no hay política industrial”

Para Luis Aurelio Díaz la formalización de las empresas no solo es una obligación del empresario, sino una oportunidad. “Si un negocio quiere crecer en el mediano o largo plazo, tiene que formalizarse”. Según Díaz, formalizar una empresa significa la entrada de los productos al mercado y el acceso a créditos y otras posibilidades de financiación. 

David Serna coincidió en que las empresas no formalizadas se encuentran, de alguna forma, por fuera de los mercados. “Actualmente, existen muchos programas públicos y privados que otorgan a las empresas constituidas la posibilidad de participar en ferias, ruedas de negocios, convocatorias y becas para financiación. Todo esto otorga confianza a los consumidores y empieza a posicionar a las compañías en el mercado”, señaló. 

Con respecto a las dificultades que existen en Colombia para formalizar las empresas, los empresarios consultados apuntaron a que la causa principal es la ausencia de ayudas financieras y facilidades tributarias, al menos en los primeros años. David Serna lamentó que, para que una empresa acceda a créditos o financiación, requiere tener una buena rentabilidad financiera. “Esto es casi imposible de conseguir en los primeros tres años de constitución de la empresa, pues en estos la curva de utilidades es mínima, si no negativa. Y eso es algo que desconocen muchos emprendedores. Mientras se logra un buen flujo de caja y un nivel de ventas estable, las ganancias serán muy pocas”, insistió. 

A lo anterior se suman los costos tributarios y administrativos asociados a la formalización de una empresa. Por eso, para Díaz la razón principal de que muchas empresas se creen y pocas se sostengan en el tiempo es que no logran acceder a ayudas financieras ni a facilidades tributarias. “Adicionalmente, la formalización de las empresas, y esto ya no tiene que ver con la creación de un negocio, requiere de cierto conocimiento sobre los trámites. Yo creo que el Gobierno debería incentivar más programas de capacitación sobre este punto”, afirmó. 

Los empresarios construyen riqueza y desarrollo para el país

Los empresarios coincidieron en que fortalecer el panorama empresarial es un avance importante para la creación de riqueza y desarrollo en el país. Según Luis Aurelio Díaz, las contribuciones más importantes de los empresarios en Colombia se dan en dos frentes. El primero es el empleo, pues la generación de empleos contribuye a la creación de oportunidades y posibilidades de desarrollo económico y profesional, no solo para los trabajadores, sino para sus grupos familiares. El segundo es el pago de impuestos, pues permite aumentar el recaudo y así construir infraestructura, potenciar el desarrollo económico y avanzar en el cierre de las brechas de desigualdad.

Para Orlando Martínez, la contribución de los empresarios, además del empleo y el pago de impuestos, reside en dos aspectos. Primero, la creación de patentes y, con estas, el aumento de la investigación y la innovación en el país. Y, segundo, la generación de oportunidades para terceros. “Una empresa innovadora abre posibilidades de negocios para que terceros creen nuevas empresas y abran nuevos nichos de mercado. Es cierto que a veces estos ya están constituidos, pero aquí me refiero, por ejemplo, a esas empresas que son absolutamente nuevas en el mercado nacional y que no tienen proveedores. Su creación abriría otras necesidades potenciales en el mercado que podrían ser aprovechadas por quienes se aventuran a emprender. Esto permitiría robustecer el panorama empresarial del país, generar desarrollo económico y tecnológico e implementar un sistema de ayuda colateral entre empresarios colombianos”, explicó Martínez. 

Martínez insistió en que esto, por supuesto, requiere de un modelo de negocio que no solo tenga en cuenta la creación de un producto diferente, sino los campos en los que el retorno de inversiones es mayor. “Si hoy me preguntaran cuál podría ser ese modelo de negocio que garantice un crecimiento, diría sin dudar que es el Data Science. Esto requiere de conocimientos estadísticos y matemáticos, y de habilidades en el mercado y el manejo de las bases de datos”, concluyó el empresario. 

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Ni la pandemia pudo con el pan francés

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Empresarios cuentan qué se necesita para que una empresa supere los primeros años

Más Colombia habló con tres empresarios sobre los obstáculos que existen para crear las empresas y, sobre todo, para llevarlas al punto de equilibrio.

Según la última actualización del informe Dinámica de Creación de Empresas, que realizó Confecámaras en los primeros seis meses de este año, entre enero y junio de 2021 se crearon 166.338 empresas, lo que representa un aumento del 26,2% con respecto al mismo período del año anterior, cuando se crearon 131.848. “Del total de unidades registradas, 74,7% corresponden a personas naturales y 25,3% a sociedades”, declaró el informe. En cuanto a las sociedades, se reportó un crecimiento del 27% con respecto al mismo periodo de 2020, al pasar de 33.139 a 42.075. Y, en el caso de las personas naturales, el crecimiento fue del 25,9%, al pasar de 98.709 a 124.263. 

