HomeEmpleoEl tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres

El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres

Las mujeres y hombres de San Andrés registraron la mayor participación en actividades de trabajo no remuneradas, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021.

En días pasados, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT), correspondiente al periodo comprendido entre septiembre de 2020 y agosto de 2021. Esta medición brinda información sobre “el tiempo dedicado por la población de 10 años y más, a actividades de trabajo remunerado y no remunerado, y actividades personales” en el territorio nacional, excluyendo los departamentos de la Orinoquía y Amazonía.

Trabajos remunerados y no remunerados

El DANE reportó que, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, las mujeres destinaron en promedio 7 horas y 37 minutos diarios a algún trabajo remunerado y los hombres 8 horas y 57 minutos. En contraste, la dedicación al trabajo no remunerado fue mucho mayor en las mujeres. Mientras que ellas dedicaron 7 horas y 46 minutos al día, los hombres solo destinaron 3 horas y 6 minutos a este tipo de trabajos. Lo anterior significa que el tiempo que destinaron las mujeres a actividades no remuneradas duplicó el tiempo de los hombres, al superarlo en 4 horas y 40 minutos.

En cuanto a las actividades personales, entendidas como actividades de educación,  vida social, vida cultural, uso de medios de comunicación, cuidado personal, vida religiosa y actividades conexas a las actividades personales, los hombres y las mujeres dedicaron tiempos parecidos. En el caso de los hombres fueron 16 horas y 25 minutos en promedio al día, y en el de las mujeres 16 horas y 11 minutos.

Trabajos remunerados y no remunerados por edad y género

El DANE también destacó los resultados que arrojó la encuesta en materia del porcentaje de personas que participaron en trabajos remunerados y no remunerados por género y edad.

Al analizar los resultados por género, se evidencia una brecha significativa tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado. En el primero, la participación de los hombres ascendió a 53,3% y la de las mujeres a 29,9%. Y, en cuanto al segundo (no remunerado), la participación de los hombres fue de 63,4%, mientras que la de las mujeres fue de 90,4%. 

MVWRHC4RCOQYe9u14oN8JKiw6DSwE8YQBl7hvEexo2gv0kjkr45lyeWS 9fqjO1qjnXuMvU2tRRy6Was8eLRu6cWSTJ6dcG3wqTGA4AU4kjZxACk7glqCpZo6iGGpY QOB4L 1af
.

Por otra parte, para el periodo comprendido entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, el DANE destacó que la participación en actividades de trabajo remunerado disminuyó con la edad. Mientras el 59,6% de las personas de 30 a 39 años participó en actividades de trabajo remunerado, este porcentaje cayó al 58,1% entre las personas de 40 a 49 años y al 50,6% entre las personas de 50 a 59 años.

Le puede interesar  No es atractivo hacer negocios en Colombia: empresario Ronald Bakalarz

La misma tendencia se observó para el trabajo no remunerado. Mientras que el 80,9% de las personas de 30 a 39 años participó en actividades de trabajo no remunerado, este porcentaje disminuyó al 79,4% entre las personas de 40 a 49 años y al 79,2% entre las de 50 a 59 años.

Una excepción significativa se dio entre las personas de 18 a 29 años. Su participación en el trabajo remunerado fue de apenas 44,4%, es decir, menor que la de las personas de 30 a 59 años. En cuanto al trabajo no remunerado, llama la atención que este grupo tuvo una participación relativamente baja, de 77,1%.

Trabajo remunerado
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 5
Trabajo no remunerado
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 6

Participación en actividades remuneradas y no remuneradas por regiones

En este punto, el DANE destacó que las mujeres de San Andrés fueron las que más participaron en actividades de trabajo no remunerado, al alcanzar una participación de 93,5%. Les siguieron las mujeres de la Región Pacífica, con 92,7%; las de la Región Caribe, con 90,5%; las de la Región Oriental, con 90,1%; las de la Región Central, con 89,7%, y las de Bogotá, con 89,3%.

Los hombres de San Andrés también fueron los que más participaron en actividades de trabajo no remunerado, con 76,2%, un porcentaje que, sin embargo, es muy inferior al de las mujeres de San Andrés. Les siguieron los hombres ubicados en Bogotá, con 70%; los de la Región Pacífica, con 69,2%; la Región Oriental, con 65,5%; la Región Central, con 60,4%, y la Región Caribe, con 56,1%.

Así está la participación en grandes grupos de actividades de trabajo doméstico no remunerado para el propio hogar

Al analizar los grupos de actividades de trabajo doméstico no remunerado para el hogar propio, se evidencia que el 32,1% de los hombres participó en el suministro de alimentos, mientras que en el caso de las mujeres este porcentaje ascendió a 79,1%. Asimismo, el 9,6% de los hombres participó en actividades de mantenimiento de vestuario, porcentaje que ascendió a 32,2% en el caso de las mujeres. En el caso de la limpieza y mantenimiento se observó que 39,2% de los hombres y un 72% de las mujeres participó en estas actividades.

