lunes, 6 de febrero de 2023
Inicio  »  Internacional  »  En Davos Petro tiene la oportunidad histórica de mejorar los ingresos de todos los caficultores: Fernando Morales-de la Cruz

En Davos Petro tiene la oportunidad histórica de mejorar los ingresos de todos los caficultores: Fernando Morales-de la Cruz

Fernando Morales-de la Cruz, fundador de Café for Change, le hace un llamado al presidente de Colombia, Gustavo Petro, para que lidere una iniciativa tendiente a mejorar los precios internacionales del café y crear una organización de países productores durante el Foro Económico Mundial de Davos. Entrevista.

café, dólares, precio del café, Fernando Morales de la Cruz, Más Colombia

Fernando Morales-de la Cruz es reconocido a nivel mundial por ser uno de los mayores activistas en favor de la transformación del modelo de negocio cafetero, con miras a una mejora de los precios internacionales y, con ello, de los ingresos de los productores del grano. 


Desde la iniciativa que creó, Café for Change, denuncia el trabajo infantil en el sector y aduce que las multinacionales que comercializan este producto actúan como cartel, con lo que los precios actuales son muy inferiores a los de hace 200 años.

En esta entrevista, concedida desde Estrasburgo (Francia), Morales-de la Cruz se muestra optimista frente a la posibilidad de que el presidente de Colombia, Gustavo Petro, lidere una iniciativa tendiente a elevar los precios internacionales del café y crear una organización de países productores. Para ello, plantea que el Foro Económico Mundial que se celebrará en Davos (Suiza), del 16 al 20 de enero de este año, es el escenario perfecto. 

Para más Noticias como esta síguenos en: TwitterFacebookInstagramYoutube

De darse avances en esta materia en Davos, podría aprovecharse la VII Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a realizarse el 24 de enero en la ciudad de Buenos Aires, para volver a tratar el tema. 


De acuerdo con Morales-de la Cruz, lo beneficioso que resultaría esto para Colombia, país cafetero por excelencia desde finales del siglo XIX, aunado a las afinidades que podría haber con otros presidentes latinoamericanos, como Lula da Silva de Brasil, Andrés Manuel López Obrador de México, y Xiomara Castro de Honduras, hace pensar que este es el momento perfecto para darle un vuelco al negocio cafetero mundial. 

Le puede interesar: Por esfuerzo de cooperativas, Federación de Cafeteros dio plazo para cumplir contratos futuros

Del 16 al 20 de enero se realizará el Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza. Usted se ha mostrado optimista frente a la posibilidad de movilizar una agenda en pro del alza de los precios mundiales del café. ¿A qué se debe esto? ¿Ha habido algún indicio en esta dirección?

El Presidente Gustavo Petro, quien estará en Davos para el Foro Económico Mundial, ha estado en contacto con el Presidente Lula da Silva de Brasil y con la Presidenta Xiomara Castro de Zelaya de Honduras. 

Existe la gran oportunidad de que los tres grandes productores de café de América Latina se unan y creen OCAFE, la Organización de Países Productores de Café, para defender el precio del grano. 

Ojalá que el Presidente Petro vaya a Davos a exigir a las multinacionales y a los países desarrollados que paguen el precio real del café y de otros productos que exporta Colombia con un inaceptable costo humano. PETRO TIENE LA OPORTUNIDAD HISTÓRICA DE MEJORAR LOS INGRESOS DE LOS CAFICULTORES DE TODO EL MUNDO.


Idealmente, Petro debe hacer esto en acuerdo con sus homólogos de Brasil y Honduras, ya que juntos producen casi la mitad de todo el café del mundo. En el futuro cercano, OCAFE debe incluir también a Costa Rica, Perú, México, El Salvador y Guatemala. A mediano plazo, OCAFE debe incluir a Vietnam, Indonesia, Uganda, Kenia, Etiopía y a todos los países productores de café que deseen defender el precio real del grano. 

Siempre será importante que exista un bloque latinoamericano que trabaje unido dentro de OCAFE. Todo esto lo sugiero sin saber qué temas discutió el Presidente Petro con los presidentes de Brasil y Honduras. No me consta que el precio artificialmente bajo del café  haya sido parte de sus conversaciones.

¿A cuánto asciende el consumo mundial de café al año, tanto en cantidad como en valor?

El valor de consumo de la industria mundial del café en 2023 está estimado por Statista

en USD $495 mil millones de dólares anuales. Según Statista, el mercado del café crecerá 4,4% anualmente entre 2023 y 2025.


El consumo anual es cerca de 3 mil millones de tazas diarias. El consumo mundial de café es de 175 millones de sacos de 60 Kilogramos.

Miremos el sector cafetero en su conjunto. ¿Cuáles son sus principales protagonistas y quiénes son los mayores beneficiados? 

Los principales productores de café son: 

1. Brasil 

2. Vietnam 


3. Colombia 

4. Indonesia 

5. Honduras 

6. Etiopía 


7. Perú 

8. India 

9. Guatemala 

10. Uganda. 


Es muy importante señalar que la producción de Brasil, Colombia y Honduras representa casi la mitad del consumo mundial y que América Latina produce más de la mitad del café que genera los 495 mil millones de dólares en valor de consumo anual. 

Desafortunadamente, el modelo de negocio es neocolonial y los productores reciben entre el 1% y el 2% de lo que los consumidores pagan por una taza en Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Japón, Suiza, Noruega, etc. Por ello hay miseria, hambre, desnutrición, trabajo infantil y migración forzada en las regiones rurales que producen café, mientras las multinacionales generan decenas de miles de millones de dólares en utilidades anualmente. 

Entre quienes se benefician del cruel modelo de negocio del café no puedo dejar de mencionar a quienes venden y a quienes sirven el café en taza directamente a los consumidores. 

Todos ellos comparten también las decenas de miles de millones en utilidades que genera el grano. Entre estos se destacan Nespresso, Lavazza, Illy, Tschibo, Starbucks, McDonald´s, Dunkin, Costa Coffee, Pret a Manger, Panera, Krispy Kreme, Tim Hortons, etc. Las cadenas de hoteles y los hoteles independientes, las grandes empresas de supermercados, Amazon, Walmart, Carrefour, Aldi, Lidl, Metro, Migros, Coop, Costco, Publix, Ahold Delhaize, etc., decenas de miles de panaderías, cafés independientes y también las líneas aéreas.


El café es muy rentable para todos, menos para los agricultores y trabajadores rurales que lo cultivan.

Suiza no siembra café y, sin embargo, es uno de los principales exportadores del mundo. ¿Qué dice esto de realidad del modelo de negocio cafetero?

Un reducido grupo de corporaciones registradas en Suiza controla la mayor parte del comercio del café verde e impone un precio a los productores, abusando de su posición dominante en el mercado. Actúan como un cartel pagando a los productores hasta un 25% del valor real del grano. 

Este modelo de negocio, que algunos economistas llaman “Swissploitation”, genera pérdidas en ingresos a los productores de café de cerca de 45 mil millones de dólares anuales. Suiza también es la sede mundial de Nestlé, la empresa de alimentos y café más grande del mundo.

en davos petro tiene la oportunidad historica de mejorar los ingresos de todos los caficultores fernando morales de la cruz 1
Fernando Morales-de la Cruz en Davos, Suiza, durante el Foro Económico Mundial de mayo de 2022. Foto por Ximena Borrazas.

Fernando Morales-de la Cruz en Davos, Suiza, durante el Foro Económico Mundial en mayo 2022. Foto por Ximena Borrazas.


En una entrevista publicada en Bloomberg Línea, usted dijo que existe “un cartel de corporaciones registradas en Suiza que controla el 70% del comercio de café en todo el mundo”. ¿Puede explicarnos un poco a qué se refiere con esto y a cuáles se refiere?

Suiza es el hub mundial del comercio del café verde. Ahí están registradas Blaser Trading, Ecom, Keurig Trading, JDE, Neumann Kaffee Gruppe (Rothfos-Intercafe), LDC, Nestlé, Olam, Starbucks Trading, Sucafina, UCC, etc. 

El poder de compra de esas empresas multinacionales es tal que prácticamente deciden si los agricultores y sus hijos comen tres veces al día a solo una y mal. En mi opinión, son corresponsables de la miseria, el hambre, la desnutrición y del trabajo infantil en las regiones rurales que producen café, ya que su modelo de negocio es comprar café —y otros productos— lo más barato posible, sin importarles el costo humano.

Le puede interesar también: Contratos de venta de café a futuro: persisten los incumplimientos

También señaló que las certificaciones defraudan a los consumidores y promueven la explotación. ¿Por qué lo dice?

Las mal llamadas “CERTIFICACIONES” Fairtrade (Comercio Justo), Rainforest Alliance, Conservation International, C.A.F.E., etc. no cumplen con los requisitos mínimos necesarios para siquiera llamarse certificaciones de acuerdo con el diccionario, ya que no verifican in-situ a la gran mayoría de productores que dicen CERTIFICAR. 

Por otro lado, defradan a los consumidores diciendo que el café, el té o el cacao han sido producidos en forma ética, sin trabajo infantil y contribuyendo a erradicar la pobreza en las regiones rurales, mientras ayudan a explotar a los productores fijando falsos precios justos que no son ni siquiera el 35% del valor real del producto. 


El modelo de Fairtrade es el contrario del verdadero comercio justo y el de Rainforest Alliance no ayuda a proteger el “rainforest” o el medio ambiente porque ambas organizaciones ayudan a las corporaciones a explotar a los agricultores y hacen imposible proteger el medio ambiente por los bajísimos precios que fijan a los productores.

Parte del problema es que los países productores exportan el grano sin mayor transformación. ¿Qué posibilidades hay de que le agreguen más valor para quedarse con una mayor proporción de las ganancias del sector?

Tostar el café en origen debería ser la norma y no la excepción. Los países productores deben imponer un impuesto de por lo menos 2,5 dólares por kg a la exportación de café verde para obligar al tostado en origen. Alemania tiene un impuesto de 2,19 euros por kg de café tostado.

Usted ha propuesto la creación de una organización intergubernamental de países productores de café. ¿Cree que se están dando las cosas para que ello ocurra?

Los países productores de café son víctimas por su desunión de la voracidad de las corporaciones y de los países desarrollados, que han impuesto un modelo neocolonial que es muy rentable para ellos. 

Los gobiernos de los países productores de café deben unirse para crear OCAFE, la organización de países productores de café. Esto les permitiría exigir un precio que casi triplica el que reciben hoy. Para el consumidor esto significaría tan solo un incremento de USD $0,10 por taza.


Profundicemos un poco en el tema de los precios. En Colombia se ha celebrado que en los últimos años ha habido buenos precios internacionales del café. ¿Por qué dice lo contrario? ¿Los precios actuales son remunerativos para las familias productoras?

Los precios mal llamados altos en Colombia se deben a la devaluación del peso colombiano (COP) y no a un precio alto en dólares. Los precios actuales son buenos para las corporaciones y no cubren el costo real de producción sin explotación.

¿Qué factores determinan el precio internacional del grano?

Hoy el precio internacional y nacional lo imponen las corporaciones multinacionales que comercializan el grano en un falso mercado libre del café.

El Café de Colombia recibe una prima por su calidad. ¿Es suficiente para compensar los mayores costos de producción que esta calidad implica? 

No. Aún con la prima, el precio que pagan por el Café de Colombia no es ni siquiera el 40% del valor real del café. Esto quiere decir que los agricultores de Colombia subsidian a las corporaciones, vendiendo su café 60% más barato de lo que vale realmente.

De acuerdo con el análisis histórico de los precios, ¿cuánto debería costar la libra de café para poder hablar de bonanza?

El precio del café debe ser USD $5,50 por libra para que el grano sea verdaderamente producido en condiciones que respeten los derechos humanos y el medio ambiente. El precio actual es casi la tercera parte del precio de hace 200 años.


en davos petro tiene la oportunidad historica de mejorar los ingresos de todos los caficultores fernando morales de la cruz 4
Fuente: Covoya Specialty Coffee.

¿Qué impacto tuvo el rompimiento del Pacto Internacional del Café, ocurrido en 1989, en los precios internacionales del grano?

El impacto fue devastador porque el precio del café cayó más de 50% en pocos meses.

¿Ve factible hacer un pacto similar a este, en una época en la que factores como la pandemia de Covid-19, la crisis logística mundial y la guerra en Ucrania han generado críticas a la Globalización?

Un pacto del café como el de 1983 no es el modelo ideal y es poco probable porque las multinacionales tienen demasiada influencia sobre casi todos los que tomarían esa decisión.

Juan Camilo Restrepo, exministro de Hacienda y conocedor de los temas cafeteros, ha dicho que al nuevo gerente de la Federación Nacional de Cafeteros “le va tocar hacer frente a una brusca caída de los precios internacionales” y que “se acabó la época de buenos precios”. ¿Cómo ve los precios internacionales para este año?

El Sr. Restrepo, como exministro de Hacienda, sabe perfectamente que el precio del café en 2022 fue muy inferior al precio del Convenio Internacional del Café de 1983 ajustado a la inflación. 

USD $1,40 por libra en 1983 equivale a USD $4,18 por libra en 2022. El precio promedio en 2022 fue muy bajo en comparación con el precio que aceptaron en 1983 los países importadores. El precio actual USD $1,44 equivale apenas a USD $0,48 de 1983. 


Finalmente, ¿cree que todavía vale la pena sembrar café en un país como Colombia?

No con el modelo actual.

Para que haya prosperidad, paz y desarrollo económico sostenible en Colombia, es indispensable poner fin al modelo neocolonial de la industria del café. 

Como dije al principio, el presidente Petro debe trabajar con Brasil y Honduras en la creación de OCAFE para que el café genere prosperidad en el campo colombiano, brasileño, hondureño y en todas las regiones cafeteras del mundo, y no solamente utilidades de decenas de miles de millones anuales para los inversionistas de las corporaciones e impuestos de miles de millones de dólares anuales para los países desarrollados.

Siga leyendo: “Colombia exporta café y demás productos agrícolas por miserias”: Fundador de Café For Change