Las anteriores cifras contrastan con los últimos datos del Atlas de Insolvencia, presentado por la Superintendencia de Sociedades, que analiza los primeros seis meses de 2021. Según este documento, el número de cierres de compañías se incrementó en un 36% con respecto al mismo período de 2020. Este resultado se debe, en parte, a que los procesos de cierre de empresas pueden demorar hasta 18 meses, de manera que todavía se estarían viendo los efectos de la crisis económica producida por la pandemia, en 2020. 

Al respecto, Rosmery Quintero, directora de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (ACOPI), señaló que entre enero y agosto de 2021 cerca de 169.603 empresas han cancelado su matrícula mercantil, frente a las 166.338 empresas que se crearon en el mismo periodo. 

Más Colombia habló con tres empresarios de los segmentos de construcción, chocolate y vidrios sobre su experiencia en la creación y el sostenimiento financiero de las empresas. Le contamos todos los detalles.

El principal obstáculo para crear empresas es la financiación

Luis Aurelio Díaz es gerente general de Oikos Constructora. La compañía, según cuenta Díaz, inició en 1970 con varios jesuitas que se retiraron del seminario, estudiaron ingeniería civil y decidieron crear una empresa de construcción con enfoque social. Hoy en día, cuenta con 586 empleados y varias unidades de negocio: Oikos Inmobiliaria, Oikos Constructora, Oikos Avalúos y Oikos Gestión de Propiedades. 

En su concepto, el principal problema al que se enfrentan los empresarios es la financiación. “El asunto no tiene que ver solo con la financiación inicial, sino con el sostenimiento en el tiempo. Eso explica que sean muchas las empresas que cierren durante los primeros años”, afirmó. En el caso de OIKOS, el problema principal al que se enfrentaron sus creadores en los primeros años de creación de la empresa fue el acceso a créditos de gran envergadura, que les permitieran entrar en el mercado mobiliario. 

En esto coincidió David Serna, empresario del sector chocolatero, que comenzó su trayectoria empresarial con la marca Kakaw Company y actualmente se encuentra en el proceso de creación de una nueva. A su juicio, acceder a financiación y a créditos de bajo costo resulta fundamental para que las empresas superen los primeros tres años de creación, que es el tiempo en el que las utilidades suelen ser negativas. 

Serna señaló que, si no es posible acceder a financiación externa o a créditos, el capital necesariamente tiene que provenir de los recursos propios de los empresarios. Ello es problemático, pues la inversión inicial es usualmente cuantiosa. Esta “debe permitir la adquisición de las máquinas, la compra de las materias primas y la puesta en funcionamiento de la empresa, mientras se garantiza un flujo de caja adecuado”, afirmó Serna.

Orlando Martínez, empresario del sector de vidrios y profesor de la Universidad del Rosario, también señaló que el primer obstáculo es la financiación, pero insistió en que conseguirla no garantiza el éxito. Su empresa, Soluciones MG Ltda, comenzó en 2006 a partir de sus propios recursos. “No obtuve ayuda de ninguna entidad, ni pública ni privada. Mi empresa surgió como hija de otra”. Martínez agregó que, además de financiación, se requieren planes comerciales y de mercadeo que permitan a los empresarios conocer las necesidades del mercado y apostarles a productos que definitivamente tengan salida. “Para que el negocio sea exitoso se necesita no solo tener una buena idea o montar el negocio, sino tener claro un modelo de comercialización y de retorno de ingresos. Esto es lo que permite que la empresa subsista financieramente”. 

Las empresas no formalizadas están prácticamente por fuera de los mercados

Según Orlando Martínez, formalizar las empresas es una obligación legal consagrada en el artículo 19 del Código de Comercio y, en este sentido, se trata de un compromiso con el país. “La creación de empresas formales es un avance en términos de contratación laboral y de generación de empleos de calidad. En mi empresa, por ejemplo, tenemos tres trabajadores de planta, pero gracias a las alianzas con otras empresas —que solo son posibles porque ambas partes contractuales estamos legalizadas— tenemos dos contratos corporativos: uno con las personas que arman las puertas y las instalan, y otro con el personal que dobla las láminas”, señaló. Su recomendación es que, desde el principio, se evite la creación de sociedades de hecho —aquellas que se constituyen por hechos y no por acciones legales— y se creen sociedades formalizadas que son las que, posteriormente, reportarán mayores beneficios y permitirán la creación de planes de comercio y ventas. 