Trabajo domestico para el propio hogar
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 7

Más crónicas

  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de chócolo

    Arepa de chócolo o choclo. Esta arepa se hace con granos de maíz amarillo. Su preparación lleva cuajada o queso campesino y para endulzarla se utiliza azúcar o panela.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa boyacense

    Arepa boyacense. Se prepara con harina de trigo y maíz. Tiene un sabor dulce, debido a que su relleno es una mezcla de cuajada molida, panela, sal y mantequilla.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa paisa

    Arepa paisa. Antioquia es una de las regiones del país que más consume arepa. Esta, en particular, se prepara con maíz blanco trillado con sal, y se caracteriza por ser delgada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa de huevo

    Arepa 'e huevo. Es una arepa típica de la región Caribe. Se prepara con harina de maíz, sal y mantequilla. Además de huevo, el relleno puede llevar carne desmechada.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa santandereana

    Arepa santandereana. Preparada con maíz amarillo, chicharrón molido y ceniza disuelta en agua, se cocina a fuego lento.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina, Arepa rellena

    Arepa rellena. Es la arepa de maíz blanco o amarillo con relleno de carne, queso, pollo, vegetales o cualquier combinación de preferencia.

  • IMG 4224 scaled

    Arepas diversas. En los últimos años, han surgido nuevas preparaciones, como esta de yuca u otras con semillas de chía o de quinua.

  • Arepa, Gastronomía, Cocina,

    Preparada en casa, en pequeños comercios e incluso en restaurantes elegantes, la arepa conquista a (casi) todos. ¿Cuál te falta por probar?

Arepa: la diversidad en un plato

La arepa es uno de las principales recetas de la gastronomía colombiana. Existen más de 70 preparaciones de este alimento de origen indígena. ¡Celebremos el día de la arepa!
  • Informalidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes, Ventas

    Aunque en los últimos diez años la informalidad ha caído un 6,9%, sigue siendo significativamente alta. En el periodo abril-junio de este año fue de 48,5%.

  • Recicladores, Informalidad,

    Según la Organización Mundial del Trabajo, el empleo informal abarca a “las personas ocupadas que por ley o en la práctica, no se encuentran cubiertas por la legislación laboral nacional”.

  • Informalidad, Ventas, Ruralidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Tal vez la cara más reconocida de la informalidad es la de los vendedores ambulantes. No obstante, no es la única.

  • Informalidad, Ventas, Libros, Librería

    Es común que los trabajadores de pequeños comercios laboren en condiciones de informalidad, así como muchos de los ocupados en oficios domésticos, de construcción y de reparación, entre otros.

  • Paseador de perros, Perros, Informalidad

    En el periodo abril-junio de este año, el 65,8% de los “cuenta propia” eran ocupados informales (DANE).

  • Vendedor ambulante, Ventas, Informalidad,

    La informalidad afecta más a los hombres. Según los datos del DANE para el periodo abril-junio, esta se situó en un 44,4% en el caso de las mujeres y ascendió al 55,6% en el de los hombres (DANE).

  • Venta de minutos, Informalidad, Ventas ambulantes, Vendedor ambulante

    De las 23 capitales departamentales y Áreas Metropolitanas encuestadas por el DANE, Manizales tuvo la menor informalidad en el periodo abril-junio, con 38,8%. En Santa Marta, Valledupar, Sincelejo, Riohacha y Cúcuta A.M., la informalidad estuvo entre el 60 y el 70%.

  • Reparación de vehículos, Informalidad, Taller, Vehículos, Carros

    Comercio y reparación de vehículos es la actividad económica que más informalidad concentra. 1 de cada 3 ocupados en esta actividad es informal.

  • Trabajador rural, Informalidad, Campesino, Jornalero, Obrero agrícola

    En el campo hay una alta informalidad. Esta prevalece, por ejemplo, entre los campesinos y los jornaleros u obreros agrícolas.

  • Informalidad, Lotería, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Entre los ocupados informales, solo el 37,4% cotiza a pensión. Al sistema de salud cotiza el 91,1%.

Le puede interesar  Empresas prestarán vacunas de Covid-19 para ayudar a enfrentar escasez

Informalidad: mucho más que ventas ambulantes

En Colombia, la informalidad tiene muchas caras. Conozca los datos más relevantes sobre este fenómeno.
  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.
spot_img

El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres

Las mujeres y hombres de San Andrés registraron la mayor participación en actividades de trabajo no remuneradas, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021.

En días pasados, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT), correspondiente al periodo comprendido entre septiembre de 2020 y agosto de 2021. Esta medición brinda información sobre “el tiempo dedicado por la población de 10 años y más, a actividades de trabajo remunerado y no remunerado, y actividades personales” en el territorio nacional, excluyendo los departamentos de la Orinoquía y Amazonía.

