miércoles, enero 26, 2022
HomeIndustriaNo es atractivo hacer negocios en Colombia: empresario Ronald Bakalarz

No es atractivo hacer negocios en Colombia: empresario Ronald Bakalarz

Según el empresario Ronald Bakalarz, las cargas tributarias, los procedimientos administrativos y los marcos legales inestables dificultan la creación de empresas en Colombia y hacen rentable el contrabando.

En el marco del XXXI Congreso Nacional de Exportadores que organizó la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Ronald Bakalarz, presidente de la Junta Directiva del Grupo Stanton, analizó el costo país de Colombia. Este es un indicador que involucra cualquier costo por concepto de tributos, trámites y prácticas de comercio que encarezca el comercio y la producción de bienes, tanto en el mercado interno como en el externo. 

Según Bakalarz, pese a que la pandemia tuvo varios efectos negativos en la competitividad del país, los problemas venían desde antes. Uno de los indicadores que muestran más claramente este fenómeno, en su opinión, es la Inversión Extranjera Directa, que tuvo su pico en 2013 y 2014, cuando alcanzó un nivel superior a los 16 mil millones de dólares, y desde entonces no volvió a crecer. 

Bakalarz señaló que, en el Índice Global de Complejidad Corporativa, Colombia se ubicó como el cuarto país con más dificultades para hacer negocios en 2021, después de Brasil, Francia y México, que ocuparon el primer, segundo y tercer lugar, respectivamente. Entre los factores que dificultaron el desarrollo de nuevos negocios, según el índice, estuvieron las múltiples cargas tributarias y los sobrecostos administrativos. 

En cuanto a las cargas tributarias, Bakalarz señaló que en los últimos 20 años ha habido 12 Reformas Tributarias: cuatro en el período presidencial de Álvaro Uribe, cuatro en el de Juan Manuel Santos y tres en el de Iván Duque. “Con un marco financiero que cambia prácticamente cada dos años, es apenas entendible que nadie quiera invertir en Colombia. Y mucho más, cuando aquí, a diferencia de otros países, la carga tributaria se concentra en las empresas y no en las personas naturales”, afirmó Bakalarz. Dentro de las imposiciones tributarias que deben ser asumidas por las empresas se encuentran el gravamen a los movimientos financieros del 4×1000, el Impuesto de Valor Agregado (IVA) del 19%, el Impuesto de renta del 32% —con la Reforma Tributaria aprobada por el Congreso es del 35%— y el Impuesto de Industria y Comercio (ICA).

En cuanto a los sobrecostos administrativos, Bakalarz planteó que las empresas deben realizar un alto número de trámites que resultan costosos en términos de tiempo y dinero. En concreto, destacó los siguientes: 

  1. Todas las empresas formales, sin importar su tamaño, deben llevar tres tipos de contabilidades: las normas contables colombianas (COLGAAP), las normas internacionales de información financiera (NIIF) y la contabilidad fiscal.
  2. El reporte mensual o bimestral al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). 
  3. Los reportes de declaración de IVA, retenciones en la fuente, renta, medios magnéticos, ICA y retención de ICA a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). 
  4. Si las empresas son exportadoras o importadoras, deben reportar a la DIAN, trimestralmente, los movimientos de cuentas de compensación, las pólizas de depósitos aduaneros y los activos en el exterior. 
  5. Más de 5.000 empresas en Colombia deben implementar un Sistema de Autocontrol y Gestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SAGRILAFT). Bakalarz afirmó que, en virtud de este, “no solo tenemos que pasar reporte de quiénes son nuestros proveedores y clientes, sino de sus movimientos sospechosos. Es decir, nos toca volvernos prácticamente recaudadores de impuestos”. 
Le puede interesar  El peso no para de devaluarse

Bakalarz se mostró preocupado por el desbalance entre las importaciones y las exportaciones, que se expresa en un creciente déficit comercial. “Se supone que Colombia, desde hace 30 años, ha venido promoviendo políticas de apertura económica. En total, hemos firmado 17 Tratados de Libre Comercio (TLC), lo que debería brindarnos un acceso preferencial a un mercado que representa el 62% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y que cuenta con cerca de 1.600 millones de consumidores. Sin embargo, lo que ocurre en la práctica es que las importaciones son mucho mayores que las exportaciones. Y las exportaciones totales se deben a muy pocas empresas; pymes y mipymes no tienen ni la oportunidad de exportar”, puntualizó. 

Finalmente, el empresario señaló que los sobrecostos administrativos, los altos requisitos operativos y las múltiples cargas tributarias generan, primero, que muchas empresas decidan no formalizarse y, segundo, que el contrabando aumente. Para el caso del contrabando, “la solución no está en bajar los aranceles, como muchos han propuesto, pues gran parte de dicha práctica criminal se da sobre bienes gravados con arancel 0%, pero cuyo IVA es del 19%. Enfrentarlo requiere como primera medida un fortalecimiento de la DIAN y una estrategia integral que involucre los frentes fiscal, administrativo y aduanero”, concluyó Bakalarz.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  El peso no para de devaluarse

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

No es atractivo hacer negocios en Colombia: empresario Ronald Bakalarz

Según el empresario Ronald Bakalarz, las cargas tributarias, los procedimientos administrativos y los marcos legales inestables dificultan la creación de empresas en Colombia y hacen rentable el contrabando.