Le puede interesar  "En la actualidad, es más fácil llegar a la gente pero es más difícil ser reconocido": Gonzalo García

Para Luis Aurelio Díaz la formalización de las empresas no solo es una obligación del empresario, sino una oportunidad. “Si un negocio quiere crecer en el mediano o largo plazo, tiene que formalizarse”. Según Díaz, formalizar una empresa significa la entrada de los productos al mercado y el acceso a créditos y otras posibilidades de financiación. 

David Serna coincidió en que las empresas no formalizadas se encuentran, de alguna forma, por fuera de los mercados. “Actualmente, existen muchos programas públicos y privados que otorgan a las empresas constituidas la posibilidad de participar en ferias, ruedas de negocios, convocatorias y becas para financiación. Todo esto otorga confianza a los consumidores y empieza a posicionar a las compañías en el mercado”, señaló. 

Con respecto a las dificultades que existen en Colombia para formalizar las empresas, los empresarios consultados apuntaron a que la causa principal es la ausencia de ayudas financieras y facilidades tributarias, al menos en los primeros años. David Serna lamentó que, para que una empresa acceda a créditos o financiación, requiere tener una buena rentabilidad financiera. “Esto es casi imposible de conseguir en los primeros tres años de constitución de la empresa, pues en estos la curva de utilidades es mínima, si no negativa. Y eso es algo que desconocen muchos emprendedores. Mientras se logra un buen flujo de caja y un nivel de ventas estable, las ganancias serán muy pocas”, insistió. 

A lo anterior se suman los costos tributarios y administrativos asociados a la formalización de una empresa. Por eso, para Díaz la razón principal de que muchas empresas se creen y pocas se sostengan en el tiempo es que no logran acceder a ayudas financieras ni a facilidades tributarias. “Adicionalmente, la formalización de las empresas, y esto ya no tiene que ver con la creación de un negocio, requiere de cierto conocimiento sobre los trámites. Yo creo que el Gobierno debería incentivar más programas de capacitación sobre este punto”, afirmó. 

Los empresarios construyen riqueza y desarrollo para el país

Los empresarios coincidieron en que fortalecer el panorama empresarial es un avance importante para la creación de riqueza y desarrollo en el país. Según Luis Aurelio Díaz, las contribuciones más importantes de los empresarios en Colombia se dan en dos frentes. El primero es el empleo, pues la generación de empleos contribuye a la creación de oportunidades y posibilidades de desarrollo económico y profesional, no solo para los trabajadores, sino para sus grupos familiares. El segundo es el pago de impuestos, pues permite aumentar el recaudo y así construir infraestructura, potenciar el desarrollo económico y avanzar en el cierre de las brechas de desigualdad.

Para Orlando Martínez, la contribución de los empresarios, además del empleo y el pago de impuestos, reside en dos aspectos. Primero, la creación de patentes y, con estas, el aumento de la investigación y la innovación en el país. Y, segundo, la generación de oportunidades para terceros. “Una empresa innovadora abre posibilidades de negocios para que terceros creen nuevas empresas y abran nuevos nichos de mercado. Es cierto que a veces estos ya están constituidos, pero aquí me refiero, por ejemplo, a esas empresas que son absolutamente nuevas en el mercado nacional y que no tienen proveedores. Su creación abriría otras necesidades potenciales en el mercado que podrían ser aprovechadas por quienes se aventuran a emprender. Esto permitiría robustecer el panorama empresarial del país, generar desarrollo económico y tecnológico e implementar un sistema de ayuda colateral entre empresarios colombianos”, explicó Martínez. 

Martínez insistió en que esto, por supuesto, requiere de un modelo de negocio que no solo tenga en cuenta la creación de un producto diferente, sino los campos en los que el retorno de inversiones es mayor. “Si hoy me preguntaran cuál podría ser ese modelo de negocio que garantice un crecimiento, diría sin dudar que es el Data Science. Esto requiere de conocimientos estadísticos y matemáticos, y de habilidades en el mercado y el manejo de las bases de datos”, concluyó el empresario. 

spot_img

VEA TAMBIÉN

¿En qué consiste la crisis global de contenedores?

Para Alejandro Molins, consultor en Logística y Transporte Internacional, factores como la sobredemanda de contenedores y el oportunismo de las empresas navieras, que concentran más del 70% del transporte y gestión global de mercancías, dificulta la perspectivas económicas de los países en el mediano plazo.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA