HomeIndustria“La apertura económica fue un poco apresurada y desmedida”: nuevo sindicato empresarial

“La apertura económica fue un poco apresurada y desmedida”: nuevo sindicato empresarial

Hace unas semanas, el país presenció el nacimiento del sindicato empresarial Siempre Colombia. Hablamos con Juan Nicolás Gaviria, su presidente, sobre las razones para crearlo y las propuestas que plantea.

¿Por qué crear un sindicato empresarial? 

Creamos un sindicato empresarial porque hacía falta. Hacía falta generar un contrapeso en la dinámica sindical; hacía falta un actor que supusiera una nueva fuente de ideas y alternativas; hacía falta un sindicato que representara a los empleadores, y no solo a los empleados. 

Además, la figura sindical, a diferencia de los gremios, las fundaciones y las corporaciones, tiene más versatilidad. Al estar protegida por la Constitución y los tratados internacionales, el Gobierno se ve obligado a atender sus llamados y solicitudes de participación. De hecho, en la pasada mesa de concertación salarial, el Gobierno fue muy diligente en otorgarnos participación, no con voz, pero sí con voto. 

¿Cómo surgió la iniciativa?

Ahora bien, la iniciativa surge en el marco del Paro Nacional de abril de 2021. Varios empresarios, preocupados por lo que se veía en las calles, decidieron tomar acciones, especialmente de gobernanza. Así es como se crea el sindicato Siempre Colombia, cuyo objetivo es lograr la participación de distintos empresarios en espacios de toma de decisiones, para generar desde allí cambios estructurales en el modelo empresarial del país.

¿Cuántos empresarios se han inscrito y qué sectores económicos tienen participación?

Actualmente, tenemos más de 500 empresarios de todo el país inscritos. Contamos con la participación de empresarios de la Costa Caribe, Antioquia, Bogotá, Norte del Cauca, Norte del Valle y Eje Cafetero, entre otros. En cuanto a los sectores, tenemos empresarios de los sectores agrícola, ganadero, lechero, importadores y exportadores de bienes de consumo, consultores, tecnología, etc.

¿Se espera que agremiaciones como la ANDI y ACOPI se sumen al sindicato?

A mí me encantaría recibir a algunas agremiaciones, sobre todo a aquellas que no les ha ido muy bien. Por ejemplo, la sección del Eje Cafetero de la Asociación Nacional de la Industria Gastronómica (Acodrés) y algunas regiones de Acopi. Desde mi perspectiva, no hay límites. Nos podemos asociar, podemos hacer una simbiosis, podemos hacer acuerdos. Al final, el sindicato es un eslabón más en la cadena empresarial. No buscamos competir con los demás, sino sumarnos a las discusiones sobre producción, riqueza y competitividad.

A su juicio, ¿cuáles son los problemas de la industria colombiana actuales y desde cuándo empezaron a hacerse visibles?

Yo creo que nuestro aparato productivo sufrió un gran golpe con la apertura económica de la década de 1990. Esa apertura, en mi opinión, fue un poco apresurada y desmedida. Si revisamos los planes de gobierno anteriores a dicho fenómeno, encontramos que la apertura económica planteada por el presidente Virgilio Barco fue gradual y escalonada, con unas medidas de protección para mitigar los impactos negativos en nuestra industria. 

Sin embargo, el gobierno de Cesar Gaviria le metió el acelerador al asunto. Eso se vio reflejado, de inmediato, en los indicadores de desempleo y crecimiento económico. A partir de ese momento, el tejido empresarial empieza a debilitarse, los empleos empiezan a caer y la clase media, que tuvo un auge en los ochenta, comienza a perder sus ingresos. El resultado de todo esto fue la crisis de los noventa. Ahí creo que está la falla estructural del país. 

Le puede interesar  ProColombia lanzó el Portal de formación exportadora

Ahora bien, actualmente los problemas son mayores. La economía colombiana está sujeta a los vaivenes del mercado internacional, de los productos importados y, sobre todo, del dólar. Aunque el Banco de la República ha intentado mitigar estas variaciones, lo que hemos visto es que nuestra economía depende en absoluto del dólar. Desde 2012, el peso colombiano ha sufrido una devaluación permanente y esto ha tenido efectos en la capacidad de compra de todos los colombianos, sean empresarios, empleados, informales, inactivos, etc.

¿Cómo puede corregirse esta falla estructural?

Para resolver este problema, necesitamos un aparato productivo lo suficientemente fuerte para satisfacer la demanda interna y garantizar nuestra seguridad alimentaria. Sin embargo, desde Siempre Colombia creemos que para llegar a esto es necesario, primero, revisar cuáles son los sectores económicos en los que podríamos ser más competitivos a nivel internacional y, segundo, orientar las políticas de desarrollo económico hacia el fortalecimiento de estos. 