Trabajos remunerados y no remunerados

El DANE reportó que, entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, las mujeres destinaron en promedio 7 horas y 37 minutos diarios a algún trabajo remunerado y los hombres 8 horas y 57 minutos. En contraste, la dedicación al trabajo no remunerado fue mucho mayor en las mujeres. Mientras que ellas dedicaron 7 horas y 46 minutos al día, los hombres solo destinaron 3 horas y 6 minutos a este tipo de trabajos. Lo anterior significa que el tiempo que destinaron las mujeres a actividades no remuneradas duplicó el tiempo de los hombres, al superarlo en 4 horas y 40 minutos.

En cuanto a las actividades personales, entendidas como actividades de educación,  vida social, vida cultural, uso de medios de comunicación, cuidado personal, vida religiosa y actividades conexas a las actividades personales, los hombres y las mujeres dedicaron tiempos parecidos. En el caso de los hombres fueron 16 horas y 25 minutos en promedio al día, y en el de las mujeres 16 horas y 11 minutos.

Trabajos remunerados y no remunerados por edad y género

El DANE también destacó los resultados que arrojó la encuesta en materia del porcentaje de personas que participaron en trabajos remunerados y no remunerados por género y edad.

Al analizar los resultados por género, se evidencia una brecha significativa tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado. En el primero, la participación de los hombres ascendió a 53,3% y la de las mujeres a 29,9%. Y, en cuanto al segundo (no remunerado), la participación de los hombres fue de 63,4%, mientras que la de las mujeres fue de 90,4%. 

MVWRHC4RCOQYe9u14oN8JKiw6DSwE8YQBl7hvEexo2gv0kjkr45lyeWS 9fqjO1qjnXuMvU2tRRy6Was8eLRu6cWSTJ6dcG3wqTGA4AU4kjZxACk7glqCpZo6iGGpY QOB4L 1af
.

Por otra parte, para el periodo comprendido entre septiembre de 2020 y agosto de 2021, el DANE destacó que la participación en actividades de trabajo remunerado disminuyó con la edad. Mientras el 59,6% de las personas de 30 a 39 años participó en actividades de trabajo remunerado, este porcentaje cayó al 58,1% entre las personas de 40 a 49 años y al 50,6% entre las personas de 50 a 59 años.

Le puede interesar  Es fundamental dragar el canal de acceso al puerto de Buenaventura: Asonav

La misma tendencia se observó para el trabajo no remunerado. Mientras que el 80,9% de las personas de 30 a 39 años participó en actividades de trabajo no remunerado, este porcentaje disminuyó al 79,4% entre las personas de 40 a 49 años y al 79,2% entre las de 50 a 59 años.

Una excepción significativa se dio entre las personas de 18 a 29 años. Su participación en el trabajo remunerado fue de apenas 44,4%, es decir, menor que la de las personas de 30 a 59 años. En cuanto al trabajo no remunerado, llama la atención que este grupo tuvo una participación relativamente baja, de 77,1%.

Trabajo remunerado
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 12
Trabajo no remunerado
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 13

Participación en actividades remuneradas y no remuneradas por regiones

En este punto, el DANE destacó que las mujeres de San Andrés fueron las que más participaron en actividades de trabajo no remunerado, al alcanzar una participación de 93,5%. Les siguieron las mujeres de la Región Pacífica, con 92,7%; las de la Región Caribe, con 90,5%; las de la Región Oriental, con 90,1%; las de la Región Central, con 89,7%, y las de Bogotá, con 89,3%.

Los hombres de San Andrés también fueron los que más participaron en actividades de trabajo no remunerado, con 76,2%, un porcentaje que, sin embargo, es muy inferior al de las mujeres de San Andrés. Les siguieron los hombres ubicados en Bogotá, con 70%; los de la Región Pacífica, con 69,2%; la Región Oriental, con 65,5%; la Región Central, con 60,4%, y la Región Caribe, con 56,1%.

Así está la participación en grandes grupos de actividades de trabajo doméstico no remunerado para el propio hogar

Al analizar los grupos de actividades de trabajo doméstico no remunerado para el hogar propio, se evidencia que el 32,1% de los hombres participó en el suministro de alimentos, mientras que en el caso de las mujeres este porcentaje ascendió a 79,1%. Asimismo, el 9,6% de los hombres participó en actividades de mantenimiento de vestuario, porcentaje que ascendió a 32,2% en el caso de las mujeres. En el caso de la limpieza y mantenimiento se observó que 39,2% de los hombres y un 72% de las mujeres participó en estas actividades.

Trabajo domestico para el propio hogar
El tiempo que destinan las mujeres a actividades no remuneradas duplica el de los hombres 14
spot_img

VEA TAMBIÉN

“En Colombia hay una cultura de marcar horas”: Pablo Garlati

Pablo Adrián Garlati Bertoldi, Doctor en economía y especialista en mercados laborales, habla de las implicaciones de la reducción de la jornada laboral y propone medidas para mejorar la productividad del trabajo en el país.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Ningún país con una política pensional seria tiene dos regímenes que compiten e...

Kevin Hartmann, abogado y estudiante de doctorado de la Universidad de Lovaina, se refiere a la reforma pensional y aborda las principales problemáticas del sistema de pensiones en Colombia.

COLOMBIA