lunes, 6 de febrero de 2023
Inicio  »  Campo  »  Leche A2: ¿solución para los alérgicos y nicho para Colombia?

Leche A2: ¿solución para los alérgicos y nicho para Colombia?

Investigaciones recientes han mostrado que la leche A2, en la que Colombia tiene potencial, contribuiría a evitar la alergia a la proteína de la leche que causa malestar gastrointestinal y tendría otras ventajas.

Lds8MbAc

Alberto Hoyos, gerente de la empresa Sanorigen, en Caldas, es uno de los pocos empresarios que comercializa leche A2 en Colombia. A diferencia de la leche A1, esta leche no libera β-casomorfina-7 durante la digestión, péptido responsable de la alergia a la proteína de la leche y otros malestares gastrointestinales. Asimismo, la leche A2 parece conllevar otras ventajas, como la menor “incidencia de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo I”(Singh, Kour y Sharma, Journal of Animal Research).


Colombia tiene potencial en la producción de leche A2, por la presencia de este alelo en ganado vacuno Guernsey, Jersey, Girolando y Blanco Orejinegro (criollo colombiano), entre otras razas presentes en el país. Además, dado que la leche proveniente de las cabras y las búfalas es A2 en su totalidad, departamentos como Córdoba, que concentra una de cada cuatro búfalas (ICA,2020), tienen buenas posibilidades de comercializar lácteos con ese valor agregado.

Desde hace diez años, Hoyos produce en su finca alrededor de 3.500 litros diarios de leche A2. Para lograrlo, seleccionó con pruebas genómicas las vacas portadoras. Esta leche es comercializada con un sobreprecio del 50%, lo cual permite cubrir los costos asociados a la selección y mejorar paulatinamente el margen de ganancia. Además de la ventana de oportunidad que representa la venta de leche cruda A2, Hoyos subraya la posibilidad de comercializar helados, yogures, mantequilla, quesos y otros productos con valor agregado, como lo viene haciendo Sanorigen.

Para más Noticias como esta síguenos en: TwitterFacebookInstagramYoutube

El Gerente de esta empresa ve “muy buenas oportunidades” de crecimiento en el mercado colombiano, donde el 65% de los habitantes reconoce la importancia de alimentarse bien para estar saludable (Encuesta Ingredion-Opinaia, 2020). Asimismo, se muestra optimista frente a la posibilidad de “exportar a Estados Unidos, América Central y Europa”, pues el consumo de leche A2 viene aumentando y los precios de venta suelen ser “entre un 40% y un 50% mayores que los de la leche corriente”. Para él, este nicho responde a la demanda de los alérgicos a la proteína de la leche, muchos de los cuales son adultos mayores. Otros factores, como el aumento progresivo en el consumo de alimentos funcionales y las tendencias fitness, también han incidido en la mayor demanda de leche A2.


Pese a sus diferencias, en Colombia las leches A1 y A2 son mezcladas durante el acopio, con lo cual se pierde el valor agregado que implicaría la comercialización de la segunda por separado. Según Roberto Ramírez, ingeniero agrónomo y presidente de Democracia Ganadera (Demogán), esto se debe a la ausencia de un “inventario ganadero suficientemente bien caracterizado” y de una entidad dedicada a la identificación, emparejamiento del ganado y certificación de este, bien sea como A1 o como A2. En consecuencia, se comercializa leche A2 en “muy pocas cantidades”.

vaca

Si bien Hoyos advierte que inicialmente la transición a la producción de leche A2 “generará un costo adicional”, también asegura que “la leche tiene un valor adicional” en comparación con la leche corriente. En su concepto, una parte de los productores de leche debería “migrar hacia la leche A2”, e incluso apuesta a que “en los próximos cinco años” el país podría tener una “muy buena oferta de leche A2”.