¿Cuáles son esos sectores en los que podríamos ser competitivos?

Fundamentalmente el sector agropecuario. Hacia allá deberíamos apostar como nación: garantizar la seguridad alimentaria y volver el campo atractivo otra vez. Eso solo puede lograrse con inversión del Estado en infraestructura, vías de acceso, conectividad, sistemas de energía competentes, etc. Con esto podríamos empezar no solo a aumentar la capacidad de compra de los colombianos sino a salirnos de un modelo económico que nos ha llevado a la dependencia de las importaciones. 

En este sentido, ¿cuál es su posición frente a la implementación de Tratados de Libre Comercio? ¿Colombia se encuentra actualmente en posición de aprovechar sus ventajas?

Los Tratados de Libre Comercio son una puerta al mundo y son una herramienta que nos permite una base comercial mucho más grande. Me explico: mientras nosotros tenemos un total de 55 millones de consumidores, con los Tratados de Libre Comercio tenemos esa cifra multiplicada por diez. La pregunta es qué vamos a ofrecer en ese mercado internacional o en qué tenemos una ventaja comparativa. 

Colombia tiene potencial en ciertos sectores poco observados:

  1. La biodiversidad.
  2. La energía solar.
  3. El cannabis medicinal.

Para 2022, ¿cuáles son sus objetivos como sindicato?

Por ahora estamos buscando participar en los espacios de toma de decisiones. Nuestra primera meta era participar en la mesa de concertación del salario mínimo. Estuvimos ahí, pero no tuvimos voto. Nuestra segunda meta es crear un foro de candidatos a la presidencia y al Congreso de la República para que nos conozcan. Nuestra tercera meta es seguir buscando espacios a nivel departamental y municipal, como en las Corporaciones Autónomas, las Cámaras de Comercio y los Consejos de Cuenca (instancia consultiva y representativa de todos los actores que viven y desarrollan actividades dentro de una cuenca hidrográfica). 

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Pequeños productores tendrán mayor participación en compras públicas

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

“La apertura económica fue un poco apresurada y desmedida”: nuevo sindicato empresarial

Hace unas semanas, el país presenció el nacimiento del sindicato empresarial Siempre Colombia. Hablamos con Juan Nicolás Gaviria, su presidente, sobre las razones para crearlo y las propuestas que plantea.

¿Por qué crear un sindicato empresarial? 

Creamos un sindicato empresarial porque hacía falta. Hacía falta generar un contrapeso en la dinámica sindical; hacía falta un actor que supusiera una nueva fuente de ideas y alternativas; hacía falta un sindicato que representara a los empleadores, y no solo a los empleados. 

Además, la figura sindical, a diferencia de los gremios, las fundaciones y las corporaciones, tiene más versatilidad. Al estar protegida por la Constitución y los tratados internacionales, el Gobierno se ve obligado a atender sus llamados y solicitudes de participación. De hecho, en la pasada mesa de concertación salarial, el Gobierno fue muy diligente en otorgarnos participación, no con voz, pero sí con voto. 

¿Cómo surgió la iniciativa?

Ahora bien, la iniciativa surge en el marco del Paro Nacional de abril de 2021. Varios empresarios, preocupados por lo que se veía en las calles, decidieron tomar acciones, especialmente de gobernanza. Así es como se crea el sindicato Siempre Colombia, cuyo objetivo es lograr la participación de distintos empresarios en espacios de toma de decisiones, para generar desde allí cambios estructurales en el modelo empresarial del país.

¿Cuántos empresarios se han inscrito y qué sectores económicos tienen participación?

Actualmente, tenemos más de 500 empresarios de todo el país inscritos. Contamos con la participación de empresarios de la Costa Caribe, Antioquia, Bogotá, Norte del Cauca, Norte del Valle y Eje Cafetero, entre otros. En cuanto a los sectores, tenemos empresarios de los sectores agrícola, ganadero, lechero, importadores y exportadores de bienes de consumo, consultores, tecnología, etc.

¿Se espera que agremiaciones como la ANDI y ACOPI se sumen al sindicato?

A mí me encantaría recibir a algunas agremiaciones, sobre todo a aquellas que no les ha ido muy bien. Por ejemplo, la sección del Eje Cafetero de la Asociación Nacional de la Industria Gastronómica (Acodrés) y algunas regiones de Acopi. Desde mi perspectiva, no hay límites. Nos podemos asociar, podemos hacer una simbiosis, podemos hacer acuerdos. Al final, el sindicato es un eslabón más en la cadena empresarial. No buscamos competir con los demás, sino sumarnos a las discusiones sobre producción, riqueza y competitividad.