En el marco del XXXI Congreso Nacional de Exportadores que organizó la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Ronald Bakalarz, presidente de la Junta Directiva del Grupo Stanton, analizó el costo país de Colombia. Este es un indicador que involucra cualquier costo por concepto de tributos, trámites y prácticas de comercio que encarezca el comercio y la producción de bienes, tanto en el mercado interno como en el externo. 

Según Bakalarz, pese a que la pandemia tuvo varios efectos negativos en la competitividad del país, los problemas venían desde antes. Uno de los indicadores que muestran más claramente este fenómeno, en su opinión, es la Inversión Extranjera Directa, que tuvo su pico en 2013 y 2014, cuando alcanzó un nivel superior a los 16 mil millones de dólares, y desde entonces no volvió a crecer. 

Bakalarz señaló que, en el Índice Global de Complejidad Corporativa, Colombia se ubicó como el cuarto país con más dificultades para hacer negocios en 2021, después de Brasil, Francia y México, que ocuparon el primer, segundo y tercer lugar, respectivamente. Entre los factores que dificultaron el desarrollo de nuevos negocios, según el índice, estuvieron las múltiples cargas tributarias y los sobrecostos administrativos. 

En cuanto a las cargas tributarias, Bakalarz señaló que en los últimos 20 años ha habido 12 Reformas Tributarias: cuatro en el período presidencial de Álvaro Uribe, cuatro en el de Juan Manuel Santos y tres en el de Iván Duque. “Con un marco financiero que cambia prácticamente cada dos años, es apenas entendible que nadie quiera invertir en Colombia. Y mucho más, cuando aquí, a diferencia de otros países, la carga tributaria se concentra en las empresas y no en las personas naturales”, afirmó Bakalarz. Dentro de las imposiciones tributarias que deben ser asumidas por las empresas se encuentran el gravamen a los movimientos financieros del 4×1000, el Impuesto de Valor Agregado (IVA) del 19%, el Impuesto de renta del 32% —con la Reforma Tributaria aprobada por el Congreso es del 35%— y el Impuesto de Industria y Comercio (ICA).

En cuanto a los sobrecostos administrativos, Bakalarz planteó que las empresas deben realizar un alto número de trámites que resultan costosos en términos de tiempo y dinero. En concreto, destacó los siguientes: 

  1. Todas las empresas formales, sin importar su tamaño, deben llevar tres tipos de contabilidades: las normas contables colombianas (COLGAAP), las normas internacionales de información financiera (NIIF) y la contabilidad fiscal.
  2. El reporte mensual o bimestral al Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE). 
  3. Los reportes de declaración de IVA, retenciones en la fuente, renta, medios magnéticos, ICA y retención de ICA a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN). 
  4. Si las empresas son exportadoras o importadoras, deben reportar a la DIAN, trimestralmente, los movimientos de cuentas de compensación, las pólizas de depósitos aduaneros y los activos en el exterior. 
  5. Más de 5.000 empresas en Colombia deben implementar un Sistema de Autocontrol y Gestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SAGRILAFT). Bakalarz afirmó que, en virtud de este, “no solo tenemos que pasar reporte de quiénes son nuestros proveedores y clientes, sino de sus movimientos sospechosos. Es decir, nos toca volvernos prácticamente recaudadores de impuestos”. 
Le puede interesar  Ni la pandemia pudo con el pan francés

Bakalarz se mostró preocupado por el desbalance entre las importaciones y las exportaciones, que se expresa en un creciente déficit comercial. “Se supone que Colombia, desde hace 30 años, ha venido promoviendo políticas de apertura económica. En total, hemos firmado 17 Tratados de Libre Comercio (TLC), lo que debería brindarnos un acceso preferencial a un mercado que representa el 62% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y que cuenta con cerca de 1.600 millones de consumidores. Sin embargo, lo que ocurre en la práctica es que las importaciones son mucho mayores que las exportaciones. Y las exportaciones totales se deben a muy pocas empresas; pymes y mipymes no tienen ni la oportunidad de exportar”, puntualizó. 

Finalmente, el empresario señaló que los sobrecostos administrativos, los altos requisitos operativos y las múltiples cargas tributarias generan, primero, que muchas empresas decidan no formalizarse y, segundo, que el contrabando aumente. Para el caso del contrabando, “la solución no está en bajar los aranceles, como muchos han propuesto, pues gran parte de dicha práctica criminal se da sobre bienes gravados con arancel 0%, pero cuyo IVA es del 19%. Enfrentarlo requiere como primera medida un fortalecimiento de la DIAN y una estrategia integral que involucre los frentes fiscal, administrativo y aduanero”, concluyó Bakalarz.

spot_img

VEA TAMBIÉN

“Acompañamos a empresas informales a crecer para que luego se puedan forma...

Juan David Castaño, vicepresidente del área de Fortalecimiento Empresarial de la Cámara de Comercio de Bogotá, habló sobre las funciones de la entidad, que muchos desconocen, y los obstáculos más comunes que impiden a los empresas permanecer.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA