domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Turismo  »  “45 de los 59 Parques Nacionales enfrentan algún grado de amenaza”: Directora Parques Nacionales ¿cómo vamos?

“45 de los 59 Parques Nacionales enfrentan algún grado de amenaza”: Directora Parques Nacionales ¿cómo vamos?

En su primer Informe, Parques Nacionales ¿cómo vamos? reportó que el Sistema de Parques Nacionales cuenta con más de 17 millones de hectáreas protegidas. La mayoría enfrenta algún tipo de riesgo.

Turismo, Caño Cristales

El pasado jueves, 26 de agosto, tuvo lugar el lanzamiento virtual del primer informe de la iniciativa Parques Nacionales, ¿cómo vamos? Durante las palabras de apertura, el profesor universitario y consultor ambiental, Manuel Rodríguez Becerra, explicó que dicha iniciativa comenzó a conformarse a finales de 2017 y surgió partir de una “conversación con el empresario Alejandro Santo Domingo, quien para entonces estaba financiando desde la Fundación Santo Domingo los estudios para la creación de nuevos parques nacionales y dando su apoyo financiero a Wildlife Conservation Society (WCS), para adelantar actividades de conservación en la Orinoquia”. 

Rodríguez comentó, además, que la iniciativa fue desarrollada con la colaboración de Fundación Santo Domingo, Fundación Corona, Fundación Natura Colombia, Alisos Alianzas para la sostenibilidad, WWF, WSC, Dejusticia, la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de los Andes, a quienes agradeció por creer en el proyecto.  

En seguida tomó la palabra Sandra Vilardy, directora de Parques Nacionales ¿Cómo vamos?, quien aprovechó su intervención para señalar cuatro puntos principales del informe. En primer lugar, subrayó la necesidad de estar muy atentos porque “la crisis climática va a afectar de manera distinta la diversidad de los parques”. En efecto, según la directora, el impacto del cambio climático ya se empezó a reflejar en la pérdida de glaciares, páramos, corales, sabanas naturales y bosques. Por esta razón, advirtió que es importante cuestionarnos “sobre cómo podemos mejorar el seguimiento ante la crisis climática, y cómo los planes de manejo se pueden enfrentar a escenarios climáticos para medir la vulnerabilidad y el riesgo de los Parques”, afirmó.



En segundo lugar, Vilardy resaltó que en 49 Parques Nacionales Naturales hay presencia de más de 22 mil campesinos y que el 63% de los habitantes de estas zonas vive en la pobreza. Al respecto, advirtió la importancia de reconocer que los Parques enfrentan tensiones en materia de convivencia: “Los Parques Naturales Nacionales tienen unas realidades y unas tensiones sobre la convivencia. Cuando se empezaron a diseñar las áreas de conservación, obviamente había una aspiración de que fueran zonas dedicadas solo a la conservación. La realidad compleja de nuestro país, la realidad de nuestras tierras, del desplazamiento de nuestros campesinos, nos lleva a reconocer que dentro de nuestros Parques hay unas realidades de habitantes, que generan una tensión con esa aspiración inicial de conservación”, aseguró la experta. 

En tercer lugar, Vilardy planteó la importancia de reconocer la dependencia que tienen las diversas actividades productivas en el país de la biodiversidad de los Parques Nacionales. En opinión de la directora, es crucial resolver preguntas como, por ejemplo, en cuánto contribuyen los parques naturales a la producción ganadera o a la polinización de los cultivos agroindustriales aledaños. Asimismo, es importante preguntarse “cuánto del valor agregado municipal depende de los servicios ecosistémicos que se generan en parques nacionales” y de qué manera estamos compensando estos recursos. “Esto puede ser una oportunidad para identificar otros ingresos y promover nuevas dinámicas económicas y sociales en los contextos territoriales, desde un enfoque que no destruya la naturaleza, en el que la conservación sea la base para generar valor”, afirmó. En su concepto, conocer de qué manera y cuánto contribuyen los Parques Nacionales a las diferentes actividades económicas del país contribuiría a mejorar su valoración y así mismo su cuidado.

Como cierre de su intervención, Vilardy se refirió al cuarto aspecto reflejado en el informe, que tiene que ver con el hecho de que no todos los Parques Nacionales Naturales enfrentan las mismas realidades, pues experimentan procesos de transformación ambiental distintos. Tras mencionar que algunos tienen más cultivos de coca en su interior y otros los tienen a su alrededor, explicó que actualmente 15 de los 59 Parques se encuentran afectados por los cultivos de coca y la deforestación. Asimismo, advirtió que 45 de los 59 Parques Nacionales Naturales enfrentan algún grado de amenaza. “Tenemos unos problemas que no son los mismos para todos los Parques y deben tratarse con soluciones diferenciadas”, puntualizó.  

Como respuesta a lo anterior, Brigitte Baptiste, bióloga y rectora de la Universidad EAN, aseguró que “el Sistema de Parques Naturales ha logrado cosas muy importantes, pero ya llegó a su límite de posibilidad. El Sistema requiere una reorganización total. Aquí es importante hacer un llamado a que los Parques Nacionales sean objeto de políticas de Estado. El informe hace un llamado sobre las razones que han llevado a tensiones y conflictos con las comunidades locales. Los Parques Nacionales Naturales siguen siendo objeto de reforma agraria directa o informal. En muchas partes son invadidos y son deforestados o son el botín de innumerables actores”.

En línea con lo anterior, Baptiste pidió “reconocer la diversidad cultural como un agente de conservación” y puntualizó: “como también lo dice el informe, no sabemos cuáles son los aportes en términos de servicios ecosistémicos reales de los Parques a la economía nacional. Eso no lo conoce la gente y no se está haciendo la investigación. Realmente no sabemos cómo los Parques están incidiendo en la seguridad hidrológica, climática y alimentaria de Colombia. […] Ha sido muy complicado llenar un sistema de información, por ejemplo, para saber cuál es la biodiversidad que hay en nuestros Parques. Todavía no sabemos”. 

Por su parte, Cristián Samper, presidente de Wildlife Conservation Society (WCS), dijo que es importante partir de que los Parques están jugando un papel importante en términos del desarrollo. En el caso de Colombia, estos espacios representan más de una cuarta parte del PIB local y podrían convertirse en motor para desarrollar un sistema de ecoturismo, por lo que es crucial dejar de pensar en ¿cómo vamos? y pasar a responder a la pregunta ¿para dónde vamos?

Samper también aseguró que “es necesario comprometer a los diferentes actores de la sociedad alrededor de la conservación de los Parques. Muchos de estos no van a ser viables en términos de conservación, por lo que se debe aportar por la conectividad para que sean unidades de conservación en el largo plazo”.

En línea con esta visión, Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, aseguró que es importante partir de que no todo lo pueden hacer los Parques, sino que se deben unir esfuerzos entre todos para su mantenimiento y conservación. “Desde Ecopetrol estamos considerando conservar 32 áreas más y le estamos apostando a la transición energética, la cual no debe ser vista como algo en blanco o negro, sino como un proceso paulatino“, añadió.  

Tras conocerse la publicación, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) subrayó en su página web que “el Informe de Parques Nacionales ¿Cómo Vamos? tiene el propósito de contribuir a la consolidación de los Parques Nacionales Naturales, [que son] áreas protegidas que conservan 17.613.380 hectáreas (un poco más que la superficie de Surinam) de biodiversidad y cultura”. 

Puede conocer el informe completo aquí.