A su juicio, ¿cuáles son los problemas de la industria colombiana actuales y desde cuándo empezaron a hacerse visibles?

Yo creo que nuestro aparato productivo sufrió un gran golpe con la apertura económica de la década de 1990. Esa apertura, en mi opinión, fue un poco apresurada y desmedida. Si revisamos los planes de gobierno anteriores a dicho fenómeno, encontramos que la apertura económica planteada por el presidente Virgilio Barco fue gradual y escalonada, con unas medidas de protección para mitigar los impactos negativos en nuestra industria. 

Sin embargo, el gobierno de Cesar Gaviria le metió el acelerador al asunto. Eso se vio reflejado, de inmediato, en los indicadores de desempleo y crecimiento económico. A partir de ese momento, el tejido empresarial empieza a debilitarse, los empleos empiezan a caer y la clase media, que tuvo un auge en los ochenta, comienza a perder sus ingresos. El resultado de todo esto fue la crisis de los noventa. Ahí creo que está la falla estructural del país. 

Le puede interesar  Turismo de salud: "Las oportunidades son innumerables"

Ahora bien, actualmente los problemas son mayores. La economía colombiana está sujeta a los vaivenes del mercado internacional, de los productos importados y, sobre todo, del dólar. Aunque el Banco de la República ha intentado mitigar estas variaciones, lo que hemos visto es que nuestra economía depende en absoluto del dólar. Desde 2012, el peso colombiano ha sufrido una devaluación permanente y esto ha tenido efectos en la capacidad de compra de todos los colombianos, sean empresarios, empleados, informales, inactivos, etc.

¿Cómo puede corregirse esta falla estructural?

Para resolver este problema, necesitamos un aparato productivo lo suficientemente fuerte para satisfacer la demanda interna y garantizar nuestra seguridad alimentaria. Sin embargo, desde Siempre Colombia creemos que para llegar a esto es necesario, primero, revisar cuáles son los sectores económicos en los que podríamos ser más competitivos a nivel internacional y, segundo, orientar las políticas de desarrollo económico hacia el fortalecimiento de estos. 

¿Cuáles son esos sectores en los que podríamos ser competitivos?

Fundamentalmente el sector agropecuario. Hacia allá deberíamos apostar como nación: garantizar la seguridad alimentaria y volver el campo atractivo otra vez. Eso solo puede lograrse con inversión del Estado en infraestructura, vías de acceso, conectividad, sistemas de energía competentes, etc. Con esto podríamos empezar no solo a aumentar la capacidad de compra de los colombianos sino a salirnos de un modelo económico que nos ha llevado a la dependencia de las importaciones. 

En este sentido, ¿cuál es su posición frente a la implementación de Tratados de Libre Comercio? ¿Colombia se encuentra actualmente en posición de aprovechar sus ventajas?

Los Tratados de Libre Comercio son una puerta al mundo y son una herramienta que nos permite una base comercial mucho más grande. Me explico: mientras nosotros tenemos un total de 55 millones de consumidores, con los Tratados de Libre Comercio tenemos esa cifra multiplicada por diez. La pregunta es qué vamos a ofrecer en ese mercado internacional o en qué tenemos una ventaja comparativa. 

Colombia tiene potencial en ciertos sectores poco observados:

  1. La biodiversidad.
  2. La energía solar.
  3. El cannabis medicinal.

Para 2022, ¿cuáles son sus objetivos como sindicato?

Por ahora estamos buscando participar en los espacios de toma de decisiones. Nuestra primera meta era participar en la mesa de concertación del salario mínimo. Estuvimos ahí, pero no tuvimos voto. Nuestra segunda meta es crear un foro de candidatos a la presidencia y al Congreso de la República para que nos conozcan. Nuestra tercera meta es seguir buscando espacios a nivel departamental y municipal, como en las Corporaciones Autónomas, las Cámaras de Comercio y los Consejos de Cuenca (instancia consultiva y representativa de todos los actores que viven y desarrollan actividades dentro de una cuenca hidrográfica). 

spot_img

VEA TAMBIÉN

“La recuperación de las ventas no va al mismo ritmo de la reapertura de los nego...

En la segunda parte de la entrevista, Guillermo Henrique Gómez, presidente de Acodrés, el gremio de la Industria Gastronómica en el país, aborda la cadena de proveeduría de los restaurantes y explica las razones de su lenta recuperación.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“Entre el 2000 y 2019 la deuda pública pasó de 70 a 600 billones”: Aurelio Suáre...

Para Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas, Colombia ha perdido mercado interno, producción y empleo con las políticas de apertura económica.

COLOMBIA