HomeAgropecuarioEn Suramérica, la cantidad de personas con hambre aumentó un 36% en un año

En Suramérica, la cantidad de personas con hambre aumentó un 36% en un año

La subalimentación, la inseguridad alimentaria moderada y grave, el sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años y la obesidad en adultos son los indicadores que más preocupan.

El estado nutricional y alimentario en la región de América Latina y el Caribe no solo es preocupante, sino que se viene agravando. Esto reveló un reciente informe, titulado América Latina y el Caribe – Panorama regional de la seguridad alimentaria y nutricional 2021: estadísticas y tendencias, y publicado en los primeros días de diciembre por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe (WFP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia para América Latina y el Caribe (UNICEF).

El informe está dividido en tres capítulos. El primero analiza la subalimentación y la inseguridad alimentaria moderada o grave. El segundo se concentra en la malnutrición y el tercero se centra en tres metas nutricionales globales: la obesidad en adultos, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y el bajo peso al nacer. 

En 2020, 33,7 millones de suramericanos estuvieron subalimentados

El primer capítulo del informe, que analiza la subalimentación y la seguridad alimentaria y nutricional, encontró que los niveles de hambre e inseguridad alimentaria han aumentado en la región de Latinoamérica y el Caribe desde 2015. Con ello, la región se ha alejado del cumplimiento de la meta 2.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que busca poner fin al hambre y lograr la seguridad alimentaria.

La FAO determina que “la subalimentación o hambre crónica es la incapacidad de las personas para consumir alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de energía alimentaria”. El informé halló que, en 2020, 59,7 millones de personas en la región estaban subalimentadas, de los cuales 33,7 millones corresponden a Suramérica, 19 millones a Mesoamérica y 7 millones al Caribe. Entre 2019 y 2020, la población que vivía con hambre en la región creció en 13,8 millones de personas, lo cual representa un aumento del 30%.

En el caso de Suramérica, el número de personas que sufre de hambre “aumentó en 18 millones entre 2014 y 2020. La mitad de este incremento (9 millones), sin embargo, se dio entre 2019 y 2020, en el contexto de la pandemia de COVID-19. En otras palabras, la cantidad de personas que padecen hambre creció en un 36% en apenas un año”, resaltó el informe.

En cuanto a la inseguridad alimentaria moderada o grave, que estima la proporción de la población que enfrenta obstáculos moderados o severos para obtener suficiente alimento a lo largo de un año, el informe evidenció que “afectó al 40,9% de la población de América Latina y el Caribe, bastante por sobre el promedio mundial (30,4%)”. Entre 2014 y 2020, la inseguridad alimentaria moderada o grave aumentó en 16 puntos porcentuales, pero, de este aumento, más de la mitad (9 puntos porcentuales) correspondió al año pasado.  

En concreto, el informe encontró que, durante 2020, 267 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria moderada o grave en América Latina y el Caribe, es decir, 60,2 millones más que en 2019. 

La inseguridad alimentaria moderada o grave afectó en mayor proporción a las mujeres. El 41,8% de ellas la sufrió en algún grado, porcentaje que cae al 32,2% en el caso de ellos. Más grave aún, la disparidad ha venido creciendo. Mientras se situó en 4,1% en 2014, aumentó a 6,4% en 2019, y a 9,6% en 2020.

En el caso concreto de Sudamérica, 112,2 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria moderada y 55,6 millones de personas sufrieron inseguridad alimentaria grave.

Desnutrición y sobrepeso afectan a Latinoamérica y el Caribe

En informe analizó la malnutrición en la región de América Latina y el Caribe, a partir de cuatro indicadores globales de nutrición: retraso en el crecimiento, emaciación o desnutrición aguda, anemia (afección causada por la insuficiencia de glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos del cuerpo) en mujeres en edad reproductiva y sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años. 

Le puede interesar  Las trabajadoras son las más afectadas por la pandemia

“El retraso en el crecimiento indica una talla baja para la edad y refleja los efectos de la malnutrición crónica sobre el crecimiento infantil, con consecuencias negativas para la salud y el desarrollo”, explicó el informe. 

Al respecto, se encontró que, si bien en los últimos veinte años se ha logrado una reducción del 37% (-6,7 puntos porcentuales) en la prevalencia del retraso en el crecimiento en niños y niñas menores de 5 años, el ritmo de decrecimiento se ha desacelerado y esta situación aún afecta al 11,3%. Con ello, se ha aplazado el cumplimento de la meta 2.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que busca reducir el retraso en el crecimiento en menores de 5 años en un 50% para 2030. 

En cuanto a la emaciación o desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años y la anemia en mujeres en edad reproductiva, los resultados de la región son significativamente mejores que los del promedio mundial.  

En el caso de la emaciación o desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años, se encontró que la prevalencia fue de 1,3% en 2020, una cifra significativamente inferior al promedio mundial (6,7%). 

En lo que respecta a la prevalencia de la anemia en mujeres en edad reproductiva, es decir, entre los 15 y los 49 años, se encontró que la prevalencia fue del 17,2% en 2019, un porcentaje alto pero bastante menor que el promedio mundial (30%). De acuerdo con el informe, “todos los países en la región, salvo Uruguay, lograron reducir la prevalencia de la anemia en mujeres en edad reproductiva, entre 2000 y 2019”. 

Una situación distinta vive la región en relación con el sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años. En 2020, afectó al 7,5% de esta población, “una prevalencia de casi 2 puntos porcentuales superior al promedio mundial [5,7%] y en aumento sostenido durante los últimos 20 años”.

Mientras en Mesoamérica este indicador viene descendiendo desde 2010, en Suramérica y el Caribe ha venido aumentando en los últimos veinte años. Como resultado de esto, Sudamérica presenta la prevalencia más alta de niños y niñas menores de 5 años con sobrepeso (8,2%), seguido por el Caribe (6,6%) y por Mesoamérica (6,3%).

Mayor obesidad, más lactancia materna y bajo peso al nacer sin grandes avances

En el tercer y último capítulo del informe, se evaluaron los avances frente a tres metas nutricionales globales respaldadas por la Asamblea Mundial de la Salud (OMS): la obesidad en adultos, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y el bajo peso al nacer. 

No obstante, para estos indicadores se cuenta con información desactualizada, que no permite conocer su prevalencia actual en la región. 

Según registró el informe, “en 2016, la obesidad en adultos (mayor o igual a 18 años) afectó al 24,2% de la población en América Latina y el Caribe, cifra bastante superior al promedio mundial (13,1%)”. Esta prevalencia, de por sí preocupante, ha venido agravándose entre 2000 y 2016 en todos los países de la región. 

Las cifras relativas a la tasa de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, especialmente las de Suramérica, están aún más desactualizadas. Según la última información disponible para el conjunto de la región, “en 2012, la tasa de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida fue de 33,4% en América Latina y el Caribe”. En Suramérica, específicamente, este porcentaje fue mayor, al ubicarse en 41,9%.

Por último, el informe registró la prevalencia del bajo peso al nacer o insuficiencia ponderal en América Latina y el Caribe. En 2015, año para el que se tienen los últimos registros, la prevalencia fue de 8,7%, un porcentaje significativamente inferior al promedio mundial, que es de 14,6%. No obstante, preocupa que no se registraron grandes variaciones entre los años 2000 y 2015. 

Puede consultar el informe completo en este enlace.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Le puede interesar  En 2020 aumentaron los registros de obras literarias y musicales: DANE

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

En Suramérica, la cantidad de personas con hambre aumentó un 36% en un año

La subalimentación, la inseguridad alimentaria moderada y grave, el sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años y la obesidad en adultos son los indicadores que más preocupan.

El estado nutricional y alimentario en la región de América Latina y el Caribe no solo es preocupante, sino que se viene agravando. Esto reveló un reciente informe, titulado América Latina y el Caribe – Panorama regional de la seguridad alimentaria y nutricional 2021: estadísticas y tendencias, y publicado en los primeros días de diciembre por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe (WFP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia para América Latina y el Caribe (UNICEF).

El informe está dividido en tres capítulos. El primero analiza la subalimentación y la inseguridad alimentaria moderada o grave. El segundo se concentra en la malnutrición y el tercero se centra en tres metas nutricionales globales: la obesidad en adultos, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y el bajo peso al nacer. 

En 2020, 33,7 millones de suramericanos estuvieron subalimentados

El primer capítulo del informe, que analiza la subalimentación y la seguridad alimentaria y nutricional, encontró que los niveles de hambre e inseguridad alimentaria han aumentado en la región de Latinoamérica y el Caribe desde 2015. Con ello, la región se ha alejado del cumplimiento de la meta 2.1 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que busca poner fin al hambre y lograr la seguridad alimentaria.

La FAO determina que “la subalimentación o hambre crónica es la incapacidad de las personas para consumir alimentos suficientes para satisfacer las necesidades de energía alimentaria”. El informé halló que, en 2020, 59,7 millones de personas en la región estaban subalimentadas, de los cuales 33,7 millones corresponden a Suramérica, 19 millones a Mesoamérica y 7 millones al Caribe. Entre 2019 y 2020, la población que vivía con hambre en la región creció en 13,8 millones de personas, lo cual representa un aumento del 30%.

En el caso de Suramérica, el número de personas que sufre de hambre “aumentó en 18 millones entre 2014 y 2020. La mitad de este incremento (9 millones), sin embargo, se dio entre 2019 y 2020, en el contexto de la pandemia de COVID-19. En otras palabras, la cantidad de personas que padecen hambre creció en un 36% en apenas un año”, resaltó el informe.

En cuanto a la inseguridad alimentaria moderada o grave, que estima la proporción de la población que enfrenta obstáculos moderados o severos para obtener suficiente alimento a lo largo de un año, el informe evidenció que “afectó al 40,9% de la población de América Latina y el Caribe, bastante por sobre el promedio mundial (30,4%)”. Entre 2014 y 2020, la inseguridad alimentaria moderada o grave aumentó en 16 puntos porcentuales, pero, de este aumento, más de la mitad (9 puntos porcentuales) correspondió al año pasado.  

En concreto, el informe encontró que, durante 2020, 267 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria moderada o grave en América Latina y el Caribe, es decir, 60,2 millones más que en 2019. 

La inseguridad alimentaria moderada o grave afectó en mayor proporción a las mujeres. El 41,8% de ellas la sufrió en algún grado, porcentaje que cae al 32,2% en el caso de ellos. Más grave aún, la disparidad ha venido creciendo. Mientras se situó en 4,1% en 2014, aumentó a 6,4% en 2019, y a 9,6% en 2020.

En el caso concreto de Sudamérica, 112,2 millones de personas padecieron inseguridad alimentaria moderada y 55,6 millones de personas sufrieron inseguridad alimentaria grave.

Desnutrición y sobrepeso afectan a Latinoamérica y el Caribe

En informe analizó la malnutrición en la región de América Latina y el Caribe, a partir de cuatro indicadores globales de nutrición: retraso en el crecimiento, emaciación o desnutrición aguda, anemia (afección causada por la insuficiencia de glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los tejidos del cuerpo) en mujeres en edad reproductiva y sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años. 

Le puede interesar  Fedegan llama al Gobierno a defender la leche colombiana

“El retraso en el crecimiento indica una talla baja para la edad y refleja los efectos de la malnutrición crónica sobre el crecimiento infantil, con consecuencias negativas para la salud y el desarrollo”, explicó el informe. 

Al respecto, se encontró que, si bien en los últimos veinte años se ha logrado una reducción del 37% (-6,7 puntos porcentuales) en la prevalencia del retraso en el crecimiento en niños y niñas menores de 5 años, el ritmo de decrecimiento se ha desacelerado y esta situación aún afecta al 11,3%. Con ello, se ha aplazado el cumplimento de la meta 2.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que busca reducir el retraso en el crecimiento en menores de 5 años en un 50% para 2030. 

En cuanto a la emaciación o desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años y la anemia en mujeres en edad reproductiva, los resultados de la región son significativamente mejores que los del promedio mundial.  

En el caso de la emaciación o desnutrición aguda en niños y niñas menores de 5 años, se encontró que la prevalencia fue de 1,3% en 2020, una cifra significativamente inferior al promedio mundial (6,7%). 

En lo que respecta a la prevalencia de la anemia en mujeres en edad reproductiva, es decir, entre los 15 y los 49 años, se encontró que la prevalencia fue del 17,2% en 2019, un porcentaje alto pero bastante menor que el promedio mundial (30%). De acuerdo con el informe, “todos los países en la región, salvo Uruguay, lograron reducir la prevalencia de la anemia en mujeres en edad reproductiva, entre 2000 y 2019”. 

Una situación distinta vive la región en relación con el sobrepeso en niños y niñas menores de 5 años. En 2020, afectó al 7,5% de esta población, “una prevalencia de casi 2 puntos porcentuales superior al promedio mundial [5,7%] y en aumento sostenido durante los últimos 20 años”.

Mientras en Mesoamérica este indicador viene descendiendo desde 2010, en Suramérica y el Caribe ha venido aumentando en los últimos veinte años. Como resultado de esto, Sudamérica presenta la prevalencia más alta de niños y niñas menores de 5 años con sobrepeso (8,2%), seguido por el Caribe (6,6%) y por Mesoamérica (6,3%).

Mayor obesidad, más lactancia materna y bajo peso al nacer sin grandes avances

En el tercer y último capítulo del informe, se evaluaron los avances frente a tres metas nutricionales globales respaldadas por la Asamblea Mundial de la Salud (OMS): la obesidad en adultos, la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y el bajo peso al nacer. 

No obstante, para estos indicadores se cuenta con información desactualizada, que no permite conocer su prevalencia actual en la región. 

Según registró el informe, “en 2016, la obesidad en adultos (mayor o igual a 18 años) afectó al 24,2% de la población en América Latina y el Caribe, cifra bastante superior al promedio mundial (13,1%)”. Esta prevalencia, de por sí preocupante, ha venido agravándose entre 2000 y 2016 en todos los países de la región. 

Las cifras relativas a la tasa de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida, especialmente las de Suramérica, están aún más desactualizadas. Según la última información disponible para el conjunto de la región, “en 2012, la tasa de lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida fue de 33,4% en América Latina y el Caribe”. En Suramérica, específicamente, este porcentaje fue mayor, al ubicarse en 41,9%.

Por último, el informe registró la prevalencia del bajo peso al nacer o insuficiencia ponderal en América Latina y el Caribe. En 2015, año para el que se tienen los últimos registros, la prevalencia fue de 8,7%, un porcentaje significativamente inferior al promedio mundial, que es de 14,6%. No obstante, preocupa que no se registraron grandes variaciones entre los años 2000 y 2015. 

Puede consultar el informe completo en este enlace.

spot_img

VEA TAMBIÉN

Apicultor explica, en 3 minutos, la importancia de las abejas en el ecosistema

Según Felipe Sanint, además de las abejas Apis mellifera, que solemos conocer, hay más de 20 mil especies de abejas en el planeta. Dos terceras partes de lo que consumimos y lo que consumen los animales, así como toda la cadena alimenticia, depende de estos insectos.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.

COLOMBIA